La obra, cuya denominación oficial es “taller de formación artesanal y centro de ventas de Valle Gran Rey”, es para la formación asamblearia otro ejemplo más de la falta de planificación con la que se hacen las infraestructuras en La Gomera.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey señala que el Centro de Artesanía de Guadá, edificio conocido como “mamotreto de San Antonio”, carece de medidas de seguridad que impidan o limiten el acceso a la instalación, siendo frecuente su utilización por niños y jóvenes de las zonas cercanas.

Fuera de la utilidad del equipamiento y de las ingentes cantidades de dinero mal invertidas en él, desde la asamblea se advierte que la ausencia de medidas de seguridad y vigilancia, unida al deterioro que sufre la instalación, puede provocar algún accidente grave. “Vidrieras caídas, puertas rotas y altos muros pueden dibujar el estado actual del Centro de Artesanía, y pueden ser el escenario de un accidente ya que vecinos de las zonas aledañas nos han indicado que es frecuente la presencia de niños y jóvenes en la instalación”, explica Guzmán Correa, portavoz de Sí se puede en Valle Gran Rey.

Además de estos peligros, desde la formación ecosocialista se indican otras evidencias que muestran a las claras el deterioro de la instalación. “Hay una colonia de palomas y al menos un enjambre de abejas, lo que indica que este edificio ni se vigila ni se cuida, y ya nadie en el pueblo se plantea que se pueda ver en uso algún día” argumenta el portavoz.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey, esta obra figura en la larga lista de obras inútiles o pufas que se han implantado en el territorio gomero. “Algún día alguien debería dar explicaciones públicas sobre las cantidades invertidas en las obras pufas de La Gomera y porqué no se han puesto en uso” abunda Correa.

Desde la formación se estima que esta obra supera en inversión el millón y medio de euros, y de seguir deteriorándose, habrá que sumar otras importantes cantidades.

“Según hemos podido averiguar, las obras del centro de artesanía de Valle Gran Rey, a pesar de que su aprobación y ejecución se acordó por el Gobierno de Canarias en 1997, fueron adjudicadas diez años después, en 2007, a Construcciones y Promociones Ramón Arteaga Álvarez, S.L. por importe de 1.220.699,83 euros. En 2010, se firmó el contrato con el mismo contratista para la ejecución del proyecto complementario por importe de 416.302 euros, pero en 2012, la comisión receptora acordó no recibir las obras por no estar ejecutadas de acuerdo con los respectivos proyectos” explica el portavoz.

Posteriormente, a finales de 2014, se encomendó a la empresa pública Gestur Tenerife, S.A. la gestión y ejecución de los trabajos para la terminación del Taller de Formación Artesanal y Centro de Ventas de Valle Gran Rey, por importe de 229.300,00 euros, cantidad a la que habría que añadir 10.000 euros, también en encomienda de Gestur, por los trabajos para la actualización del proyecto inicial y complementario de finalización de obra del taller de formación artesanal y centro de ventas.

“A pesar de haberse gastado una cantidad que supera el millón ochocientos mil euros, es decir, más de 300 millones de pesetas, este edificio no va a poder abrirse hasta que no se arregle su acceso, y cuando esto vaya a producirse, va a tener que invertirse más dinero en solventar el deterioro que ya sufre”, señala el portavoz.

Desde Sí se puede en Valle Gran Rey se pide que de forma inmediata se proceda a vigilar y limitar el acceso a esta instalación, y que posteriormente se trabaje en darle una salida a la instalación. “Al menos, que este edificio no vaya a suponer el lugar de un accidente. Es lo menos que debe hacer un gobierno que es responsable de esta obra”, finaliza su intervención Correa.

La construcción de tres aulas es un compromiso que suscribió la consejera de Educación y Universidades durante su visita en enero de 2016.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey muestra su contrariedad ante el incumplimiento continuado de la Consejería de Educación y Universidades con el Centro de Enseñanzas Obligatorias Nereida Díaz Abreu y el compromiso que se adquirió para que el centro contara con tres aulas más.

