La formación ecosocialista considera que el retraso en el proceso habla a las claras de la escasa sensibilidad que muestra el gobierno insular con el problema de los residuos y la poca capacidad que tiene para ejecutar sus propios mandatos.

Sí se puede en La Gomera califica como lamentable la paralización que muestra la insularización de la recogida selectiva, lo que alarga la evidencia de que La Gomera sea la única isla donde no se lleve a cabo tal servicio, a pesar de cumplirse, en este 2018, seis años de que fue declarada Reserva de la Biosfera. Desde la formación asamblearia se señala que mientras otras islas presumen de políticas activas en el problema de los residuos, La Gomera, por incapacidad del gobierno insular sigue en el vagón de cola.

“La Ley 1/1999, de residuos de Canarias, estableció la obligatoriedad de los municipios de establecer sistemas de recogida selectiva. Los municipios con más de 5000 habitantes tendrían que hacerlo con medios propios, mientras que los de población inferior, si no los ponían en marcha, debía hacerlo el Cabildo. Es decir, cuando se llevó este asunto a pleno dijimos que habíamos tardado 17 años en asumir una obligación legal y en manos del gobierno insular parece que habrá que seguir esperando a que su aplicación se haga realidad porque ya ha transcurrido un año y en nada se ha avanzado”, indica Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo gomero, quien apunta un dato: “Acaba de publicarse que en 2017 La Palma separó más de 1.400 toneladas de papel y cartón… ¿Y La Gomera? Opacidad, dejadez y silencio”.

Para Sí se puede, que el gobierno insular siga obviando esta obligación habla a las claras de la escasa sensibilidad que muestra con todo lo que tiene que ver con cuestiones medioambientales y la poca capacidad de asumir y gestionar sus propios mandatos.

“Este gobierno de ASG se ha pasado toda la legislatura enredándose y enredando a los ayuntamientos con el asunto de los residuos y la recogida selectiva. Empezaron la legislatura anunciando la redacción del Plan Territorial Especial de Ordenación de Residuos (PTEORG), pero desde octubre de 2015 no hay ninguna novedad al respecto. Y con el tema de la recogida selectiva muestran una parálisis aun peor porque además de los daños ambientales y la mala imagen ante la ciudadanía y quienes visitan la isla, provoca desajustes importantes en los municipios donde se ya se viene prestando el servicio e inquietud en los trabajadores que están adscritos a ese servicio” manifiesta el portavoz.

En tal sentido, desde la formación de izquierdas se insiste en que para llevar a cabo la recogida selectiva debería plantearse su realización desde lo público y no desde la externalización de los servicios. “De los datos que conocemos al respecto de los dos municipios donde se realiza este servicio en la Isla, esto es, San Sebastián y Valle Gran Rey, queda una cosa clara: atender a los servicios públicos desde las administraciones, cuando hay gestión, es la fórmula más adecuada para prestarlos” declara Martínez

Para Sí se puede, urge desde las Administraciones Públicas ahondar coherentemente en el compromiso que tiene la isla en su conjunto en armonizar su desarrollo socioeconómico con la salvaguarda de su medio ambiente y su patrimonio cultural. En tal sentido, consideran que esta legislatura es la más nefasta en materia medioambiental de las ya pésimas legislaturas anteriores presididas por Curbelo.

“De la gestión de la Reserva de la Biosfera el mayor logro ha sido cambiar el logotipo que luego se usa en ámbitos inadecuados. Las especies invasoras se extienden y campan a sus anchas y este gobierno cree que para su control basta con apoyar y de aquella manera las acciones de voluntariado. Las especies endémicas amenazadas están peor que antes porque nada se ha hecho para solventar esa situación y la gestión de los espacios naturales es inexistente… Con ese currículo hay que calificar como muy deficiente la gestión política del área de medio ambiente”, abunda el portavoz.

