Desde la formación se insta a que el grupo de gobierno municipal promueva, en colaboración con el Consejo Insular de Aguas y con el área de Agricultura del Cabildo, medidas urgentes de ayuda para los agricultores.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey muestra su preocupación por la salinización creciente de algunos pozos del municipio, por lo que insta al gobierno municipal a promover medidas urgentes de ayuda para los agricultores que puedan verse afectados, en colaboración con el Consejo Insular de Aguas y con el área de Agricultura del Cabildo.

“En la zona baja de Valle Gran Rey, donde se riega de pozo, la situación es muy preocupante ya que algunos pozos muestran salinidades altas. Pese a que este año ha llovido un poco más que en los anteriores, en la zona baja de Valle Gran Rey, prácticamente no llueve “en forma” desde el invierno de 2012”, señala Sandra Ramos, portavoz de la asamblea local.

Desde la formación se recuerda que además de dañar a las cosechas y los cultivos, “regar con aguas de alta salinidad directamente mata al suelo agrícola, por lo que este tema debe ser estudiado en profundidad y plantear soluciones técnicas, antes de que los suelos agrícolas de la zona baja de Valle Gran Rey sufran daños irreversibles”.

La portavoz, en tal sentido, explica: “la situación es más grave en la zona de Borbalán, donde los pozos están alcanzando unos niveles de salinidad que puede inutilizarlos. Ya en el Plan Hidrológico Insular de La Gomera, el acuífero de Valle Gran Rey es calificado como masa de agua subterránea en riesgo de no alcanzar los objetivos medioambientales de la Directiva Marco de Agua, pero no se ha trabajado en realizar actuaciones técnicas ni en informar a los agricultores sobre medidas a llevar a cabo para impedir la salinización de los suelos agrícolas”.

Desde Sí se puede se señala que los estudios indican que para evitar problemas de salinidad la elección del sistema de riego es crucial. “Además, es recomendable tomar ciertas medidas como aplicar correctamente los abonos orgánicos sin excederse, fertilizar los cultivos en base a análisis preliminares del suelo y agua, monitorear los valores de salinidad del suelo cada ciclo de cultivo y escoger cultivos tolerantes antes de empezar su explotación” indica Ramos.

Del mismo modo, para mitigar los efectos de la salinización de suelos, deben efectuarse lavados del suelo con agua que tenga la menor cantidad de sales posible, cuidando que el drenaje sea eficiente para evitar estancamientos, hasta que la conductividad eléctrica sea óptima.

“Como la estructura del suelo ha sido alterada, la incorporación de materia orgánica sería ideal para su recuperación, pues es un gran restaurador del suelo, pero aquí, en vez de promover el uso de compost a partir de restos vegetales, se opta más por amontonar los residuos vegetales en El Altito para que “alguien” les meta fuego”, argumenta la portavoz.

Por eso, para la formación asamblearia “es urgente que desde el gobierno municipal de Valle Gran Rey se impulse, conjuntamente con otras administraciones, un paquete de medidas que, basándose en dotar de información suficiente a los agricultores del municipio, asegure, a corto plazo, que las consecuencias de esta salinización de los pozos no afecten definitivamente a la agricultura de la zona baja.

“En el reino de maravillas que diseña el gobierno municipal para Valle Gran Rey, la agricultura parece no tener cabida, cuando nuestros paisajes son el principal reclamo turístico y nuestra verdadera “marca”. Y mientras, los agricultores necesitan de realidades inmediatas: sin agua de cierta calidad no puede haber cultivos y la situación actual es de extrema gravedad”, finaliza Ramos.

Los apicultores y personas que desarrollan actividades apícolas se vienen quejando de pérdidas importantes en sus colmenas debido al ahogamiento de las abejas en los recipientes de recogida de guarapo.

La asamblea local de Valle Gran Rey se hace eco de la queja de muchos apicultores del municipio y advierte de la muerte de abejas asociada al guarapeo, debido al ahogamiento de las abejas en los recipientes de recogida de guarapo.

“Esto no debería estar pasando y solicitamos del Cabildo Insular que se tomen las medidas necesarias para para evitar conflictos entre apicultores y guaraperos, y se asegure el desarrollo de ambas actividades sin que esto suponga pérdidas de abejas melíferas y, por lo tanto, afectaciones innecesarias a la economía de los apicultores y al medioambiente” explica Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia.

