El presupuesto está aprobado desde marzo y aún no se han publicado las bases para la concesión de subvenciones a entidades sin ánimo de lucro ni las ayudas para los escolares del municipio.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey censura que otro año más el grupo de gobierno en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey retrase hasta noviembre la publicación de las bases para la concesión de subvenciones a entidades sin ánimo de lucro y para las ayudas para los escolares del municipio, a pesar de que el presupuesto está aprobado desde marzo y se ha tenido tiempo suficiente para trabajar en las respectivas convocatorias.

“El año pasado se publicaron las bases para ayudas a estudiantes el 5 de diciembre y las de subvenciones para entidades el 12 de diciembre, lo que provocó, por una parte, una saturación de los cuerpos administrativos municipales en diciembre, que es un mes complejo para una Administración Pública, y, por otra, que muchas entidades no pudieran atender adecuadamente la petición y justificación de subvenciones” señala Andrea Witt, portavoz de Sí se puede en Valle Gran Rey.

Para Sí se puede, “es una pena que a pesar de haber presupuesto se llegue a finales de año sin sacar una convocatoria coherente que permita a los posibles beneficiarios, ya sean estudiantes o entidades, poder trabajar las solicitudes y los proyectos con tiempo suficiente”. Desde la formación asamblearia se señala que los presupuestos de 2017 recogen 25.000 euros para ayudas a estudiantes y 20.000 euros para entidades sin ánimo de lucro.

“Ya se han firmado los decretos para la concesión de las subvenciones nominativas, algunas desde junio, pero de las bases de las subvenciones orientadas a colaborar con la financiación de gastos para el desarrollo de actividades de las entidades, nada se sabe ni hay ningún tipo de información, lo cual es muy injusto para entidades que no fueron incluidas dentro de la lista de subvenciones nominativas” insiste la portavoz.

“Tampoco se sabe nada de las ayudas para estudiantes del curso 2016-2017 y ya hace unos meses que empezó el curso 2017-2018. Un año más, estas ayudas, que para muchas personas es un ingreso importante, se dejan para sacarse a final de año, a prisa y corriendo, y con un curso de retraso” abunda Witt.

Desde Sí se puede se insiste en la necesidad de que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey trabaje con urgencia en un plan estratégico de subvenciones ya que “en la concesión de subvenciones se debe cumplir con los principios de publicidad, transparencia, concurrencia, objetividad, igualdad y no discriminación, además de primar la eficacia en el cumplimiento de los objetivos fijados por el Ayuntamiento de Valle Gran Rey”.

En tal sentido, la portavoz expresa su contrariedad porque el gobierno no haya avanzado en un instrumento que, además de ser obligatorio por la Ley de Subvenciones, fue un compromiso acordado en pleno por unanimidad tras la moción presentada al respecto por Sí se puede.

“Como se vio durante la sesión de aprobación definitiva del Presupuesto 2017 y se ve con la actual situación de indefinición que muestra el gobierno municipal con las ayudas, las subvenciones, tal y como plantean actualmente en Valle Gran Rey, son motivo de polémicas y controversias, y lo que es peor, se están convirtiendo en instrumentos partidistas, lo que en nada ayuda al desarrollo de las actividades de los colectivos, y llevan al Ayuntamiento a situaciones poco coherentes con lo que dicta la legislación y el sentido común” finaliza Witt.

A una pregunta realizada en el último pleno sobre la intención de cumplir en los edificios y equipamientos públicos con la Ley 8/2013, de 26 de junio de rehabilitación, regeneración y renovación urbana, el alcalde contestó con vaguedades.

“Esto es una Ley que lleva desde el año 2013, que afecta a todas las Administraciones Públicas y que, según comentarios de la FECAM, se ampliará el plazo. No obstante, este Ayuntamiento ya ha encargado un estudio sobre la accesibilidad”. Con estas palabras respondió el alcalde del Ayuntamiento de Valle Gran Rey a la pregunta presentada por Sí se puede en el pasado pleno acerca de los planes tiene el grupo de gobierno para cumplir con esta disposición legal.

