La formación ecosocialista alerta sobre la nueva plaga que causa graves consecuencias.

El consejero de Sí se puede, Rubén Martínez, preguntó en el pleno del cabildo correspondiente al mes de septiembre, al respecto de las medidas que se puedan estar llevando cabo por la Unidad Insular de Medio Ambiente para hacer frente a la proliferación de los hurones asilvestrados en La Gomera.

Según se ha podido constatar en diversas redes sociales y a través de muchos vecinos, el hurón se está extendiendo por toda la Isla. En algunos medios se habla de más de 50 ejemplares avistados, así como de una treintena de trampeados por sociedades de cazadores a los que se suman los encontrados muertos por atropellos en las carreteras gomeras.

“Es necesario desarrollar un programa coordinado de actuaciones, tomándose en serio las medidas a tomar y contando con diversos colectivos, entre ellos los cazadores. Creemos que no vale con meros parches, hay que actuar de manera decidida. Lo que está pasando con el ganado asilvestrado, la presencia de muflones o ahora con los hurones exige asumir responsabilidades” señala el consejero de Sí se puede.

El hurón está presente fundamentalmente en la zona Norte y noroeste de la isla y ha sido avistado en el PN de Garajonay.

Los daños que causa el citado mamífero son muy importantes para la fauna insular, al tratarse de un gran depredador cuya dieta se basa prácticamente en carne, que probablemente en La Gomera estén obteniendo de otros animales introducidos como ratas y conejos, pero que puede estar también consiguiendo de avifauna autóctona o reptiles endémicos. Se ha constatado que también ataca a las crías de palomas turqué y rabiche, palomas endémicas protegidas, y se desconoce si en medios insulares pueda estar afectando a otros grupos de animales como insectos endémicos.

Asimismo, está causando perjuicios importantes en gallineros y conejeras de las zonas donde está presente, de lo que se tiene conocimiento por las denuncias presentadas por los vecinos y de las cuales se han hecho eco diversas redes sociales.

El problema del hurón asilvestrado se suma a la proliferación de especies exóticas introducidas tanto vegetales como animales. La cada vez mayor expansión del rabo de gato, el incontrolable avance del aromo o del pino carrasco, la constatación de la presencia de muflones en La Gomera, la expansión del ganado asilvestrado y los daños que ocasionan otras especies como los gatos, son factores trascendentes para los ecosistemas insulares y para la calidad ambiental de toda la isla.

Para Sí se puede es muy llamativo que sea básicamente la labor altruista de las sociedades de cazadores, la que a través de trampeos se esté desarrollando a partir de acciones para poner coto a la expansión del hurón, desconociéndose si los responsables políticos del cabildo gomero han propuesto y desarrollado iniciativa alguna.

“Las afecciones del hurón sobre los Espacios Naturales Protegidos, sobre las gallinas y conejos de nuestros vecinos o sobre especies en peligro de extinción como las palomas de laurisilva, deberían obligar a los responsables en materia de medio ambiente a actuar de manera inmediata, pública y eficaz antes de que el problema sea imposible de resolverse” concluye Rubén Martínez.

Hace más de una semana se emitía en nota de prensa el anuncio al respecto de la finalización de las obras del Filtro Verde de El Cercado y su puesta en funcionamiento, una lucha política de la que desde Sí se puede quieren mostrar su satisfacción.

La formación asamblearia local quiere recordar que, en abril de 2016 gracias a la información dada por vecinos, Sí se puede comenzó a denunciar públicamente y en las redes sociales la situación del filtro verde.

Desde ese momento, la formación ecosocialista realizó varias visitas y publicó vídeos para que se asumiera el problema como una situación grave que podría incurrir en un delito medioambiental y en provocar un daño para el mismo. Así, en abril del año pasado se llevó al pleno del Cabildo la aprobación para reformar esta instalación en el programa PICOS, aunque a juicio de la formación, se dilató demasiado en el tiempo ya que pasó más de un año desde que se anunciara su reforma y se terminara la misma.

Para la formación ecosocialista, el problema de los vertidos y de las aguas sin depurar ha sido y es clave en el cuidado de la calidad de vida de los barrios, así como también del territorio. Sin embargo, la gestión de esta problemática en la isla de La Gomera y concretamente en el municipio de Vallehermoso, es lamentable y su gestión ínfima.

