La formación ecosocialista tilda de muy mejorable la promoción y organización del concurso anual de silbo gomero llevado a cabo por el cabildo insular.

Sí se puede exige que el Concurso de Silbo Gomero que organiza el Cabildo Insular para el Día de Canarias, se trabaje de acuerdo con la categoría e importancia que este patrimonio tiene y requiere, ya que su novena edición, celebrada el pasado 27 de mayo, en la plaza de Las Américas de San Sebastián de La Gomera, fue la confirmación de que se está trabajando inadecuadamente con este bien de interés cultural.

El citado concurso discurrió este año con una participación, a juicio de la formación ecosocialista, muy escasa, ya que se presentaron tan solo tres parejas por cada modalidad, adulta e infantil, con el objetivo de ganar el galardón a mejores silbadores.

Para la portavoz de Sí se puede, Guacimara Navarro, “el concurso de silbo gomero debe ser un evento de enorme relevancia, en el que silbadores de toda La Gomera y de toda Canarias se den cita para medir su destreza. Este sábado pudimos observar cómo la improvisación y la falta de ganas iban marcando el ritmo del concurso”.

Navarro también hace alusión al número de participantes cuando expone que “no entendemos cómo pueden haberse apuntado tan pocas personas al concurso si se supone que hay clases de silbo gestionadas por el Cabildo en diferentes lugares de la isla. Esto es un síntoma más de la falta de organización por parte de la institución insular”.

También desde la formación asamblearia alertan del perfil de los miembros del jurado, entre los que se echaba en falta a maestros silbadores como Isidro Ortiz o Lito Vera para completar así el criterio junto a los monitores de las aulas de silbo que conformaban el equipo de jueces.

El silbo gomero vive un importante auge fuera de la isla de La Gomera. A juicio de Sí se puede la labor realizada en centros como el colegio de la Matanza por Rogelio Botanz, demuestra que se puede enseñar sin perder la seña identitaria del silbo gomero, preservando este patrimonio fuera de la Isla. Recuerdan que precisamente dos parejas de ese municipio fueron las vencedoras del presente concurso.

“Sabemos que el aprendizaje del silbo despierta interés en toda Canarias y creemos que este concurso podría y debería ser un punto de encuentro para reunir silbadores de todo el archipiélago” apunta la portavoz. Y añade: “así se podrían unificar criterios y evitar algunos fenómenos alejados de la práctica adecuada de nuestro lenguaje silbado, que se están dando con regularidad y con alta participación dentro y fuera de La Gomera”.

“Recordemos que el silbo gomero es el único lenguaje silbado declarado patrimonio inmaterial de la humanidad” insiste Navarro.

Según explican desde Sí se puede, en el concurso no hubo una estructura sobre el desarrollo del evento, las normas no fueron expuestas claramente y los criterios para emitir los mensajes eran improvisados dependiendo de la habilidad de los silbadores. Más llamativo, señalan, fue observar cómo no se tenía preparado un obsequio específico de recuerdo a los vencedores, más allá de los cheques que tenían que recoger dos días después en el Cabildo.

“Desde Sí se puede entendemos que se pueden hacer las cosas con más rigor y más cariño, y máxime teniendo en cuenta el bien patrimonial que el silbo representa” expone Guacimara Navarro, quien finaliza diciendo: “la puesta en marcha de las aulas de silbo no es suficiente y se hace necesario de una vez que comience a funcionar la Escuela Insular de silbo gomero para gestionar todo lo que atañe a este bien patrimonial en La Gomera y fuera de ella”.

La formación ecosocialista espera que éste sea el primer paso para la convocatoria de la comisión técnica que ponga en marcha la tan esperada Escuela Insular de silbo gomero.

Guacimara NavarroSí se puede La Gomera manifiesta su apoyo a la puesta en marcha de un aula insular del silbo gomero, califica de “muy positiva” la iniciativa de la corporación insular y se ofrece a colaborar en lo que sea necesario para su óptimo funcionamiento. (más…)

Al poner en un conocido buscador la premisa “silbo gomero”, este sugiere páginas que, a su vez, contienen enlaces a contenidos pornográficos.

photo_2016-09-16_18-26-32Sí se puede La Gomera, tras consultar los enlaces que sobre silbo gomero se encuentran en internet, ha encontrado que algunos de estos enlazan a su vez con contenidos de carácter pornográfico o que simplemente no tienen nada que ver con silbo gomero en sí. Para la formación, la revisión de estos enlaces es competencia del área de patrimonio del cabildo insular ya que son una herramienta de difusión de nuestro patrimonio inmaterial. (más…)

Carlos P. SimancasEn La Gomera la desidia se ha instalado como “modus operandi” y lo peor es que somos los ciudadanos quienes alimentamos esa maquinaria de ronroneo sordo e inútil. Un motor de sueños frustrados y cemento inservible, que devasta la isla hasta los cimientos.