Para Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia, “con esta respuesta queda claro el poco rigor con el que se trata el tema de la accesibilidad por parte del gobierno municipal”. Cabe destacar que la pregunta fue presentada en junio de este año y su respuesta entregada en octubre. “No es serio que un Ayuntamiento, cuyo edificio es inaccesible salvo en su primera planta a personas con movilidad reducida, responda de esta forma, cuando la ley marca como plazo máximo el 4 de diciembre de 2017 para garantizar que todo espacio y edificio público sea accesible”.

La portavoz explica que son pocas las edificaciones de titularidad municipal que cumplen con la Ley 8/2013, de 26 de junio de rehabilitación, regeneración y renovación urbana. “No solo el Ayuntamiento, sino la Casa de la Cultura de La Calera, tienen plantas enteras inaccesibles para personas que utilicen sillas de ruedas. Tanto es así que una persona con movilidad reducida no puede asistir a un pleno o a una actividad que se desarrolle en el salón de actos de la Casa Cultural”.

“Pensemos que estas situaciones afectan, además de a personas que utilizan sillas de ruedas, a personas mayores, mujeres embarazadas o a personas con bebes que utilicen carros, entre otras, y son situaciones que hablan muy mal de nuestro ayuntamiento” abunda Ramos.

Del mismo modo se señala desde la asamblea local de Sí se puede existen otros equipamientos absolutamente inaccesibles. La portavoz pone otros ejemplos: “Los tanatorios de Arure o El Caidero o el cementerio de Las Manzanillas en Valle Gran Rey son absolutamente inaccesibles a personas en sillas de ruedas. Es tremendamente injusto que personas que han querido acompañar a sus familiares en trances tan dolorosos no hayan podido acceder o hayan tenido que ser transportados por vecinos”.

Para la formación ecosocialista, la dejadez que se ha demostrado para acometer las obras necesarias provoca que la corporación pueda ser denunciada por cualquier persona o colectivo que se vea afectado al cumplirse el plazo el próximo 4 de diciembre. “Seguro que el alcalde le echará parte de la culpa al antiguo equipo de gobierno por ser la ley de 2013, pero ya lleva dos años y medio de gobierno y en la legislatura anterior fue miembro de la oposición, y el interés que ha mostrado con la accesibilidad es, supuestamente, encargar un estudio” argumenta Ramos.

La portavoz señala: “Esperamos que ese estudio le aclare al alcalde y al gobierno municipal que Valle Gran Rey llega tarde al cumplimiento con la Ley de accesibilidad para personas con movilidad reducida, y que, además de los edificios y equipamientos públicos, tanto el Ayuntamiento como el Cabildo y el Gobierno de Canarias, trabajen en sus instalaciones o en las aceras del municipio, y que a las personas con movilidad reducida el municipio no se les muestre tan hostil como ahora”.

Para finalizar, Sandra Ramos recalca: “Esto solo es lo que afecta a la accesibilidad física, pero un ayuntamiento verdaderamente sensible estaría trabajando en la accesibilidad universal, que incluye además la accesibilidad sensorial y cognitiva, para dar cobertura y acceso a la administración a todas las personas”.

El mercadillo municipal de Valle Gran Rey sufre un estado de abandono preocupante por parte del grupo de gobierno.

La asamblea local de Sí se puede señala que el deterioro que sufre el Mercadillo Municipal y la ausencia de acciones para corregirlo empieza a ser insostenible para los vendedores titulares de los puestos y a reflejarse también en la satisfacción de los visitantes que se acercan los domingos a la Plaza de Lomorriego. Para Sí se puede, las soluciones a corto plazo son muy sencillas: “dotar de material adecuado a los puestos, mejorar la publicidad que se hace por parte del Ayuntamiento y, sobre todo, tratar con respeto a los usuarios”.

La portavoz de la asamblea local, Andrea Witt, declara que “la disminución en la calidad del Mercadillo está alcanzando unas cotas insoportables para quienes venden sus productos y mercancías y esto se refleja, finalmente, en sus clientes y entre la gente que visita con interés este espacio”

Respecto al material, desde la formación ecosocialista no se entiende cómo, si hay una partida reflejada en el Presupuesto Municipal de 2017, aprobado desde marzo de 2017, con 7.000 euros para la adquisición de equipamientos, existe una deficiencia palpable en los elementos que necesitan las personas titulares para vender sus productos.

