La construcción de tres aulas es un compromiso que suscribió la consejera de Educación y Universidades durante su visita en enero de 2016.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey muestra su contrariedad ante el incumplimiento continuado de la Consejería de Educación y Universidades con el Centro de Enseñanzas Obligatorias Nereida Díaz Abreu y el compromiso que se adquirió para que el centro contara con tres aulas más.

Desde la formación asamblearia se recuerda que, durante la visita de la consejera de Educación y Universidades, Soledad Monzón, en enero de 2016, se manifestó que el centro podría contar con estos equipamientos a comienzos del curso escolar 2016-2017.

“Desgraciadamente el tiempo nos ha dado la razón y nuestras dudas estaban bien fundamentadas. Y no solo no hemos podido contar con estos espacios para el comienzo del curso pasado, sino que visto lo visto, la situación se va a alargar sin fecha. Al final en vez de solucionar un problema, se han generado más”, expresa Sandra Ramos, portavoz de la asamblea local.

Sí se puede considera que, precisamente con esta obra, desde la Consejería de Educación, llevan mucho tiempo engañando y frustrando a la comunidad educativa de Valle Gran Rey, como para que problemas burocráticos sigan retrasando aún más su ejecución. “Hoy empieza el curso 2017-2018 y las obras no han comenzado”, insiste la portavoz.

Las últimas informaciones oficiales que tienen sobre estas obras es una publicación en el BOC del pasado 23 de junio donde se notifica que se acredita la imposibilidad de notificación por la que se declara la caducidad del expediente administrativo de Resolución del contrato de la obra “Ampliación del C.E.O. Nereida Díaz Abreu, Valle Gran Rey, La Gomera”, y se inicia nuevo expediente de Resolución de contrato. “Es decir, burocracia, que puede ser necesaria, pero el aulario también es necesario y urgente para el alumnado de Valle Gran Rey”, indica Ramos.

Sí se puede entiende necesaria la construcción de esas aulas y que las obras, cuando se hagan, interfieran lo menos posible con el funcionamiento del centro. “También es importante la construcción de un nuevo comedor, pero visto lo visto, esperaremos más tiempo aún para que desde el gobierno de Canarias cumplan con la educación en nuestro municipio”, señala la portavoz ecosocialista.

Cabe recordar que la formación elevó al Pleno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey el pasado mes de mayo la propuesta de hacer una declaración institucional a favor del reinicio inmediato de las obras de ampliación de este centro educativo, que fue aprobada unánimemente por el pleno municipal.

“Visto lo visto, ni caso. Razón tuvo nuestro portavoz cuando en la sesión plenario dijo que, con esta obra, desde la Consejería de Educación llevan tomándole el pelo la comunidad educativa de Valle Gran Rey demasiado tiempo como para que problemas burocráticos retrasen aún más su ejecución” expresa Ramos.

“Recogemos la preocupación de muchas madres y padres de que este compromiso no se vaya a cumplir, porque todo indica precisamente eso”, insiste la portavoz, quien recuerda que “las obras tienen destinado un presupuesto cercano a los trescientos mil euros y que los trabajos tienen un plazo estipulado de 6 meses, pero a lo tonto, esos seis meses se han hecho ya unos años”.

Por parte de la asamblea local se insta al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey a solicitar el comienzo de estas obras. “Tenemos un grupo de gobierno, que incluye a un parlamentario, y que, lejos de buscar soluciones a este grave problema, parecen estar más preocupados por celebrar eventos, inauguraciones y fiestas” concluyen desde Sí se puede.

  • Han pasado dos años desde la finalización de la primera fase de la ZCA y no se han desarrollado proyectos de dinamización ni se conoce la continuidad del resto de fases ni cuándo puede ser recepcionada.
  • Para Sí se puede, “el esfuerzo inversor realizado en la primera fase no ha logrado que esta zona comercial abierta sea un espacio que ayude a potenciar el comercio del barrio de Vueltas”.

Como nefasta y muy mejorable es definida la gestión de la Zona Comercial Abierta de la Calle Vueltas en Valle Gran Rey por la asamblea local de Sí se puede. Para la formación de izquierdas resulta incomprensible que, tras dos años de haberse acabado las obras de la primera fase, no se haya desarrollado ningún proyecto de dinamización y se desconozca cómo se va a seguir desarrollando la zona comercial en este barrio ni cuándo va a ser recepcionada la obra.