El problema no es solo de siglas o de partidos políticos, sino es el conformismo que se ha instaurado entre nosotros. Que haya obras de coste millonarios cayéndose a pedazos, ¡pues no pasa nada!, y aplaudimos a rabiar. Que nunca más podamos utilizar el término “Miel de Palma, da igual, ya lo llamaremos, sirope. Que una asociación enseñe Silbo Gomero y que lo venda como Silbo Canario, ¡magnífico!, ¿no somos acaso todos hijos de las Afortunadas?

Hace unos días quise quejarme en una red social de esta Asociación, es verdad que pudo el corazón más que la razón, y fueron muchas las voces que me pidieron que escribiera sobre ello. Créanme cuando les digo que he necesitado días de asimilación, para ir metabolizando el asunto. Pero el problema no es que exista esta Asociación, la cuestión es que aquí no se hace nada por nuestro Silbo Gomero. Así que iré por partes:

1. No creo que la concejal de ASG en Hermigua fuera la culpable de llamar a esta asociación para dar ese taller. ¿En Agosto, con todo dios de vacaciones, a dónde se podía dirigir? No hay una Escuela Insular de Silbo Gomero por ejemplo. No hay nada, solo teléfonos particulares que no suelen responder.

2. Desde la más alta Institución de La Gomera se argumenta que el Silbo Gomero está a salvo, que se imparte en las escuelas de la isla. Pero eso solo significa que la Consejería de Educación ha hecho su parte del trato.

3. ¿Dónde está la Escuela Insular de Silbo Gomero? ¿Por qué un adulto que quiera aprender a Silbo Gomero no tiene adónde acudir?

4. Si usted mañana quisiera enseñar cómo es el Silbo Gomero a un visitante: ¿Dónde lo llevaría? ¿Dónde hay demostraciones de Silbo Gomero de manera regular y de calidad?

5. ¿Por qué en esta isla gente como Isidro Ortiz, Lino o Pedro Medina son olvidados y denostados? Cuando ellos son parte importante de que se consiguiera rescatar al Silbo Gomero del olvido.

6. ¿Por qué la Comisión Insular del Silbo Gomero no se reúne desde el 2008?

7. ¿Por qué no se ha actuado para que la Cátedra del Silbo Gomero sea una realidad en nuestras universidades?

8. ¿Por qué el Consejero de Patrimonio y también alcalde de San Sebastián no abre la Escuela de Silbo Gomero, pero sí permite a su vez hacer talleres en su municipio?

9. ¿A quién le interesa que el Silbo Gomero no prospere?

Estas preguntas que se agolpan en mi cabeza siguen sin respuesta. Es más, a día de hoy no he visto ninguna respuesta firme y contundente por parte de la tercera planta del Cabildo en defensa de nuestro patrimonio inmaterial.

Aquí he de matizar: sería injusto cargar las culpas solo al equipo de gobierno del Cabildo, ya que este es un tema que se lleva lastrando desde hace casi 10 años. El PSOE participó en este entierro prematuro de nuestros valores culturales y ASG sigue con el velatorio y los pertinentes responsos. Recuerden que fueron ellos (el partido de la rosa y el puño) los que permitieron que la Isla se llenara de obras inútiles, que la miel pierda su nombre o que el Silbo Gomero esté contra las cuerdas esperando ser salvado por la campana.

La política en La Gomera ha sido un rancho para unos pocos donde lo inmaterial ha quedado en el “poyo” de la cocina esperando ser devorados por un gato oportunista.

Gato que ha llegado desde otra isla, que ha aprovechado la desidia y que estemos con la isla en funciones, culturalmente hablando, para establecer su chiringuito. A ver… puedo entenderlo, pero no respetarlo. Mientras en La Gomera sigamos instalados en el conformismo, mientras sigamos aplaudiendo que nuestra cultura siga expuesta a los elementos, otros alegarán que ese espacio está libre y que son ellos quienes tienen que ocuparlo y explotarlo. ¿Aplaudiremos luego?

Guacimara NavarroLa formación ecosocialista critica que el consejero insular de Patrimonio, Adassat Reyes, ponga en marcha cursos de silbo gomero exclusivamente en el municipio del que es el alcalde.