“Quienes tienen puestos se están viendo obligados a traer material propio como tablas o sombrillas porque las que oferta el Ayuntamiento no son suficientes y no se reponen” insiste la portavoz, quien añade: “se trata de suministrar suficientemente tablas, burras y carpas de puestos, y controlar su utilización, pero ni a eso se llega”.

En el mismo sentido, desde la asamblea local se considera que para evitar la incomodidad por la ausencia de sombra -provocada por las podas tan inadecuadas de los laureles de Indias que hay en la plaza-, es necesario colocar algún tipo de carpa o lona que ofrezca sombra a vendedores y clientes.

Tampoco el mantenimiento y limpieza de la plaza y los baños son, en opinión de la formación de izquierdas, los adecuados. “Los responsables municipales llevan pensando hace tiempo que la gestión del mercadillo se reduce a poner seguritas los domingos, cuando precisamente en este espacio no ha habido problemas de seguridad. Lo que sí debería hacerse es que los titulares se sientan partícipes de la gestión del Mercadillo y se les permita exponer sus peticiones” explica Witt.

Desde Sí se puede se afirma que el desinterés que muestra el grupo de gobierno llega a que ni siquiera a día de hoy los titulares de los puestos saben qué Concejalía se hace responsable de la gestión del mercadillo, máxime cuando llegan los meses de noviembre y diciembre en los que deben realizarse las solicitudes para el próximo año. “Tampoco se ha hecho una reunión con todos los titulares artesanos, pero a este respecto hay que decir que la situación es la misma que cuando ASG, concretamente Elena Padilla, era la responsable”, aduce la portavoz.

Desde Sí se puede se insiste en que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey debe asumir que el Mercadillo municipal ha llegado a constituirse como un atractivo turístico del pueblo. Por eso entienden que el Ayuntamiento ha de implicarse más seriamente en hacer una adecuada publicidad del Mercadillo. “Se han hecho en años anteriores campañas de anuncios en papel para esta promoción, pero ahora mismo solo se anuncia el Mercadillo en la página web municipal”.

“Los vendedores del Mercadillo pagan un canon por estar aquí, y precisamente por esto se les debe tratar con un mínimo de respeto. Este mercado complementa la economía de las y los artesanos que venden aquí, y en muchos casos, es fundamental para sus ingresos”.

La formación asamblearia considera necesario ordenar y regular el incremento de la presencia de autocaravanas en el municipio de los últimos años.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey ha solicitado, mediante moción, la creación de una ordenanza municipal reguladora del estacionamiento de autocaravanas en vías urbanas y la delimitación, a través de un proceso participativo, y en coordinación con otras Administraciones, de las áreas determinadas para el estacionamiento de caravanas, procurando que los usuarios dispongan de un espacio destinado a la evacuación de las aguas grises y negras producidas por las autocaravanas o vehículos similares, así como de una toma de agua potable.

El portavoz de Sí se puede y concejal de la formación en el ayuntamiento, Carlos Hernández, ha explicado que la solicitud de esta ordenanza viene de manos de los propios vecinos de Valle Gran Rey, “que sufren las molestias del aparcamiento descontrolado de este tipo de vehículos en el municipio” y, denuncia, la “pasividad que ha mostrado el gobierno municipal en estos dos años y medio de gobierno para solucionar este problema”.

En tal sentido, el portavoz apunta a que “actualmente, es frecuente ver en épocas estivales o de puentes muchas caravanas que se estacionan en diferentes zonas del municipio sin ningún tipo de control, ni servicios, lo que a su vez daña la imagen de Valle Gran Rey”. Por tanto, el portavoz ecosocialista entiende “necesario que el Ayuntamiento lleve a cabo una regulación de esta actividad mediante la aprobación de esta normativa en el próximo Pleno”.