Retomando el asunto de la recogida selectiva, desde Sí se puede se señala que existen otros residuos que necesitan de planteamientos insulares y, por lo tanto, agilidad y compromiso para resolver su recogida. En ese sentido recuerdan el regate del gobierno insular ante una moción de Sí se puede para implantar un servicio de punto-limpio móvil, que, sin ser rechazada, fue trasladada a los municipios con el único fin de retrasar aún más una política activa de residuos.

“La Gomera necesita de unos planteamientos claros y concretos para afrontar la recogida selectiva y tratamiento de estos materiales antes de que la Unión Europea nos obligue a través de multas y sanciones. Si somos Reserva de la Biosfera, si aspiramos a implantar sostenibilidad en nuestra isla, el problema de los residuos tenemos que afrontarlo con más decisión, con mayor diligencia y con mayor inteligencia que las que hemos mostrado hasta ahora”, finaliza su intervención Rubén Martínez.

Ante la campaña de regalo de bolsas de papel del Cabildo gomero la formación asamblearia exige un compromiso real ante la falta de herramientas para la gestión de residuos.

Sí se puede Vallehermoso ha querido exponer su enorme malestar y el de personas que así se lo han manifestado que se han dirigido a la formación ante la campaña lanzada por el Cabildo de La Gomera en torno a la lucha contra el plástico en la isla, y concretamente en su municipio, donde no existe recogida selectiva ni para envases ni para papel y cartón.

En palabras de su portavoz, Guacimara Navarro, “nos preguntamos dónde piensa la administración insular que la ciudadanía reciclará estas bolsas de papel en Vallehermoso cuando ya se rompan, ensucien o cedan por el uso si no tenemos contenedores para su recogida selectiva. Tampoco sabemos qué pasará cuando estas bolsas se agoten y la ciudadanía tenga que volver al uso de bolsas de plástico”

Para la formación de izquierdas, esta medida es, además de insuficiente, más mediática que efectiva.

A su vez, se solicita que, desde las administraciones gomeras, se inste a la Consejería de Política Territorial y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias a que modifique el presupuesto asignado a la reparación y restauración del antiguo vertedero de Punta de Sardina, que tiene un costo de 198.766 €, mientras que El Altito en Valle Gran Rey, asciende a 655.500€, siendo un sitio más accesible y fácil de trabajar.

“Entendemos que el de Sardina no es un vertedero ocupado en el municipio de Vallehermoso, pero afecta significativamente a su costa norte, que se ve afectada por arribazones de basura, de forma cada vez más frecuente y con mayor intensidad. Un problema que, de no solucionarse con auténticas políticas de sostenibilidad, irá a más. Esperamos, que la autoproclamada “voz de La Gomera” haga recapacitar a las autoridades de la consejería”.

“Se han sacado la foto repartiendo las bolsas de papel y hablando de gratuidad olvidando que son elementos costeados por el conjunto de la ciudadanía gomera: las bolsas no son gratis, las pagamos las gomeras y gomeros, que además pagamos por una gestión adecuada de residuos en nuestras compras y con nuestros impuestos” continúa Navarro, que añade “entendemos que las políticas que se desarrollen para hacer una isla más sostenible deben empezar porque las instituciones asuman su responsabilidad y no la deriven en la ciudadanía”.

El Cabildo insular no ha explicado cuál será el destino de las bolsas de plástico que retiran de los comercios y que intercambian por las bolsas de papel.

Según Navarro, “el trabajo debe empezar desde casa. Vallehermoso no tiene recogida selectiva de residuos, la recogida de enseres no se termina de hacer adecuadamente y no vemos que se ejerzan medidas dentro de la administración como para realmente avanzar a una isla sin plástico”.

El pasado lunes 28 de marzo se emitió una nota de prensa por parte del Ayuntamiento de Vallehermoso anunciando la mejora de contenedores en varios barrios.

La formación asamblearia se alegra parcialmente de esta noticia puesto que consideran que en el municipio hay una necesidad de reponer contenedores. Sin embargo, tal y como manifiesta su portavoz, Alejandro García Vera, “el problema de los contenedores lleva años en el municipio: en barrios como Pavón han sido los propios vecinos quiénes han tenido que sujetarlos con vergas, o, en el caso de Epina, sujetos con una soga. El caso más extremo y llamativo se sufre en Gerián y Gueleica, cuyos vecinos ni siquiera tienen contenedores de basura”.