“Cuando se hicieron las obras, que provocaron fuertes reticencias vecinales por la época de alta temporada turística que se eligió, se dijo que tenía que ser así porque si no, no iban a poder desarrollarse el resto de fases. Han pasado dos años y aquí no ha asomado nadie para decir cómo y cuándo se van a continuar las posteriores fases” explica Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia.

Para Sí se puede también resulta sintomático que no se haya desarrollado ningún proyecto de dinamización a lo largo de estos dos años. “Sólo un cartel en la zona de la Ciudadela indica que en Vueltas hay una zona comercial. La calle no tiene ni una papelera. Los negocios que se han instalado están teniendo problemas de pervivencia. Y los aparcamientos que se quitaron en su momento, no han sido reubicados como se prometió, lo que hace muy complicado aparcar en Vueltas en época de gran afluencia de turistas” abunda la portavoz.

A este respecto, desde la asamblea local destaca que, a pesar de haber subvenciones del Gobierno de Canarias para dinamización de las ZCA, a Valle Gran Rey no ha llegado ninguna. “Otro indicativo de que la ZCA de Vueltas no existe para quienes plantean las zonas comerciales, es que, en la aplicación del Gobierno de Canarias creada para encontrar todos los comercios asociados a las Zonas Comerciales Abiertas, Vueltas no sale. De La Gomera, sólo sale San Sebastián, aunque sin ningún comercio asociado” declara Ramos.

Para Sí se puede, la situación en la calle Vueltas es más grave si se tiene en cuenta que actualmente no se sabe si la obra ha sido recepcionada ni a quién acudir en caso de cualquier problema. “El gobierno municipal, cuando se le ha requerido, dice que la obra no está entregada. Sin embargo, cuando han tenido que romper el adoquinado para arreglar una avería de aguas o saneamiento o para quitar mobiliario sí parecen tener competencias. Lo que pasa a día de hoy es que la obra está necesitando, por su deterioro, nueva inversión sin haber sido recibida que sepamos” insiste la portavoz.

Desde la formación se pone de ejemplo de la deriva que tiene toda la zona comercial la zona de la calle Telémaco. “Un tanque derruido y que puede ocasionar accidentes, coches y caravanas dando una imagen peor si cabe al acceso a la ZCA, unos muros en terrenos que se han planteado necesarios para el desarrollo de la Zona Comercial, y un proyecto de ordenación que se plantea desde Puertos y que no se ha expuesto a la ciudadanía de Valle Gran Rey”, expone Ramos.

Para la asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey, todas estas carencias se traducen en que lejos de haber mejorado el carácter comercial de la Calle Vueltas, las obras vinculadas a la ZCA han ocasionado el cierre de algunos negocios.

“Está claro que aquí no se ha logrado ir más allá que a la ejecución, ciertamente mejorable, de las obras, ya que no ha habido el interés ni del Gobierno de Canarias ni del Cabildo Insular ni del Ayuntamiento de desarrollar un proyecto más integral, que permitiera la dinamización de la Calle Vueltas y que promoviera el aumento en la calidad de vida de los vecinos del barrio” finaliza su intervención la portavoz.

La asamblea local de Valle Gran Rey ha pedido a Puertos Canarios y al Ayuntamiento que la ciudadanía del municipio pueda acceder al expediente sometido a exposición pública.

La asamblea local de Sí se puede ha presentado recientemente sendas solicitudes, tanto a Puertos Canarios como al Ayuntamiento de Valle Gran Rey, para que se favorezca y promueva el acceso a la información y la participación de la ciudadanía del municipio al expediente de propuesta de Delimitación de la Zona de Servicio del puerto de Vueltas, sometido a información pública mediante anuncio publicado en el Boletín Oficial de Canarias Nº 134.

Para Sandra Ramos, portavoz de la formación ecosocialista, “es fundamental que los vecinos y vecinas de Valle Gran Rey podamos saber qué se propone en dicho expediente, y unas administraciones modernas deberían facilitar y promover el acceso a la propuesta de delimitación de la Zona de Servicio del puerto de Vueltas. No vale con anunciarlo en el BOC y decir que se puede visitar en las dependencias de Puertos Canarios en Santa Cruz y Las Palmas”.

