Para la formación asamblearia, se está actuando de espaldas a la ciudadanía del municipio en una de las vías más importantes.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey hace un llamamiento al grupo de gobierno en el ayuntamiento con el fin de que el ente “Puertos Canarios” exponga a la población del barrio de Vueltas y de todo el municipio, el proyecto de urbanización de la vía que va desde la rotonda de El Mago hasta la playa de Vueltas.

Pedimos el año pasado, cuando el proyecto se puso en exposición pública en las oficinas de Puertos Canarios, allá en Santa Cruz y en Las Palmas, que se hiciera una exposición en Valle Gran Rey, pero no hicieron el más mínimo caso. Han seguido trabajando, tanto en la obra de urbanización de la terminal de pasajeros del puerto, como en el proyecto de urbanización de todo el frente del barrio de Vueltas y su conexión con el puerto, de espaldas a la ciudadanía de Valle Gran Rey” explica la portavoz Sandra Ramos.

Desde Sí se puede se señala que todo lo concerniente con el puerto es muy trascendente para el barrio de Vueltas y para todo el término municipal de Valle Gran Rey, lo que, a entender de la formación, debiera impulsar a promover su conocimiento y estudio en el municipio y con la ciudadanía de Valle Gran Rey, aspectos estos que no se han visto en absoluto favorecidos al no realizarse una exposición abierta al público.

En ese sentido, desde Sí se puede también se critica el papel de Casimiro Curbelo como vocal del Consejo de Administración de Puertos Canarios. “Bien que, en la legislatura pasada, cuando estaba sobre la mesa la propuesta de poner el puerto deportivo en la dársena del muelle viejo, vino como vocal a defender ese proyecto a pesar de que ni los pescadores ni los vecinos de Valle Gran Rey queríamos, mayoritariamente, esa ubicación” declara la portavoz, quien pregunta: “¿Por qué no viene ahora o impulsa que se exponga el proyecto de urbanización del frente de Vueltas a la ciudadanía de Valle Gran Rey?”.

Para Ramos, la situación del frente de Vueltas y de las explanadas del puerto de Vueltas necesitan de obras, pero estas deberían ser conocidas y estar consensuadas con los habitantes de Vueltas y del municipio de Valle Gran Rey.

“El tanque de Abisinia obviamente debe ser demolido; la plaza del Carmen arreglarse y ser accesible para personas con dificultades de movilidad; está sobre la mesa de Puertos Canarios la propuesta de instalar una helisuperficie en la zona de la explanada del puerto para traslados de urgencia; nos preocupa la cabida y viabilidad que tienen los pescadores tradicionales en todo este contexto de hacer en Vueltas un puerto comercial… pero sobre todo esto no se sabe nada, si se recoge en el proyecto ni de qué manera” insiste.

A la asamblea local de Sí se puede también le inquieta la conexión que este proyecto tendrá con el proyecto de la Zona Comercial Abierta de Vueltas y la escasez de aparcamientos que tradicionalmente sufre el barrio. Además, insisten en la necesidad de asegurar que el tránsito hacia el puerto y hacia el interior del barrio se vea lo menos perjudicado posible.

“La gente de Vueltas lleva sufriendo demasiado tiempo el olvido y las imposiciones de las administraciones como lo ocurrido durante las obras de la Calle Vueltas. Y en este barrio hay empresas, alojamientos turísticos y restaurantes que pueden verse muy dañadas si sus circunstancias no son tenidas en cuenta a la hora de plantear cualquier proyecto”, finaliza su intervención Sandra Ramos.

Desde la formación se insta a que el grupo de gobierno municipal promueva, en colaboración con el Consejo Insular de Aguas y con el área de Agricultura del Cabildo, medidas urgentes de ayuda para los agricultores.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey muestra su preocupación por la salinización creciente de algunos pozos del municipio, por lo que insta al gobierno municipal a promover medidas urgentes de ayuda para los agricultores que puedan verse afectados, en colaboración con el Consejo Insular de Aguas y con el área de Agricultura del Cabildo.

