Para la formación política de izquierdas, Curbelo confunde una vez más la institución pública, el Cabildo Insular, que es de todos los gomeros, con ASG, que es su partido político personal.

Para Sí se puede, “no es creíble que Curbelo tenga la más mínima intención de promover fórmulas de debate con la ciudadanía, tal y como se anuncia en la convocatoria de este evento centrado en el turismo sostenible, y que inicia su andadura esta tarde en Valle Gran Rey, pues a todas luces, el concepto de participación ciudadana es completamente ajeno a las fórmulas paternalistas y personalistas de hacer política del actual mandatario, tal y como ha venido demostrando en los últimos 25 años”, señala Rubén Martínez como portavoz de la formación ecosocialista.

Antes bien, para Sí se puede, el formato de este evento es claramente preelectoral, “mucho nos tememos que vaya a consistir en exponer las iniciativas puestas en marcha en cada municipio por el Cabildo Insular, que se arrogará el propio Curbelo, y en anunciar las futuras acciones que tiene previstas realizar. Como mucho enumerará lo que entiende que han sido avances en materia turística en últimos años en La Gomera y en Valle Gran Rey”.

Para la formación asamblearia es evidente que el concepto de sostenibilidad que maneja Curbelo se derrumba simplemente con dar un vistazo al territorio en el que se celebrará el acto. “Desgraciadamente muchas de las actuaciones que se proyectan para Valle Gran Rey no son sino copias de los peores modelos desarrollistas de sol y playa que han tenido y siguen teniendo lugar en otros lugares de Canarias: en Las Américas y Los Cristianos en Tenerife, Maspalomas en Gran Canaria o en el Sur de Fuerteventura. Ahí está la propuesta del PIOG de hacer tres hoteles de 600 plazas en el frente marítimo de Valle Gran Rey” explica el portavoz.

Para la formación ecosocialista, sostenibilidad medioambiental no es que la isla figure en la cola de canarias en energías renovables. Sostenibilidad social no es que tres de los seis municipios de la isla figuren entre los diez de menor renta de canarias, cuando el turismo deja 75 millones de euros en la isla, a todas luces muy mal repartidos. Sostenibilidad social no es que las cifras de paro insular crezcan de forma insoportable en ausencia de los recurrentes planes de empleo del Cabildo y Ayuntamientos. Sostenibilidad económica no es que la isla tenga menos superficie y producción agrícola que ninguna otra del archipiélago. Sostenibilidad social no es que las comunidades rurales de la isla sufran despoblación, en gran parte debido al abandono institucional. Sostenibilidad ambiental no es la nula falta de gestión de los espacios naturales protegidos por parte del Cabildo y que un incendio haya podido arrasar gran parte de la isla como pasó en 2012.

Para Sí se puede es fundamental para la isla y sus habitantes aprovechar la existencia de espacios reales de participación en materia de turismo sostenible como los promovidos por la Carta Europea de Turismo Sostenible de La Gomera, que lleva más de diez años abierta a la ciudadanía, a las instituciones, a los colectivos y empresas, conformando un lugar para el debate y para la formulación de planes y para la toma de decisiones colectivas, y por tanto democráticas.

Por otra parte, Sí se puede reprueba el uso de las habituales prácticas clientelares de Curbelo. “Nos llega información de que se han creado grupos de whatsapp incumpliendo la Ley de Protección de Datos y se ha hecho una utilización insistente de medios institucionales para asegurar la asistencia de público a este evento. Es una pena que una ponencia que podría ser interesante en su temática se transforme así en una proyección personalista del presidente del Cabildo” termina su intervención Martínez.

Advierten que podría estar tratándose de la justificación para electrificar dicho espacio y el restaurante situado en esta área recreativa.

Sí se puede muestra su perplejidad ante el gasto previsto para la red insular de recarga de vehículos eléctricos en La Gomera, contemplado en un presupuesto que fue aprobado por la Comisión de Gobierno del Cabildo Insular el día 22 de diciembre del pasado año. En el proyecto se señala que, del total de 1.300.000 euros consignados, 800 mil euros se destinarán para disponer de 10 puntos de recarga en Laguna Grande y la conexión de una línea de media tensión desde El Cercado hasta ese lugar.

Desde la formación ecosocialista se advierte que, consultados diversos especialistas en movilidad y vehículos eléctricos, el localizar 10 puntos de recarga en Laguna Grande tiene escaso sentido. Recuerdan que los vehículos eléctricos tienen la capacidad de recargar las baterías en las bajadas, por ello la ubicación del principal punto en la parte alta de la Isla no responde a las necesidades reales de este tipo de vehículos. A ello añadir, comenta la formación de izquierdas, que en Chipude, que está solo a 9 km, se tiene previsto ubicar otro punto de recarga.

Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo Insular de la Gomera, expone al respecto “que casi la mitad de presupuesto del proyecto de puntos de recargas para coches eléctricos en La Gomera vaya destinado a la instalación de una línea de media tensión a Laguna Grande es muy significativo. En primer lugar, porque no es la ubicación idónea para puntos de recarga; en segundo, porque hubiese sido mucho más factible ubicarlo en los caseríos de la zona promoviendo el desarrollo de la economía local y, por último, porque nos tememos que obedezca a otros intereses”.

Lo aprobado por la Comisión de Gobierno del Cabildo de La Gomera establece que, de los 800 mil euros presupuestados para los puntos de recarga en Laguna Grande, 500 mil se destinen solo a la línea de media tensión referida. Es decir, casi el 40% del total de la inversión del proyecto de la red insular de recargas de vehículos eléctricos tiene como objetivo el disponer de una línea eléctrica y no directamente de habilitar puntos de recarga en la Isla.

Recuerdan que la media del coste de los puntos que se van a disponer en la Isla es de unos 30 mil euros, por lo que entienden es aún más llamativo ese alarmante e injustificado gasto.

En ese sentido, la comparación con lo que va a hacer el Cabildo de Gran Canaria es muy llamativa, ya que esa corporación ha acordado establecer 17 puntos de recarga con un presupuesto de 445 mil euros. “Es decir, el doble de lugares de recarga por la mitad del presupuesto” señalan desde Sí se puede.

“Ya sabemos que, extrañamente, en La Gomera las obras que se proyectan tienen unos presupuestos insolentes. Recordemos que el Cabildo plantea hacer una rotonda en Valle Gran Rey por 600.000 euros, o que la carretera que conectará la Avenida de los Descubridores con el hospital, de poco más de 1 km, tiene un presupuesto de 21 millones de euros. Pero cuando en un proyecto similar se ven tales diferencias en presupuestos y en planteamientos no cabe otra cosa que hacer un seguimiento de estos proyectos” insiste el portavoz.

Rubén Martínez concluye “la apuesta por la sostenibilidad no puede pasar por proyectos de protección ambiental cuyos gastos encubran determinados intereses que poco tienen que ver con la conservación de nuestro medio ambiente. Nos tememos que los diez puntos de recarga en Laguna Grande obedezcan a esos fines”.

El pleno ordinario del Ayuntamiento de Valle Gran Rey, celebrado el pasado 30 de noviembre, aprobó por unanimidad la moción de Sí se puede para la adhesión del ayuntamiento al Pacto Estatal por la Soberanía Alimentaria, la Educación Ambiental y la Sostenibilidad del Territorio.

El Ayuntamiento de Valle Gran Rey, a propuesta de la asamblea local de Sí se puede, se adhiere al pacto por la soberanía alimentaria y la sostenibilidad del territorio. “Estamos muy satisfechos de que, una vez más, todos los concejales votasen a favor de una propuesta como la nuestra que, de llevarse a cabo, puede impulsar la recuperación de los suelos y las actividades agrícolas abandonadas y una defensa activa de la soberanía alimentaria”, explica Guzmán Correa, concejal y portavoz de Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey.

Este pacto, impulsado por la Red Intervegas en noviembre de 2015, se firmó en Granada y nació de la necesidad de proteger, planificar, desarrollar y gestionar los territorios agrarios del Estado. Desde Sí se puede se entiende que, con este acuerdo, el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se compromete a conservar los suelos fértiles y los territorios agrícolas históricos.

“Con este acuerdo unánime, el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se compromete a elaborar y a desarrollar una estrategia para implantar en el municipio una política activa de fomento de la Soberanía Alimentaria, la Educación Ambiental y la Sostenibilidad del Territorio en coherencia con la estrategia 2015-2031 del Pacto Estatal, destinando recursos económicos para ello, por lo que esperamos que en los presupuestos de 2018 haya partidas que lo plasmen”, insiste el portavoz.

Otro de los acuerdos que desde la formación ecosocialista se quiere destacar especialmente es que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se ha comprometido a contemplar en su planeamiento la determinación de bolsas de suelos representativos que pudieran ser considerados Territorios Agrarios Históricos.

Correa indica “creemos que en el municipio de Valle Gran Rey existen suelos y sistemas agrícolas que son claros ejemplos de Territorios Agrarios Históricos y que los principios de este Pacto se han de desarrollar para conseguir proteger y dinamizar estos espacios y que Valle Gran Rey consiga conservar una de sus señas de identidad: la diversidad paisajística que posee”.

Desde la formación asamblearia se señala que la Vega de Arure, los sistemas de cultivos vinculados a la agricultura de exportación de la zona baja, los andenes de Guadá o Taguluche, con los palmares agrícolas asociados o los paisajes de agricultura de secano de las cercanías de Las Hayas, “son paisajes que nos identifican, que deben reactivarse, que deben ser protegidos y dinamizados antes de que su deterioro, desnaturalización y abandono lo hagan imposible”.