Desde la formación asamblearia se recuerda que, durante la visita de la consejera de Educación y Universidades, Soledad Monzón, en enero de 2016, se manifestó que el centro podría contar con estos equipamientos a comienzos del curso escolar 2016-2017.

“Desgraciadamente el tiempo nos ha dado la razón y nuestras dudas estaban bien fundamentadas. Y no solo no hemos podido contar con estos espacios para el comienzo del curso pasado, sino que visto lo visto, la situación se va a alargar sin fecha. Al final en vez de solucionar un problema, se han generado más”, expresa Sandra Ramos, portavoz de la asamblea local.

Sí se puede considera que, precisamente con esta obra, desde la Consejería de Educación, llevan mucho tiempo engañando y frustrando a la comunidad educativa de Valle Gran Rey, como para que problemas burocráticos sigan retrasando aún más su ejecución. “Hoy empieza el curso 2017-2018 y las obras no han comenzado”, insiste la portavoz.

Las últimas informaciones oficiales que tienen sobre estas obras es una publicación en el BOC del pasado 23 de junio donde se notifica que se acredita la imposibilidad de notificación por la que se declara la caducidad del expediente administrativo de Resolución del contrato de la obra “Ampliación del C.E.O. Nereida Díaz Abreu, Valle Gran Rey, La Gomera”, y se inicia nuevo expediente de Resolución de contrato. “Es decir, burocracia, que puede ser necesaria, pero el aulario también es necesario y urgente para el alumnado de Valle Gran Rey”, indica Ramos.

Sí se puede entiende necesaria la construcción de esas aulas y que las obras, cuando se hagan, interfieran lo menos posible con el funcionamiento del centro. “También es importante la construcción de un nuevo comedor, pero visto lo visto, esperaremos más tiempo aún para que desde el gobierno de Canarias cumplan con la educación en nuestro municipio”, señala la portavoz ecosocialista.

Cabe recordar que la formación elevó al Pleno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey el pasado mes de mayo la propuesta de hacer una declaración institucional a favor del reinicio inmediato de las obras de ampliación de este centro educativo, que fue aprobada unánimemente por el pleno municipal.

“Visto lo visto, ni caso. Razón tuvo nuestro portavoz cuando en la sesión plenario dijo que, con esta obra, desde la Consejería de Educación llevan tomándole el pelo la comunidad educativa de Valle Gran Rey demasiado tiempo como para que problemas burocráticos retrasen aún más su ejecución” expresa Ramos.

“Recogemos la preocupación de muchas madres y padres de que este compromiso no se vaya a cumplir, porque todo indica precisamente eso”, insiste la portavoz, quien recuerda que “las obras tienen destinado un presupuesto cercano a los trescientos mil euros y que los trabajos tienen un plazo estipulado de 6 meses, pero a lo tonto, esos seis meses se han hecho ya unos años”.

Por parte de la asamblea local se insta al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey a solicitar el comienzo de estas obras. “Tenemos un grupo de gobierno, que incluye a un parlamentario, y que, lejos de buscar soluciones a este grave problema, parecen estar más preocupados por celebrar eventos, inauguraciones y fiestas” concluyen desde Sí se puede.

La asamblea local de la formación plantea al grupo de gobierno que se devuelvan las tasas del IBI cobradas de forma indebida.

Sí se puede ha propuesto al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey que se dé información a la ciudadanía, a través de una campaña, sobre el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) de los suelos urbanizables y urbanos no consolidados.

“En nuestra opinión, tal y como declaró la sentencia del Tribunal Supremo de 30 de mayo de 2014, los terrenos urbanizables que no cuenten con un plan de Ordenación Urbanístico no pueden ser considerados como urbanos, sino que volverán a tener consideración de terrenos rústicos y, por lo tanto, se debe proceder a la devolución de los tributos locales abonados indebidamente” explica Guzmán Correa, concejal y portavoz de la formación de izquierdas.