Desde Sí se puede en Valle Gran Rey se reclama que con la mayor celeridad y urgencia se den los pasos necesarios para que la ciudadanía del municipio pueda acceder, bien vía física y/o vía telemática a los documentos que componen el expediente de propuesta de Delimitación de la Zona de Servicio del puerto de Vueltas.

“Pensábamos superadas las estrategias de dejar fuera de los procesos públicos a la ciudadanía, pero visto es que no. El puerto de Vueltas está en Valle Gran Rey y nada es más justo que la ciudadanía del municipio pueda conocer, opinar y participar de toda propuesta que sobre él se haga o se vaya a hacer” insiste la portavoz.

En tal sentido, desde Sí se puede se pone como ejemplo el proyecto ‘Urbanización de la terminal de pasajeros del puerto de Vueltas’. “Hemos sabido por prensa que se acaba de aprobar el inicio del expediente de contratación de este proyecto, pero una vez más, todas las obras públicas se hacen de espalda a la ciudadanía y sin contar con ella. La propuesta puede estar muy bien, pero seguro que estaría mejor si los vecinos y vecinas de Valle Gran Rey la conocieran y por lo tanto la apreciaran como suya”, explica Ramos.

Para la formación asamblearia, la zona de servicio del puerto de Vueltas es de tal trascendencia que la vecindad del municipio debiera saber en qué consiste el proyecto. “Entendemos que ahí vendrá qué va a hacerse con la plaza del Carmen, ahora mismo con uso privativo de mesas y sillas; también debería venir qué se va a hacer con el tanque de Abisinia, cómo se va a conectar esta zona con la calle Vueltas o cómo se va a integrar la zona de la escollera y toda la zona portuaria en el barrio”, aclara su portavoz.

Desde Sí se puede se espera que esta demanda sea atendida y que la ciudadanía de Valle Gran Rey sea informada sobre este expediente. “Si como contribuyentes pagamos esas obras y esos estudios, lo más justo es que como ciudadanía podamos acceder a esa información con transparencia y todas las facilidades” finaliza su intervención Ramos.

La escasez de agua pone en riesgo, sobre todo, la próxima cosecha de papas, por lo que se pide alguna actuación de urgencia que salve la producción de la zona.

Sí se puede en Valle Gran Rey advierte de que la escasez de agua de riego ha llegado a tal extremo en la zona de Arure, que la viabilidad de la actual cosecha de papas está en serio riesgo. “Los agricultores nos comentan que la cosecha necesita de un último riego para tener garantías hasta la recogida” argumenta Sandra Ramos, portavoz de la formación ecosocialista.

Cabe recordar que, este invierno, La Gomera ha tenido escasas lluvias, sobre todo en la zona occidental, lo que ha hecho que la presa de la Quintana apenas haya recogido agua para abastecer el riego de la vega de Arure.

“Entendemos que una situación así es algo excepcional y por lo tanto imprevisible, pero sí creemos que las circunstancias a las que se enfrentan los agricultores de Arure a corto plazo han de ser resueltas de alguna manera. Podría estar trabajándose ya en un bombeo de urgencia que ayude a sacar esta última cosecha”, propone la portavoz.

Respecto a la posibilidad de que las personas afectadas se acojan a seguros agrícolas, la formación asamblearia entiende que es una opción que, en su mayor parte, es inviable. “Estamos hablando de personas que cultivan pequeñas explotaciones para autoconsumo o como actividad secundaria, y tendrían muy difícil acogerse a seguros o a subvenciones para agricultores profesionales”, explica Ramos, quien considera “sin embargo que este tipo de agricultura es vital para la Isla”.

“Hablamos de paisajes de paredones, de sostenibilidad, de que las zonas cultivadas son esenciales para el control de los incendios forestales, y sin embargo la Administración no fomenta adecuadamente el mantenimiento de este tipo de agricultura que es la que ha creado el paisaje agrícola que vendemos en postales”. Por ello desde Sí se puede se lamenta que mientras en otras comunidades autónomas haya legislación que favorece el desarrollo de experiencias de custodia del territorio, “en Canarias se apuesta con la desaparición del suelo agrícola bajo el piche y el cemento”.