“Está bien –continúa el portavoz-, que se atienda la mejora de los envases. Sin embargo, la nota no habla de crear infraestructuras para la sujeción de contenedores, tan necesarios en muchos de los barrios de Vallehermoso. Además, también invitamos al consistorio a que realice mejoras en el “punto limpio” que está en la Depuradora de Vallehermoso, que más que un espacio de gestión es un vertedero encubierto”.

Desde la formación ecosocialista se quiere recordar que tampoco se hace ninguna mención a la recogida selectiva de residuos, que está en fase de estudio y viabilidad con el Cabildo Insular. “Además de llegar con más de 18 años de retraso, tampoco se habla desde el Ayuntamiento de la ubicación de los puntos de recogida selectiva, lo que parece mostrar que es algo que no interesa al gobierno municipal” puntualiza el portavoz.

Desde la formación se anima al gobierno municipal a que mejore no solo el servicio de recogida de basuras, sino además su buen uso para evitar que queden tirados enseres en las calles y vías públicas durante semanas como ha sucedido en muchos barrios como El Cercado.

“Pedir colaboración a la ciudadanía es obvio, pero también se le debe pedir a la Administración municipal eficacia, que para eso son el órgano recaudador, ejecutor y competente en la recogida de basuras” señala García Vera.

“Parece que en el gobierno municipal se preocupan ahora por la situación de la recogida de basuras, cuando desde Sí se puede hemos reclamado y demostrado a través de los medios y las redes sociales, durante los tres últimos años, la situación de abandono que sufren los barrios de Vallehermoso; no obstante, consideramos que las medidas anunciadas no hacen más que parchear una situación dura y cada vez más sangrante como es la del abandono que sufren los barrios y la ausencia de gestión real en materia de residuos en el municipio” concluye el portavoz.

La formación ecosocialista considera que la acumulación de residuos vegetales en la zona supone un riesgo importante de incendios, además de una incoherencia respecto a los planes de autoprotección.

La asamblea local de Sí se puede anima al gobierno municipal a que se haga eco de las demandas del vecindario y a que busque una solución al problema de los residuos que se depositan frente al Cementerio de Chipude. La portavoz, Guacimara Navarro García, declara “este espacio se ha convertido en un vertedero donde se acumulan todo tipo de residuos, desde escombros hasta material vegetal, así como restos de uralita y, aunque esté recogido en el Plan General, genera un impacto en el medio, además de un riesgo considerable de incendios. Por eso sería conveniente que se le diera traslado al Complejo Medioambiental del Revolcadero al material acumulado”.

“No podemos obviar un elemento importante –continúa Navarro García-, se acerca la campaña contraincendios y no vemos que se materialice ningún tipo de medida para evitar este riesgo. Creemos que el Ayuntamiento debe trasladar la biotrituradora, que es de propiedad municipal, hasta esta zona para el tratamiento de dichos residuos, así como para prestar ese servicio a gente que quiera limpiar los alrededores de sus casas, antes de que comience la campaña contraincendios y llegue el verano”.

Para la formación política, el problema de los residuos orgánicos se ha demostrado que es evidente en todo el territorio municipal debido al abandono del campo y a la proliferación de especies que ayudan en la propagación de los incendios; pero más grave cabe todavía es la carencia de una política efectiva de gestión de estos residuos. “Vallehermoso no puede estar a la cola en materia de contraincendios, si se firma un convenio para ceder un espacio para la EIRIF, cosa que celebramos positivamente, también se debe cuidar el entorno y prevenir y ayudar a prevenir a los vecinos de los problemas que acarrea amontonar material vegetal en las proximidades de las viviendas” afirma la portavoz.

Desde Sí se puede se pide más coherencia con este problema y que se elimine los restos del cementerio de Chipude antes de la llegada del verano, para evitar posibles males mayores.