Desde la formación se quiere recordar que se presentó una propuesta en el Ayuntamiento el año pasado para la implantación de sistemas naturales de depuración que no fue llevada al Pleno por no tener representación en el consistorio “y porque en realidad ese problema les da igual”.

“Si Sí se puede gobernase en el municipio, trabajará desde el primer minuto por implantar un sistema de depuración para los barrios de Vallehermoso, porque creemos en el compromiso con la salud y calidad de vida de la ciudadanía y con nuestro maravilloso, pero frágil medio” finalizan desde la asamblea local.

Señalan que existen muchos barrios que no tienen red de saneamiento y que el aumento de población ha traído consigo problemas en algunas depuradoras.

La formación política Sí se puede La Gomera alerta sobre el tratamiento de las aguas residuales en La Gomera. Señala que existe una gran cantidad de barrios que no tienen red de saneamiento, siendo el tratamiento de las aguas negras inexistente, y advierten sobre las consecuencias del incremento población en la capacidad de algunas depuradoras de la isla.

Para Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo Insular de La Gomera, “si bien el tratamiento de aguas residuales se trata de una competencia municipal, nuestra formación apuesta por una implicación real y efectiva de todas las administraciones que deben trabajar por garantizar un tratamiento adecuado y sostenible de las aguas residuales. Estamos dilapidando enormes sumas de dinero público en obras poco necesarias o sobredimensionadas y, por el contrario, en la mejora de la calidad de vida de los vecinos poco interés se observa”.

La formación recuerda que el pasado 3 de noviembre de 2017 fue aprobada, por unanimidad, una moción de Sí se puede en el Cabildo de La Gomera que solicitaba que se llevasen a cabo las medidas oportunas para colaborar con los ayuntamientos en la implantación, a corto plazo, de Sistemas de Depuración Natural en aquellos barrios sin sistemas de tratamiento adecuado para sus aguas residuales.

En La Gomera, según el infirme del Plan Hidrológico de Insular, el 50% de las casas de Agulo presentan déficit de saneamiento, el 12 % en el municipio de Alajeró, el 6% en San Sebastián de La Gomera y el 28 % en Vallehermoso. Se trata de un total de 241 viviendas y una población sumando la estacional y la residencial en torno a la preocupante cifra de 1.654 personas.

El consejero de Sí se puede señala: “La Gomera tiene muchos barrios donde no hay tratamiento de agua residuales, con el consiguiente riesgo de contaminación. Ello está muy alejado de un territorio que es declarado Reserva de la Biosfera y presume de ello. Debemos hacer realidad que barrios como La Rosas, La Laja, Targa, Arure, La Dama o Los Acebiños, por señalar alguno de ellos, tengan las condiciones idóneas en el tratamiento de sus aguas”.

A juicio de la formación ecosocialista, la reciente noticia acerca de la multa de 12 millones de euros que la UE imponía a España por incumplir las normas europeas sobre tratamiento de aguas residuales urbanas, en poblaciones de más de 15 mil habitantes, y la imposición de una multa coercitiva de 11 millones de euros por cada semestre que persista el incumplimiento, debe ser la llamada de atención definitiva para tomar medidas inmediatas en la isla de La Gomera.

La carencia de sistema de colectores y de tratamiento de aguas residuales favorece la contaminación tanto de las masas de aguas costeras como subterráneas, propiciando la eventual presencia de sustancias consideradas tóxicas y peligrosas en virtud de su bioacumulación, persistencia y toxicidad.

Sí se puede concluye señalando que se deben disponer de todos los mecanismos necesarios para evitar que muchos barrios de La Gomera sufran la denominada “triple insularidad”, ante la dejación de las distintas instituciones públicas gobernadas por un partido que ha hecho del tema territorial un uso interesado y lamentoso, sin actuar donde su marco competencial les permite.

El que fuera vertedero municipal desde principios de los años 80 hasta 2004 ha ido quedando olvidado por las Administraciones Públicas sin que hasta el momento se sepa nada de su posible restauración.

En el último pleno ordinario del Ayuntamiento de Valle Gran Rey, se aprobó unánimemente una moción de Sí se puede en la que se reclama la restauración del vertedero de La Lomadilla, el que fue vertedero municipal desde principios de los años 80 hasta febrero de 2004, que ha ido quedando olvidado por las Administraciones Públicas sin que hasta el momento se sepa nada de su posible restauración.