Desde Sí se puede se aclara que muchos de los palmares de La Gomera están siendo explotados por parte de guaraperos y productores de miel de palma para la obtención de guarapo y miel de palma. “Ver las palmas siendo curadas para obtener guarapo es una estampa que nos enorgullece y que demuestra la buena salud de una tradición gomera, pero ha de procurarse que esta actividad no provoque daños a terceros, ya que algunos de quienes se dedican a la extracción de guarapo no cumplen con el reglamento” insiste la portavoz.

“Es bien sabido que las abejas se ven atraídas por el dulzor del guarapo y que si no se toman medidas muchas se ahogan en los recipientes de recogida. Si bien hay guaraperos que cumplen con la normativa, también hay quienes no lo hacen y están provocando daños importantes a los apicultores”, abunda Ramos.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey recuerda, en tal sentido, que en el reglamento que regula la extracción de guarapo de las palmeras canarias y la obtención del carnet de guarapero en la isla de La Gomera, se obliga a quienes solicitan el curado de palmeras a que se tomen todas las medidas previstas para proteger a las abejas. Además, se alude a la obligatoriedad de retirar los restos vegetales, aspecto que algunos guaraperos también incumplen con el evidente riesgo de incendio que eso provoca.

“Concretamente el artículo 11.5. dice: “Proteger con una malla los recipientes de recogida de guarapo para evitar que las abejas mueran al introducirse en ellos””, manifiesta la portavoz, quien añade “lo que está claro es que, en algunos casos, estas medidas no se están llevando a cabo, lo que está originando incontables pérdidas de efectivos entre las colmenas de los apicultores”.

Para la asamblea local de Sí se puede, es obligación del Cabildo Insular de La Gomera velar porque las obligaciones que se establecen en el Reglamento que regula la extracción de guarapo de las palmeras canarias y la obtención del carnet de guarapero, se estén llevando a cabo por parte de las personas autorizadas para la realización de la actividad de guarapeo. “No podemos permitir que dos actividades tan tradicionales y tan importantes en la cultura local entren en conflicto por dejadez de las autoridades” manifiesta Ramos.

Para finalizar, desde Sí se puede se recuerda que la población de abejas melíferas (Apis mellifera) de la isla desempeña un importante papel tanto en la polinización de plantas como en la producción de miel y otros productos apícolas, por lo que las Administraciones Públicas deben velar por establecer medidas de protección que permitan mantener la salud de las abejas y las colmenas.

  • La organización ecosocialista critica que la reforma de la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias deje sin derecho a ayudas al 66,5 % de los productores ecológicos de las islas
  • Considera imprescindible modificar la propuesta de reforma de reparto de las ayudas para que llegue a la mayoría de los productores

Sí se puede propone en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey mejorar el acceso a las ayudas para la gran mayoría de pequeños productores ecológicos. Con este fin, el portavoz del grupo municipal ecosocialista en la corporación, Guzmán Correa, defenderá el próximo jueves, 22 de febrero, una moción en la que solicitará al pleno que inste al Gobierno de Canarias a modificar su propuesta de reforma de reparto de las ayudas, de manera que puedan percibirla la mayoría de los productores.

“Esta moción ha sido presentada y defendida en otros ayuntamientos, como en Tegueste, y es muestra de la preocupación de Sí se puede por el fomento de la agricultura y la ganadería ecológica, que tiene, precisamente en los requisitos de las ayudas, un impedimento muy trascendente”, explica el portavoz.

La organización ecosocialista critica que la reforma propuesta por la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias deje sin derecho a ayudas al 66,5 % de los productores ecológicos de las islas. La exclusión del derecho a percibir ayudas a las explotaciones ecológicas de menos de 5.000 m2 propuesta por la citada consejería deja fuera del acceso a las ayudas una gran mayoría de los productores ecológicos. Del total de 1066 productores, solo 357 tendrían derecho a percibirlas y 709 se quedan sin ese derecho.

“Esto en el caso concreto de Valle Gran Rey, donde la parcelación agrícola es muy importante, es un obstáculo casi definitivo para las personas que quieran practicar la agricultura ecológica y pretendan recibir ayudas de la Consejería de Agricultura” aduce Correa.