Para Sí se puede, la sentencia del Tribunal Supremo del 30 de mayo de 2014 establece que los suelos urbanizables sin planificación urbanística pasan a valorarse como suelo rústico, lo que provoca que, desde aquella fecha, no debe tributarse por el IBI de naturaleza urbana, ni por el impuesto de plusvalía. En la misma situación estarían los suelos urbanos no consolidados sin planeamiento de desarrollo.

“Esto lo vino a confirmar, a nuestro parecer, la Ley 13/2015, de reforma de la Ley Hipotecaria y la Ley del Catastro Inmobiliario. La sentencia del Tribunal Supremo del 30 de mayo de 2014 establece que los suelos urbanizables sin planificación urbanística pasan a valorarse como suelo rústico, lo que provoca que, desde aquella fecha, no debe tributarse por el IBI de naturaleza urbana, ni por el impuesto de plusvalía” abunda el portavoz.

Para la asamblea local de la formación, Valle Gran Rey cuenta una bolsa de suelos en los que concurren estas circunstancias y, por lo tanto, una considerable cantidad de titulares de suelo urbanizable y urbano no consolidado sin planeamiento de desarrollo desconocen las repercusiones de la sentencia 30 de mayo de 2014 y derechos que poseen a partir de su declaración, que revirtió la clasificación de los suelos.

“Entendemos que entre otros derechos está el de poder reclamar a que desde esta Corporación se proceda a la devolución de los tributos locales abonados indebidamente, por lo que creemos que un Ayuntamiento responsable debería comunicar e informar a las personas afectadas de estas circunstancias” insiste Correa.

Sí se puede considera del mismo modo que se debe proceder, en los casos que corresponda, a devolver los tributos locales abonados indebidamente a las personas afectadas, dado que no puede considerarse idéntico desde el punto de vista tributario el suelo que cuenta con todas las dotaciones públicas con el que carece de gran parte de estas.

“Nuestro municipio necesita hacer un ajuste a la realidad urbanística respecto al IBI de los suelos urbanos no consolidados con planeamiento de desarrollo, y por lo tanto debe facilitar a la Dirección General del Catastro la información necesaria para que inicie un procedimiento de valoración colectiva al respecto de las propiedades donde concurran tales circunstancias” finaliza su intervención el portavoz.

  • Han pasado dos años desde la finalización de la primera fase de la ZCA y no se han desarrollado proyectos de dinamización ni se conoce la continuidad del resto de fases ni cuándo puede ser recepcionada.
  • Para Sí se puede, “el esfuerzo inversor realizado en la primera fase no ha logrado que esta zona comercial abierta sea un espacio que ayude a potenciar el comercio del barrio de Vueltas”.

Como nefasta y muy mejorable es definida la gestión de la Zona Comercial Abierta de la Calle Vueltas en Valle Gran Rey por la asamblea local de Sí se puede. Para la formación de izquierdas resulta incomprensible que, tras dos años de haberse acabado las obras de la primera fase, no se haya desarrollado ningún proyecto de dinamización y se desconozca cómo se va a seguir desarrollando la zona comercial en este barrio ni cuándo va a ser recepcionada la obra.

“Cuando se hicieron las obras, que provocaron fuertes reticencias vecinales por la época de alta temporada turística que se eligió, se dijo que tenía que ser así porque si no, no iban a poder desarrollarse el resto de fases. Han pasado dos años y aquí no ha asomado nadie para decir cómo y cuándo se van a continuar las posteriores fases” explica Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia.

Para Sí se puede también resulta sintomático que no se haya desarrollado ningún proyecto de dinamización a lo largo de estos dos años. “Sólo un cartel en la zona de la Ciudadela indica que en Vueltas hay una zona comercial. La calle no tiene ni una papelera. Los negocios que se han instalado están teniendo problemas de pervivencia. Y los aparcamientos que se quitaron en su momento, no han sido reubicados como se prometió, lo que hace muy complicado aparcar en Vueltas en época de gran afluencia de turistas” abunda la portavoz.