Para Correa, “esta moción es complementaria a los acuerdos aprobados para el impulso de la agroecología en el municipio de Valle Gran Rey y la adhesión del Ayuntamiento a la Asociación Intermunicipal Red Territorios Reserva Agroecológicos, Red TERRAE, que no ha sido trabajada por el gobierno municipal en lo más mínimo, por lo que esperamos que también haya partidas presupuestarias en 2018 que sean coherentes con lo que se acordó desde el año pasado”.

La moción aprobada por el Ayuntamiento de Valle Gran Rey insta al Gobierno de Canarias y al Cabildo Insular de La Gomera a realizar los cambios normativos necesarios para iniciar una clasificación agroambiental de los Territorios Agrarios Históricos y la protección de sus suelos frente a cualquier otro uso no compatible con la actividad agraria, e iniciar los procesos para recuperar los espacios degradados de estos territorios

Finalmente, el concejal de Sí se puede señala que “como administración creemos que es pertinente adherirnos a este tipo de pactos y generar debate y acciones concretas para intentar cambiar los modelos de consumo y producción y lograr un cambio de modelo que sea más beneficioso para todos.”

El pasado 26 de julio fue publicada la relación de ayuntamientos de Canarias que recibían subvención por parte del Gobierno de Canarias, habiéndosele denegado a Vallehermoso tres proyectos por no subsanar errores en plazo.

La asamblea local de Sí se puede en Vallehermoso muestra su asombro ante un nuevo ejemplo de la desidia instalada en el gobierno de ASG en el municipio, que ha perdido tres subvenciones para la implantación de farolas LED, de ahorro energético, en los barrios de Alojera, Chipude y El Cercado por no subsanar errores en plazo.

“Resulta inconcebible que se haya dejado pasar la posibilidad de obtener subvenciones que contribuyan al ahorro energético simplemente por no subsanar errores. Si esa es la forma en la que trabaja el grupo de gobierno el Plan de Barrios, ya sabemos lo que nos espera: abandono y desidia” señala Alejandro García Vera, portavoz de la asamblea local.

El portavoz explica “se repiten los esquemas de siempre de ASG, que dicen una cosa en prensa y hacen otra bien distinta en acción gubernativa. Dicen que van a hacer, pero luego no hacen. El año pasado anunciaron en notas de prensa que se instalarían luces LED en los barrios, y, sin embargo, no solo es que no hayan ejecutado esos proyectos, sino que encima pierden la posibilidad de recibir la subvención por no subsanar unos errores en los expedientes. En los tiempos que vivimos, perder tres subvenciones, es de incompetentes”.

 “El anexo II de la resolución señala que el Ayuntamiento de Vallehermoso no recibe la subvención por no completar correctamente la información, habiéndose dado un plazo de diez días para subsanar errores. Esto demuestra, una vez más, la incapacidad del gobierno municipal por corregir los errores y la falta de vocación pública por parte de los concejales, que debieran esmerarse y fiscalizar dicha documentación. Seguro que, si hubieran estado en riesgo sus salarios, los errores se hubieran solventado” abunda el portavoz.

En tal sentido, desde Sí se puede se pide que por parte del gobierno municipal se den explicaciones públicas al respecto, para que los vecinos de los barrios de Alojera, El Cercado y Chipude sepan qué motivos ha habido para que no puedan beneficiarse de la instalación de luz LED, máxime cuando se anunció en prensa que se iba a mejorar progresivamente.

“Un error de este calibre evidencia claramente dos hechos: el primero de todos, que a los concejales les importa muy poco que se apueste por ahorro energético o por cualquier cambio que beneficie al común de los vecinos; el segundo, es que el gobierno municipal muestra, una vez más, su incapacidad y su incompetencia para solucionar los problemas de Vallehermoso” concluye García Vera.

Este plan busca fomentar el uso de vehículos propulsados con energías alternativas a los combustibles fósiles tradicionales, y además de ayudas para la adquisición de vehículos con energías alternativas, se incentiva la implantación de puntos de recarga con acceso público para vehículos eléctricos.

La asamblea local de Sí se puede ha trabajado en una propuesta presentada al alcalde para que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey presente proyectos de subvención para la concesión directa de ayudas para la adquisición de vehículos de energías alternativas, y para la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en 2017, MOVEA.

“La publicación del Real Decreto por el que se regula la concesión directa de ayudas para la adquisición de vehículos de energías alternativas, y para la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en 2017 salió el pasado 23 de junio, y hemos creído interesante avisar al alcalde y al grupo de gobierno de esta subvención, de la que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey podría ser beneficiario”, explica Carlos Hernández, concejal y portavoz de Sí se puede.

