El pasado miércoles 28 de diciembre, miembros de la asamblea local realizaron una visita al barrio de Alojera con el consejero insular de Sí se puede, Rubén Martínez.

La formación asamblearia continúa con las visitas a los diferentes barrios del municipio con la finalidad de seguir conociendo de cerca las problemáticas municipales. En esta ocasión, la ronda fue para el barrio de Alojera, uno de los barrios más dinámicos económica y poblacionalmente del municipio de Vallehermoso. Para la portavoz de la asamblea local, Guacimara Navarro García “estamos ante una de las paradojas más grandes que presenta el municipio: por un lado, una población activa y con un enorme potencial económico, y, por otro, una dejación institucional y política para con los vecinos en cuestiones básicas y sencillas”.

El barrio de Alojera alberga varias empresas de industria agroalimentaria, entre otras, dedicadas a la elaboración de la miel de palma. La sequía está afectando gravemente a los palmares, donde se detectan muchos ejemplares de palma muriendo. A este respecto, la portavoz afirma, “no queremos ser alarmistas, pero estamos ante un problema ambiental y económico grave. Creemos que deberían estar buscándose acciones que de alguna manera puedan paliar esta situación. El panorama derivado de la sequía es complicado y, a nuestro parecer, la economía de los productores de miel de palma podría estar corriendo riesgos importantes”.

La visita se realizó por la zona del barranco del Mono y aledaños constatando un abandono en estos núcleos, con falta de asfaltado sobre las pistas vecinales o sin el más mínimo mantenimiento de caminos. Navarro García declara que “no consideramos que haya que realizar grandes obras e inversiones inútiles, como la que se ha hecho en la Plaza, sino en facilitar la vida a los vecinos, manteniendo en buenas condiciones firmes de carreteras o arreglando muros y entradas para los caminos que dan acceso a viviendas. Se trata más bien de algo muy sencillo: es que los concejales muestren más compromiso a su trabajo como cargos públicos y que no solo estén para figurar y subirse el sueldo en cuanto puedan”.

Por otro lado, desde la formación política se critica la dejación del ayuntamiento hacia el núcleo durante muchos años, como se demuestra en la parálisis de la estación depuradora, así como también los grandes gastos de dinero en la plaza. A su vez, la asamblea local quiere recordar “nos sorprende que en la actual legislatura en Alojera no se haya hecho poco más que arreglar problemas heredados. Creemos que este núcleo tiene mucho potencial económico que se desaprovecha y que no se incentiva. Basta con ver la cantidad de turistas que hay en estas fechas y que reportan pingües beneficios económicos para la localidad. Sin embargo, desde el equipo de gobierno no se ven acciones que proyecten un impulso económico, así como tampoco promocionar suficientemente el Centro de Interpretación de Miel de Palma, un importante atractivo del turismo cultural” matiza la portavoz.

Desde la formación asamblearia se quiere invitar a que los cargos electos caminen por el territorio y que, al menos, establezcan listas de prioridades para la mejora de los barrios, porque lo que no tiene ningún sentido es que se arreglen caminos o vías con escasa utilidad vecinal y que en otras infraestructuras que sí la tienen, no se ejecute ningún tipo de actuación acciones.

“Esperemos que con estas visitas se sigan visualizando las problemáticas vecinales y que se tomen medidas para mejorar en la calidad de vida de los vecinos de Alojera” concluye Navarro García.