Sí se puede reclama que se den cursos de silbo gomero para adultos no sólo en el municipio de San Sebastián de La Gomera, sino que esta formación se haga extensible a toda la isla, ya que las únicas clases que han anunciado su comienzo son las que tendrán lugar en la capital de la isla enmarcadas en la escuela de folclore que es, al mismo tiempo, la única de ámbito público que funciona en la isla. (más…)

Recuerda que se trata de un Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que debe ser conservado y divulgado.

Rubén MartínezSí se puede invita al cabildo gomero a asumir con seriedad y responsabilidad la gestión del silbo en la Isla. Recuerdan que tanto la Comisión Insular de Silbo como la Escuela Insular de Silbo están paralizadas desde el año 2008. Así mismo señalan que la gestión de ese patrimonio queda relegada en la actualidad a encuentros y concursos como el realizado el pasado Día de Canarias, en el que curiosamente participaron más personas foráneas que gomeras. (más…)

Guacimara NavarroEl concurso de silbo del Día de Canarias tuvo fallos de organización. Llamó la atención que en modalidad adulta e infantil ganasen parejas de otra isla.

Sí se puede muestra su preocupación ante la dejadez y carencia de un proyecto serio por parte del Cabildo Insular en torno al silbo, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, tal y como se pudo comprobar en el concurso de silbo del Día de Canarias.

En la noche del pasado día 30 de mayo tuvo lugar en la capital insular el concurso anual de silbo gomero organizado por el Cabildo de La Gomera. Las modalidades de competición fueron dos: adulta e infantil. Entre los más jóvenes participaron alrededor de una veintena de niños y niñas. Por el contrario, en el caso de la modalidad de adultos tan solo compitieron dos parejas, ambas procedentes de la isla de Tenerife.

El desarrollo del concurso adoleció de la organización que merece un bien patrimonial como el silbo. Un síntoma de ello fue que los participantes tuvieran que apuntar sus nombres en un improvisado listado, a pesar de haberse inscrito con anterioridad.

También se pudo observar que no hubo un control óptimo sobre el material de las pruebas; así, varias veces se rectificaron frases y acciones por ser injustas e incongruentes, a pesar del buen hacer del jurado.

Guacimara Navarro, portavoz de Sí se puede, señala que “En aras de responder al compromiso de los concursantes, hubiera sido muy positivo tener el detalle de entregar a todas las personas participantes un diploma acreditativo de su asistencia. No podemos olvidar que acudieron dos niños del CEIP Temocodá de Chipude que, tras recorrer un largo camino para participar en el concurso de silbo gomero, se volvieron a su casa con las manos vacías. Otro tanto ocurrió con los niños de San Sebastián y de Tenerife, quienes, por no haber quedado entre las 5 primeras parejas, no recibieron al menos un recordatorio de su participación”.

Acudió al certamen un nutrido grupo de niños del CEIP Acentejo en La Matanza, alumnos del maestro Rogelio Botanz. Estos niños demostraron que fuera de nuestra Isla se gestiona el patrimonio gomero con rigor y seriedad. La portavoz de Sí se puede apunta: “El hecho de que los únicos participantes en modalidad adulta fueran exalumnos de Rogelio Botanz, que además vinieron a revalidar el título que ya habían ganado el año pasado, demuestra el enorme vacío en la que se encuentra sumida La Gomera en materia de enseñanza y promoción para adultos del silbo”.

Navarro añade: “Así pues, la asistencia de una representación gomera en modalidad infantil manifiesta que existen niños y niñas que tienen interés, y que lo único que está funcionando es la enseñanza del silbo en los colegios, actividad que precisamente no es competencia del Cabildo Insular”.

Los ganadores del concurso, procedentes de Tenerife y exalumnos de Rogelio Botanz, tras recibir el galardón hicieron referencia a los grandes maestros Isidro Ortiz y Lino Rodríguez como auténticos artífices de la preservación del silbo gomero.

Para la portavoz de la formación ecosocialista “No podemos achacarle a la población gomera su falta de participación en este certamen, ya que en la actualidad las personas adultas que deseen aprender silbo gomero en nuestra Isla carecen de un lugar para hacerlo. Sin embargo, lo más llamativo es que en otras islas como Gran Canaria o Tenerife se ofertan cursos por parte de las administraciones públicas para todas aquellas personas que quieran introducirse en la materia.”

