Para la formación ecosocialista, después de 12 años desde la aprobación definitiva del Plan Rector de Uso y Gestión, queda claro que la mayor parte de los objetivos generales con los que fue declarado este espacio no se han cumplido.

Sí se puede en Valle Gran Rey lleva una moción al pleno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey para que el Cabildo, asumiendo sus competencias, ponga en funcionamiento a la mayor brevedad la oficina de gestión del Parque Rural, ya que, transcurridos 12 años desde la aprobación definitiva del Plan Rector de Uso y Gestión, es evidente que la mayor parte de los objetivos generales con los que fue declarado este espacio no se han cumplido, precisamente, por no contar con los equipos humanos y financieros que la gestión de un Espacio Natural conlleva.

“De acuerdo con el artículo 189 de la nueva Ley del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias, corresponde al Cabildo Insular poner en funcionamiento la oficina de gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey con los medios personales y materiales que sean necesarios” explica Carlos Hernández, portavoz y concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey. “Ya que ASG es tan defensora de la Ley de Suelos, solo pedimos que desde donde gobiernan asuman lo que dicta esta Ley, aunque ya la legislación derogada también determinaba lo mismo y mucho caso no hicieron”.

Para la formación asamblearia, la declaración del Parque Rural, lejos de suponer un revulsivo para la dinamización socioeconómica de los barrios que se asientan en su territorio y para la protección y conservación de sus valores naturales y patrimoniales, solo ha supuesto una regulación de actuaciones urbanísticas, “e incluso esto se hace de manera deficiente si se tiene en cuenta la cantidad de expedientes que la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural ha abierto a promotores que han realizado actuaciones dentro de este Espacio”, abunda el portavoz.

Entre los muchos problemas que tiene el espacio y las personas que lo habita, desde Sí se puede se destaca el deterioro del paisaje abancalado, las altas cifras de palmas muertas por distintas causas, los vertidos de aguas negras en el barranco de Arure, el ganado asilvestrado que provoca daños en la agricultura y en la flora amenazada, la destrucción del patrimonio arquitectónico y etnográfico, el decaimiento en la población infantil y juvenil de los barrios, y las fuertes limitaciones que sufren las empresas que están instaladas en el espacio.

También apuntan al grave riesgo de incendios que sufre todo el Parque debido al abandono agrícola y la acumulación de residuos vegetales, además de al desarrollo de cañas en el cauce del barranco. “Parece mentira que después de lo que sufrió esta zona el 12 de agosto de 2012 debido a esto mismo, 6 años después se esté en la misma situación. Además, muchas de las casas dañadas en el incendio de agosto de 2012 no han podido ser rehabilitadas por la inadecuación de la normativa urbanística del Parque Rural, por lo que esta desidia se entiende aún menos”, insiste Hernández.

Para el portavoz, “con todas estas realidades actuales cabría pensar que la declaración del Parque Rural de Valle Gran Rey fue perjudicial, pero hay que señalar que lo inapropiado y perjudicial, en nuestra opinión, ha sido la ausencia de gestión en el mismo, que se refleja en la ausencia de una Oficina de Gestión que cuente con los medios personales y materiales necesarios y que podía haber promovido y desarrollados proyectos que paliaran la problemática a la que se enfrenta el espacio y quienes lo habitan, por eso esta propuesta”.

Otro aspecto que trabaja la moción es pedirle información a la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias al respecto del incumplimiento del Documento Financiero ratificado en la Aprobación definitiva del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey (BOC 105, 01/06/2006). “En tal documento se estimó un coste de 5.374.015,79 €, distribuidos en 10 anualidades, pero da la impresión de que de esas cantidades señaladas hasta aquí poquito ha llegado”.