Para Hernández, “la presencia desordenada de autocaravanas es un tema que está trayendo muchas críticas entre la población de Valle Gran Rey y desde Sí se puede hemos planteado que se regule cómo se hace en muchos otros sitios. Es interesante trabajar en una ordenanza en la que las personas que están trabajando en proyectos de turismo itinerante puedan dar su opinión y sus enfoques”.

El incremento en el número de autocaravanas en Valle Gran Rey en los últimos años ha puesto de manifiesto la necesidad de introducir las mejoras necesarias en materia de reglamentación, infraestructuras, señalización, servicios y planificación turística. “En el caso concreto de nuestro municipio, algunas situaciones que se dan en el municipio aparejadas al autocaravanismo, distan mucho de ofrecer una imagen mínima de calidad, seguridad vial, ornato y limpieza” explica el portavoz.

Hernández considera sobre este tipo de turismo, “el fenómeno autocaravanista es un modelo de turismo itinerante, moderno, no estacionario que está en pleno desarrollo en toda Europa y que contribuye, si se regula convenientemente, al desarrollo económico y turístico”.

Para finalizar, el portavoz añade que “el número de Ayuntamientos que vienen ampliando su oferta turística con la creación de un área de aparcamiento y pernocta para autocaravanas es creciente y constante” y detallado que “en la moción se pide que el Consistorio trabaje con otras administraciones en delimitar un área para el estacionamiento. La zona portuaria de Vueltas o la zona del barranco pueden ser adecuadas para instalar una zona de aparcamiento de autocaravanas en Valle Gran Rey”.

Entre finales de octubre y mediados de noviembre, debido a la gran contaminación lumínica que hay en nuestras costas, un alto número de pollos de pardelas pierden el rumbo hacia el mar y caen a tierra siendo incapaces de remontar el vuelo.

Por parte de la asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey se ha entregado una solicitud al Ayuntamiento para que extreme las medidas y se trabaje para aminorar los accidentes de pollos de pardela cenicienta (Calonectris borealis) en el municipio.

Andrea Witt, portavoz del comité local, señala “queremos recordarle al gobierno de CC que es en esta época del año en la que tienen lugar la mayor parte de accidentes de pollos de pardela, y por lo tanto es cuando se necesita una mayor implicación de la ciudadanía y de las Administraciones Públicas para evitar la muerte de ejemplares accidentados”.

Según Witt, “con las luces del encauzamiento del barranco más las del puerto de Vueltas y las de las instalaciones de Playa del Inglés, la carga lumínica del cielo de Valle Gran Rey ha aumentado y ya ha habido varias caídas de pollos de pardela en esas zonas, así como en la avenida entre La Puntilla y La Playa. Desgraciadamente ya ha habido muertes de algunos ejemplares y eso es algo que deberíamos procurar evitar”.

Desde Sí se puede en Valle Gran Rey se ha solicitado al Ayuntamiento que se disminuya la intensidad de los alumbrados públicos, sobre todo en la zona del barranco y de Playa del Inglés, para ayudar a reducir el número de accidentes. Del mismo modo proponen que se realicen acciones de sensibilización para la ciudadanía para que cualquier persona que encuentre un pollo de pardela deslumbrado sepa cómo actuar.

“Las ciudadanas y ciudadanos tenemos también nuestra oportunidad de demostrar que actuamos con coherencia. Si encontrásemos un pollo accidentado y no sabemos cómo actuar, debemos llamar al 112, o al teléfono del Cabildo Insular de La Gomera (922 870 552 – 922 141 501), administración competente en la atención a la fauna accidentada” insiste la portavoz de la formación ecosocialista

“Si queremos presumir en ferias y notas de prensa de ser sostenibles y pertenecer a una Reserva de la Biosfera, realizar este tipo de acciones no cuesta nada: apenas son tres semanas en las que tenemos la oportunidad de demostrar y demostrarnos que somos coherentes con lo que presumimos y consiste en aminorar el alumbrado público. Podrían incluso realizarse actividades de turismo ornitológico con quienes nos visitan y que los turistas de Valle Gran Rey se llevasen una experiencia más enriquecedora de su estancia”, termina su intervención Andrea Witt.