A este respecto, desde la asamblea local destaca que, a pesar de haber subvenciones del Gobierno de Canarias para dinamización de las ZCA, a Valle Gran Rey no ha llegado ninguna. “Otro indicativo de que la ZCA de Vueltas no existe para quienes plantean las zonas comerciales, es que, en la aplicación del Gobierno de Canarias creada para encontrar todos los comercios asociados a las Zonas Comerciales Abiertas, Vueltas no sale. De La Gomera, sólo sale San Sebastián, aunque sin ningún comercio asociado” declara Ramos.

Para Sí se puede, la situación en la calle Vueltas es más grave si se tiene en cuenta que actualmente no se sabe si la obra ha sido recepcionada ni a quién acudir en caso de cualquier problema. “El gobierno municipal, cuando se le ha requerido, dice que la obra no está entregada. Sin embargo, cuando han tenido que romper el adoquinado para arreglar una avería de aguas o saneamiento o para quitar mobiliario sí parecen tener competencias. Lo que pasa a día de hoy es que la obra está necesitando, por su deterioro, nueva inversión sin haber sido recibida que sepamos” insiste la portavoz.

Desde la formación se pone de ejemplo de la deriva que tiene toda la zona comercial la zona de la calle Telémaco. “Un tanque derruido y que puede ocasionar accidentes, coches y caravanas dando una imagen peor si cabe al acceso a la ZCA, unos muros en terrenos que se han planteado necesarios para el desarrollo de la Zona Comercial, y un proyecto de ordenación que se plantea desde Puertos y que no se ha expuesto a la ciudadanía de Valle Gran Rey”, expone Ramos.

Para la asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey, todas estas carencias se traducen en que lejos de haber mejorado el carácter comercial de la Calle Vueltas, las obras vinculadas a la ZCA han ocasionado el cierre de algunos negocios.

“Está claro que aquí no se ha logrado ir más allá que a la ejecución, ciertamente mejorable, de las obras, ya que no ha habido el interés ni del Gobierno de Canarias ni del Cabildo Insular ni del Ayuntamiento de desarrollar un proyecto más integral, que permitiera la dinamización de la Calle Vueltas y que promoviera el aumento en la calidad de vida de los vecinos del barrio” finaliza su intervención la portavoz.

Cabe recordar que esta actuación está incluida en los presupuestos generales del Estado y que a día de hoy nada se sabe al respecto.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey ha dirigido una solicitud al alcalde de la localidad instando a que se informe a la ciudadanía sobre los procedimientos y decisiones que sobre la actuación denominada “Obra nueva Paseo Marítimo de Valle Gran Rey” haya tomado o vaya a tomar el gobierno municipal.

Para Carlos Hernández, portavoz y concejal de la formación ecosocialista en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey, “esta inversión supone un impulso importante para atender a la necesidad de ordenar convenientemente el litoral de Valle Gran Rey, atendiendo a conceptos modernos de movilidad y accesibilidad, además de respeto al medio ambiente y, por lo tanto, la ciudadanía del municipio debiera estar informada de qué planteamientos se tienen y qué pasos se han dado o se están dando para que se logre su ejecución”.

Desde la asamblea local se señala que en la Ley 3/2017, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2017, concretamente en la página 54374 aparece recogida la enmienda con referencia Nº 48 donde aparece la actuación “Obra nueva Paseo Marítimo de Valle Gran Rey, Isla de La Gomera” por un importe de 2.000.000 de euros.

“Aunque en prensa se llegó a hablar de cifras incluso superiores destinadas a este proyecto, en el BOE sale esta cifra de 2 millones de euros, que, sin duda, es un importante impulso para que Valle Gran Rey pueda contar en breve plazo con un paseo marítimo en condiciones”, insiste el portavoz.

Sin embargo, desde la formación de izquierdas se reclama mayor transparencia para saber en qué consistirán las obras y qué plazos y fases se están valorando para su ejecución. “Entendemos que un proyecto tan fundamental debiera favorecer la participación de la ciudadanía del municipio y en tal sentido hemos reclamado del alcalde que se nos informe y que se comunique a todo el público, lo que esperamos se haga en breve”, explica Hernández.