Desde la formación ecosocialista se recuerda al respecto que en diciembre de 2015 se aprobó por unanimidad la adhesión del municipio al “Pacto de los Alcaldes”. Para el portavoz “viene siendo hora de que el grupo de gobierno sea coherente con lo que aprueba y trabaje para que Valle Gran Rey aumente sus bajos índices de sostenibilidad”. Hay que señalar que, con su compromiso, los firmantes del Pacto de los Alcalde se proponen superar el objetivo de la U.E. de reducir en un 20 % las emisiones de CO2 antes de 2020.

En tal sentido, “la instalación y puesta en marcha de puntos de recarga para vehículos eléctricos o la adquisición de vehículos propulsados con energías alternativas, que son subvencionables con esta convocatoria, no es más que un paso para cumplir con el Pacto de los Alcaldes, pero al menos se vería un avance en este sentido que hasta ahora no se ha dado” insiste Hernández.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey, la sostenibilidad es una de las grandes asignaturas pendientes que tiene la isla en el futuro inmediato.

“Somos Reserva de la Biosfera, somos territorio Carta Europea, tenemos un Patrimonio Natural de la Unesco, pero no separamos residuos, la gestión del agua es pésima, nuestra costa está esquilmada, y prácticamente toda nuestra energía viene de combustibles fósiles, por no hablar del abuso de productos químicos que se hace en un sector agrícola cada vez más débil”, expone el portavoz.

Para finalizar, el portavoz insiste: “queremos colaborar en llevar a nuestra isla a horizontes más democráticos y sostenibles, y Valle Gran Rey tiene la oportunidad de ser pionero y no quedarse atrás en este y en otros temas, algo que vemos con preocupación que está pasando con este gobierno”.

Para la formación ecosocialista la Feria Internacional de Turismo que ha dado comienzo hoy es una oportunidad para que los actuales dirigentes del Cabildo y de los Ayuntamientos se comprometan con un modelo real del turismo sostenible.

“En FITUR se inaugura el Año Internacional del Turismo sostenible para el Desarrollo, una declaración que hace la ONU, tratando de sensibilizar a los responsables de tomar decisiones en materia turística sobre la contribución del turismo sostenible al desarrollo local”, señala formación de izquierdas, “para ello es preciso apoyar a las comunidades, para que sus miembros aúnen acciones que hagan del turismo un factor que contribuya a un crecimiento económico sostenible, favoreciendo el empleo y la inclusión social, y promoviendo el uso eficiente de los recursos, la protección ambiental, los valores culturales y el patrimonio local”.

Sí se puede señala que, para implementar un modelo de turismo sostenible y responsable en La Gomera, el sector debería ponerse en manos de decenas de pequeños emprendedores y empresas, promoviendo numerosos destinos locales en toda la isla y desarrollando iniciativas a pequeña escala encaminadas a generar riqueza en sus entornos directos. Sería preciso poner el foco en estos emprendedores y pequeñas empresas locales de una manera planificada y rigurosa.

Para Sí se puede no es lógico hablar de sostenibilidad si se promueve la presencia de grandes empresas u operadores turísticos que se llevan el grueso de los beneficios, y que al final aumentan la desigualdad, el subempleo de los habitantes de la isla y acaban deteriorando los recursos naturales y culturales de la isla. “No se puede apostar simultáneamente por modelos turísticos como el de los cruceros y el de las excursiones de un día y por la sostenibilidad” insisten desde la formación.

Sí se puede muestra su preocupación por el posible crecimiento del turismo de cruceros en los próximos años en el frágil territorio de la isla: “creemos que ha sido un error apostar por este turismo: debió hacerse un cálculo del impacto económico, evaluando objetivamente si era beneficioso económicamente o no para la comunidad, para la isla, estudiando las infraestructuras disponibles, los agentes económicos que intervendrían y haciendo un análisis de sostenibilidad socioeconómica y ambiental. Este turismo implica masificación, mueve grandes grupos que pasan muy poco tiempo en los lugares que visitan y negocian precios a la baja, disminuyendo la calidad de los servicios. Se aprovecha de todo lo público que tiene el destino –sus calles, sus plazas, sus atractivos naturales, sus equipamientos e incluso la hospitalidad de sus habitantes–para generar básicamente plusvalías para las navieras”.

Desde Sí se puede se hace un llamamiento a los turistas que eligen este año La Gomera o cualquier otro destino: “les proponemos avivar su sentido crítico como consumidores: como viajeros hemos de ser responsables con nuestras decisiones eligiendo proyectos que distribuyan los beneficios generados por la actividad turística, minimizando los impactos medioambientales y socioculturales y contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las comunidades entre las que vamos a convivir”, se señala por parte de la formación.