Para la formación asamblearia, la constitución de este órgano puede ayudar a mejorar el funcionamiento de los Plenos y de la propia corporación, así como la transparencia del Ayuntamiento.

En esta semana Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey ha presentado un escrito dirigido al alcalde en el que solicita que se lleve al Pleno la constitución de la Junta de Portavoces conforme a lo dispuesto en el artículo 38 de la Ley 7/2015 de los municipios de Canarias.

Para Guzmán Correa, portavoz y concejal de Sí se puede, “desde principio de legislatura, pero más en la actual situación de gobernabilidad, en el Ayuntamiento hay circunstancias suficientes que aconsejan la creación urgente de este órgano. Creemos que la Junta de Portavoces puede ayudar para consensuar los asuntos de interés municipal y para promover la transparencia en Valle Gran Rey”.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey, un gobierno que quiera adaptarse a la legislación debería apostar de una forma más clara y decidida por el diálogo con el resto de formaciones políticas, máxime cuando recientemente el grupo de gobierno se encuentra en minoría.

“La Junta de Portavoces haría las funciones de órgano auxiliar del pleno”, explica el Correa, “y cabría esperar que ayudará a mejorar la deficiente e insuficiente comunicación que muestra el grupo de gobierno con las formaciones políticas que estamos en la oposición”.

Según el artículo 38 de la Ley 7/2015, las funciones específicas de la junta de portavoces son el debate y propuesta sobre los asuntos relativos al desarrollo de las sesiones plenarias, la determinación de la duración de los turnos de intervención en el pleno y en las comisiones, la propuesta al pleno de mociones institucionales consensuadas por todos los grupos políticos, la fijación del calendario de sesiones de las comisiones o la propuesta de convocatoria de sesiones plenarias extraordinarias, incluida la de debate de la gestión del gobierno municipal o debate del estado del municipio.

“La voluntad de Sí se puede es la de proponer y apoyar aquellas iniciativas que supongan el desarrollo de la transparencia, la participación, así como profundizar en la democratización del Ayuntamiento”, apunta Correa, quien entiende que “la Junta de Portavoces puede ser un buen espacio para fomentar el debate y el consenso”.

Desde Sí se puede se entiende que el alcalde, aceptando y llevando a cabo esta propuesta, está ante la oportunidad de demostrar que, al menos en la actual situación con la que afronta su gobierno, apuesta por la transparencia y por la participación activa del resto de partidos.

“Hace más de un mes que los representantes de ASG abandonaron el gobierno, pero en ese tiempo no hemos visto cambios en el proceder del gobierno municipal y existen asuntos que se aventuran a corto plazo que requieren de que haya una mayor participación de quienes componemos el pleno municipal” apunta para finalizar el portavoz de la formación de izquierdas.

Desde la formación ecosocialista, ante el número de ejemplares muertos en el último año, se insta a que el Cabildo, el Ayuntamiento y el Gobierno de Canarias se trabaje de forma conjunta y urgente para salvaguardar esta población de palmas canarias.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey reclama a las administraciones con competencias en la salvaguarda de las palmeras canarias que se estudien y desarrollen actuaciones urgentes ante el preocupante deterioro que muestra el palmar de Las Orijamas. “La situación de este enclave es gravísima ya que el número de palmas muertas ha aumentado en el último año” señala Carlos Hernández, concejal y portavoz de la formación ecosocialista.

Desde Sí se puede se achaca estas pérdidas a la sequía que sufre el palmeral en su conjunto, sin descartarse algún tipo de afección de tipo vascular. “Entendemos que la sequía que estamos sufriendo es el origen de este deterioro, lo que, unido al abandono de los terrenos agrícolas y los entubamientos, está acabando lentamente con el palmar de Las Orijamas en su conjunto” explica el portavoz.

En tal sentido, desde Sí se puede se señala que en el proyecto “Red de riego de Valle Gran Rey”, promovido en 2007 por la Dirección General de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se señalaba que las actuaciones no afectarían a ningún ejemplar de las palmeras existentes, ya que el proyecto preveía garantizar el agua a los palmerales mediante riego por goteo. Además, se explica, existía el compromiso de que al término de la obra y semestralmente se iba a presentar, ante la Secretaría General para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, un informe y reportaje fotográfico sobre la conservación de los hábitats afectados en especial el de los Palmerales de Phoenix canariensis.

