La asamblea local considera que, con la apertura y puesta en funcionamiento de una infraestructura que llevaba en desuso desde el año 2008, se avanza en una demanda vecinal y en la corrección de un daño medioambiental.

La portavoz de la formación ecosocialista, Guacimara Navarro García, muestra “gran satisfacción porque una infraestructura abandonada y necesaria para salubridad pública se ponga en funcionamiento. Nuestra formación había denunciado en los medios a finales de agosto del año pasado la situación en la que se encontraba esta depuradora. Eso sí, han tardado un año desde que lo denunciamos y dos desde que llegara ASG al gobierno municipal para poner la depuradora en funcionamiento”.

Desde la formación asamblearia se quiere recordar que Sí se puede en Canarias, está llevando a cabo movilizaciones ante los vertidos de residuos sin depurar al mar. “Desde nuestra asamblea local, seguiremos trabajando para que esto no sea así y no haya vertidos sin depurar ni al mar ni a los barrancos del municipio, y así hemos denunciado la situación de la depuradora del Cercado, de La Dama o la de Alojera” afirma la portavoz.

En tal sentido, Sí se puede quiere recordar la situación de los vertidos de la Playa de Alojera, que van a dar a un pozo ciego, el cual, en ocasiones, vierte al mar. Navarro García puntualiza que “la improvisación y la falta de una planificación han llevado a situaciones alarmantes como esta. La Playa de Alojera es un ejemplo más de lo que ha sucedido en Canarias y, desgraciadamente, también en La Gomera. Esperamos que, en la redacción del proyecto de rehabilitación de la Playa de Alojera, que se lleva anunciando desde hace dos años sin que se vean avances en su realización, se contemple este hecho y se ponga fin a un peligro de salud medioambiental y pública, cumpliendo con las directivas europeas en la materia”.

Para finalizar, la asamblea local quiere recordar “es la labor del alcalde trabajar por el bien común”.

“Queremos recordarle al señor alcalde que él fue concejal en el año 2008 cuando el ayuntamiento recibió la obra y también consejero insular en el Cabildo, del que depende el Consejo Insular de Aguas, ya que el que era su partido (PSOE), gobernaba con mayoría en ambas instituciones. No creemos que esto lo haga responsable directo de la dejación que se ha mostrado con esta depuradora, pero sí entendemos que fue corresponsable, ya que, al estar en puestos relevantes de la administración insular y municipal, no mostró preocupación por dicha infraestructura. Gobernar no es solo cobrar” finaliza la portavoz.

Advierten sobre los efectos negativos ambientales y visuales en un espacio protegido que está declarado Parque Nacional

Sí se puede muestra su asombro por el impacto visual y ambiental de las obras que se realizan actualmente, promovidas por el Cabildo, en la carretera que atraviesa el Parque Nacional Garajonay.

Para la formación ecosocialista, las obras que se realizan en las cunetas contravienen como mínimo el espíritu de la normativa que regula las intervenciones en estos espacios naturales protegidos y representan un nuevo despilfarro en nuestro territorio.

Para la formación política, el Real Decreto 389/2016, de 22 de octubre, por el que se aprueba el Plan Director de la Red de Parques Nacionales, señala en su apartado de Directrices, y en relación con las infraestructuras, que las carreteras existentes en los parques, independientemente de su utilización como vías de comunicación, deben ser consideradas como elementos singulares para facilitar su visita, y que “cualquier acción sobre las mismas dará prioridad a los factores medioambientales y a su integración en el entorno”. Respecto a ese extremo la formación indica que “para cualquier persona es evidente que esta premisa no se está teniendo en cuenta, ya que el impacto visual de las obras en las cunetas, así como las derivadas de las podas y talas, son a todas luces desmedidas, y suponen una clara agresión a los valores naturales del Parque Nacional”.

La formación también muestra preocupación por la acumulación de residuos tóxicos con restos de asfalto y otros en ciertos apeaderos de la vía, lo que aumenta el impacto visual y ambiental durante la ejecución de las obras. Igualmente se espera que se hayan determinado mecanismos de vigilancia ambiental suficientes para evitar vertidos irregulares y pérdida o daños en especies amenazadas o raras.