Sí se puede propone que la reforma incluya la modulación por superficie para evitar que las grandes explotaciones perciban la mayor parte de las subvenciones. Igualmente, plantea que las explotaciones de menos de 5.000 m2 tengan derecho a percibir las ayudas sin límite mínimo de superficie de cultivo, de forma que una explotación de cualquier superficie inferior a 5.000 m2 pueda solicitar subvención, como ocurre en otras líneas de ayudas agrarias.

El portavoz considera que “si la Consejería aplica esta reforma, dejará sin derecho a percibir este dinero a la gran mayoría de personas que en las islas están apostando con esfuerzo y conciencia por una agricultura sostenible y con explotaciones familiares”.

Los fondos previstos en el Plan de Desarrollo Rural (PDR) para la agricultura ecológica son un total de 1.852.941,00 euros, financiados mayoritariamente la Unión Europea (85%), mientras que el resto lo aportan el Estado (10,5%) y la Comunidad Autónoma (4,5%).

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias promovió de nuevo en diciembre de 2017 una modificación del PDR en la medida 11 de Agricultura Ecológica. La propuesta de modificación consiste en establecer un factor de corrección en función de la superficie. De tal forma, las explotaciones menores a 5.000 m2 quedarían excluidas, y se verían favorecidas las explotaciones entre 0,5 y 5 ha principalmente.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey esto sería especialmente grave en el municipio, donde la mayor parte de los escasos operadores de agricultura ecológica producen hortalizas en pequeñas explotaciones. “Si queremos que Valle Gran Rey recupere mínimamente su calidad paisajística, entendemos que la agricultura ecológica ha de fomentarse y nunca poner más dificultades a las ya de por sí condiciones en las que los agricultores ecológicos trabajan” finaliza su intervención el portavoz.

Desde la formación ecosocialista, ante el número de ejemplares muertos en el último año, se insta a que el Cabildo, los Ayuntamientos de Alajeró y San Sebastián y el Gobierno de Canarias se trabaje de forma conjunta y urgente para salvaguardar esta población de palmas canarias.

Sí se puede en La Gomera reclama a las administraciones con competencias en la salvaguarda de las palmeras canarias que se estudien y desarrollen actuaciones urgentes ante el preocupante deterioro que muestran los palmerales que existen en el barranco de Santiago. “La situación de este enclave es gravísima ya que el número de palmas muertas y con síntomas de estrés hídrico ha aumentado en el último año” señala Ada García, portavoz de la formación ecosocialista.

Desde Sí se puede se achaca estas pérdidas a la sequía que sufre el palmeral en su conjunto. “Entendemos que la sequía que estamos sufriendo es el origen de este deterioro, pero eso no es impedimento a que se trabaje para evitar perder más ejemplares, lo que deteriora, sin lugar a dudas, la calidad paisajística y medioambiental del barranco de Santiago” explica la portavoz.

“El Barranco de Santiago es uno de los lugares más mágicos de La Gomera y su impresionante palmeral es una de sus grandes señas de identidad, pero la sequía está provocando su deterioro y esto se puede observar en las muchas palmeras muertas o moribundas que hay a lo largo del valle” abunda García.

En tal sentido, desde Sí se puede se señala que, en el mes de abril del pasado año 2017, desde el Cabildo Insular se anunció en prensa la creación de pequeños sistemas de riego en zonas donde las palmeras presentan síntomas de agotamiento debido a la supresión del paso de acequias. “Es obvio que estas medidas no se han llevado a cabo en el Barranco de Santiago y ha habido muchas pérdidas de muchos ejemplares de palmas debido a la falta de agua en el último año. Las palmas asociadas a cultivos y redes de acequias necesitan agua con cierta frecuencia, y esto no se ha asegurado en absoluto tras los entubamientos”, insiste la portavoz.

Desde Sí se puede en La Gomera se recuerda que las poblaciones de palma canaria (Phoenix canariensis) forman parte de los Hábitats Canarios incluidos en la Directiva Hábitat (Directiva del Consejo 92/43//CEE). Por lo tanto, en opinión de Sí se puede, se hace necesario desarrollar una serie de medidas que permitan y favorezcan la conservación de estas formaciones vegetales que singularizan a la Isla.