Para Guzmán Correa, portavoz y concejal de la formación ecosocialista, “a pesar de que en mucha documentación ambiental y de ordenación territorial se recoge este vertedero y pese a que se sitúa próximo al que probablemente sea uno de los senderos más populares de La Gomera, el que transcurre entre Arure y La Calera atravesando La Mérica, no hay constancia de que este vertedero vaya a restaurarse y hemos entendido necesario que el Ayuntamiento reclame esto”.

Desde Sí se puede se señala que este vertedero está recogido en el Plan Integral de Residuos de Canarias 2000-2006 (PIRCAN), en el Plan Insular de Ordenación de La Gomera (PIOG) o en el Plan Rector de Uso de Gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey. “En todos estos documentos, como no puede ser de otra manera, se apuesta por su restauración. Sin embargo, pasan los años, y vertederos mucho menos prioritarios desde el punto de vista medioambiental se han restaurado o se está procediendo a ello, pero el que fue durante más de 20 años el vertedero municipal de Valle Gran Rey va quedando atrás sin que se acometa ninguna actuación sobre él”.

En tal sentido, desde la asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey que como vertedero municipal de residuos urbanos y chatarras que fue, esta zona contiene materiales muy contaminantes que siguen, desde 2004, provocando daños al medio ambiente y contaminando el entorno y las aguas: basuras orgánicas, envases, plásticos, vehículos, amianto, electrodomésticos… fueron vertidos en esta zona durante los años que estuvo siendo utilizado por el Ayuntamiento de Valle Gran Rey.

En este punto se hace interesante señalar que, si bien la mayor parte del vertedero se encuentra fuera de espacios naturales o Red Natura 2000, por su disposición en cabecera de cauce, afecta indudablemente al Área Importante para las Aves (IBA), con código “Área 378. Costa Meridional de La Gomera” donde se incluye la desembocadura del barranco de Heredia y acantilados colindantes.

Además, hay que reseñar que la boca del vertedero se encuentra a solo 22,5 m de la Zona Especial de Conservación Valle Alto de Valle Gran Rey (ES7020104), y que una parte del mismo se encuentra dentro del Parque Rural de Valle Gran Rey. Del mismo modo, es interesante señalar que la zona del vertedero podría ser, de restaurarse convenientemente, el hábitat de dos especies amenazadas: Convolvulus subauriculatus (En peligro de extinción) y Ceropegia dichotoma krainzii (Régimen de protección especial).

“Esperamos que el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, proceda, a la mayor brevedad, a la restauración completa de este vertedero que, al igual que los que se están restaurando ahora mismo en La Gomera y otros puntos de Canarias, incumple la normativa estatal, autonómica y europea en materia ambiental al respecto de los vertederos”.

Desde la asamblea local de la formación se recuerda que ya el Ayuntamiento se comprometió en el período 2013-2017 dentro del Plan de Acción de la Carta Europea de Turismo Sostenible a elaborar y aprobar una Ordenanza Municipal de fiestas con criterios de sostenibilidad (Acción 4.12) sin que se haya realizado nada al respecto.  

Una moción de Sí se puede en Valle Gran Rey que promueve la adopción de medidas para que las fiestas y actos públicos que se celebren en el municipio tengan la consideración de fiestas y actos sostenibles y medioambientalmente respetuosos, obtuvo la aprobación unánime en el pleno celebrado el pasado jueves 26 de julio.

Carlos Hernández, concejal y portavoz de Sí se puede en Valle Gran Rey, recuerda que “según el programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), sostenible es aquel evento diseñado, organizado y desarrollado de manera que se minimicen los potenciales impactos negativos ambientales, y que deja un legado beneficioso para la comunidad anfitriona y para todas las personas involucradas, y en este campo desde un ayuntamiento como el nuestro se pueden hacer muchas cosas”.

Entre las acciones que se propusieron desde Sí se puede se encuentran la elaboración de una guía con el objetivo de elaborar materiales y programas destinados a mejorar el impacto ambiental las fiestas populares y actos públicos, dirigida principalmente a servir de orientación para las Comisiones de Fiestas, así como para empresas que los organizan y para la ciudadanía en general y el compromiso de aplicar medidas para conseguir la reducción de residuos plásticos en ese tipo de actos.