Insistiendo en el Real Decreto, según la formación, esta norma va más allá, al indicar que “las soluciones al exceso de tráfico se orientarán hacia su limitación o reducción y no hacia la ampliación de las vías existentes. Sólo en casos excepcionales se podrá autorizar otras actuaciones puntuales, no continuas, destinadas a mejorar la seguridad vial”. Por tanto, para Sí se puede “estas obras en las cunetas son claramente contrarias a esta indicación, y parecen seguir la tendencia de llevar las estéticas propias de zonas urbanas al medio natural y rural”.

El Real Decreto 389/2016 determina igualmente que “el mantenimiento y conservación las carreteras e infraestructuras de transporte preexistentes en los parques nacionales estarán sometidas a condicionado previo por la administración del parque nacional, por lo cual, además de la tramitación urbanística ordinaria, las obras deberán adaptarse a la normativa establecida en el Plan Rector de Uso y Gestión y a las especificaciones técnicas que en materia de protección del paisaje y de los valores naturales que pudiesen dictarse en desarrollo del mismo”, continúa la formación. Al respecto, el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional de Garajonay, aprobado por Real Decreto de 1986, indica que “se mantienen en su uso público libre, con su trazado y dimensiones, todos los accesos asfaltados que cruzan el parque”.

Para la formación política de izquierdas “la introducción de estas cunetas de dudosa utilidad, alteran ostensiblemente las dimensiones de la vía, y se dejan así de atender necesidades reales en materia de carreteras. Esto se deriva de la improvisación del Cabildo en el gasto del dinero procedente de los fondos para el desarrollo de Canarias, el famoso FDCAN”, finaliza Sí se puede su comunicado.

 

 

Roberto Padrón VelázquezLa formación ecosocialista ha venido advirtiendo desde junio de 2014 sobre la existencia de la plaga y sobre las malas prácticas realizadas en los palmerales capitalinos.

Sí se puede se congratula que de una vez las autoridades se hayan concienciado del grave peligro que representa el picudo en las palmeras de San Sebastián de La Gomera. Señalan que desde junio de 2014 han venido advirtiendo de la presencia y la amenaza que supone esta plaga para los palmerales de la isla.

A este respecto, el pasado jueves 19 de mayo, en su comparecencia ante la comisión parlamentaria, Narvay Quintero, Consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, reconoció que se han venido realizando prácticas prohibidas en los palmerales de San Sebastián de La Gomera en la lucha contra la plaga del picudo de las palmeras (Diocalandra frumenti).

La constatación de esas malas prácticas se evidenció en el informe realizado por el Comité Local de Sí se puede en San Sebastián de La Gomera, a través de su Concejal en el ayuntamiento capitalino, Roberto Padrón, que fue utilizado como referente en la comisión del Parlamento. Tanto el Consejero como otros portavoces parlamentarios mostraron su preocupación ante las irregularidades en la gestión del control de la plaga de Diocalandra frumenti efectuadas por las administraciones gomeras y el consiguiente peligro de extensión al resto de la Isla.

El concejal capitalino recuerda que dicho informe, elaborado el pasado mes de febrero, ponía de manifiesto que el propio Ayuntamiento de San Sebastián contravenía los establecido por la Orden de 29 de octubre de 2007, por la que se declaraba la existencia de las plagas producidas por los agentes nocivos Rhynchophorus ferrugineus y Diocalandra frumenti. El escrito titulado “Informe de posibles negligencias en la gestión de la plaga de Diocalandra frumenti en el municipio de San Sebastián de La Gomera” fue remitido al ayuntamiento capitalino, al Cabildo Insular de La Gomera y a la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias.