“Según indagaciones que hemos realizado y a modo comparativo, los Parques Rurales de Anaga y Teno, en Tenerife, cuentan con presupuestos de más de 1,5 millones cada uno, solo en inversiones y gastos corrientes, sin tener en cuenta el personal asociado (que oscila entre las 13 personas en Anaga y las 9 de Teno), y se desarrollan proyectos de protección ambiental y de desarrollo socioeconómico asumiendo los objetivos y obligaciones que la legislación determina. ¿Por qué en los Parques Rurales de Anaga o Teno la protección del territorio es capaz de generar proyectos de desarrollo y puestos de trabajo cualificados y aquí en el de Valle Gran Rey no? Parece que todo indica a que allí existen oficinas técnicas de gestión mientras que aquí no hay nada de eso y por eso esta moción”, finaliza su intervención Carlos Hernández.

Ante la campaña de regalo de bolsas de papel del Cabildo gomero la formación asamblearia exige un compromiso real ante la falta de herramientas para la gestión de residuos.

Sí se puede Vallehermoso ha querido exponer su enorme malestar y el de personas que así se lo han manifestado que se han dirigido a la formación ante la campaña lanzada por el Cabildo de La Gomera en torno a la lucha contra el plástico en la isla, y concretamente en su municipio, donde no existe recogida selectiva ni para envases ni para papel y cartón.

En palabras de su portavoz, Guacimara Navarro, “nos preguntamos dónde piensa la administración insular que la ciudadanía reciclará estas bolsas de papel en Vallehermoso cuando ya se rompan, ensucien o cedan por el uso si no tenemos contenedores para su recogida selectiva. Tampoco sabemos qué pasará cuando estas bolsas se agoten y la ciudadanía tenga que volver al uso de bolsas de plástico”

Para la formación de izquierdas, esta medida es, además de insuficiente, más mediática que efectiva.

A su vez, se solicita que, desde las administraciones gomeras, se inste a la Consejería de Política Territorial y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias a que modifique el presupuesto asignado a la reparación y restauración del antiguo vertedero de Punta de Sardina, que tiene un costo de 198.766 €, mientras que El Altito en Valle Gran Rey, asciende a 655.500€, siendo un sitio más accesible y fácil de trabajar.

“Entendemos que el de Sardina no es un vertedero ocupado en el municipio de Vallehermoso, pero afecta significativamente a su costa norte, que se ve afectada por arribazones de basura, de forma cada vez más frecuente y con mayor intensidad. Un problema que, de no solucionarse con auténticas políticas de sostenibilidad, irá a más. Esperamos, que la autoproclamada “voz de La Gomera” haga recapacitar a las autoridades de la consejería”.

“Se han sacado la foto repartiendo las bolsas de papel y hablando de gratuidad olvidando que son elementos costeados por el conjunto de la ciudadanía gomera: las bolsas no son gratis, las pagamos las gomeras y gomeros, que además pagamos por una gestión adecuada de residuos en nuestras compras y con nuestros impuestos” continúa Navarro, que añade “entendemos que las políticas que se desarrollen para hacer una isla más sostenible deben empezar porque las instituciones asuman su responsabilidad y no la deriven en la ciudadanía”.

El Cabildo insular no ha explicado cuál será el destino de las bolsas de plástico que retiran de los comercios y que intercambian por las bolsas de papel.

Según Navarro, “el trabajo debe empezar desde casa. Vallehermoso no tiene recogida selectiva de residuos, la recogida de enseres no se termina de hacer adecuadamente y no vemos que se ejerzan medidas dentro de la administración como para realmente avanzar a una isla sin plástico”.

El pasado lunes 28 de marzo se emitió una nota de prensa por parte del Ayuntamiento de Vallehermoso anunciando la mejora de contenedores en varios barrios.

La formación asamblearia se alegra parcialmente de esta noticia puesto que consideran que en el municipio hay una necesidad de reponer contenedores. Sin embargo, tal y como manifiesta su portavoz, Alejandro García Vera, “el problema de los contenedores lleva años en el municipio: en barrios como Pavón han sido los propios vecinos quiénes han tenido que sujetarlos con vergas, o, en el caso de Epina, sujetos con una soga. El caso más extremo y llamativo se sufre en Gerián y Gueleica, cuyos vecinos ni siquiera tienen contenedores de basura”.