“Nos alegramos que en colaboración con el Proyecto Life se hayan llevado a cabo iniciativas de Planes de Autoprotección, pero pedimos que el gobierno municipal muestre más seriedad y más coherencia a la hora de impulsar medidas que profundicen en la protección y prevención de incendios en el medio ambiente. La trituración para su valorización o la eliminación de dichos residuos, así como el fomento de dichos planes para asegurar mayor seguridad de los vecinos ante posibles incendios, y que estos documentos no queden en papel mojado” concluye Navarro García.

Advierten en el pleno que se trata de un servicio obligatorio que tiene que prestar el cabildo en los municipios de menos de 5 mil habitantes.

En el último pleno celebrado en el Cabildo de La Gomera, la formación ecosocialista Sí se puede instó al equipo de gobierno a que no siguiese dilatando injustificadamente la aplicación del servicio de recogida selectiva en la isla.

Rubén Martínez, consejero de la formación en el cabildo, recordó que tal servicio se tiene que aplicar en función de la ley de residuo de canarias del año 1999, señalando que “llevamos más de 18 años de retraso en la puesta en marcha de tal medida”.

Rubén Martínez declara “por el interés general de la isla debemos empezar a gestionar con rigurosidad y no en base a notas de prensa y declaraciones que después no se cumplen. Esta situación no solo revierte en la calidad medioambiental de la isla o en los vecinos, sino que está dando una pésima imagen de la isla cara al exterior”.

En tal sentido, Sí se puede recalca que para el sector turístico el de la ausencia de recogida selectiva se trata de uno de los problemas que al visitante más llama la atención, tratándose de una isla que se presenta como una isla verde y sostenible, declarada Reserva de la Biosfera. Añaden que con tal recogida se disminuirán los residuos que se destinan al vertedero.

Desde la formación ecosocialista se señala que solo se puede explicar el continuo retraso en la aplicación del servicio por la enorme desidia e incapacidad que caracteriza al equipo de gobierno de ASG. Recuerdan que, en febrero de 2016 y en el marco del foro de la Carta Europea de Turismo Sostenible, el consejero del área, Alfredo Herrera, señaló que de forma inmediata se resolvería el problema de la recogida selectiva a escala insular. En marzo de 2017, ante una pregunta de Sí se puede en el pleno sobre la fecha de implantación, contestó en el mismo sentido.

A estas declaraciones hay que añadir que, en julio de 2017, el pleno del Cabildo aprobó por unanimidad de todas las fuerzas políticas una resolución para que se procediese a la prestación del servicio de recogida selectiva en todo el ámbito insular de forma directa por la propia Corporación Insular.

Para Sí se puede, la demora del servicio no tiene ninguna justificación, a pesar de que se ha intentado achacar a los ayuntamientos de la Isla. Curiosamente, puntualizan desde la formación, en el pleno del cabildo hay tres alcaldes de ASG y, en ese momento, este partido formaba parte de los equipos de gobierno de otros dos municipios, por lo que es absolutamente injustificable que lo que votaban en el cabildo dichos alcaldes y el grupo del equipo de gobierno no lo aplicasen en sus respectivos ayuntamientos.

En el pleno del pasado día 19 de enero, Sí se puede propuso al equipo de gobierno que presentase su candidatura como isla donde se realizase la prueba-piloto del Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) de envases que según la Ley de Residuos de Canarias se tiene que realizar en islas no capitalinas si en abril de 2018 la media canaria no alcanza a la española en recogida de envases.

Para Rubén Martínez, “mientras otras islas optan, ya no por la recogida selectiva de vidrio y cartón la cual llevan realizándola desde hace más de 15 años, sino por la separación integral de la recogida incluyendo materia orgánica o aceites, en La Gomera todavía no hemos empezado con la selectiva”, y concluye “es cuestión de voluntad política el hacer de esta isla un ejemplo de sostenibilidad y de buenas prácticas en materia medioambiental, que es nuestro principal recurso. Pero parece ser que para el equipo de gobierno del Cabildo estos temas son absolutamente secundarios”.