“Buena parte del enclave que denominamos Barranco de Santiago se encuentra incluido en la Zona de Especial Conservación Cuenca de Benchijigua-Guarimiar. Precisamente uno de los hábitats que justifican este valor ambiental son los palmerales, que dentro de la ZEC ocupan 162,01 ha, lo que supone el 12,07% de la totalidad del espacio” argumenta la portavoz de la formación ecosocialista.

“Cada vez se ven más ejemplares de palmas que evidencian daños vasculares o al menos muestran síntomas muy claros en la corona. Es urgente que los organismos competentes evalúen la situación y expliquen a la ciudadanía qué es lo que ocurre y qué soluciones se pueden dar para mantener la calidad de los paisajes asociados a nuestras palmas”, finaliza su intervención García.

Advierten que la situación se ha vuelto insostenible y que el ganado está afectando a cultivos y a la seguridad de barrios como la Casa de la Seda o Guadá.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey indica la necesidad urgente de realizar tareas de control del ganado asilvestrado en el Parque Rural, ya que en los últimos meses son frecuentes las quejas de agricultores y vecinos de Guadá, Casa de la Seda y El Guro sobre afección de ganado en cultivos y zonas ajardinadas, provocando daños incluso en colmenas situadas en la zona de la Cuesta de Los Paredones.

“La situación del ganado asilvestrado está alcanzando niveles muy peligrosos ya que está siendo frecuente la presencia de ganado asilvestrado en zonas habitadas, lo que se suma a la inseguridad que provoca este grave problema en la actividad de los senderistas y para el tránsito por carreteras, tanto por el riesgo de accidentes provocados directamente por este ganado como por las caídas de piedras que provocan sobre las vías” señala Sandra Ramos, portavoz de la formación de izquierdas en Valle Gran Rey.

Desde la asamblea local se señala que ya en septiembre del año pasado, los concejales de Sí se puede señalaron ante el pleno la necesidad de que el gobierno municipal solicitase al Cabildo Insular el desarrollo de actuaciones de control de ganado asilvestrado en el Parque Rural de Valle Gran Rey ante la proliferación de ganado en los riscos de Yorima, Guadá y Teguerguenche, y que ya estaban provocando daños a los cultivos del valle.

“La situación de septiembre hasta ahora ha ido a peor: es frecuente la presencia de ejemplares en zonas tan bajas como el barrio de la Casa de La Seda o en la cañada del Entullo sobre el barrio de La Playa. Ya no hablamos de los daños que este ganado estará provocando en especies endémicas amenazadas o en elementos del patrimonio etnográfico y arqueológico, sino que hablamos de los perjuicios que están provocando en cultivos, en instalaciones apícolas o el grave peligro que supone la presencia de este ganado para la seguridad del tráfico en la zona de la Cuesta de Los Paredones por caída de piedras” explica la portavoz.

“Es un tema que nos preocupa y en toda la legislatura no hemos visto que en el Parque Rural de Valle Gran Rey se haya tomado ninguna medida. Los vecinos observan cómo el problema, lejos de resolverse, aumenta, sobre todo con la sequía, que ha provocado que este ganado baje a zonas cultivadas desde los riscos que circundan el valle”, indica Ramos.

Apuestan, desde la formación ecosocialista, por un plan a largo plazo donde tengan cabida distintas acciones: apañadas con las medidas de garantía para insertar las piezas capturadas en la cadena alimenticia, control del ganado y, en caso de ser necesario, el abatimiento. “Lo indudable es que este y otros problemas, tales como la presencia de acampadas ilegales, la presencia de especies invasoras, la muerte de palmas o el deterioro del patrimonio etnográfico, son evidencias de que la protección y gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey no es que sea deficiente, es que, directamente, es inexistente” insiste la portavoz de la formación ecosocialista.

“El Cabildo de La Gomera debe tomar medidas eficaces y de forma urgente con el problema del ganado asilvestrado en el Parque Rural de Valle Gran Rey ya que la situación ahora mismo es insostenible y peligrosa y no vale quedarse en meras palabras. Mientras no trabajan, el ganado asilvestrado está dañando irremediablemente nuestro medio ambiente, nuestro patrimonio y nuestros cultivos. Gestionar es hacer y no figurar tanto en los medios, y si no son capaces de asumir sus competencias, que las den a quienes sí sean capaces” concluye Ramos.

La formación ecosocialista desea que la preocupación que muestra por el sector primario en Canarias, se transforme en políticas activas en defensa de la agricultura, ganadería y pesca en La Gomera.