“Está bien –continúa el portavoz-, que se atienda la mejora de los envases. Sin embargo, la nota no habla de crear infraestructuras para la sujeción de contenedores, tan necesarios en muchos de los barrios de Vallehermoso. Además, también invitamos al consistorio a que realice mejoras en el “punto limpio” que está en la Depuradora de Vallehermoso, que más que un espacio de gestión es un vertedero encubierto”.

Desde la formación ecosocialista se quiere recordar que tampoco se hace ninguna mención a la recogida selectiva de residuos, que está en fase de estudio y viabilidad con el Cabildo Insular. “Además de llegar con más de 18 años de retraso, tampoco se habla desde el Ayuntamiento de la ubicación de los puntos de recogida selectiva, lo que parece mostrar que es algo que no interesa al gobierno municipal” puntualiza el portavoz.

Desde la formación se anima al gobierno municipal a que mejore no solo el servicio de recogida de basuras, sino además su buen uso para evitar que queden tirados enseres en las calles y vías públicas durante semanas como ha sucedido en muchos barrios como El Cercado.

“Pedir colaboración a la ciudadanía es obvio, pero también se le debe pedir a la Administración municipal eficacia, que para eso son el órgano recaudador, ejecutor y competente en la recogida de basuras” señala García Vera.

“Parece que en el gobierno municipal se preocupan ahora por la situación de la recogida de basuras, cuando desde Sí se puede hemos reclamado y demostrado a través de los medios y las redes sociales, durante los tres últimos años, la situación de abandono que sufren los barrios de Vallehermoso; no obstante, consideramos que las medidas anunciadas no hacen más que parchear una situación dura y cada vez más sangrante como es la del abandono que sufren los barrios y la ausencia de gestión real en materia de residuos en el municipio” concluye el portavoz.

Desde la formación ecosocialista se recuerda que en los presupuestos generales del Estado de 2017 se incluía una partida de un millón de euros para el estudio del proyecto, paralizado desde 2010 por la crisis.

Sí se puede muestra su preocupación por la falta de información al respecto de la Reserva Marina de La Gomera, proyecto para el que en los presupuestos generales del Estado de 2017 se incluía una partida de un millón de euros.

El consejero de la formación por la formación, Rubén Martínez, recuerda que en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año 2017 se destinó un millón euros para el estudio de la declaración de la Reserva Marina de Interés Pesquero de La Gomera. “Esperamos que esa financiación no se pierda a puertas de aprobar los presupuestos para 2018, ya que la Reserva Marina es un instrumento fundamental para asegurar la pervivencia del sector pesquero tradicional en la isla”.

Del mismo modo, el portavoz explica que dos mociones trabajadas por Sí se puede y presentadas en el Cabildo Insular y en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey, trataron de implicar a las administraciones locales en el impulso de la Reserva Marina, así como en la defensa decidida en materia de protección de los fondos marinos y los recursos pesqueros de la isla de La Gomera.

Desde Sí se puede se explica que Canarias cuenta con tres reservas marinas creadas en Lanzarote, La Palma y El Hierro, promovidas y financiadas en su momento por el Ministerio de Agricultura. A partir de 2010, y debido a las consecuencias presupuestarias de la crisis, se paralizaron los expedientes de las reservas marinas de La Gomera y Tenerife.

“La reserva de La Gomera sería, de materializarse definitivamente, la segunda más importante de Canarias en cuanto a hectáreas, pues abarcaría unas 25.000 hectáreas de aguas exteriores. Pero también es importante tomar otras medidas, entre ellas, que se cuente con todos los recursos necesarios para asegurar la vigilancia y el control sobre las actividades pesqueras que se realizan en las aguas litorales insulares, ya que los fondos marinos y los recursos pesqueros de la isla de La Gomera sufren el expolio sistemático y continúo de algunas embarcaciones y pescadores de Tenerife” manifiesta Martínez.

Desde la formación asamblearia también se entiende fundamental que por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España se haga efectiva la protección activa de las dos Zonas de Especial Conservación de ámbito marino con las que cuenta La Gomera (ZEC ES7020123 Franja marina Santiago-Valle del Gran Rey y ZEC ES7020125 Costa de los Órganos), obligación que actualmente no se lleva a cabo.

