Desde la formación ecosocialista, ante el número de ejemplares muertos en el último año, se insta a que el Cabildo, los Ayuntamientos de Alajeró y San Sebastián y el Gobierno de Canarias se trabaje de forma conjunta y urgente para salvaguardar esta población de palmas canarias.

Sí se puede en La Gomera reclama a las administraciones con competencias en la salvaguarda de las palmeras canarias que se estudien y desarrollen actuaciones urgentes ante el preocupante deterioro que muestran los palmerales que existen en el barranco de Santiago. “La situación de este enclave es gravísima ya que el número de palmas muertas y con síntomas de estrés hídrico ha aumentado en el último año” señala Ada García, portavoz de la formación ecosocialista.

Desde Sí se puede se achaca estas pérdidas a la sequía que sufre el palmeral en su conjunto. “Entendemos que la sequía que estamos sufriendo es el origen de este deterioro, pero eso no es impedimento a que se trabaje para evitar perder más ejemplares, lo que deteriora, sin lugar a dudas, la calidad paisajística y medioambiental del barranco de Santiago” explica la portavoz.

“El Barranco de Santiago es uno de los lugares más mágicos de La Gomera y su impresionante palmeral es una de sus grandes señas de identidad, pero la sequía está provocando su deterioro y esto se puede observar en las muchas palmeras muertas o moribundas que hay a lo largo del valle” abunda García.

En tal sentido, desde Sí se puede se señala que, en el mes de abril del pasado año 2017, desde el Cabildo Insular se anunció en prensa la creación de pequeños sistemas de riego en zonas donde las palmeras presentan síntomas de agotamiento debido a la supresión del paso de acequias. “Es obvio que estas medidas no se han llevado a cabo en el Barranco de Santiago y ha habido muchas pérdidas de muchos ejemplares de palmas debido a la falta de agua en el último año. Las palmas asociadas a cultivos y redes de acequias necesitan agua con cierta frecuencia, y esto no se ha asegurado en absoluto tras los entubamientos”, insiste la portavoz.

Desde Sí se puede en La Gomera se recuerda que las poblaciones de palma canaria (Phoenix canariensis) forman parte de los Hábitats Canarios incluidos en la Directiva Hábitat (Directiva del Consejo 92/43//CEE). Por lo tanto, en opinión de Sí se puede, se hace necesario desarrollar una serie de medidas que permitan y favorezcan la conservación de estas formaciones vegetales que singularizan a la Isla.

“Buena parte del enclave que denominamos Barranco de Santiago se encuentra incluido en la Zona de Especial Conservación Cuenca de Benchijigua-Guarimiar. Precisamente uno de los hábitats que justifican este valor ambiental son los palmerales, que dentro de la ZEC ocupan 162,01 ha, lo que supone el 12,07% de la totalidad del espacio” argumenta la portavoz de la formación ecosocialista.

“Cada vez se ven más ejemplares de palmas que evidencian daños vasculares o al menos muestran síntomas muy claros en la corona. Es urgente que los organismos competentes evalúen la situación y expliquen a la ciudadanía qué es lo que ocurre y qué soluciones se pueden dar para mantener la calidad de los paisajes asociados a nuestras palmas”, finaliza su intervención García.

En el informe remitido por el Gobierno de Canarias al cabildo gomero se señala la existencia de 10 vertidos censados, 8 de los cuales no están autorizados.

La formación ecosocialista manifiesta su preocupación ante los datos que recoge el informe remitido por el Gobierno de Canarias al cabildo gomero al respecto de los vertidos de tierra al mar existentes en La Gomera, en el que se indica la existencia de 10 vertidos censados, 8 de los cuales no están autorizados.

En dicho informe se señala que el 70 % de esos vertidos no están autorizados, correspondiendo la mayor parte de ellos a vertidos realizados desde instalaciones pertenecientes y gestionadas por instituciones públicas.

Desde Sí se puede se recuerda que en ese estado de ilegalidad están la conducción de desagüe de San Sebastián, cuya entidad titular es el propio ayuntamiento capitalino, así como el aliviadero de la estación de bombeo de San Sebastián.

Otro punto de vertido no autorizado corresponde a las piscinas del Parque Marítimo de Vallehermoso, cuya entidad titular es el propio Cabildo Insular de La Gomera y cuya deficiente gestión es un ejemplo de incapacidad y de abandono por parte del gobierno de la institución.

En el caso de Valle Gran Rey, municipio con mayor carga de alojamientos turísticos y empresas vinculados a este sector, en el citado informe se señala que no están autorizados los vertidos de la estación de bombeo de aguas residuales de La Condesa, así como el aliviadero ubicado en La Playa, ambos de titularidad municipal. Para este municipio, además, en el citado informe se señala que dos complejos turísticos tampoco tienen autorizados los vertidos.

Para la portavoz/el portavoz de Sí se puede, Rubén Martínez Carmona, la negligencia y dejadez de algunas instituciones gomeras es muy llamativa. “Los responsables públicos deben dar ejemplo y es absolutamente impresentable que en un informe aparezcan ayuntamientos de la isla y el propio cabildo insular como entidades titulares de vertidos ilegales, máxime cuando presumimos de ser un territorio que ha fijado la sostenibilidad ambiental como uno de sus lemas”.