Ante las recientes declaraciones de presidente del Cabildo gomero y portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento regional acerca de su apuesta por diversificar la economía canaria y avanzar hacia un nuevo modelo productivo, Sí se puede La Gomera espera que Curbelo, al menos, sea coherente y comience a aplicar esas medidas en La Gomera.

La formación ecosocialista se hace eco del reciente discurso de Curbelo donde instaba a recuperar el medio rural y apostar por la agricultura, la ganadería y la pesca y no depender únicamente del sector turístico.

Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el cabildo gomero, comenta al respecto “Más que solicitar que otros hagan en otros lugares, debería el señor Curbelo ser menos demagógico y comenzar a aplicar medidas concretas para favorecer el desarrollo del sector primario en La Gomera”.

La formación recuerda a Curbelo que el presupuesto del Cabildo gomero del 2018 solo le dedica el 3,74% a la agricultura, ganadería y pesca. Desde Sí se puede se entiende que el apoyo a un sector tan maltrecho y en un proceso importante de decadencia en los últimos años, exige tener un adecuado peso y tratamiento en las políticas desarrolladas por el Cabildo Insular, cuestión que no se refleja en los próximos presupuestos.

Asimismo, señalan que en el total de los 262 millones presentados en el Programa Desarrollo de La Gomera 2016-2025 con el objetivo de ser financiados con los 90 millones del FDCAN, solo se programan 6 millones de euros al sector primario, es decir apenas el 2,3% del total.

Advierten que incluso la mayor parte de ese dinero programado para la creación, mejora y/o modernización de infraestructuras y equipamientos en el sector primario se dedica al acondicionamiento de pistas, incluso en lugares donde no hay población residente. Por el contrario, las inversiones en actividades productivas son prácticamente inexistentes salvo la reconstrucción del invernadero de la finca experimental insular de la Cruz Chiquita, el acondicionamiento eléctrico de una (sic) finca ganadera y la limpieza y reposición de muros en fincas de medianía.

Sí se puede ha presentado a lo largo de la legislatura dos mociones en el pleno del Cabildo gomero en defensa del sector primario que han sido aprobadas por unanimidad. En el año 2015, una relativa a la defensa de los recursos pesqueros en la Isla instando a la toma de medidas concretas. La otra durante el pasado año respecto al impulso de la agroecología en La Gomera, en la que se insistía en la necesidad de articular propuestas para la revitalización de la agricultura insular mediante políticas activas.

Rubén Martínez concluye: “Algunos, los que ahora quieren convertirse en defensores del sector primario, han despilfarrado y derrochado millones de euros en obras innecesarias como la quesería de Alajeró, la casa de la miel de abeja de Agulo o la cochinera de Arure mientras nuestro sector primario agonizaba por falta de políticas eficaces. Nunca fue un problema de recursos económicos lo fue siempre de intereses mezquinos y de voluntad política”.

El pleno ordinario del Ayuntamiento de Valle Gran Rey, celebrado el pasado 30 de noviembre, aprobó por unanimidad la moción de Sí se puede para la adhesión del ayuntamiento al Pacto Estatal por la Soberanía Alimentaria, la Educación Ambiental y la Sostenibilidad del Territorio.

El Ayuntamiento de Valle Gran Rey, a propuesta de la asamblea local de Sí se puede, se adhiere al pacto por la soberanía alimentaria y la sostenibilidad del territorio. “Estamos muy satisfechos de que, una vez más, todos los concejales votasen a favor de una propuesta como la nuestra que, de llevarse a cabo, puede impulsar la recuperación de los suelos y las actividades agrícolas abandonadas y una defensa activa de la soberanía alimentaria”, explica Guzmán Correa, concejal y portavoz de Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey.

Este pacto, impulsado por la Red Intervegas en noviembre de 2015, se firmó en Granada y nació de la necesidad de proteger, planificar, desarrollar y gestionar los territorios agrarios del Estado. Desde Sí se puede se entiende que, con este acuerdo, el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se compromete a conservar los suelos fértiles y los territorios agrícolas históricos.