“En la zona baja de Valle Gran Rey, donde se riega de pozo, la situación es muy preocupante ya que algunos pozos muestran salinidades altas. Pese a que este año ha llovido un poco más que en los anteriores, en la zona baja de Valle Gran Rey, prácticamente no llueve “en forma” desde el invierno de 2012”, señala Sandra Ramos, portavoz de la asamblea local.

Desde la formación se recuerda que además de dañar a las cosechas y los cultivos, “regar con aguas de alta salinidad directamente mata al suelo agrícola, por lo que este tema debe ser estudiado en profundidad y plantear soluciones técnicas, antes de que los suelos agrícolas de la zona baja de Valle Gran Rey sufran daños irreversibles”.

La portavoz, en tal sentido, explica: “la situación es más grave en la zona de Borbalán, donde los pozos están alcanzando unos niveles de salinidad que puede inutilizarlos. Ya en el Plan Hidrológico Insular de La Gomera, el acuífero de Valle Gran Rey es calificado como masa de agua subterránea en riesgo de no alcanzar los objetivos medioambientales de la Directiva Marco de Agua, pero no se ha trabajado en realizar actuaciones técnicas ni en informar a los agricultores sobre medidas a llevar a cabo para impedir la salinización de los suelos agrícolas”.

Desde Sí se puede se señala que los estudios indican que para evitar problemas de salinidad la elección del sistema de riego es crucial. “Además, es recomendable tomar ciertas medidas como aplicar correctamente los abonos orgánicos sin excederse, fertilizar los cultivos en base a análisis preliminares del suelo y agua, monitorear los valores de salinidad del suelo cada ciclo de cultivo y escoger cultivos tolerantes antes de empezar su explotación” indica Ramos.

Del mismo modo, para mitigar los efectos de la salinización de suelos, deben efectuarse lavados del suelo con agua que tenga la menor cantidad de sales posible, cuidando que el drenaje sea eficiente para evitar estancamientos, hasta que la conductividad eléctrica sea óptima.

“Como la estructura del suelo ha sido alterada, la incorporación de materia orgánica sería ideal para su recuperación, pues es un gran restaurador del suelo, pero aquí, en vez de promover el uso de compost a partir de restos vegetales, se opta más por amontonar los residuos vegetales en El Altito para que “alguien” les meta fuego”, argumenta la portavoz.

Por eso, para la formación asamblearia “es urgente que desde el gobierno municipal de Valle Gran Rey se impulse, conjuntamente con otras administraciones, un paquete de medidas que, basándose en dotar de información suficiente a los agricultores del municipio, asegure, a corto plazo, que las consecuencias de esta salinización de los pozos no afecten definitivamente a la agricultura de la zona baja.

“En el reino de maravillas que diseña el gobierno municipal para Valle Gran Rey, la agricultura parece no tener cabida, cuando nuestros paisajes son el principal reclamo turístico y nuestra verdadera “marca”. Y mientras, los agricultores necesitan de realidades inmediatas: sin agua de cierta calidad no puede haber cultivos y la situación actual es de extrema gravedad”, finaliza Ramos.

Los apicultores y personas que desarrollan actividades apícolas se vienen quejando de pérdidas importantes en sus colmenas debido al ahogamiento de las abejas en los recipientes de recogida de guarapo.

La asamblea local de Valle Gran Rey se hace eco de la queja de muchos apicultores del municipio y advierte de la muerte de abejas asociada al guarapeo, debido al ahogamiento de las abejas en los recipientes de recogida de guarapo.

“Esto no debería estar pasando y solicitamos del Cabildo Insular que se tomen las medidas necesarias para para evitar conflictos entre apicultores y guaraperos, y se asegure el desarrollo de ambas actividades sin que esto suponga pérdidas de abejas melíferas y, por lo tanto, afectaciones innecesarias a la economía de los apicultores y al medioambiente” explica Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia.

Desde Sí se puede se aclara que muchos de los palmares de La Gomera están siendo explotados por parte de guaraperos y productores de miel de palma para la obtención de guarapo y miel de palma. “Ver las palmas siendo curadas para obtener guarapo es una estampa que nos enorgullece y que demuestra la buena salud de una tradición gomera, pero ha de procurarse que esta actividad no provoque daños a terceros, ya que algunos de quienes se dedican a la extracción de guarapo no cumplen con el reglamento” insiste la portavoz.