Desde la formación ecosocialista se reclama así mismo para esta zona que se cuide la seguridad para los transeúntes en las obras que se realizan en la avenida litoral entre La Playa y La Puntilla. “La señalización para ciclistas en la vía que va entre estos dos puntos es contradictoria y peligrosa, y aunque se esté haciendo de forma provisional, debería cuidarse mejor todo lo referente a seguridad vial antes de que haya que lamentar algún accidente innecesario”, finaliza su intervención el portavoz.

La asamblea local de Valle Gran Rey ha pedido a Puertos Canarios y al Ayuntamiento que la ciudadanía del municipio pueda acceder al expediente sometido a exposición pública.

La asamblea local de Sí se puede ha presentado recientemente sendas solicitudes, tanto a Puertos Canarios como al Ayuntamiento de Valle Gran Rey, para que se favorezca y promueva el acceso a la información y la participación de la ciudadanía del municipio al expediente de propuesta de Delimitación de la Zona de Servicio del puerto de Vueltas, sometido a información pública mediante anuncio publicado en el Boletín Oficial de Canarias Nº 134.

Para Sandra Ramos, portavoz de la formación ecosocialista, “es fundamental que los vecinos y vecinas de Valle Gran Rey podamos saber qué se propone en dicho expediente, y unas administraciones modernas deberían facilitar y promover el acceso a la propuesta de delimitación de la Zona de Servicio del puerto de Vueltas. No vale con anunciarlo en el BOC y decir que se puede visitar en las dependencias de Puertos Canarios en Santa Cruz y Las Palmas”.

Desde Sí se puede en Valle Gran Rey se reclama que con la mayor celeridad y urgencia se den los pasos necesarios para que la ciudadanía del municipio pueda acceder, bien vía física y/o vía telemática a los documentos que componen el expediente de propuesta de Delimitación de la Zona de Servicio del puerto de Vueltas.

“Pensábamos superadas las estrategias de dejar fuera de los procesos públicos a la ciudadanía, pero visto es que no. El puerto de Vueltas está en Valle Gran Rey y nada es más justo que la ciudadanía del municipio pueda conocer, opinar y participar de toda propuesta que sobre él se haga o se vaya a hacer” insiste la portavoz.

En tal sentido, desde Sí se puede se pone como ejemplo el proyecto ‘Urbanización de la terminal de pasajeros del puerto de Vueltas’. “Hemos sabido por prensa que se acaba de aprobar el inicio del expediente de contratación de este proyecto, pero una vez más, todas las obras públicas se hacen de espalda a la ciudadanía y sin contar con ella. La propuesta puede estar muy bien, pero seguro que estaría mejor si los vecinos y vecinas de Valle Gran Rey la conocieran y por lo tanto la apreciaran como suya”, explica Ramos.

Para la formación asamblearia, la zona de servicio del puerto de Vueltas es de tal trascendencia que la vecindad del municipio debiera saber en qué consiste el proyecto. “Entendemos que ahí vendrá qué va a hacerse con la plaza del Carmen, ahora mismo con uso privativo de mesas y sillas; también debería venir qué se va a hacer con el tanque de Abisinia, cómo se va a conectar esta zona con la calle Vueltas o cómo se va a integrar la zona de la escollera y toda la zona portuaria en el barrio”, aclara su portavoz.

Desde Sí se puede se espera que esta demanda sea atendida y que la ciudadanía de Valle Gran Rey sea informada sobre este expediente. “Si como contribuyentes pagamos esas obras y esos estudios, lo más justo es que como ciudadanía podamos acceder a esa información con transparencia y todas las facilidades” finaliza su intervención Ramos.

El Ayuntamiento de Valle Gran Rey ha obtenido varias subvenciones para la aplicación de medidas de ahorro energético que, en opinión de la formación ecosocialista, pueden verse mejoradas atendiendo a ciertos aspectos.