De todas formas y a corto plazo, lo que los agricultores de la zona de Arure necesitan es agua para riego. “Exhortamos al Consejo Insular de Aguas a buscar una solución urgente para que se salve la actual cosecha, y a las autoridades y entidades que tengan que ver con el desarrollo agrícola, que desarrollen planes de emergencias para situaciones de sequía que permita dar soluciones a largo plazo” insiste la portavoz.

“Pedimos, en definitiva, que la agricultura deje de considerarse en La Gomera como una actividad marginal y que se apueste decididamente por su desarrollo, teniendo en cuenta todos los extras que genera más allá de la viabilidad profesional de las explotaciones” argumenta Ramos.

“¿Cuánto vale el paisaje de paredones de Taguluche o Guadá? ¿Cuánto vale que un incendio no entre en un caserío gracias a las franjas de cultivo? ¿Cuánto todas las relaciones ambientales que se dan en los paisajes agrícolas? ¿Cuánto vale la pervivencia de nuestras variedades agrícolas propias o el mantenimiento de nuestros suelos fértiles? Si alguien es capaz de ponerle precio que lo haga y lo diga, quizás es la forma de valorar mejor la poca agricultura que nos queda” reflexiona la portavoz para finalizar.

A través de esta solicitud, la formación ecosocialista recoge el planteamiento de vecinos y transeúntes de la Calle Las Orijamas ante el peligro de derrumbes de piedras y tierra.

Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey ha presentado una solicitud para que a la mayor brevedad posible se construya un muro en una zona de la Calle Las Orijamas donde existe un talud con grandes piedras. En opinión de la formación asamblearia, “con una obra relativamente sencilla se evitaría la frecuente caída de escombros desde esta pared terrosa, y tanto la vecindad como los transeúntes de esta vía ganarían en tranquilidad y seguridad”, explica su portavoz, Sandra Ramos.

Para el comité local de Sí se puede, “es un orgullo que algunos vecinos preocupados hayan contactado con nosotros para que presentáramos esta solicitud. Se está entendiendo por parte de la ciudadanía que, gran parte de nuestra labor, es dar voz de las preocupaciones vecinales ante las instituciones y nos satisface que confíen en nuestra labor. Pero a la vez nos preocupa que desde las instituciones no se detecten y corrijan problemas que la mayor parte de las veces son obvios y fáciles de solventar”.

En la solicitud presentada para la construcción del muro, se expone que la estabilidad de esta pared terrosa debe ser evaluada con urgencia y resuelta con la construcción de un muro, ya que las circunstancias en las que se encuentra actualmente pueden poner en riesgo la estabilidad de la pared y por lo tanto la protección de vehículos que circulen o estacionen en la vía o la integridad de los viandantes.

“Además, la construcción de este muro de contención también ayudaría a dotar de mayor estabilidad a la Calle de La Alameda, vía que en octubre de 2014 sufrió problemas estructurales por la inestabilidad del sustrato sobre el que se asienta” señala Ramos.

“Esperamos que el grupo de gobierno impulse la construcción de este muro, bien en colaboración con otras administraciones, o incluso con fondos propios aprovechando la presencia de personal cualificado en construcción en el Plan de Empleo Social 2017″ declara la portavoz.

A través de una moción, la formación ecosocialista plantea comenzar, a la mayor brevedad, con los trámites del procedimiento de solicitud de autorización para la implantación de una helisuperficie de “uso restringido” para emergencias.

Los concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey han presentado una moción para tratar en el próximo pleno ordinario que propone la instalación de una helisuperficie homologada de uso restringido para emergencias en las instalaciones del puerto de Vueltas.

Según su portavoz, Sandra Ramos, “nadie puede poner en duda que, debido a lo sinuosas que son las carreteras en nuestra Isla, los traslados de enfermos en emergencias son excesivamente prolongados en el tiempo y eso puede ser fatal cuando se tiene que llevar a un paciente grave en ambulancia hasta el hospital. Además, una buena parte de los pacientes críticos son trasladados en segunda instancia a hospitales de tercer nivel en Tenerife”.

“Por esto”, -opina la portavoz-, la asistencia y traslado en helicóptero desde el lugar donde está el paciente grave hasta el hospital de destino es lo ideal en esta isla, tanto por el tiempo de asistencia, como por el tiempo de traslado hasta el hospital, mucho menor comparado con el traslado terrestre, y además con la posibilidad de un traslado directo hasta los hospitales de mayor nivel en Tenerife”.