Los vertidos, que se están realizando en La Hoya de Vueltas, en una zona afectada en el año 2003 por la extracción de áridos para la ampliación del puerto de Vueltas, son de distinta naturaleza y en muchos casos, materiales peligrosos y contaminantes como amianto o vehículos fuera de uso.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey ha puesto en conocimiento de distintas administraciones la realización de vertidos ilegales de residuos peligrosos y contaminantes en La Hoya de Vueltas, concretamente en la zona afectada en el año 2003 por la extracción de áridos para la ampliación del puerto de Vueltas.

Los materiales que componen estos vertidos son de distinta naturaleza, pero destacan por su peligrosidad el amianto y los vehículos fuera de uso (VFU). “Estos hechos son contrarios a lo dispuesto a la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, e incumplen de forma flagrante la Ley 1/1999 de residuos de Canarias” señala Carlos Hernández, portavoz y concejal de la formación ecosocialista en Valle Gran Rey.

De tal forma, desde Sí se puede se ha enviado información al respecto al Ayuntamiento de Valle Gran Rey, a la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural, y a la Unidad de Medio Ambiente del Cabildo Insular, y esperan que desde las administraciones competentes se actúe de forma rápida y contundente.

Además, la zona de vertidos se encuentra cercana al Parque Rural de Valle Gran Rey, lo cual, en consideración de la formación de izquierdas, agrava el daño medioambiental de los vertidos, al ser los acantilados de Vueltas y La Machanga una zona de nidificación de aves marinas protegidas como la pardela cenicienta o el petrel de Bulwer.

“Una zona que era un ejemplo de piedemonte tan interesante como lo es el de Quiebracanillas, se destrozó en su momento para la ampliación del muelle, y no contentas con eso, algunas personas utilizan este suelo, con la pasividad de la administración, para instalar un auténtico vertedero donde hay de todo: vehículos fuera de uso, amianto, asfalto, escombros, enseres, electrodomésticos o planchas de acero” insiste el portavoz.

A la vez que se denuncia esta situación, desde Sí se puede se advierte que la zona es utilizada por algunos visitantes para pernoctar y acampar. “Hemos visto personas que se han instalado en los vehículos abandonados y también es frecuente la acampada en casetas por la zona” explica Hernández.

Para la asamblea local de Sí se puede resulta sorprendente que la mayor parte de la zona ahora utilizada para realizar estos vertidos y que fue afectada por la extracción de áridos en el año 2003 cuando gobernaba, al igual que ahora, Coalición Canaria, esté calificada en las Normas Subsidiarias del municipio como suelo rústico.

“Las propias Normas Subsidiarias señalan como usos prohibidos la extracción de áridos y el vertido de basura y escombros, pero ya sabemos que lo normal en este municipio ha sido saltarse las normas por quienes deberían velar por su cumplimiento” finaliza su intervención Hernández.

Aunque consideran que ha llegado muy tarde y apuestan porque los servicios sean públicos y no se privaticen.

La formación ecosocialista considera como una muy buena noticia que haya avances en la insularización de la recogida selectiva. Entienden que ello implicará que, por fin, La Gomera deje de ser la única isla donde no se lleve a cabo tal servicio. Sin embargo, consideran que la medida ha llegado con 17 años de retraso.

“La Ley 1/1999, de residuos de Canarias, estableció la obligatoriedad de los municipios de establecer sistemas de recogida selectiva. Los municipios con más de 5000 habitantes tendrían que hacerlo con medios propios, mientras que los de población inferior, si no los ponían en marcha, debía hacerlo el Cabildo. Es decir, hemos tardado 17 años en asumir una obligación legal”, indica Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo gomero.

Para Sí se puede esta obligación que ahora se asume, corre el riesgo de hacerse mal, sobre todo si se apuesta por la externalización de los servicios. “De los datos que conocemos al respecto de los dos municipios donde se realiza este servicio en la Isla, esto es, San Sebastián y Valle Gran Rey, queda una cosa clara: atender a los servicios públicos desde las administraciones, cuando hay gestión, son la fórmula más adecuada para prestarlos” insiste el portavoz de la formación de izquierdas.