“Es bien sabido que las abejas se ven atraídas por el dulzor del guarapo y que si no se toman medidas muchas se ahogan en los recipientes de recogida. Si bien hay guaraperos que cumplen con la normativa, también hay quienes no lo hacen y están provocando daños importantes a los apicultores”, abunda Ramos.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey recuerda, en tal sentido, que en el reglamento que regula la extracción de guarapo de las palmeras canarias y la obtención del carnet de guarapero en la isla de La Gomera, se obliga a quienes solicitan el curado de palmeras a que se tomen todas las medidas previstas para proteger a las abejas. Además, se alude a la obligatoriedad de retirar los restos vegetales, aspecto que algunos guaraperos también incumplen con el evidente riesgo de incendio que eso provoca.

“Concretamente el artículo 11.5. dice: “Proteger con una malla los recipientes de recogida de guarapo para evitar que las abejas mueran al introducirse en ellos””, manifiesta la portavoz, quien añade “lo que está claro es que, en algunos casos, estas medidas no se están llevando a cabo, lo que está originando incontables pérdidas de efectivos entre las colmenas de los apicultores”.

Para la asamblea local de Sí se puede, es obligación del Cabildo Insular de La Gomera velar porque las obligaciones que se establecen en el Reglamento que regula la extracción de guarapo de las palmeras canarias y la obtención del carnet de guarapero, se estén llevando a cabo por parte de las personas autorizadas para la realización de la actividad de guarapeo. “No podemos permitir que dos actividades tan tradicionales y tan importantes en la cultura local entren en conflicto por dejadez de las autoridades” manifiesta Ramos.

Para finalizar, desde Sí se puede se recuerda que la población de abejas melíferas (Apis mellifera) de la isla desempeña un importante papel tanto en la polinización de plantas como en la producción de miel y otros productos apícolas, por lo que las Administraciones Públicas deben velar por establecer medidas de protección que permitan mantener la salud de las abejas y las colmenas.

Para la formación ecosocialista no hay motivos para que no se haya atendido a una demanda de la ciudadanía y turistas de Valle Gran Rey.

Sí se puede en Valle Gran Rey consiguió en el pleno municipal del pasado jueves 26 de abril, el acuerdo unánime para que el Cabildo instale o construya marquesinas de guaguas en la zona baja del municipio, principal núcleo turístico y uno de los polos económicos de La Gomera.

“No entendemos cómo hasta el momento no se haya atendido a una demanda de la ciudadanía y turistas de Valle Gran Rey. En junio de este año se van a cumplir 8 años desde que el Cabildo asumió la gestión de la empresa insular de transportes por carretera GuaguaGomera SAU, y se presume mucho de cómo aumentan las cifras de pasajeros, pero en la zona baja del pueblo los usuarios que van a tomar una guagua de línea no pueden refugiarse bajo una marquesina en caso de lluvia o en caso de fuerte sol” explica Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia.

Desde la asamblea local de Sí se puede se entiende que buena parte de los buenos datos que los gestores de GuaguaGomera sacan en notas de prensa, dependen de los pasajeros que utilizan la Línea 1 entre Valle Gran Rey y San Sebastián, concretamente de los pasajeros que, desde la zona baja del municipio de Valle Gran Rey, donde se encuentra buena parte de la oferta alojativa de La Gomera, se dirigen de excursión al resto de la Isla, o hacia el puerto de San Sebastián en su viaje de retorno hacia los lugares de residencia. Tampoco es desdeñable el número de habitantes locales que hace uso de la guagua de línea desde la zona baja de Valle Gran Rey, cuyos núcleos conforman en conjunto, el segundo núcleo en número de habitantes de La Gomera.