“Con este acuerdo unánime, el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se compromete a elaborar y a desarrollar una estrategia para implantar en el municipio una política activa de fomento de la Soberanía Alimentaria, la Educación Ambiental y la Sostenibilidad del Territorio en coherencia con la estrategia 2015-2031 del Pacto Estatal, destinando recursos económicos para ello, por lo que esperamos que en los presupuestos de 2018 haya partidas que lo plasmen”, insiste el portavoz.

Otro de los acuerdos que desde la formación ecosocialista se quiere destacar especialmente es que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se ha comprometido a contemplar en su planeamiento la determinación de bolsas de suelos representativos que pudieran ser considerados Territorios Agrarios Históricos.

Correa indica “creemos que en el municipio de Valle Gran Rey existen suelos y sistemas agrícolas que son claros ejemplos de Territorios Agrarios Históricos y que los principios de este Pacto se han de desarrollar para conseguir proteger y dinamizar estos espacios y que Valle Gran Rey consiga conservar una de sus señas de identidad: la diversidad paisajística que posee”.

Desde la formación asamblearia se señala que la Vega de Arure, los sistemas de cultivos vinculados a la agricultura de exportación de la zona baja, los andenes de Guadá o Taguluche, con los palmares agrícolas asociados o los paisajes de agricultura de secano de las cercanías de Las Hayas, “son paisajes que nos identifican, que deben reactivarse, que deben ser protegidos y dinamizados antes de que su deterioro, desnaturalización y abandono lo hagan imposible”.

Para Correa, “esta moción es complementaria a los acuerdos aprobados para el impulso de la agroecología en el municipio de Valle Gran Rey y la adhesión del Ayuntamiento a la Asociación Intermunicipal Red Territorios Reserva Agroecológicos, Red TERRAE, que no ha sido trabajada por el gobierno municipal en lo más mínimo, por lo que esperamos que también haya partidas presupuestarias en 2018 que sean coherentes con lo que se acordó desde el año pasado”.

La moción aprobada por el Ayuntamiento de Valle Gran Rey insta al Gobierno de Canarias y al Cabildo Insular de La Gomera a realizar los cambios normativos necesarios para iniciar una clasificación agroambiental de los Territorios Agrarios Históricos y la protección de sus suelos frente a cualquier otro uso no compatible con la actividad agraria, e iniciar los procesos para recuperar los espacios degradados de estos territorios

Finalmente, el concejal de Sí se puede señala que “como administración creemos que es pertinente adherirnos a este tipo de pactos y generar debate y acciones concretas para intentar cambiar los modelos de consumo y producción y lograr un cambio de modelo que sea más beneficioso para todos.”

En mayo de 2016, el ayuntamiento, por unanimidad, se comprometió a impulsar la agroecología en Valle Gran Rey y adherirse a la Red TERRAE.

Sí se puede critica al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey por no haber participado en las jornadas de agroecología que los pasados 22 y 23 de junio se han celebrado en San Juan de la Rambla (Tenerife). Para Guzmán Correa, portavoz y concejal en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey, “esta es una muestra más de lo incoherente que es el gobierno municipal con las decisiones plenarias y un síntoma de lo poco o nada que el gobierno de CC y ASG apuesta por promover usos sostenibles agrícolas, ganaderos o forestales”

Desde la formación ecosocialista se recuerda que en el pleno del Ayuntamiento del 05 de mayo de 2016, se acordó por unanimidad su moción para el impulso de la agroecología en el municipio y la adhesión de la Corporación a la Asociación Intermunicipal Red Territorios Reserva Agroecológicos, Red TERRAE.

“Resulta curioso que el Cabildo de La Gomera, que aprobó una moción similar con posterioridad (el 01 de julio de 2016), sí haya estado en las jornadas, y el Ayuntamiento de Valle Gran Rey no haya comenzado ni siquiera a preparar los sencillos trámites de adherirse a la Red TERRAE. Tal vez si hubiera sido para una fiesta o para una feria en la que salir en fotografías sí hubiera ido algún miembro del gobierno municipal”, insiste el portavoz.

Para Correa, “con la adopción de los acuerdos de esta moción, el Ayuntamiento se comprometió a impulsar y desarrollar experiencias agroecológicas en el municipio a través de políticas activas, y se obligaba a adherirse a la Red TERRAE. Pero ya sabemos cómo se toma los acuerdos institucionales este gobierno y lo manifiestan cada día”.