“Es obvio que estas medidas no se han llevado a cabo en Valle Gran Rey y muchos ejemplares de palmas, tanto en Las Orijamas como en Guadá o en el palmar del Entullo, ha habido muchas pérdidas debido a la falta de agua. No hay que ser un experto en palmas para saber que los ejemplares asociados a cultivos y redes de acequias necesitan agua con cierta frecuencia, y esto no se ha asegurado en absoluto tras los entubamientos”, insiste Hernández.

Desde la asamblea local de Sí se puede se recuerda que la palma canaria, además de ser un símbolo heráldico del municipio, es un elemento indispensable del paisaje de Valle Gran Rey. “A este paso vamos a tener que borrar la palma de nuestro escudo, y eso no sería lo más grave: nadie se puede imaginar Valle Gran Rey o Taguluche sin palmas, pero los palmares no se están gestionando como se debería”.

Se debe recordar que las poblaciones de palma canaria (Phoenix canariensis) forman parte de los Hábitats Canarios incluidos en la Directiva Hábitat (Directiva del Consejo 92/43//CEE). Por lo tanto, en opinión de Sí se puede, se hace necesario desarrollar una serie de medidas que permitan y favorezcan la conservación de estas formaciones vegetales que singularizan a la Isla.

“Cada vez se ven más ejemplares de palmas que evidencian daños vasculares o al menos muestran síntomas muy claros en la corona. Es urgente que los organismos competentes evalúen la situación y expliquen a la ciudadanía qué es lo que ocurre y qué soluciones se pueden dar para mantener la calidad de los paisajes asociados a nuestras palmas”, finaliza su intervención el portavoz ecosocialista.

La charla, que será impartida por el técnico David Hernández, tendrá lugar el próximo sábado 07 de octubre a partir de las 19:00 horas en la Casa Cultural de La Calera.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey organiza una charla sobre participación ciudadana con el objeto de informar a la población y a las autoridades del municipio y de la isla de las obligaciones que tiene el Ayuntamiento para desarrollar instrumentos de participación ciudadana y las ventajas que tienen los procesos participativos para la construcción de territorios más cohesionados e integradores.

“Lo organizamos ahora precisamente porque en todo este año el Consejo de Participación Ciudadana no ha sido convocado, y entendemos que la ciudadanía de Valle Gran Rey no puede permitirse que un instrumento básico para que los vecinos y vecinas tengamos mayores niveles de consulta, de debate y de participación social se vaya diluyendo en el desinterés”, explica Sandra Ramos, portavoz de la formación en Valle Gran Rey.

El técnico en participación ciudadana, David Hernández, quien dinamizará la charla, posee una dilatada carrera en este campo, siendo redactor del Reglamento de Participación del Ayuntamiento de Los Silos, que fue el primer municipio de Tenerife en contar con esta herramienta reguladora.

Para la formación asamblearia, Valle Gran Rey se encuentra ante el reto necesario de incorporar a la ciudadanía al funcionamiento de sus instituciones. “A pesar de que este era el municipio de La Gomera donde primero hubo un Consejo de Participación Ciudadana, teniendo un gran empuje a partir de 2011, desde 2014 entró en una dinámica poco eficiente, donde no se contestaban las preguntas planteadas y donde las decisiones acordadas nunca se llegaron a plasmar” apunta la portavoz.

“Sin embargo, en esta legislatura el funcionamiento de este espacio de participación fue aún peor al ser las reuniones tediosas, poco dinámicas y nada eficientes” abunda Ramos. Por ello, desde la asamblea local de Sí se puede se ha considerado imprescindible romper esta deriva y abrir el debate sobre la participación ciudadana en Valle Gran Rey.

“Esperamos que acudan a la charla desde personas individuales interesadas por la toma de decisiones, a miembros de colectivos y asociaciones, y, por supuesto, los representantes públicos y las autoridades”, señala la portavoz, quien argumenta que “precisamente nuestros representantes políticos tienen que asumir que la participación ciudadana no es un concepto vacío sino la plasmación concreta de procesos sociales e institucionales, y su fomento y reglamentación una obligación legal”.