Diocalandra 1La preocupación ante la existencia de esta plaga la viene haciendo publica Sí se puede desde junio de 2014, cuando se registraron escritos en las instituciones competentes donde se exponía la preocupación ante tales hechos y se solicitaba la toma de medidas adecuadas para evitar su propagación. A pesar de las advertencias, que también se hicieron públicas a través de notas de prensa, escasas medidas se tomaron y se continuó con las prácticas indebidas. Cabe recordar que no se extremaron las precauciones a la hora de realizar las podas y otros tipos de trabajos en las palmeras.

Sí se puede recuerda que la posible expansión de la plaga no solo afectaría a una de nuestras especies vegetales más emblemáticas, si no que incidiría directamente en la práctica del guarapeo. Advierten sobre las posibles y funestas consecuencias en un sector como el de la miel de palma que lo menos que necesita ahora es otro jarro de agua fría como el acaecido con el impedimento de usar la palabra miel de palma comercialmente.

Roberto Padrón señala que tal y como se pudo comprobar en la comisión “la actitud de quienes gestionan la Isla es la de esconder la cabeza bajo el ala ante los problemas”. En tal sentido, el concejal de Sí se puede afirma “entre las intervenciones de los distintos portavoces parlamentarios, nos preocupó seriamente la de la parlamentaria por ASG, Melodie Mendoza, que llegó a poner en duda que la especie Diocalandra sea una plaga, llegando incluso a decir que este insecto ha estado presente desde siempre en los palmerales de San Sebastián de La Gomera. Esas palabras nos hacen dudar de que las instituciones gomeras implicadas, ambas gobernadas por ASG, se tomen lo suficientemente en serio este problema medioambiental y económico.”

Tala PalmaRecuerdan que las administraciones públicas tienen la obligación de velar por la conservación de este importante patrimonio.

A juicio de la formación ecosocialista, la conservación de este importante patrimonio natural se logra con prevención, con programas de gestión integrales y con actuaciones de sensibilización medioambiental. En este sentido señalan que, desde junio de 2014, con escritos al Cabildo Insular de La Gomera, han notificado acerca de los problemas que sufren nuestros palmerales con recomendaciones sobre las medidas a tomar en base a la legislación y expertos consultados. (más…)

Charco del Cieno febrero 2016Desde la formación ecosocialista se denuncia la nula efectividad que demuestran las medidas que dicen tomar las Administraciones Públicas de La Gomera ante la proliferación de asentamientos en este Espacio Natural Protegido.

Sí se puede reclama nuevamente mayor implicación de las Administraciones a la hora de preservar los valores naturales del Sitio de Interés Científico. Destacan los daños producidos por culpa de la presencia irregular de asentamientos humanos. (más…)

Las Huesas (El Retamal)Desde el Comité local se pide que se actúe con celeridad en los grupos de palmeras más dañados y se evalúen las pérdidas de ejemplares.

El comité local de Sí se puede en Valle Gran Rey señala que empiezan a ser palpables los daños ocasionados por la sequía en el palmeral de Guadá, sin que haya habido actuación por parte del Cabildo Insular para corregir esta situación. (más…)

Sandra RamosDesde la formación se insta a que el grupo de gobierno municipal promueva, en colaboración con el Consejo Insular de Aguas y con el área de Agricultura del Cabildo, medidas urgentes de ayuda para los agricultores.

Sí se puede en Valle Gran Rey muestra su preocupación por la sequía que se traduce en el descenso del nivel de las presas y balsas, y en la salinización creciente de algunos pozos del municipio, por lo que insta al gobierno municipal a promover medidas urgentes de ayuda para los agricultores, en colaboración con el Consejo Insular de Aguas y con el área de Agricultura del Cabildo. (más…)

Cieno 1Se exige a las Administraciones Públicas de La Gomera que se tomen medidas ante la proliferación de asentamientos en este Espacio Natural Protegido que alberga uno de los pocos saladares naturales que quedan en Canarias, y que son muy escasos en las islas occidentales.

Un año más, precisamente en el que Casimiro Curbelo anuncia que el Cabildo va a asumir la gestión del Parque Nacional de Garajonay, se permiten asentamientos irregulares en este pequeño pero frágil Espacio Natural, de tan sólo 5’6 hectáreas, situado en la costa de Valle Gran Rey. (más…)