En tal sentido, señalan que, en San Sebastián, donde los servicios son llevados a cabo por una empresa externa, los datos de recogida son francamente mejorables. Por el contrario, en el caso de Valle Gran Rey, donde los servicios se hacen por personal y medios propios, los resultados son muy positivos, especialmente desde los primeros años la legislatura pasada (2011-2012).

“El Ayuntamiento de Valle Gran Rey, a pesar de contar con medios inadecuados, lleva demostrando desde la legislatura pasada que se puede hacer una gestión eficiente de la recogida selectiva desde lo público” recuerda el Consejero.

Para Sí se puede, estos pasos que se dan ahora, deben ahondar en el compromiso que tiene la isla en su conjunto en armonizar su desarrollo socioeconómico con la salvaguarda de su medio ambiente y su patrimonio cultural.

Así, desde Sí se puede se señala que existen otros residuos que necesitan de planteamientos insulares y, por lo tanto, agilidad y compromiso para resolver su recogida.

“Aceites usados, ropa, amianto, escombros, residuos vegetales…, La Gomera necesita de unos planteamientos claros y concretos para afrontar la recogida selectiva y tratamiento de estos materiales antes de que la Unión Europea nos obligue a través de multas y sanciones. Si somos Reserva de la Biosfera, si aspiramos a implantar sostenibilidad en nuestra isla, el problema de los residuos tenemos que afrontarlo con más decisión y con mayor inteligencia que las que hemos mostrado hasta ahora”, finaliza su intervención el portavoz.

Le indican al alcalde que con anterioridad se incumplía el contrato firmado

En relación a la reciente nota de prensa del grupo de gobierno capitalino, encabezado por Adasat Reyes, donde se señalaba que se va a producir una mejora en la frecuencia de recogida de envases ligeros, Si se puede advierte que en realidad lo que se va a hacer es cumplir con lo acordado en el pliego de condiciones del contrato. La formación ecosocialista entiende que dicho contrato ha estado incumpliéndose sistemáticamente.

Para la Asamblea local de Sí se puede en San Sebastián de la Gomera es muy satisfactorio que, por fin, se haga cumplir la periodicidad acordada en la recogida de los contenedores de recogida selectiva de envases ligeros.

Roberto Padrón, concejal de la formación en la oposición del consistorio capitalino, declara “hemos insistido en multitud de ocasiones, tanto en los Plenos Ordinarios del Ayuntamiento, como a través de solicitudes por registro de entrada sobre esa obligación. Esperamos que a partir de ahora se dé un mejor servicio y que no se provoquen situaciones como las que la ciudadanía y visitantes de San Sebastián hemos estado sufriendo durante estos dos años de contenedores repletos durante días y muchos envases fuera de los contenedores”.

Sí se puede manifiesta que en cuanto al pliego de prescripciones técnicas que acompañaban al contrato con la empresa Martínez Cano Canarias SL, se especificaba una frecuencia de servicio de 3 recogidas mensuales para los contenedores de envases ligeros instalados en las calles. También, indican, en el acuerdo se establecía que la frecuencia de vaciado debía ser aquella que asegurase que el material depositado en cada contenedor no superase el 75 % de su capacidad de llenado, debiendo el adjudicatario incrementar la frecuencia de vaciado hasta garantizar la disponibilidad exigida, sin suponer un incremento del precio.

“No sabemos si en algo ha influido nuestra insistencia, aunque pensamos que algo habrá tenido que ver para que por fin se haya tomado esta medida, pero sin duda nos alegraremos de que a partir de ahora se haga una mejor gestión en esta materia” amplia el concejal de Sí se puede.

Asimismo, desde la Asamblea Local instan al grupo de gobierno a poner más atención a la frecuencia de recogida del papel-cartón, lo que, en ocasiones, tampoco se hace con la suficiente periodicidad y crea situaciones que lastran la imagen de nuestro municipio para sus vecinos y visitantes.