“El sector de la pesca tradicional de La Gomera viene sufriendo serios y graves problemas que necesitan de mayor implicación de todas las autoridades y de la ciudadanía de la Isla. La comercialización de los productos pesqueros se encuentra con serias dificultades. Existe un importante intrusismo con la pesca furtiva y hay aspectos a mejorar al respecto de las subvenciones que dan los organismos públicos al sector” abunda el portavoz, quien para finalizar reclama de todas las administraciones y formaciones de la isla “el compromiso activo en la defensa de los intereses de la pesca tradicional de la isla de La Gomera”.

Los apicultores y personas que desarrollan actividades apícolas se vienen quejando de pérdidas importantes en sus colmenas debido al ahogamiento de las abejas en los recipientes de recogida de guarapo.

La asamblea local de Valle Gran Rey se hace eco de la queja de muchos apicultores del municipio y advierte de la muerte de abejas asociada al guarapeo, debido al ahogamiento de las abejas en los recipientes de recogida de guarapo.

“Esto no debería estar pasando y solicitamos del Cabildo Insular que se tomen las medidas necesarias para para evitar conflictos entre apicultores y guaraperos, y se asegure el desarrollo de ambas actividades sin que esto suponga pérdidas de abejas melíferas y, por lo tanto, afectaciones innecesarias a la economía de los apicultores y al medioambiente” explica Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia.

Desde Sí se puede se aclara que muchos de los palmares de La Gomera están siendo explotados por parte de guaraperos y productores de miel de palma para la obtención de guarapo y miel de palma. “Ver las palmas siendo curadas para obtener guarapo es una estampa que nos enorgullece y que demuestra la buena salud de una tradición gomera, pero ha de procurarse que esta actividad no provoque daños a terceros, ya que algunos de quienes se dedican a la extracción de guarapo no cumplen con el reglamento” insiste la portavoz.

“Es bien sabido que las abejas se ven atraídas por el dulzor del guarapo y que si no se toman medidas muchas se ahogan en los recipientes de recogida. Si bien hay guaraperos que cumplen con la normativa, también hay quienes no lo hacen y están provocando daños importantes a los apicultores”, abunda Ramos.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey recuerda, en tal sentido, que en el reglamento que regula la extracción de guarapo de las palmeras canarias y la obtención del carnet de guarapero en la isla de La Gomera, se obliga a quienes solicitan el curado de palmeras a que se tomen todas las medidas previstas para proteger a las abejas. Además, se alude a la obligatoriedad de retirar los restos vegetales, aspecto que algunos guaraperos también incumplen con el evidente riesgo de incendio que eso provoca.

“Concretamente el artículo 11.5. dice: “Proteger con una malla los recipientes de recogida de guarapo para evitar que las abejas mueran al introducirse en ellos””, manifiesta la portavoz, quien añade “lo que está claro es que, en algunos casos, estas medidas no se están llevando a cabo, lo que está originando incontables pérdidas de efectivos entre las colmenas de los apicultores”.

Para la asamblea local de Sí se puede, es obligación del Cabildo Insular de La Gomera velar porque las obligaciones que se establecen en el Reglamento que regula la extracción de guarapo de las palmeras canarias y la obtención del carnet de guarapero, se estén llevando a cabo por parte de las personas autorizadas para la realización de la actividad de guarapeo. “No podemos permitir que dos actividades tan tradicionales y tan importantes en la cultura local entren en conflicto por dejadez de las autoridades” manifiesta Ramos.

Para finalizar, desde Sí se puede se recuerda que la población de abejas melíferas (Apis mellifera) de la isla desempeña un importante papel tanto en la polinización de plantas como en la producción de miel y otros productos apícolas, por lo que las Administraciones Públicas deben velar por establecer medidas de protección que permitan mantener la salud de las abejas y las colmenas.

La formación ecosocialista considera que la acumulación de residuos vegetales en la zona supone un riesgo importante de incendios, además de una incoherencia respecto a los planes de autoprotección.