Para el portavoz de Sí se puede en Valle Gran Rey, “nuestro ayuntamiento, con muy poco, puede hacer mucho para conseguir disminuir el impacto ambiental de estos actos públicos, como por ejemplo promover un distintivo municipal de Calidad Ambiental, que será de obligado cumplimiento para cualquier celebración festiva o acto público que conlleve la financiación o colaboración de la corporación municipal y realizar todos los esfuerzos posibles encaminados a lograr unas fiestas sostenibles en toda el municipio, apostando por lograr que se puedan declarar como de “Plástico Cero’”.

La formación ecosocialista también propuso estimar las emisiones de CO2 que ocasionen estos eventos y establecer medidas compensatorias tales como la plantación de árboles y especies vegetales autóctonas en alguna zona de interés del municipio (zonas incendiadas, áreas degradadas, etc.), como parte integrante de la propia fiesta o en acto público vinculado, en coordinación con el Área de Medio Ambiente del Cabildo Insular de La Gomera o con el Parque Nacional de Garajonay.

Para Hernández, “de forma general, en las fiestas populares la cantidad de residuos vertidos directamente a la calle aumenta de manera considerable, constituyendo un problema singular, entre otros, la cantidad de vasos y botellas de plástico desechables (y utilizados una sola vez) que se acumulan en la vía pública, y ante esta situación se requiere una actuación de las instituciones”.

Desde la asamblea local de la formación se recuerda que ya el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se comprometió dentro del Plan de Acción de la Carta Europea de Turismo Sostenible, en el período 2013-2017, a elaborar y aprobar una Ordenanza Municipal de fiestas con criterios de sostenibilidad (Acción 4.12) sin que se haya realizado nada al respecto, acuerdo que se rescató en esta moción y que fue aprobada por unanimidad.

El concejal de la formación de izquierdas concluyó: “Unas fiestas sostenibles no se consiguen solo sustituyendo los vasos de plástico. Hay que analizar de manera integral el impacto ambiental de cada fiesta o evento, tomando en cuenta, entre otras, las siguientes cuestiones: reducir al máximo, hasta lograr el objetivo de erradicarlos, los envases de un solo uso; reducir, reutilizar y reciclar; ahorrar al máximo agua y electricidad; utilizar decoración de materiales reutilizables; realizar recogida selectiva de residuos; gestionar el vaso reutilizable; distribuir alimentos sanos y responsables con el medio ambiente y la salud; garantizar el transporte público; favorecer la movilidad sostenible; proteger el hábitat de animales y plantas; aprovechar también la fiesta como oportunidad para la educación ambiental; comunicar a la sociedad en general el valor y repercusión positivas de un evento sostenible; garantizar medidas correctoras postfiesta, compensando la emisión de gases de CO2, y el consumo de petróleo”.

Para la formación ecosocialista, después de 12 años desde la aprobación definitiva del Plan Rector de Uso y Gestión, queda claro que la mayor parte de los objetivos generales con los que fue declarado este espacio no se han cumplido.

Sí se puede en Valle Gran Rey lleva una moción al pleno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey para que el Cabildo, asumiendo sus competencias, ponga en funcionamiento a la mayor brevedad la oficina de gestión del Parque Rural, ya que, transcurridos 12 años desde la aprobación definitiva del Plan Rector de Uso y Gestión, es evidente que la mayor parte de los objetivos generales con los que fue declarado este espacio no se han cumplido, precisamente, por no contar con los equipos humanos y financieros que la gestión de un Espacio Natural conlleva.

“De acuerdo con el artículo 189 de la nueva Ley del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias, corresponde al Cabildo Insular poner en funcionamiento la oficina de gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey con los medios personales y materiales que sean necesarios” explica Carlos Hernández, portavoz y concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey. “Ya que ASG es tan defensora de la Ley de Suelos, solo pedimos que desde donde gobiernan asuman lo que dicta esta Ley, aunque ya la legislación derogada también determinaba lo mismo y mucho caso no hicieron”.

Para la formación asamblearia, la declaración del Parque Rural, lejos de suponer un revulsivo para la dinamización socioeconómica de los barrios que se asientan en su territorio y para la protección y conservación de sus valores naturales y patrimoniales, solo ha supuesto una regulación de actuaciones urbanísticas, “e incluso esto se hace de manera deficiente si se tiene en cuenta la cantidad de expedientes que la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural ha abierto a promotores que han realizado actuaciones dentro de este Espacio”, abunda el portavoz.