Para la formación ecosocialista es especialmente grave que, en el caso de Valle Gran Rey, esos vertidos se hagan a aguas que forman parte de la Zona de Especial Conservación Franja marina Santiago-Valle Gran Rey.

Insisten desde Sí se puede en que estos datos contradicen y chocan frontalmente con las estrategias de desarrollo que se han fijado en la Isla tales como la Reserva de la Biosfera. “No parece muy congruente que sean las propias administraciones públicas quienes realicen vertidos no autorizados en nuestro litoral” manifiesta su portavoz.

Para Sí se puede, a estos datos habría que sumar la gravísima situación que tiene La Gomera en cuanto a tratamientos de aguas residuales en buena parte de los barrios periféricos de todos los municipios. “Desde casos como el de la depuradora de El Cercado, que ya hemos denunciado, como otros caseríos importantes, tales como Arure, donde se vierte directamente al barranco, La Gomera está repleta de ejemplos nefastos en el tratamiento de aguas residuales y en vertidos tierra a tierra”, explica Martínez.

Como alternativas a los vertidos, desde la formación asamblearia se entiende necesario apostar por la reutilización de las aguas residuales convenientemente depuradas para su aprovechamiento. “Desarrollar este capo es especialmente interesante en el actual panorama de cambio climático y ante situaciones de sequía como la que sufrimos en estos últimos dos años” explica su portavoz.

Desde Sí se puede, se establece igualmente como solución a los vertidos de aguas residuales en el medio terrestre por la implantación de sistemas de depuración natural. “Así lo hemos planteado mediante mociones en las instituciones donde tenemos representación y han sido aprobadas, y también lo hemos hecho donde no tenemos representantes como en el Ayuntamiento de Vallehermoso… solo falta que de una vez se apueste decidida y coherentemente por la sostenibilidad en materia de tratamiento de aguas residuales” finaliza su intervención Martínez.

La organización ecosocialista considera perdidos estos cinco años por la inacción del gobierno de Curbelo en el Cabildo Insular de La Gomera

Sí se puede recuerda que la Unesco considera Reserva de la Biosfera a un territorio en el que se ha de armonizar la conservación de la biodiversidad y el desarrollo económico y social. Son espacios que han de convertirse en lugares de experimentación y estudio del desarrollo sostenible. Fue una iniciativa puesta en marcha y liderada por Aider La Gomera, una asociación cuyo objetivo es el desarrollo rural de la isla. Sin embargo, la formación política de izquierdas considera que han sido cinco años perdidos, protagonizados por la inacción de los actuales responsables del Cabildo Insular.

“El Plan Estratégico inicial de la Reserva fue elaborado a través de un proceso participativo consistente en varias jornadas de trabajo para las que fue convocado personal técnico de distintas administraciones, entidades y organizaciones de la isla, interviniendo hasta 58 personas” continúa el portavoz. “Este plan proponía desarrollar una serie de actividades que no se ejecutaban o lo hacían insuficientemente, y que eran consideradas imprescindibles para desarrollar las funciones de la Reserva. Sin embargo, aún contando con este plan, el Cabildo insular no ha avanzado durante estos cinco años prácticamente en nada. Por lo tanto no se ha tratado de un problema de no saber qué hacer, sino de voluntad política. Ahora se plantean crear un nuevo plan estratégico, pero no se dice nada de lo ejecutado en el anterior, y sobre su indiscutible vigencia”.

El plan inicial se componía de ocho líneas estratégicas, incluyendo acciones encaminadas a disminuir el éxodo rural, a reorientar las estrategias públicas de empleo, a fomentar la emprendeduría y la formación, a la mejora de la calidad ambiental y paisajística, incluyendo la mejora del tratamiento de aguas residuales, la aplicación fórmulas de custodia del territorio, el inicio del compostaje de residuos, el inicio de la gestión activa de los espacios naturales protegidos, la gestión del patrimonio cultural, y el aumento los beneficios del turismo para la población local.

“Sin embargo, solamente se ha trabajado en informar sobre la reserva de la biosfera a la población local, mediante talleres y unidades didácticas destinadas a escolares, y también en alguna acción sobre el control de animales asilvestrados, que han sido claramente insuficientes, y que se ha convertido hoy en uno de los más graves problemas medioambientales y patrimoniales de la isla” continúa el portavoz.

“Basta mirar la página web de la Reserva de la Biosfera de la Palma para tener un claro ejemplo de proyectos reales que se podrían ejecutar en La Gomera si hubiera un mínimo de sensibilidad, voluntad política y capacidad: El “Plan Estratégico de Custodia Integral del Territorio en Reservas de Biosfera”, el proyecto “Patrimonio Inmaterial. Elaboración de Líneas Estratégicas y Proyectos de Desarrollo”, el “Plan Territorial Especial de Ordenación del Paisaje (PTEOP)”, el “proyecto MARCOPALMA con el objetivo de incrementar el estado de conservación que presentan las regiones marinas de La Palma”, por mencionar algunos”, finaliza Rubén Martínez.