En tal sentido, en consideración de Sí se puede, sería muy importante contar con una red de helisuperficies en la isla que posibiliten que estos servicios se realicen con la mayor seguridad posible para paciente y tripulación e inclusive que se puedan hacer tanto de día como de noche.

“Entendemos que sería ideal para la ciudadanía de Valle Gran Rey y para quienes nos visitan, que el municipio cuente con una helisuperficie homologada para este tipo de servicios, en las mejores condiciones de seguridad y que pueda ser utilizada tanto de día como de noche” expone Ramos.

Desde el comité local se recuerda que actualmente, cuando el helicóptero sanitario debe trasladar a un paciente desde Valle Gran Rey, debe aterrizar en el puerto de Vueltas, lo cual se realiza sin excesivos problemas siempre que sea de día. Sin embargo, esta misma acción es imposible hacerla en horario nocturno.

“Cuando se da una urgencia de noche el traslado se hace por ambulancia hasta el Hospital Virgen de Guadalupe en San Sebastián, empleando para ello un tiempo, en muchos casos, excesivo para una emergencia” insiste la portavoz.

La helisuperficie que se propone construir es de “uso restringido”, y para su instalación no se necesitan grandes desembolsos de dinero ni suponen graves expedientes administrativos. Para Sí se puede, el ayuntamiento debería promover este equipamiento y proceder a realizar la solicitud pertinente ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), y el ente Puerto Canarios facilitar las autorizaciones pertinentes.

“Ahora que está de moda para algunos gobernantes reclamar igualdad para las islas no capitalinas, también debería plantearse soluciones más o menos sencillas que ayuden a que quienes vivimos más lejos de las capitales y de los hospitales podamos evitar pasar tiempos excesivos en los traslados” declara Ramos.

Durante una reciente visita, miembros del comité local pudieron comprobar la mejoría del estado de este espacio natural respecto al año pasado.

Sí se puede en Valle Gran Rey muestra su satisfacción de que este año en el Sitio de Interés Científico Charco del Cieno no haya asentamientos humanos y el espacio no muestre la situación de abandono, suciedad y descuido de años anteriores. “Parece que las autoridades se han tomado más en serio lo de vigilar este espacio porque, aunque se ven algunas casetas y algunas estructuras de piedra, en nada se parece a lo que pasaba en anteriores ocasiones” señala Sandra Ramos, portavoz del comité local.

Para la formación ecosocialista es esencial que se continúe con la vigilancia en el Charco del Cieno de cara a la temporada alta turística y que las tareas de control se extiendan a los otros espacios naturales protegidos del municipio. “La temporada turística está empezando y hay que ser vigilantes para que no se instalen de nuevo asentamientos humanos” insiste la portavoz.

Desde Sí se puede se indica que otro espacio protegido que necesita de mayor vigilancia es el Sitio de Interés Charco del Conde. “En la tarajaleda existente entre los charcos del Conde y la Condesa es frecuente que pernocte gente y la arena circundante está bastante sucia”, explica Ramos, quien añade “los arenales del Charco del Conde y de Playa del Inglés son el hábitat de una especie de escarabajo endémica y que está en peligro de extinción, por lo que todo cuidado es poco”.

Sí se puede La Gomera propone que los temas de vigilancia y control de las actuaciones y actividades dentro de los espacios naturales protegidos se trabajen desde la coordinación y la cooperación interadministrativa y por la asunción de las competencias que aseguren la protección y gestión de los valores naturales que los Espacios Protegidos de la isla requieren.

Para la formación de izquierdas, la conservación y gestión de los espacios naturales protegidos, no solo debe ser una obligación legal para mantener el patrimonio natural, sino que es una oportunidad para la generación de riqueza y empleo. “Los espacios naturales bien conservados y bien gestionados se convierten en recursos para el desarrollo local, generando empleos de alta calidad. El ejemplo ha sido hasta ahora el Parque Nacional de Garajonay y esperamos que lo siga siendo, pero hay que trabajar más y mejor para que el resto de espacios protegidos de La Gomera también sean fuente de riqueza por sus valores naturales”.

“También es necesaria la información y la formación de los responsables públicos y de las personas que trabajen en las administraciones. Vemos cómo con frecuencia son las propias administraciones públicas las que realizan podas de tarajales o trabajos dentro del arenal del Charco del Conde sin tener en cuenta las consecuencias ambientales que puedan derivarse de ellas” manifiesta la portavoz.