Entre los muchos problemas que tiene el espacio y las personas que lo habita, desde Sí se puede se destaca el deterioro del paisaje abancalado, las altas cifras de palmas muertas por distintas causas, los vertidos de aguas negras en el barranco de Arure, el ganado asilvestrado que provoca daños en la agricultura y en la flora amenazada, la destrucción del patrimonio arquitectónico y etnográfico, el decaimiento en la población infantil y juvenil de los barrios, y las fuertes limitaciones que sufren las empresas que están instaladas en el espacio.

También apuntan al grave riesgo de incendios que sufre todo el Parque debido al abandono agrícola y la acumulación de residuos vegetales, además de al desarrollo de cañas en el cauce del barranco. “Parece mentira que después de lo que sufrió esta zona el 12 de agosto de 2012 debido a esto mismo, 6 años después se esté en la misma situación. Además, muchas de las casas dañadas en el incendio de agosto de 2012 no han podido ser rehabilitadas por la inadecuación de la normativa urbanística del Parque Rural, por lo que esta desidia se entiende aún menos”, insiste Hernández.

Para el portavoz, “con todas estas realidades actuales cabría pensar que la declaración del Parque Rural de Valle Gran Rey fue perjudicial, pero hay que señalar que lo inapropiado y perjudicial, en nuestra opinión, ha sido la ausencia de gestión en el mismo, que se refleja en la ausencia de una Oficina de Gestión que cuente con los medios personales y materiales necesarios y que podía haber promovido y desarrollados proyectos que paliaran la problemática a la que se enfrenta el espacio y quienes lo habitan, por eso esta propuesta”.

Otro aspecto que trabaja la moción es pedirle información a la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias al respecto del incumplimiento del Documento Financiero ratificado en la Aprobación definitiva del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey (BOC 105, 01/06/2006). “En tal documento se estimó un coste de 5.374.015,79 €, distribuidos en 10 anualidades, pero da la impresión de que de esas cantidades señaladas hasta aquí poquito ha llegado”.

“Según indagaciones que hemos realizado y a modo comparativo, los Parques Rurales de Anaga y Teno, en Tenerife, cuentan con presupuestos de más de 1,5 millones cada uno, solo en inversiones y gastos corrientes, sin tener en cuenta el personal asociado (que oscila entre las 13 personas en Anaga y las 9 de Teno), y se desarrollan proyectos de protección ambiental y de desarrollo socioeconómico asumiendo los objetivos y obligaciones que la legislación determina. ¿Por qué en los Parques Rurales de Anaga o Teno la protección del territorio es capaz de generar proyectos de desarrollo y puestos de trabajo cualificados y aquí en el de Valle Gran Rey no? Parece que todo indica a que allí existen oficinas técnicas de gestión mientras que aquí no hay nada de eso y por eso esta moción”, finaliza su intervención Carlos Hernández.

Ante la campaña de regalo de bolsas de papel del Cabildo gomero la formación asamblearia exige un compromiso real ante la falta de herramientas para la gestión de residuos.

Sí se puede Vallehermoso ha querido exponer su enorme malestar y el de personas que así se lo han manifestado que se han dirigido a la formación ante la campaña lanzada por el Cabildo de La Gomera en torno a la lucha contra el plástico en la isla, y concretamente en su municipio, donde no existe recogida selectiva ni para envases ni para papel y cartón.

En palabras de su portavoz, Guacimara Navarro, “nos preguntamos dónde piensa la administración insular que la ciudadanía reciclará estas bolsas de papel en Vallehermoso cuando ya se rompan, ensucien o cedan por el uso si no tenemos contenedores para su recogida selectiva. Tampoco sabemos qué pasará cuando estas bolsas se agoten y la ciudadanía tenga que volver al uso de bolsas de plástico”

Para la formación de izquierdas, esta medida es, además de insuficiente, más mediática que efectiva.

A su vez, se solicita que, desde las administraciones gomeras, se inste a la Consejería de Política Territorial y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias a que modifique el presupuesto asignado a la reparación y restauración del antiguo vertedero de Punta de Sardina, que tiene un costo de 198.766 €, mientras que El Altito en Valle Gran Rey, asciende a 655.500€, siendo un sitio más accesible y fácil de trabajar.