“Siendo esto así, es llamativo que en la zona baja de Valle Gran Rey no exista ninguna marquesina ni dispositivo similar que permita a las personas usuarias resguardarse de la lluvia o del calor durante la espera por la guagua que desean tomar: ni en La Playa, ni en La Puntilla, ni en Vueltas, ni en La Calera ni en el cruce de Las Orijamas. Año tras año se dan y se ven situaciones vergonzosas y no se ve que el Cabildo, propietario de la empresa y con competencias en transporte y carreteras, tome ninguna medida” abunda la portavoz.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey, esta imagen menoscaba la calidad del servicio y la imagen que tienen los usuarios de GuaguaGomera SAU, algo que choca frontalmente con las cifras de turistas que acoge la Isla en los últimos años. “Valle Gran Rey debe mejorar urgentemente las condiciones de los equipamientos que se ofrecen a los turistas y a los usuarios de las guaguas de línea y por eso esta moción” declara Ramos.

“Es frecuente leer en las notas de prensa que emite el Cabildo Insular al respecto del servicio de guaguas de líneas expresiones altisonantes donde se señala que “las marquesinas de guaguas se han convertido en uno de los elementos más característicos de las carreteras de la Isla”: puede ser cierto, pero paradójicamente no en la zona baja de Valle Gran Rey, principal zona emisora de usuarios de las guaguas” finaliza su intervención la portavoz.

La formación asamblearia presentó en noviembre del año pasado una moción para ordenar y regular el incremento de la presencia de autocaravanas en el municipio de los últimos años que fue aprobada por unanimidad.

Sí se puede en Valle Gran Rey reprocha al grupo de gobierno que no se haya avanzado en la regulación del estacionamiento de autocaravanas, pese a que en noviembre de 2017 fue aprobada unánimemente una moción que la formación presentó con el fin de ordenar y regular el incremento de la presencia de autocaravanas en el municipio.

La portavoz de la asamblea local, Sandra Ramos, considera “que después de escuchar en el Pleno al alcalde que la redacción de la Ordenanza reguladora del estacionamiento de caravanas tenía que estar aprobada antes de Semana Santa y viendo que no se ha hecho nada hasta el momento, asumimos que este señor tiene una forma muy particular de atender a sus compromisos”.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey “la situación de las autocaravanas va a peor conforme pasa el tiempo y no se trabaja para ordenar aparcamiento descontrolado de este tipo de vehículos en el municipio” y, denuncia, la “pasividad que ha mostrado el gobierno municipal en estos tres años de gobierno para solucionar este problema”.

En el mismo sentido, la portavoz también señala la inoperancia y dejación que otras administraciones hacen de sus obligaciones. “Para la Demarcación de Costas esto parece no ser un problema, pero peor es lo del Consejo Insular de Aguas que colocó unos carteles en la desembocadura del barranco prohibiendo el estacionamiento en esa zona y resulta que es uno de los terrenos donde más caravanas estacionan durante días sin que nadie de este órgano aparezca por allí”.

Para Ramos, “la presencia desordenada de autocaravanas es un tema que está trayendo muchas críticas entre la población de Valle Gran Rey y desde Sí se puede ya hemos planteado que se regule tal y como se hace en muchos otros sitios. Es interesante trabajar en una ordenanza en la que las personas que están trabajando en proyectos de turismo itinerante puedan dar su opinión y sus enfoques, pero claro, lo primero será trabajar, cosa que no parece ir con este gobierno”.

El incremento en el número de autocaravanas en Valle Gran Rey en los últimos años ha puesto de manifiesto la necesidad de introducir las mejoras necesarias en materia de reglamentación, infraestructuras, señalización, servicios y planificación turística. “En el caso concreto de nuestro municipio, algunas situaciones que se dan en el municipio aparejadas al autocaravanismo, distan mucho de ofrecer una imagen mínima de calidad, seguridad vial, ornato y limpieza, y entendiendo eso todos los partidos presentes en el pleno votaron a favor de nuestra moción” explica la portavoz.

Ramos considera sobre este tipo de turismo, “el fenómeno autocaravanista es un modelo de turismo itinerante, moderno, no estacionario que está en pleno desarrollo en toda Europa y que contribuye, si se regula convenientemente, al desarrollo económico y turístico. Pero para este gobierno parece que lo de regular no es un verbo sino un calificativo idóneo para sus actuaciones”.

Para finalizar, la portavoz añade que “esperamos que el alcalde espabile y lleve al próximo pleno ordinario una propuesta de ordenanza con la que empezar a trabajar”.