La asamblea local de Sí se puede ha trabajado en una propuesta presentada al alcalde para que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey tenga varios aspectos que pueden mejorar considerablemente los proyectos para aplicación de medidas de ahorro energético y realización de auditorías energéticas que han sido subvencionados.

“Es una buena noticia que, por fin, el Ayuntamiento haya accedido a subvenciones, pero lo puede ser más si se trabaja con una serie de criterios muy sencillos que le hemos propuesto al alcalde” argumenta Guzmán Correa, portavoz y concejal de Sí se puede en Valle Gran Rey. “Lo primero es que se respeten los acuerdos aprobados por unanimidad para promover la descontaminación lumínica en Valle Gran Rey y limitar y corregir el uso de instalaciones LEDS de luz fría en el alumbrado público del municipio”.

En tal sentido, explican desde Sí se puede, que lo que no debería pasar es que las mejoras en los alumbrados públicos se conviertan en focos de contaminación lumínica. “En Valle Gran Rey hay ejemplos de iluminación inadecuada y contaminante, como es en Lomo del Balo, en la carretera de playa del Inglés o en la avenida litoral, y debemos procurar mantener la calidad de nuestros cielos lo más adecuadamente posible”, insiste el portavoz.

Otra propuesta tiene que ver con las tareas de vigilancia forestal. “Han sido muchas las veces que el personal de vigilancia y extinción de incendios se ha quejado sobre el color inadecuado de las farolas colocadas en los caseríos próximos al monte, ya que cuando hay bruma, la iluminación de este alumbrado puede llegar a confundirse con llamas, por lo que hemos propuesto que se valore la utilización de un color que no lleve a confusión y facilite las tareas de vigilancia”, explica Correa.

La última propuesta presentada por la asamblea local hace referencia a la subvención de auditoría energética. A este respecto, el portavoz indica “hemos pedido que se trabaje en documento resumen expositivo para la ciudadanía, que este documento se cuelgue en la web municipal y que así se permita hacer un seguimiento de las medidas tomadas y la evolución que debiera darse de aplicarse las propuestas de la auditoría”.

Para Sí se puede, el sentido de esta propuesta es que la mayor parte de las veces estos documentos de auditorías energéticas quedan en gavetas y no se llevan a cabo, y la ciudadanía desconoce si se ejecutan y qué beneficios y correcciones tienen las acciones que se proponen en estas auditorías.

Desde la asamblea local de la formación de izquierdas se espera que haya celeridad para la ejecución de estos proyectos ya que los plazos de ejecución están bastante ajustados. “Sería una pena que los barrios de Arure, Acardece, Las Hayas y Taguluche no se vean beneficiados de las mejoras en el alumbrado público por no ser trabajados los correspondientes expedientes con celeridad y eficacia”, insiste Correa.

Por último, desde Sí se puede en Valle Gran Rey se espera que, al igual que con estas subvenciones, el grupo de gobierno en el Ayuntamiento apueste por otras líneas de ayudas que promuevan en el municipio la implantación de energías alternativas “Les hemos hecho llegar la información sobre las subvenciones para la concesión directa de ayudas para la adquisición de vehículos de energías alternativas, y para la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en 2017, MOVEA, pero desconocemos si han trabajado en algo al respecto y sería una pena que el municipio se siga quedando atrás en temas tan fundamentales”, finaliza su intervención el portavoz.

Para la asamblea local, esta estructura es símbolo de la incapacidad del gobierno municipal del Ayuntamiento de Valle Gran Rey para hacer cumplir sus propios mandatos.

La asamblea local de Sí se puede insiste en la necesidad de que por parte de la corporación se inste a la retirada de una grúa con indicios de estar abandonada en la zona del Lomo de Vueltas, una vez que ha pasado ampliamente el plazo dado por el Ayuntamiento de Valle Gran Rey a la promotora a desmontar esta grúa en una semana. “El anuncio salió publicado en el Boletín Oficial de la Provincia el 07 de abril y el decreto fue firmado el 30 de marzo de este año. Estamos en agosto y aquello allí sigue” señala Andrea Witt, portavoz de Sí se puede en Valle Gran Rey.