La asamblea local de Sí se puede anima al gobierno municipal a que se haga eco de las demandas del vecindario y a que busque una solución al problema de los residuos que se depositan frente al Cementerio de Chipude. La portavoz, Guacimara Navarro García, declara “este espacio se ha convertido en un vertedero donde se acumulan todo tipo de residuos, desde escombros hasta material vegetal, así como restos de uralita y, aunque esté recogido en el Plan General, genera un impacto en el medio, además de un riesgo considerable de incendios. Por eso sería conveniente que se le diera traslado al Complejo Medioambiental del Revolcadero al material acumulado”.

“No podemos obviar un elemento importante –continúa Navarro García-, se acerca la campaña contraincendios y no vemos que se materialice ningún tipo de medida para evitar este riesgo. Creemos que el Ayuntamiento debe trasladar la biotrituradora, que es de propiedad municipal, hasta esta zona para el tratamiento de dichos residuos, así como para prestar ese servicio a gente que quiera limpiar los alrededores de sus casas, antes de que comience la campaña contraincendios y llegue el verano”.

Para la formación política, el problema de los residuos orgánicos se ha demostrado que es evidente en todo el territorio municipal debido al abandono del campo y a la proliferación de especies que ayudan en la propagación de los incendios; pero más grave cabe todavía es la carencia de una política efectiva de gestión de estos residuos. “Vallehermoso no puede estar a la cola en materia de contraincendios, si se firma un convenio para ceder un espacio para la EIRIF, cosa que celebramos positivamente, también se debe cuidar el entorno y prevenir y ayudar a prevenir a los vecinos de los problemas que acarrea amontonar material vegetal en las proximidades de las viviendas” afirma la portavoz.

Desde Sí se puede se pide más coherencia con este problema y que se elimine los restos del cementerio de Chipude antes de la llegada del verano, para evitar posibles males mayores.

“Nos alegramos que en colaboración con el Proyecto Life se hayan llevado a cabo iniciativas de Planes de Autoprotección, pero pedimos que el gobierno municipal muestre más seriedad y más coherencia a la hora de impulsar medidas que profundicen en la protección y prevención de incendios en el medio ambiente. La trituración para su valorización o la eliminación de dichos residuos, así como el fomento de dichos planes para asegurar mayor seguridad de los vecinos ante posibles incendios, y que estos documentos no queden en papel mojado” concluye Navarro García.

  • La organización ecosocialista critica que la reforma de la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias deje sin derecho a ayudas al 66,5 % de los productores ecológicos de las islas
  • Considera imprescindible modificar la propuesta de reforma de reparto de las ayudas para que llegue a la mayoría de los productores

Sí se puede propone en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey mejorar el acceso a las ayudas para la gran mayoría de pequeños productores ecológicos. Con este fin, el portavoz del grupo municipal ecosocialista en la corporación, Guzmán Correa, defenderá el próximo jueves, 22 de febrero, una moción en la que solicitará al pleno que inste al Gobierno de Canarias a modificar su propuesta de reforma de reparto de las ayudas, de manera que puedan percibirla la mayoría de los productores.

“Esta moción ha sido presentada y defendida en otros ayuntamientos, como en Tegueste, y es muestra de la preocupación de Sí se puede por el fomento de la agricultura y la ganadería ecológica, que tiene, precisamente en los requisitos de las ayudas, un impedimento muy trascendente”, explica el portavoz.

La organización ecosocialista critica que la reforma propuesta por la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias deje sin derecho a ayudas al 66,5 % de los productores ecológicos de las islas. La exclusión del derecho a percibir ayudas a las explotaciones ecológicas de menos de 5.000 m2 propuesta por la citada consejería deja fuera del acceso a las ayudas una gran mayoría de los productores ecológicos. Del total de 1066 productores, solo 357 tendrían derecho a percibirlas y 709 se quedan sin ese derecho.

“Esto en el caso concreto de Valle Gran Rey, donde la parcelación agrícola es muy importante, es un obstáculo casi definitivo para las personas que quieran practicar la agricultura ecológica y pretendan recibir ayudas de la Consejería de Agricultura” aduce Correa.