“Entendemos que el de Sardina no es un vertedero ocupado en el municipio de Vallehermoso, pero afecta significativamente a su costa norte, que se ve afectada por arribazones de basura, de forma cada vez más frecuente y con mayor intensidad. Un problema que, de no solucionarse con auténticas políticas de sostenibilidad, irá a más. Esperamos, que la autoproclamada “voz de La Gomera” haga recapacitar a las autoridades de la consejería”.

“Se han sacado la foto repartiendo las bolsas de papel y hablando de gratuidad olvidando que son elementos costeados por el conjunto de la ciudadanía gomera: las bolsas no son gratis, las pagamos las gomeras y gomeros, que además pagamos por una gestión adecuada de residuos en nuestras compras y con nuestros impuestos” continúa Navarro, que añade “entendemos que las políticas que se desarrollen para hacer una isla más sostenible deben empezar porque las instituciones asuman su responsabilidad y no la deriven en la ciudadanía”.

El Cabildo insular no ha explicado cuál será el destino de las bolsas de plástico que retiran de los comercios y que intercambian por las bolsas de papel.

Según Navarro, “el trabajo debe empezar desde casa. Vallehermoso no tiene recogida selectiva de residuos, la recogida de enseres no se termina de hacer adecuadamente y no vemos que se ejerzan medidas dentro de la administración como para realmente avanzar a una isla sin plástico”.

El pasado lunes 28 de marzo se emitió una nota de prensa por parte del Ayuntamiento de Vallehermoso anunciando la mejora de contenedores en varios barrios.

La formación asamblearia se alegra parcialmente de esta noticia puesto que consideran que en el municipio hay una necesidad de reponer contenedores. Sin embargo, tal y como manifiesta su portavoz, Alejandro García Vera, “el problema de los contenedores lleva años en el municipio: en barrios como Pavón han sido los propios vecinos quiénes han tenido que sujetarlos con vergas, o, en el caso de Epina, sujetos con una soga. El caso más extremo y llamativo se sufre en Gerián y Gueleica, cuyos vecinos ni siquiera tienen contenedores de basura”.

“Está bien –continúa el portavoz-, que se atienda la mejora de los envases. Sin embargo, la nota no habla de crear infraestructuras para la sujeción de contenedores, tan necesarios en muchos de los barrios de Vallehermoso. Además, también invitamos al consistorio a que realice mejoras en el “punto limpio” que está en la Depuradora de Vallehermoso, que más que un espacio de gestión es un vertedero encubierto”.

Desde la formación ecosocialista se quiere recordar que tampoco se hace ninguna mención a la recogida selectiva de residuos, que está en fase de estudio y viabilidad con el Cabildo Insular. “Además de llegar con más de 18 años de retraso, tampoco se habla desde el Ayuntamiento de la ubicación de los puntos de recogida selectiva, lo que parece mostrar que es algo que no interesa al gobierno municipal” puntualiza el portavoz.

Desde la formación se anima al gobierno municipal a que mejore no solo el servicio de recogida de basuras, sino además su buen uso para evitar que queden tirados enseres en las calles y vías públicas durante semanas como ha sucedido en muchos barrios como El Cercado.

“Pedir colaboración a la ciudadanía es obvio, pero también se le debe pedir a la Administración municipal eficacia, que para eso son el órgano recaudador, ejecutor y competente en la recogida de basuras” señala García Vera.

“Parece que en el gobierno municipal se preocupan ahora por la situación de la recogida de basuras, cuando desde Sí se puede hemos reclamado y demostrado a través de los medios y las redes sociales, durante los tres últimos años, la situación de abandono que sufren los barrios de Vallehermoso; no obstante, consideramos que las medidas anunciadas no hacen más que parchear una situación dura y cada vez más sangrante como es la del abandono que sufren los barrios y la ausencia de gestión real en materia de residuos en el municipio” concluye el portavoz.

Desde la formación ecosocialista se recuerda que en los presupuestos generales del Estado de 2017 se incluía una partida de un millón de euros para el estudio del proyecto, paralizado desde 2010 por la crisis.

Sí se puede muestra su preocupación por la falta de información al respecto de la Reserva Marina de La Gomera, proyecto para el que en los presupuestos generales del Estado de 2017 se incluía una partida de un millón de euros.