“Quienes habitamos el municipio de Valle Gran Rey estamos ante el reto de conseguir dotarnos de espacios y herramientas que lleven nuestras inquietudes y propuestas al gobierno municipal” finaliza su intervención Sandra Ramos.

Los vertidos, provenientes presuntamente de las obras de ampliación de la carretera GM-1, ponen en riesgo los valores naturales Monumento Natural del Lomo del Carretón (perteneciente además a la Red Natura 2000) y pueden afectar a los manantiales y cañadas que hay en la zona.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey ha puesto en conocimiento de distintas administraciones el vertido y compactación de inertes, probablemente provenientes de las obras que se realizan en la carretera general entre Acardece y Las Piedras Hincadas, en las pistas que hay en el Lomo de Garanduy.

Así se ha enviado información al respecto al Ayuntamiento de Valle Gran Rey, a la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural, a la Unidad de Medio Ambiente del Cabildo Insular y al Consejo Insular de Aguas. Del mismo modo, se ha enviado de manera telemática comunicación a la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento, que cofinancia, junto al Gobierno de Canarias, las obras denominadas “Acondicionamiento de Tramo de Carretera GM-1 entre el P.K. 50+264 y el P.K. 51+919

En opinión de Sí se puede, estos vertidos de inertes, que no tienen autorización municipal, ponen en riesgo los valores naturales del Monumento Natural Lomo del Carretón, que además es Zona de Especial Conservación de la Red Natura 2000, indicando que, al menos, existen tres especies vegetales en peligro de extinción que contienen poblaciones en las zonas que pueden verse afectadas.

Del mismo modo, la actuación puede tener efectos no deseados en los manantiales del Lomo del Carretón, así como en la cuenca del Lomo de Garanduy, cuenca donde se emplaza un azud desde el que se trasvasan las aguas de escorrentía para la Presa de La Quintana, situada en Acardece, y que surte de agua de riego a toda la Vega de Arure.

“Precisamente, en este barranco se proyecta realizar una inversión de 355.737,87 euros para la colocación de una nueva tubería que permitirá el trasvase de agua desde el barranco de Garanduy hasta la Presa de La Quintana por parte del Consejo Insular de Aguas, por lo que, en caso de producirse desprendimientos y deslizamientos de los inertes desde las pistas hacia la cuenca, este proyecto y las propias dinámicas hidrográficas podrían verse afectados” señalan desde Sí se puede.

Al mismo tiempo, los vertidos están alterando la topografía de las pistas, lo que provoca perjuicios a muchas de las fincas colindantes en lo referente a los accesos a las mismas, además de emisiones de polvo en el tránsito por la vía o en episodios de viento, lo que provoca daños a las explotaciones agrícolas y ganaderas cercanas.

Desde la asamblea local se señala especialmente la necesidad de que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se implique de forma inmediata en la defensa de los valores naturales que pueden verse afectados y en la integridad de las propiedades agrícolas y ganaderas del Lomo de Garanduy.

“En lo que particularmente afecta al Ayuntamiento de Valle Gran Rey, descontada la obligación de la vigilancia legal de las actuaciones que se realicen en el municipio, es de entender que las dos pistas son de titularidad municipal, al menos en parte, ya que ambas conducen a instalaciones cuya titularidad pertenece a la Corporación: la cochinera de Arure por una parte, y por otra los depósitos de agua potable que abastecen a la población de los barrios de Arure y Acardece, y por ello tendría que actuarse ante el promotor de la actuación por alteración de la realidad física” apuntan desde Sí se puede.

Para finalizar, desde la asamblea local instan a las autoridades competentes a actuar con celeridad para evitar que estos vertidos continúen. “Confiamos que tanto las autoridades ambientales, como las administraciones financiadoras, la dirección técnica de las obras de la carretera (José María Riera Pérez y Miriam Hernández Andreu) y la empresa contratista (Acciona Construcción S.A) resuelvan y corrijan de forma inmediata los vertidos de estos inertes” finalizan.