Sí se puede propone que la reforma incluya la modulación por superficie para evitar que las grandes explotaciones perciban la mayor parte de las subvenciones. Igualmente, plantea que las explotaciones de menos de 5.000 m2 tengan derecho a percibir las ayudas sin límite mínimo de superficie de cultivo, de forma que una explotación de cualquier superficie inferior a 5.000 m2 pueda solicitar subvención, como ocurre en otras líneas de ayudas agrarias.

El portavoz considera que “si la Consejería aplica esta reforma, dejará sin derecho a percibir este dinero a la gran mayoría de personas que en las islas están apostando con esfuerzo y conciencia por una agricultura sostenible y con explotaciones familiares”.

Los fondos previstos en el Plan de Desarrollo Rural (PDR) para la agricultura ecológica son un total de 1.852.941,00 euros, financiados mayoritariamente la Unión Europea (85%), mientras que el resto lo aportan el Estado (10,5%) y la Comunidad Autónoma (4,5%).

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias promovió de nuevo en diciembre de 2017 una modificación del PDR en la medida 11 de Agricultura Ecológica. La propuesta de modificación consiste en establecer un factor de corrección en función de la superficie. De tal forma, las explotaciones menores a 5.000 m2 quedarían excluidas, y se verían favorecidas las explotaciones entre 0,5 y 5 ha principalmente.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey esto sería especialmente grave en el municipio, donde la mayor parte de los escasos operadores de agricultura ecológica producen hortalizas en pequeñas explotaciones. “Si queremos que Valle Gran Rey recupere mínimamente su calidad paisajística, entendemos que la agricultura ecológica ha de fomentarse y nunca poner más dificultades a las ya de por sí condiciones en las que los agricultores ecológicos trabajan” finaliza su intervención el portavoz.

Desde la formación ecosocialista, ante el número de ejemplares muertos en el último año, se insta a que el Cabildo, los Ayuntamientos de Alajeró y San Sebastián y el Gobierno de Canarias se trabaje de forma conjunta y urgente para salvaguardar esta población de palmas canarias.

Sí se puede en La Gomera reclama a las administraciones con competencias en la salvaguarda de las palmeras canarias que se estudien y desarrollen actuaciones urgentes ante el preocupante deterioro que muestran los palmerales que existen en el barranco de Santiago. “La situación de este enclave es gravísima ya que el número de palmas muertas y con síntomas de estrés hídrico ha aumentado en el último año” señala Ada García, portavoz de la formación ecosocialista.

Desde Sí se puede se achaca estas pérdidas a la sequía que sufre el palmeral en su conjunto. “Entendemos que la sequía que estamos sufriendo es el origen de este deterioro, pero eso no es impedimento a que se trabaje para evitar perder más ejemplares, lo que deteriora, sin lugar a dudas, la calidad paisajística y medioambiental del barranco de Santiago” explica la portavoz.

“El Barranco de Santiago es uno de los lugares más mágicos de La Gomera y su impresionante palmeral es una de sus grandes señas de identidad, pero la sequía está provocando su deterioro y esto se puede observar en las muchas palmeras muertas o moribundas que hay a lo largo del valle” abunda García.

En tal sentido, desde Sí se puede se señala que, en el mes de abril del pasado año 2017, desde el Cabildo Insular se anunció en prensa la creación de pequeños sistemas de riego en zonas donde las palmeras presentan síntomas de agotamiento debido a la supresión del paso de acequias. “Es obvio que estas medidas no se han llevado a cabo en el Barranco de Santiago y ha habido muchas pérdidas de muchos ejemplares de palmas debido a la falta de agua en el último año. Las palmas asociadas a cultivos y redes de acequias necesitan agua con cierta frecuencia, y esto no se ha asegurado en absoluto tras los entubamientos”, insiste la portavoz.