Desde la asamblea local de Valle Gran Rey se entiende que en el municipio se debe estimular un giro progresivo en el campo que permita un impulso del sector primario. Este cambio se debe basar en producir alimentos para nuestra población con nuevos métodos, integrados en el medio ambiente y en el territorio, que reactiven la economía local, que generen empleo y mantengan el paisaje.

El portavoz recuerda que “la dinamización agroecológica es una poderosa estrategia de desarrollo local, que ayuda a valorizar los recursos propios de los territorios, minimiza impactos, favorece la adaptación a los nuevos escenarios de cambio climático, y promueve la reutilización de residuos y la recuperación de valores e identidad territorial. Parece que todo eso, al gobierno municipal le interesa poco”.

Sí se puede insiste en que la agricultura y las actividades asociadas son uno de los principales atractivos turísticos que tiene Valle Gran Rey y La Gomera. “Los turistas que se asoman a los miradores quieren apreciar nuestros paisajes, pero quienes habitamos aquí no somos conscientes de ello. Cada vez hay más abandono agrícola y mayor deterioro paisajístico, y la agroecología puede ser una herramienta para combatir esto”.

En ese sentido, desde la formación asamblearia recuerdan el trascendental papel que tienen los terrenos cultivados para la prevención y atenuación de grandes incendios. “Parece mentira que un municipio que sufrió tanto el terrible embate del incendio de 2012 no apueste más decididamente en utilizar cuantas herramientas haya para que esto no vuelva a ocurrir, pero cuando uno analiza el devenir de este gobierno, se da cuenta que su comportamiento es coherente con su incoherencia” finaliza el portavoz.

El comité local ha recibido varias denuncias de vecinos preocupados por la tala de varios ejemplares de palmas canarias en distintos barrios del municipio de Vallehermoso.

La formación asamblearia quiere mostrar su preocupación por lo que considera una acción desproporcionada de la tala de palmas canarias en varios puntos del municipio, para la limpieza del tendido eléctrico ejecutado por una empresa. Varias de esas talas se han realizado en barrios como Pavón o Rosa de las Piedras.

En palabras del portavoz local, Alejandro García Vera, “consideramos que la limpieza de vegetación para la prevención de tendidos eléctricos se ajusta a la normativa, tal y como recoge el Decreto 141/2009, que aprueba el Reglamento por el que se regulan los procedimientos administrativos relativos a la ejecución y puesta en servicio de las instalaciones eléctricas en Canarias. Sin embargo, nos preocupa que muchos de esos tendidos se hagan sin tener en cuenta las especies que puedan cortarse, como en este caso la palma, una de las especies vegetales, que en La Gomera y en Canarias, están protegidas por su alto valor ecológico, paisajístico y cultural”.

Sí se puede quiere poner sobre la mesa la posibilidad de abrir un debate sobre el soterramiento de las líneas eléctricas, que suponen un impacto visual, así como un riesgo de incendios importantes. “Queremos recordar que en Vallehermoso en 2007 se produjo un incendio en el barranco en dirección a la Playa por cuenta de un temporal de viento, que hizo que originara un incendio por el roce de los cables eléctricos”, explica García Vera, “a su vez y, sigue todavía pendiente de esclarecer, el 26 de abril de 2008 se produjo un incendio de grandes proporciones desde Macayo hasta el Casco de Vallehermoso, que se supone que fue causado por el choque de cables del tendido eléctrico”.

La formación política puede llegar a entender la necesidad de talar algunas especies de vegetación para el mantenimiento de la línea, sin embargo, muestra cierto escepticismo en cuanto a la tala de palmeras. García Vera indica “hemos preguntado a través del Consejero insular de Sí se puede, Rubén Martínez, en el Pleno del Cabildo Insular, por qué se ha concedido este permiso y si se han planteado la posibilidad de realizar estudios del soterramiento de cables. Entendemos que esto requeriría de inversiones o al menos de estudios para ver el coste de esto”.

“No obstante, el FDCAN puede ser una buena oportunidad para impulsar proyectos de energías renovables o también de soterramiento de líneas de alta y media tensión, y no solo para convertir la Isla en un sinónimo de asfalto como está planteado actualmente” continúa su exposición el portavoz de la formación ecosocialista.