Cabe destacar la ausencia de la Consejera del Área de Política Sociocultural, Patrimonio Histórico y Juventud del Cabildo de La Gomera y del propio Presidente, quienes no dudan en acudir a otros actos culturales. “Los responsables directos de la agonía de nuestro patrimonio no dan la cara ante la ciudadanía porque se les caería de vergüenza, y no sabrían qué decir ante el dato demoledor de que en la categoría de adultos no participara ninguna persona natural de La Gomera. Deberían reflexionar sobre este hecho, fruto de la nefasta gestión que hacen de nuestros bienes culturales” concluye Navarro.

SilboLa formación advierte que la dejadez de la Institución, garante de nuestro patrimonio,  ha permitido el surgimiento de la enseñanza oficiosa de un presunto “Silbo Canario”.

La enseñanza del Silbo Gomero se ejerce por personas cualificadas y se encuentra regulada en los Centros Educativos de La Gomera, sin embargo, fuera de la educación reglada no ha existido interés por desarrollar mecanismos serios y continuados que permitan su aprendizaje y conocimiento, tanto dentro de La Gomera como en el resto de las Islas.

Guacimara Navarro, portavoz de la formación afirma que «la escuela insular de Silbo, creada por el Cabildo de La Gomera, actualmente no desarrolla ninguna actividad. Lo mismo pasa con la cátedra cultural y científica “Lenguajes silbados Ramón Trujillo”, cuyo convenio entre el cabildo y la Universidad de La Laguna se firmó en el 2010 y ni tan siquiera se han convocado reuniones de la comisión de expertos creada para salvaguarda de nuestro singular patrimonio. Las actividades se circunscriben a un concurso anual de Silbo y a acciones publicitarias muy esporádicas».

Ante esa evidente falta de gestión y tras el eco de la declaración del Silbo Gomero como Patrimonio de la Humanidad,  se generó un gran interés en todas las islas por aprenderlo. Surge así cierto colectivo que comienza a dar cursos de lo que ellos denominan “silbo canario”. Estos cursos emplean una extensa publicidad, una aparente oficialidad y captan un creciente número de personas legítimamente interesadas en aprender a silbar. «Lo curioso es que lo que se imparte es “silbo gomero”, pero se utiliza una denominación engañosa y no reconocida por los especialistas en la materia, tanto lingüistas, historiadores antropólogos, etc.», manifiesta la portavoz.

La formación ecosocialista ha mantenido entrevistas con expertos en la materia de “Silbo Gomero” que manifiestan un profundo malestar con este hecho. Declaran que la persona que encabeza el proyecto de “silbo canario” aprendió el lenguaje silbado gomero en nuestra isla y que los argumentos que utiliza para hablar de “silbo canario” no se sustentan, además de ningunear las recomendaciones de sus propios maestros y otros expertos en la materia.

«El malestar es extensible a toda la sociedad gomera que observa atónita el mal uso de un elemento tan singular de nuestra cultura», manifiesta Guacimara Navarro.

Desde Sí se puede se entiende que es imprescindible que el Cabildo gomero tome de manera urgente cartas en el asunto. Según Navarro, «el Cabildo debe actuar como organismo supervisor y garantizador de nuestro patrimonio, desarrollando todas las medidas que estén en sus manos para evitar que se pierda o se desnaturalice nuestro Silbo Gomero».

En el pasado pleno del Cabildo del día 18 de Septiembre en el apartado de “Ruegos y Preguntas” el consejero por Sí se puede, Rubén Martínez Carmona, haciéndose eco del malestar ante esta situación, lanzaba la siguiente pregunta ante la corporación insular: ¿Qué ha hecho el Cabildo gomero para la protección y salvaguarda del Silbo Gomero: único lenguaje silbado vivo, a lo largo de los siglos y hasta hoy, avalado por infinidad de científicos, viajeros, antropólogos, historiadores, lingüistas, etc.? ¿Por qué no ha puesto esta institución en conocimiento de la Comisión de silbo estas enseñanzas del presunto “silbo canario” para su denuncia en defensa del Silbo Gomero? ¿Qué actividad tiene la cátedra de Silbo?

«En Sí se puede consideramos que ha costado grandes esfuerzos de muchísimas personas e instituciones conseguir que este patrimonio perviviese y fuera reconocido como para dejar que el desinterés de las instituciones, junto a los intereses de ciertos individuos o colectivos acaben ninguneándolo y minándolo. En tal sentido estamos trabajando en una moción en defensa del Silbo Gomero que presentaremos en los próximos días», anuncia la portavoz de la formación asamblearia.