Advierten que la situación se ha vuelto insostenible y que el ganado está afectando a cultivos y a la seguridad de barrios como la Casa de la Seda o Guadá.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey indica la necesidad urgente de realizar tareas de control del ganado asilvestrado en el Parque Rural, ya que en los últimos meses son frecuentes las quejas de agricultores y vecinos de Guadá, Casa de la Seda y El Guro sobre afección de ganado en cultivos y zonas ajardinadas, provocando daños incluso en colmenas situadas en la zona de la Cuesta de Los Paredones.

“La situación del ganado asilvestrado está alcanzando niveles muy peligrosos ya que está siendo frecuente la presencia de ganado asilvestrado en zonas habitadas, lo que se suma a la inseguridad que provoca este grave problema en la actividad de los senderistas y para el tránsito por carreteras, tanto por el riesgo de accidentes provocados directamente por este ganado como por las caídas de piedras que provocan sobre las vías” señala Sandra Ramos, portavoz de la formación de izquierdas en Valle Gran Rey.

Desde la asamblea local se señala que ya en septiembre del año pasado, los concejales de Sí se puede señalaron ante el pleno la necesidad de que el gobierno municipal solicitase al Cabildo Insular el desarrollo de actuaciones de control de ganado asilvestrado en el Parque Rural de Valle Gran Rey ante la proliferación de ganado en los riscos de Yorima, Guadá y Teguerguenche, y que ya estaban provocando daños a los cultivos del valle.

“La situación de septiembre hasta ahora ha ido a peor: es frecuente la presencia de ejemplares en zonas tan bajas como el barrio de la Casa de La Seda o en la cañada del Entullo sobre el barrio de La Playa. Ya no hablamos de los daños que este ganado estará provocando en especies endémicas amenazadas o en elementos del patrimonio etnográfico y arqueológico, sino que hablamos de los perjuicios que están provocando en cultivos, en instalaciones apícolas o el grave peligro que supone la presencia de este ganado para la seguridad del tráfico en la zona de la Cuesta de Los Paredones por caída de piedras” explica la portavoz.

“Es un tema que nos preocupa y en toda la legislatura no hemos visto que en el Parque Rural de Valle Gran Rey se haya tomado ninguna medida. Los vecinos observan cómo el problema, lejos de resolverse, aumenta, sobre todo con la sequía, que ha provocado que este ganado baje a zonas cultivadas desde los riscos que circundan el valle”, indica Ramos.

Apuestan, desde la formación ecosocialista, por un plan a largo plazo donde tengan cabida distintas acciones: apañadas con las medidas de garantía para insertar las piezas capturadas en la cadena alimenticia, control del ganado y, en caso de ser necesario, el abatimiento. “Lo indudable es que este y otros problemas, tales como la presencia de acampadas ilegales, la presencia de especies invasoras, la muerte de palmas o el deterioro del patrimonio etnográfico, son evidencias de que la protección y gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey no es que sea deficiente, es que, directamente, es inexistente” insiste la portavoz de la formación ecosocialista.

“El Cabildo de La Gomera debe tomar medidas eficaces y de forma urgente con el problema del ganado asilvestrado en el Parque Rural de Valle Gran Rey ya que la situación ahora mismo es insostenible y peligrosa y no vale quedarse en meras palabras. Mientras no trabajan, el ganado asilvestrado está dañando irremediablemente nuestro medio ambiente, nuestro patrimonio y nuestros cultivos. Gestionar es hacer y no figurar tanto en los medios, y si no son capaces de asumir sus competencias, que las den a quienes sí sean capaces” concluye Ramos.

La asamblea local de Sí se puede califica como una falta de respeto y un desfalco que el Gobierno de Canarias planee emplear esa cantidad en amueblar una obra en la que se han invertido más de 2 millones de euros y cuya viabilidad es un misterio.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey critica que el presupuesto regional prevea gastar 300.000 euros en amueblar el Mirador de El Santo, lo que es calificado como una falta de respeto y un desfalco toda vez que en esa obra se han invertido más de 2 millones de euros pese a que su viabilidad es una verdadera incógnita.