Desde la formación asamblearia se indica que en el anuncio se le requirió a “Promociones Costaroja Canarias, SL” para que, en el plazo de una semana, procediera al desmontaje de la torre, corona de giro y plataforma o soporte giratorio correspondiente a la grúa y que como medida cautelar se debía señalizar y colocar redes de protección sobre la zona afectada.

“Además de este aviso, a la promotora se le hacía la advertencia de que, en caso de incumplimiento injustificado de la orden de ejecución, la Administración actuante podrá adoptar cualesquiera medidas de ejecución forzosa, pero ni la empresa de nombre “Promociones Costaroja Canarias, SL, ni el mismo Ayuntamiento de Valle Gran Rey, han hecho caso a este mandato” insiste la portavoz.

Para la asamblea local sorprende que, en el decreto se justifique la adopción de esta orden de ejecución en base a posibles daños a vecinos y transeúntes de la zona, y luego el gobierno municipal se tome tanta calma para resolver este asunto. “Nos asombra la tranquilidad con la que se toma este gobierno una situación que ellos mismos reconocen que puede ocasionar daños. El principio de precaución nuestros gobernantes lo interpretan en no hacer nada”, abunda Witt.

Desde Sí se puede se preguntó en el pasado pleno ordinario de 04 de mayo sobre los resultados de este requerimiento, y el alcalde contestó con la corta aseveración “se está tramitando el expediente conforme a la legislación al respecto”. A este respecto, la portavoz apunta: “igual están esperando a que entre en vigor la nueva Ley del Suelo para seguir sin hacer nada”.

“Esta estructura está situada en la Calle El Lomo, en una obra abandonada, y debido a su estado y a la ausencia de mantenimiento en cualquier momento puede originar un problema de seguridad pública para viandantes y viviendas colindantes,” señala Witt, que añade que tal situación “ocasiona sin lugar a dudas malestar y sensación de inseguridad entre los vecinos de la zona”.

Desde la asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey se señala que, además de los evidentes problemas de inseguridad que provoca esta grúa, la presencia de una estructura tan patente resta calidad de las vistas de la zona y afea de forma considerable la línea paisajística de esta zona del barrio de Vueltas.

El arreglo de esta supuesta edificación aparece en la encomienda de trabajos de mantenimiento y conservación de edificios e infraestructuras del Cabildo Insular de La Gomera.

El consejero de Sí se puede en el Cabildo de La Gomera, Rubén Martínez, preguntó en la pasada sesión plenaria del 28 de julio sobre la existencia de un edificio que, según consta en la memoria de la encomienda de servicios 2017, es utilizada por la asociación de bomberos voluntarios de Valle Gran Rey. “Hemos preguntado en Valle Gran Rey sobre la existencia de esa edificación y nadie la conoce ni la ubica, pero igual el Presidente nos puede aclarar más al respecto” explica Martínez.

Desde Sí se puede se indica que, en la página 40 del documento que posee el Cabildo Insular para la encomienda de servicios 2017, se señala literalmente: “Inmueble que sirve de soporte a la agrupación de bomberos voluntarios del municipio, situado en Valle Gran Rey. El desgaste propio de su uso implica la necesidad de realizar labores de albañilería básica para su mantenimiento”.

Además, en la foto que ilustra este texto, aparece la edificación de la Cofradía del puerto de Vueltas, lugar elegido en su momento para presentar el vehículo contraincendios de la asociación, pero que en ningún caso es una instalación utilizada por el colectivo de voluntarios.

“Que sepamos, la asociación utiliza un solar particular para guardar su material y sus vehículos, y, desgraciadamente no posee ningún edificio ni en préstamo ni mucho menos en propiedad, sin embargo, en el documento de memoria al que hemos accedido, el Cabildo señala claramente que un supuesto edificio que utilizan los bomberos voluntarios de Valle Gran Rey va a ser arreglado en los trabajos a realizar a través de una encomienda a la empresa pública Tragsa” precisa el portavoz.