Además de esto, cabe recordar que las medidas en materia de prevención de incendios han sido cuanto menos deficientes en el municipio de Vallehermoso, “ya que la limpieza de los cañaverales próximos al Casco, por poner un ejemplo de donde se han llevado acciones, no se han continuado, ni se ha establecido un plan estratégico para la prevención en caso de incendios”, matiza el portavoz.

Desde el comité local se insiste: “debemos reflexionar sobre el modelo de municipio y de isla que queremos y, sobre todo, debemos exigir de nuestros gobernantes que tengan un mínimo de coherencia, ya que no es lógico que en prensa o a través de conferencias, charlas o mesas de debate se reconozca el importante patrimonio vegetal y cultural, y el destacado protagonismo de la cultura de la palma para el municipio y para La Gomera, y luego no se haga nada al respecto, desde no actuar con seriedad para la defensa del nombre de la miel de palma, hasta permitir la tala desproporcionada de palmas, pasando por la dejadez que se tiene en el control de la plaga de picudo en San Sebastián. Queremos hechos, no palabras” finaliza el portavoz.

Recuerdan que es el principal problema medioambiental de la isla junto a la introducción de especies foráneas como el rabo de gato, el picudo y el muflón.

La formación política Sí se puede La Gomera invita a todas las administraciones que tienen competencia a que desarrollen de una vez las medidas necesarias para controlar el ganado asilvestrado en La Gomera. La presencia de una importante cantidad de cabezas de ganado asilvestrado es un grave problema para la riqueza ecológica insular. Se estima que el número supera con creces las 5 mil cabezas, teniendo una importante presencia en los distintos Espacios Naturales Protegidos de la Isla.

Advierten que son distintas las afecciones que produce ese importante número cabras y ovejas asilvestradas, a la que ahora hay que sumar la presencia del muflón. Entre ellas, la extinción de plantas amenazadas y únicas que encuentran en el ganado asilvestrado su principal amenaza. También favorecen los procesos erosivos y la expansión de otras especies invasoras como el rabo de gato. Además, se ha constatado que son un peligro para la seguridad de los senderistas y para el tránsito por carreteras, tanto por el riesgo de accidentes provocados directamente por este ganado como por las caídas de piedras que provocan sobre las vías.

Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo Insular de La Gomera, señala que este es un grave problema medioambiental al cual han prestado atención desde el inicio de la legislatura. “En noviembre de 2015 se solicitó el expediente de erradicación y control de animales silvestres que se estaba llevando a cabo. Posteriormente, en mayo de 2016, se llevó a cabo la solicitud de los relativos a las apañadas”. El consejero recuerda que a lo largo de los plenos se han realizado diversas preguntas sobre este asunto por parte del Grupo Mixto, en el cual está integrado Sí se puede.

“Es un tema que nos preocupa y en la legislatura no hemos visto que se tomen medidas con la contundencia que se requiere, sino meros parches que no han sido del todo eficaces. Las memorias del Patronato de Espacios Naturales nos dicen que en 2016 fueron capturadas 270 cabezas mediante apañadas, cifra a la que hay que sumar las 243 abatidas. Esto es muy poco si se tiene en cuenta el número de cabezas que existe y el ritmo de cría”, señala el consejero.

Indican desde Sí se puede que se deben consensuar una serie de medidas entre los distintos agentes institucionales: Gobierno de Canarias y Cabildo Insular de la Gomera, así como con los ganaderos y otros sectores sociales. A este respecto recuerdan que el Cabildo todavía no ha elaborado el Plan Territorial Especial de Ordenación del Sector Agropecuario, a pesar de que son unas Normas Directivas de Obligado Cumplimiento según el Plan Insular de La Gomera, y podría ser un instrumento que permitiría un control sobre la actividad ganadera.

Apuestan, desde la formación ecosocialista, por un plan a largo plazo donde tengan cabida distintas acciones: apañadas con las medidas de garantía para insertar las piezas capturadas en la cadena alimenticia, control del ganado y, en caso de ser necesario, el abatimiento.

“Es el momento de tomar medidas eficaces y eso lo deben hacer los responsables políticos, tanto los del cabildo como los del Gobierno de Canarias, no vale con echarse las culpas unos a otros y quedarse en las meras palabras. Mientras no trabajan, el ganado asilvestrado está dañando irremediablemente nuestro medio ambiente. Gestionar es hacer y no emitir tanta nota de prensa” concluye el consejero de Sí se puede.