“Nos parece un auténtico despropósito que el Gobierno de Canarias se plantee malgastar 300.000 euros en los muebles para una instalación que no tiene ningún indicio de que se vaya a poder abrir algún día” explica Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia.

Para Sí se puede, “invertir un solo euro más en esta obra sin que se sepa qué tipo de equipamiento va a acoger debería ser considerado malversación de caudales públicos”. Por este motivo, desde la formación ecosocialista se pide al Gobierno de Canarias que actúe con responsabilidad y que antes de plantear gastos se haga un plan de viabilidad y, si es preciso, se haga un concurso de ideas para ver a qué se puede destinar esta instalación.

“Estamos hablando de un mirador que se supone está diseñado para acoger un restaurante, pero en nuestra opinión para eso nunca podrá ser destinado ya que la instalación no tiene cerca terrenos con posibilidades de albergar un aparcamiento mínimo para satisfacer una hipotética demanda”, insiste la portavoz.

“Los vecinos de la zona no pueden prácticamente aparcar sus coches y aquí se sigue planteando instalar un restaurante, cuando apenas un kilómetro más abajo, en plena carretera general y con el diseño de César Manrique, hay una instalación similar y cerrada al público” considera Ramos.

Además, la portavoz insiste en que “ya en Arure existe una oferta adecuada de restaurantes como para plantear otras infraestructuras que compitan, desde lo público, con iniciativas privadas asentadas”.

Desde Sí se puede se recuerda que el proyecto inicial data de 1993, obra del artista gomero José Román Mora Novaro. En el año 2000 el mismo autor realiza el proyecto de la segunda fase. “Desde entonces y en un desparrame de fondos públicos, se ha gastado una cantidad de dinero público que estimamos en más de 2.000.000 de euros y la instalación sigue deteriorándose y sin visos de que, se gaste lo que se gaste dentro, vaya a ponerse en funcionamiento alguna vez” abunda Ramos.

Por este motivo, desde la formación de izquierdas se pide a los responsables públicos que, antes de gastar un solo euro más allí, se estudie y se publique a cuánto ascienden realmente los gastos y qué planes hay para poner la instalación en uso.

“Esperamos que el Gobierno de Canarias no siga en la dinámica de acompañar y financiar las políticas sinsentido que se plantean desde La Gomera. Esta isla tiene demasiadas obras pufas y cerradas, y se necesita más replanteamientos e ideas nuevas que optimicen estas instalaciones y menos dinero malgastado sin ton ni son” finaliza su intervención la portavoz.

La colaboración de colectivos, asociaciones y ciudadanos en la organización de todos los festejos de la ciudad estará regulada por un reglamento que reconoce a este órgano como parte de la organización complementaria municipal pero limita su papel al terreno consultivo y de asesoramiento e información de la política consultiva municipal.

A propuesta de Sí se puede, el pleno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey aprobó por unanimidad la constitución del Consejo Sectorial de Fiestas con funciones de carácter consultivo, así como de asesoramiento e información de la política festiva municipal, que se conformará para propiciar un debate permanente que sirva de estímulo y apoyo a las actividades lúdicas y festivas que tienen lugar en el municipio en todas sus vertientes.

“Sinceramente no esperábamos que esta moción fuese apoyada por unanimidad. Sobre todo, nos sorprendió el voto favorable de CC, cuyos representantes han hecho de las fiestas el asunto primordial de su gobierno y que han mostrado hasta ahora una gestión bastante opaca de las fiestas” señala la portavoz de Sí se puede, Sandra Ramos.

Desde la formación asamblearia se explica que, a día de hoy, la mayor parte de las fiestas del municipio suelen organizarse a partir de las Comisiones de Fiestas, entes sin personalidad jurídica formados por grupos de personas voluntarias.

“Pese a su esfuerzo y compromiso con la organización de las fiestas, creemos que actualmente son tantos los requisitos legales en materia de seguridad, de contratación de orquestas y empresas de servicios (iluminación, sonidos…) y monetarios, así como de responsabilidad civil, que viene siendo necesario plantear la conformación de un órgano que dé cobertura legal a la participación del Ayuntamiento y de las personas que conforman las Comisiones de Fiestas, amparándose en la legislación vigente” insiste la portavoz.