  • Obra del artista lanzaroteño César Manrique, este mirador es el mejor lugar desde donde apreciar el paisaje de Guadá, uno de los paisajes rurales más espectaculares de Canarias.
  • Desde la formación se espera que el Cabildo Insular incoe y tramite con celeridad el expediente de declaración de bienes de interés cultural, y se eleve al Gobierno de Canarias para su aprobación a la mayor brevedad.

Sí se puede logró, el pasado jueves 28 de septiembre, el acuerdo unánime del pleno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey para que el Mirador del Palmarejo, obra de César Manrique, sea declarado Bien de Interés Cultural. “Este mirador, que es un bien de titularidad municipal que no ha terminado nunca de ser tratado como merece, y queremos que sea eso, un bien, y no el problema en el que lo han convertido decisiones erróneas en el pasado. Un lugar del que las personas que vivimos en Valle Gran Rey nos sintamos orgullosas” declara Guzmán Correa, portavoz y concejal de la formación.

Desde la formación de izquierdas, se espera que el Cabildo Insular incoe y tramite con celeridad el expediente de declaración de bienes de interés cultural, y se eleve al Gobierno de Canarias para su aprobación a la mayor brevedad.

Para la asamblea local, este mirador es uno de los mejores sitios desde donde apreciar el paisaje de Guadá, que, pese al abandono de la agricultura, sigue siendo uno de los paisajes rurales más espectaculares de Canarias, por la profusión de bancales y la presencia de palmas y otros elementos, que hablan de un pasado duro, repleto de penurias y de escasez de tierras de cultivo.

“En este mirador, cuyo proyecto data de 1989 y que fue inaugurado en 1995, por lo que es una de las últimas joyas del legado del artista, Manrique aunó elementos canarios y modernos y camufló el edificio entre rocas circundantes, añadiendo una mezcla muy original de flora exótica y de flora autóctona en los jardines anexos, utilizando materiales propios del lugar y logrando la plena integración en el entorno de la edificación, que alberga un mirador proyectado para que los vecinos y turistas que visitan el municipio pudiesen disfrutar del paisaje” explica el portavoz.

Desde Sí se puede se insiste en que, mientras esta obra sufre un grave abandono y no ha podido ser disfrutada plenamente por la ciudadanía de Valle Gran Rey, siendo actualmente más un problema que un bien para la gestión municipal, en El Hierro, una instalación similar, el Mirador de La Peña, también obra de César Manrique, se mantiene abierta y en uso.

“Además ahí sí se ha logrado que la instalación sea un referente en la gastronomía y en la dinamización social y económica de aquella isla. Como dato, señalar que el Cabildo de El Hierro, propietario y gestor de este mirador, ha obtenido una subvención directa de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, que asciende a 150.000 euros para la reforma y adecuación del Espacio Turístico “Mirador de La Peña”, declarado por el Gobierno de Canarias como Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento” argumenta Correa.

En este contexto, desde Sí se puede en Valle Gran Rey se ha valorado la conveniencia de que la instalación del mirador del Palmarejo sea declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento, ya que, por una parte, este reconocimiento pondría en valor una edificación y sus zonas anexas que hasta el momento no han sido valoradas ni tratadas convenientemente.

“También esta declaración podría ser un fundamento y un apoyo para que el Ayuntamiento pudiese a acceder a subvenciones para ejecutar las intervenciones lógicas que necesita la instalación por el paso del tiempo y el mal uso para asegurar su apertura al público en óptimas condiciones, y que este espacio logre ser un referente del sector turístico insular y regional, y un espacio de uso de la ciudadanía de Valle Gran Rey.

Una obra de esta categoría no debe seguir siendo una instalación dada a la improvisación, el parcheo y la chapuza. El Mirador del Palmarejo debe ser un referente de Valle Gran Rey y de La Gomera, un modelo de excelencia y una apuesta por la economía local y la formación empresarial, donde sea posible generar sinergias entre el turismo y el sector primario y artesanal, y donde se valore el paisaje natural y cultural que hicieron de Guadá merecedora de ser parte del Parque Rural” finaliza Correa su intervención.