Desde Sí se puede en La Gomera se recuerda que las poblaciones de palma canaria (Phoenix canariensis) forman parte de los Hábitats Canarios incluidos en la Directiva Hábitat (Directiva del Consejo 92/43//CEE). Por lo tanto, en opinión de Sí se puede, se hace necesario desarrollar una serie de medidas que permitan y favorezcan la conservación de estas formaciones vegetales que singularizan a la Isla.

“Buena parte del enclave que denominamos Barranco de Santiago se encuentra incluido en la Zona de Especial Conservación Cuenca de Benchijigua-Guarimiar. Precisamente uno de los hábitats que justifican este valor ambiental son los palmerales, que dentro de la ZEC ocupan 162,01 ha, lo que supone el 12,07% de la totalidad del espacio” argumenta la portavoz de la formación ecosocialista.

“Cada vez se ven más ejemplares de palmas que evidencian daños vasculares o al menos muestran síntomas muy claros en la corona. Es urgente que los organismos competentes evalúen la situación y expliquen a la ciudadanía qué es lo que ocurre y qué soluciones se pueden dar para mantener la calidad de los paisajes asociados a nuestras palmas”, finaliza su intervención García.

Advierten que la situación se ha vuelto insostenible y que el ganado está afectando a cultivos y a la seguridad de barrios como la Casa de la Seda o Guadá.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey indica la necesidad urgente de realizar tareas de control del ganado asilvestrado en el Parque Rural, ya que en los últimos meses son frecuentes las quejas de agricultores y vecinos de Guadá, Casa de la Seda y El Guro sobre afección de ganado en cultivos y zonas ajardinadas, provocando daños incluso en colmenas situadas en la zona de la Cuesta de Los Paredones.

“La situación del ganado asilvestrado está alcanzando niveles muy peligrosos ya que está siendo frecuente la presencia de ganado asilvestrado en zonas habitadas, lo que se suma a la inseguridad que provoca este grave problema en la actividad de los senderistas y para el tránsito por carreteras, tanto por el riesgo de accidentes provocados directamente por este ganado como por las caídas de piedras que provocan sobre las vías” señala Sandra Ramos, portavoz de la formación de izquierdas en Valle Gran Rey.

Desde la asamblea local se señala que ya en septiembre del año pasado, los concejales de Sí se puede señalaron ante el pleno la necesidad de que el gobierno municipal solicitase al Cabildo Insular el desarrollo de actuaciones de control de ganado asilvestrado en el Parque Rural de Valle Gran Rey ante la proliferación de ganado en los riscos de Yorima, Guadá y Teguerguenche, y que ya estaban provocando daños a los cultivos del valle.

“La situación de septiembre hasta ahora ha ido a peor: es frecuente la presencia de ejemplares en zonas tan bajas como el barrio de la Casa de La Seda o en la cañada del Entullo sobre el barrio de La Playa. Ya no hablamos de los daños que este ganado estará provocando en especies endémicas amenazadas o en elementos del patrimonio etnográfico y arqueológico, sino que hablamos de los perjuicios que están provocando en cultivos, en instalaciones apícolas o el grave peligro que supone la presencia de este ganado para la seguridad del tráfico en la zona de la Cuesta de Los Paredones por caída de piedras” explica la portavoz.

“Es un tema que nos preocupa y en toda la legislatura no hemos visto que en el Parque Rural de Valle Gran Rey se haya tomado ninguna medida. Los vecinos observan cómo el problema, lejos de resolverse, aumenta, sobre todo con la sequía, que ha provocado que este ganado baje a zonas cultivadas desde los riscos que circundan el valle”, indica Ramos.

Apuestan, desde la formación ecosocialista, por un plan a largo plazo donde tengan cabida distintas acciones: apañadas con las medidas de garantía para insertar las piezas capturadas en la cadena alimenticia, control del ganado y, en caso de ser necesario, el abatimiento. “Lo indudable es que este y otros problemas, tales como la presencia de acampadas ilegales, la presencia de especies invasoras, la muerte de palmas o el deterioro del patrimonio etnográfico, son evidencias de que la protección y gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey no es que sea deficiente, es que, directamente, es inexistente” insiste la portavoz de la formación ecosocialista.