La asamblea local de Sí se puede indica que, precisamente en este verano, en Valle Gran Rey se sufrieron ciertas circunstancias (orquestas que se negaron a tocar en medio de una fiesta, problemas de seguridad…), que dejaron en mal lugar el nombre del municipio y que muestran con claridad la conveniencia de replantear y rediseñar cómo se está afrontando la política de fiestas por parte de este Ayuntamiento.

“Se da la circunstancia que en los tres años que se llevan de legislatura, el gasto en fiestas por parte de esta Corporación supera los 100.000 euros cada año, cantidad que necesita de más transparencia y de más participación por parte de quienes organizan las fiestas y de los grupos políticos con presencia en el Pleno” considera Ramos.

La moción además encarga a la Concejalía de Fiestas varias encomiendas que desde Sí se puede se espera se ejecuten a la mayor brevedad posible. De tal forma, desde la formación asamblearia se indica que el pleno ha instado a que la Concejalía de Fiestas elabore las normas reguladoras del Consejo Sectorial de Fiestas, la Ordenanza para la adjudicación y utilización de ventorrillos y otros puestos en fiestas populares y la Ordenanza fiscal reguladora de la tasa por instalación de puestos, barracas, casetas de venta, espectáculos, atracciones de recreo, situados en terrenos de uso público local, así como industrias callejeras y ambulantes.

“Queremos que quienes organicen las fiestas estén avalados por la legislación, que quienes participen en los festejos tengan seguridad y que las personas que trabajan durante la celebración de las fiestas tengan plenas garantías de cobro. Entendemos que es una oportunidad para regular una actividad de la que disfrutamos el resto de la ciudadanía, pero que puede suponer muchos problemas para quienes la organizan” finaliza su intervención Ramos.

A una pregunta realizada en el último pleno sobre la intención de cumplir en los edificios y equipamientos públicos con la Ley 8/2013, de 26 de junio de rehabilitación, regeneración y renovación urbana, el alcalde contestó con vaguedades.

“Esto es una Ley que lleva desde el año 2013, que afecta a todas las Administraciones Públicas y que, según comentarios de la FECAM, se ampliará el plazo. No obstante, este Ayuntamiento ya ha encargado un estudio sobre la accesibilidad”. Con estas palabras respondió el alcalde del Ayuntamiento de Valle Gran Rey a la pregunta presentada por Sí se puede en el pasado pleno acerca de los planes tiene el grupo de gobierno para cumplir con esta disposición legal.

Para Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia, “con esta respuesta queda claro el poco rigor con el que se trata el tema de la accesibilidad por parte del gobierno municipal”. Cabe destacar que la pregunta fue presentada en junio de este año y su respuesta entregada en octubre. “No es serio que un Ayuntamiento, cuyo edificio es inaccesible salvo en su primera planta a personas con movilidad reducida, responda de esta forma, cuando la ley marca como plazo máximo el 4 de diciembre de 2017 para garantizar que todo espacio y edificio público sea accesible”.

La portavoz explica que son pocas las edificaciones de titularidad municipal que cumplen con la Ley 8/2013, de 26 de junio de rehabilitación, regeneración y renovación urbana. “No solo el Ayuntamiento, sino la Casa de la Cultura de La Calera, tienen plantas enteras inaccesibles para personas que utilicen sillas de ruedas. Tanto es así que una persona con movilidad reducida no puede asistir a un pleno o a una actividad que se desarrolle en el salón de actos de la Casa Cultural”.

“Pensemos que estas situaciones afectan, además de a personas que utilizan sillas de ruedas, a personas mayores, mujeres embarazadas o a personas con bebes que utilicen carros, entre otras, y son situaciones que hablan muy mal de nuestro ayuntamiento” abunda Ramos.

Del mismo modo se señala desde la asamblea local de Sí se puede existen otros equipamientos absolutamente inaccesibles. La portavoz pone otros ejemplos: “Los tanatorios de Arure o El Caidero o el cementerio de Las Manzanillas en Valle Gran Rey son absolutamente inaccesibles a personas en sillas de ruedas. Es tremendamente injusto que personas que han querido acompañar a sus familiares en trances tan dolorosos no hayan podido acceder o hayan tenido que ser transportados por vecinos”.