En el mismo sentido, desde Sí se puede se propone que se trabaje en material informativo dirigido para los turistas y visitantes de la isla que expliquen las consecuencias que ocasionan ciertos comportamientos y actuaciones sobre el patrimonio natural y cultural de la Isla.

“La Gomera es un territorio muy sensible y cualquier actuación, por nimia que parezca, puede hacer un daño irreversible. Una pintada, acampar en zonas no autorizadas, dejar basura en el medio por muy biodegradables que sean los residuos o quitar piedras de un paredón para señalar un camino son actuaciones que no deberían hacerse y que a veces los turistas hacen por no saber la fragilidad y la exclusividad de nuestra biodiversidad y de nuestro patrimonio cultural” finaliza su intervención Sandra Ramos.

La moción presentada por la formación ecosocialista plantea la necesidad de que el Ayuntamiento ponga en marcha un plan local de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y un plan municipal contra la violencia machista.

photo_2016-09-16_17-51-37El comité local de Sí se puede en Valle Gran Rey, a través de sus concejales electos, ha presentado para el pleno ordinario de este mes de noviembre una moción para la adhesión del municipio a la Carta Europea por la Igualdad de Hombres y Mujeres en la Vida Local y para la elaboración de los planes municipales de igualdad y contra la violencia machista. (más…)

Sandra RamosLa moción presentada desde agosto, propone, entre otros acuerdos, que se implante, en un plazo no superior a un año, la Universidad Popular de Valle Gran Rey con un programa formativo que democratice la cultura y promueva el desarrollo integral de las personas.

Sí se puede en Valle Gran Rey defenderá en el próximo pleno municipal una moción relativa a la implantación de una Universidad Popular en el municipio. “Llevábamos esta propuesta en nuestro programa electoral y entendemos que es una proposición que puede ser asumida por el grupo de gobierno”, explica Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia en Valle Gran Rey. (más…)

Sandra RamosLa calle El Pescuecito, situada en la zona comercial de El Llano, da servicio a vecinos y turistas, y mejoraría sustancialmente de hacerse este tipo de trabajos.

El comité local de Valle Gran Rey, en su tónica de realizar propuestas al grupo de gobierno municipal, ha solicitado recientemente que el Ayuntamiento proceda, con la participación de los vecinos y vecinas de la calle El Pescuecito, a suprimir los alcorques actualmente vacíos a través de la eliminación de los tocones y el posterior asolado, con el fin de evitar caídas y mejorar la accesibilidad de la calle.

“Entendemos que la situación actual que se ve en la acera de esta calle no es de recibo. Unos alcorques con tocones de árboles cortados, además de empeorar la estética de la calle, pueden provocar caídas y otro tipo de accidentes. Por eso proponemos que se eliminen primeramente los tocones, y que luego, con la participación de los vecinos, se opte, bien por la supresión de los alcorques con su asolado, o bien la plantación de ornamentales”, explica Sandra Ramos, portavoz de Sí se puede.

Para la formación asamblearia, por el tamaño de la acera de la que se trata, lo ideal sería el asolado, pero “eso es algo que deberían decidir las y los vecinos, siempre teniendo en cuenta las prescripciones técnicas que aseguren la accesibilidad y el correcto tránsito de la acera” matiza su portavoz.photo_2016-09-05_08-45-03

Para la eliminación de tocones se pueden emplear distintos métodos, pero desde el comité local se pide que en caso de escogerse para la eliminación de estos tocones la utilización de un producto químico (la mayor parte de estos productos están compuestos por nitrato de potasio, el cual reacciona con la madera para ablandarla y descomponerla rápidamente), se señalice correctamente su utilización y se mantenga a los niños y animales alejados del tocón tratado.

“A la vez que se realicen estas actuaciones de eliminación de tocones y el asolado de los huecos, creemos que se puede aprovechar para hacer obras que mejoren la accesibilidad universal de esa acera conforme a las directrices técnicas, que buena falta hace en Valle Gran Rey que nos empecemos a adaptar para ser más accesibles y acogedores con todas las personas” insiste Ramos.

Desde el comité local se espera que el grupo de gobierno municipal sepa entender la propuesta y la tenga en cuenta en sus actuaciones.