“El Cabildo de La Gomera debe tomar medidas eficaces y de forma urgente con el problema del ganado asilvestrado en el Parque Rural de Valle Gran Rey ya que la situación ahora mismo es insostenible y peligrosa y no vale quedarse en meras palabras. Mientras no trabajan, el ganado asilvestrado está dañando irremediablemente nuestro medio ambiente, nuestro patrimonio y nuestros cultivos. Gestionar es hacer y no figurar tanto en los medios, y si no son capaces de asumir sus competencias, que las den a quienes sí sean capaces” concluye Ramos.

Advierten en el pleno que se trata de un servicio obligatorio que tiene que prestar el cabildo en los municipios de menos de 5 mil habitantes.

En el último pleno celebrado en el Cabildo de La Gomera, la formación ecosocialista Sí se puede instó al equipo de gobierno a que no siguiese dilatando injustificadamente la aplicación del servicio de recogida selectiva en la isla.

Rubén Martínez, consejero de la formación en el cabildo, recordó que tal servicio se tiene que aplicar en función de la ley de residuo de canarias del año 1999, señalando que “llevamos más de 18 años de retraso en la puesta en marcha de tal medida”.

Rubén Martínez declara “por el interés general de la isla debemos empezar a gestionar con rigurosidad y no en base a notas de prensa y declaraciones que después no se cumplen. Esta situación no solo revierte en la calidad medioambiental de la isla o en los vecinos, sino que está dando una pésima imagen de la isla cara al exterior”.

En tal sentido, Sí se puede recalca que para el sector turístico el de la ausencia de recogida selectiva se trata de uno de los problemas que al visitante más llama la atención, tratándose de una isla que se presenta como una isla verde y sostenible, declarada Reserva de la Biosfera. Añaden que con tal recogida se disminuirán los residuos que se destinan al vertedero.

Desde la formación ecosocialista se señala que solo se puede explicar el continuo retraso en la aplicación del servicio por la enorme desidia e incapacidad que caracteriza al equipo de gobierno de ASG. Recuerdan que, en febrero de 2016 y en el marco del foro de la Carta Europea de Turismo Sostenible, el consejero del área, Alfredo Herrera, señaló que de forma inmediata se resolvería el problema de la recogida selectiva a escala insular. En marzo de 2017, ante una pregunta de Sí se puede en el pleno sobre la fecha de implantación, contestó en el mismo sentido.

A estas declaraciones hay que añadir que, en julio de 2017, el pleno del Cabildo aprobó por unanimidad de todas las fuerzas políticas una resolución para que se procediese a la prestación del servicio de recogida selectiva en todo el ámbito insular de forma directa por la propia Corporación Insular.

Para Sí se puede, la demora del servicio no tiene ninguna justificación, a pesar de que se ha intentado achacar a los ayuntamientos de la Isla. Curiosamente, puntualizan desde la formación, en el pleno del cabildo hay tres alcaldes de ASG y, en ese momento, este partido formaba parte de los equipos de gobierno de otros dos municipios, por lo que es absolutamente injustificable que lo que votaban en el cabildo dichos alcaldes y el grupo del equipo de gobierno no lo aplicasen en sus respectivos ayuntamientos.

En el pleno del pasado día 19 de enero, Sí se puede propuso al equipo de gobierno que presentase su candidatura como isla donde se realizase la prueba-piloto del Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) de envases que según la Ley de Residuos de Canarias se tiene que realizar en islas no capitalinas si en abril de 2018 la media canaria no alcanza a la española en recogida de envases.

Para Rubén Martínez, “mientras otras islas optan, ya no por la recogida selectiva de vidrio y cartón la cual llevan realizándola desde hace más de 15 años, sino por la separación integral de la recogida incluyendo materia orgánica o aceites, en La Gomera todavía no hemos empezado con la selectiva”, y concluye “es cuestión de voluntad política el hacer de esta isla un ejemplo de sostenibilidad y de buenas prácticas en materia medioambiental, que es nuestro principal recurso. Pero parece ser que para el equipo de gobierno del Cabildo estos temas son absolutamente secundarios”.