Para la formación ecosocialista, la dejadez que se ha demostrado para acometer las obras necesarias provoca que la corporación pueda ser denunciada por cualquier persona o colectivo que se vea afectado al cumplirse el plazo el próximo 4 de diciembre. “Seguro que el alcalde le echará parte de la culpa al antiguo equipo de gobierno por ser la ley de 2013, pero ya lleva dos años y medio de gobierno y en la legislatura anterior fue miembro de la oposición, y el interés que ha mostrado con la accesibilidad es, supuestamente, encargar un estudio” argumenta Ramos.

La portavoz señala: “Esperamos que ese estudio le aclare al alcalde y al gobierno municipal que Valle Gran Rey llega tarde al cumplimiento con la Ley de accesibilidad para personas con movilidad reducida, y que, además de los edificios y equipamientos públicos, tanto el Ayuntamiento como el Cabildo y el Gobierno de Canarias, trabajen en sus instalaciones o en las aceras del municipio, y que a las personas con movilidad reducida el municipio no se les muestre tan hostil como ahora”.

Para finalizar, Sandra Ramos recalca: “Esto solo es lo que afecta a la accesibilidad física, pero un ayuntamiento verdaderamente sensible estaría trabajando en la accesibilidad universal, que incluye además la accesibilidad sensorial y cognitiva, para dar cobertura y acceso a la administración a todas las personas”.

La charla, que será impartida por el técnico David Hernández, tendrá lugar el próximo sábado 07 de octubre a partir de las 19:00 horas en la Casa Cultural de La Calera.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey organiza una charla sobre participación ciudadana con el objeto de informar a la población y a las autoridades del municipio y de la isla de las obligaciones que tiene el Ayuntamiento para desarrollar instrumentos de participación ciudadana y las ventajas que tienen los procesos participativos para la construcción de territorios más cohesionados e integradores.

“Lo organizamos ahora precisamente porque en todo este año el Consejo de Participación Ciudadana no ha sido convocado, y entendemos que la ciudadanía de Valle Gran Rey no puede permitirse que un instrumento básico para que los vecinos y vecinas tengamos mayores niveles de consulta, de debate y de participación social se vaya diluyendo en el desinterés”, explica Sandra Ramos, portavoz de la formación en Valle Gran Rey.

El técnico en participación ciudadana, David Hernández, quien dinamizará la charla, posee una dilatada carrera en este campo, siendo redactor del Reglamento de Participación del Ayuntamiento de Los Silos, que fue el primer municipio de Tenerife en contar con esta herramienta reguladora.

Para la formación asamblearia, Valle Gran Rey se encuentra ante el reto necesario de incorporar a la ciudadanía al funcionamiento de sus instituciones. “A pesar de que este era el municipio de La Gomera donde primero hubo un Consejo de Participación Ciudadana, teniendo un gran empuje a partir de 2011, desde 2014 entró en una dinámica poco eficiente, donde no se contestaban las preguntas planteadas y donde las decisiones acordadas nunca se llegaron a plasmar” apunta la portavoz.

“Sin embargo, en esta legislatura el funcionamiento de este espacio de participación fue aún peor al ser las reuniones tediosas, poco dinámicas y nada eficientes” abunda Ramos. Por ello, desde la asamblea local de Sí se puede se ha considerado imprescindible romper esta deriva y abrir el debate sobre la participación ciudadana en Valle Gran Rey.

“Esperamos que acudan a la charla desde personas individuales interesadas por la toma de decisiones, a miembros de colectivos y asociaciones, y, por supuesto, los representantes públicos y las autoridades”, señala la portavoz, quien argumenta que “precisamente nuestros representantes políticos tienen que asumir que la participación ciudadana no es un concepto vacío sino la plasmación concreta de procesos sociales e institucionales, y su fomento y reglamentación una obligación legal”.

“Quienes habitamos el municipio de Valle Gran Rey estamos ante el reto de conseguir dotarnos de espacios y herramientas que lleven nuestras inquietudes y propuestas al gobierno municipal” finaliza su intervención Sandra Ramos.