En tal sentido, Martínez insiste: “esperamos que haya una explicación lógica y se nos dé y así se nos aclare esta confusión. No nos gustaría pensar que se está utilizando el buen nombre de un colectivo, que es ejemplar en el contexto insular por su impagable labor, para justificar la inversión de 3 millones de euros en el mantenimiento y conservación de edificios e infraestructuras públicas insulares”.

Para Sí se puede, en el mismo municipio de Valle Gran Rey existen otras infraestructuras públicas insulares que precisarían de la realización de obras sin necesidad de “presuntamente inventarse” la existencia de edificaciones. “La falta de seguridad ante desprendimientos en las vías del municipio, sin ir más lejos, podría ser una prioridad, y en tal sentido, han sido muchas las veces que desde la asamblea local de Valle Gran Rey se ha señalado lugares donde se podría trabajar”.

“En todo caso”, señalan desde la formación de izquierdas, “esperamos que se nos aclare esta duda y que desde las administraciones públicas se apoye con más decisión y seriedad la labor de las asociaciones de bomberos voluntarios que hay en la Isla”.

Para finalizar, Martínez anuncia: “daremos cuenta de la respuesta que obtengamos al respecto de esta pregunta y emplazamos a la ciudadanía gomera a utilizar a sus representantes públicos para la aclaración de los aspectos que necesiten en torno a la gestión de las administraciones públicas”.

Este plan busca fomentar el uso de vehículos propulsados con energías alternativas a los combustibles fósiles tradicionales, y además de ayudas para la adquisición de vehículos con energías alternativas, se incentiva la implantación de puntos de recarga con acceso público para vehículos eléctricos.

La asamblea local de Sí se puede ha trabajado en una propuesta presentada al alcalde para que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey presente proyectos de subvención para la concesión directa de ayudas para la adquisición de vehículos de energías alternativas, y para la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en 2017, MOVEA.

“La publicación del Real Decreto por el que se regula la concesión directa de ayudas para la adquisición de vehículos de energías alternativas, y para la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en 2017 salió el pasado 23 de junio, y hemos creído interesante avisar al alcalde y al grupo de gobierno de esta subvención, de la que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey podría ser beneficiario”, explica Carlos Hernández, concejal y portavoz de Sí se puede.

Desde la formación ecosocialista se recuerda al respecto que en diciembre de 2015 se aprobó por unanimidad la adhesión del municipio al “Pacto de los Alcaldes”. Para el portavoz “viene siendo hora de que el grupo de gobierno sea coherente con lo que aprueba y trabaje para que Valle Gran Rey aumente sus bajos índices de sostenibilidad”. Hay que señalar que, con su compromiso, los firmantes del Pacto de los Alcalde se proponen superar el objetivo de la U.E. de reducir en un 20 % las emisiones de CO2 antes de 2020.

En tal sentido, “la instalación y puesta en marcha de puntos de recarga para vehículos eléctricos o la adquisición de vehículos propulsados con energías alternativas, que son subvencionables con esta convocatoria, no es más que un paso para cumplir con el Pacto de los Alcaldes, pero al menos se vería un avance en este sentido que hasta ahora no se ha dado” insiste Hernández.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey, la sostenibilidad es una de las grandes asignaturas pendientes que tiene la isla en el futuro inmediato.

“Somos Reserva de la Biosfera, somos territorio Carta Europea, tenemos un Patrimonio Natural de la Unesco, pero no separamos residuos, la gestión del agua es pésima, nuestra costa está esquilmada, y prácticamente toda nuestra energía viene de combustibles fósiles, por no hablar del abuso de productos químicos que se hace en un sector agrícola cada vez más débil”, expone el portavoz.

Para finalizar, el portavoz insiste: “queremos colaborar en llevar a nuestra isla a horizontes más democráticos y sostenibles, y Valle Gran Rey tiene la oportunidad de ser pionero y no quedarse atrás en este y en otros temas, algo que vemos con preocupación que está pasando con este gobierno”.