El consejero de la formación por la formación, Rubén Martínez, recuerda que en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año 2017 se destinó un millón euros para el estudio de la declaración de la Reserva Marina de Interés Pesquero de La Gomera. “Esperamos que esa financiación no se pierda a puertas de aprobar los presupuestos para 2018, ya que la Reserva Marina es un instrumento fundamental para asegurar la pervivencia del sector pesquero tradicional en la isla”.

Del mismo modo, el portavoz explica que dos mociones trabajadas por Sí se puede y presentadas en el Cabildo Insular y en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey, trataron de implicar a las administraciones locales en el impulso de la Reserva Marina, así como en la defensa decidida en materia de protección de los fondos marinos y los recursos pesqueros de la isla de La Gomera.

Desde Sí se puede se explica que Canarias cuenta con tres reservas marinas creadas en Lanzarote, La Palma y El Hierro, promovidas y financiadas en su momento por el Ministerio de Agricultura. A partir de 2010, y debido a las consecuencias presupuestarias de la crisis, se paralizaron los expedientes de las reservas marinas de La Gomera y Tenerife.

“La reserva de La Gomera sería, de materializarse definitivamente, la segunda más importante de Canarias en cuanto a hectáreas, pues abarcaría unas 25.000 hectáreas de aguas exteriores. Pero también es importante tomar otras medidas, entre ellas, que se cuente con todos los recursos necesarios para asegurar la vigilancia y el control sobre las actividades pesqueras que se realizan en las aguas litorales insulares, ya que los fondos marinos y los recursos pesqueros de la isla de La Gomera sufren el expolio sistemático y continúo de algunas embarcaciones y pescadores de Tenerife” manifiesta Martínez.

Desde la formación asamblearia también se entiende fundamental que por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España se haga efectiva la protección activa de las dos Zonas de Especial Conservación de ámbito marino con las que cuenta La Gomera (ZEC ES7020123 Franja marina Santiago-Valle del Gran Rey y ZEC ES7020125 Costa de los Órganos), obligación que actualmente no se lleva a cabo.

“El sector de la pesca tradicional de La Gomera viene sufriendo serios y graves problemas que necesitan de mayor implicación de todas las autoridades y de la ciudadanía de la Isla. La comercialización de los productos pesqueros se encuentra con serias dificultades. Existe un importante intrusismo con la pesca furtiva y hay aspectos a mejorar al respecto de las subvenciones que dan los organismos públicos al sector” abunda el portavoz, quien para finalizar reclama de todas las administraciones y formaciones de la isla “el compromiso activo en la defensa de los intereses de la pesca tradicional de la isla de La Gomera”.

Los apicultores y personas que desarrollan actividades apícolas se vienen quejando de pérdidas importantes en sus colmenas debido al ahogamiento de las abejas en los recipientes de recogida de guarapo.

La asamblea local de Valle Gran Rey se hace eco de la queja de muchos apicultores del municipio y advierte de la muerte de abejas asociada al guarapeo, debido al ahogamiento de las abejas en los recipientes de recogida de guarapo.

“Esto no debería estar pasando y solicitamos del Cabildo Insular que se tomen las medidas necesarias para para evitar conflictos entre apicultores y guaraperos, y se asegure el desarrollo de ambas actividades sin que esto suponga pérdidas de abejas melíferas y, por lo tanto, afectaciones innecesarias a la economía de los apicultores y al medioambiente” explica Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia.

Desde Sí se puede se aclara que muchos de los palmares de La Gomera están siendo explotados por parte de guaraperos y productores de miel de palma para la obtención de guarapo y miel de palma. “Ver las palmas siendo curadas para obtener guarapo es una estampa que nos enorgullece y que demuestra la buena salud de una tradición gomera, pero ha de procurarse que esta actividad no provoque daños a terceros, ya que algunos de quienes se dedican a la extracción de guarapo no cumplen con el reglamento” insiste la portavoz.

“Es bien sabido que las abejas se ven atraídas por el dulzor del guarapo y que si no se toman medidas muchas se ahogan en los recipientes de recogida. Si bien hay guaraperos que cumplen con la normativa, también hay quienes no lo hacen y están provocando daños importantes a los apicultores”, abunda Ramos.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey recuerda, en tal sentido, que en el reglamento que regula la extracción de guarapo de las palmeras canarias y la obtención del carnet de guarapero en la isla de La Gomera, se obliga a quienes solicitan el curado de palmeras a que se tomen todas las medidas previstas para proteger a las abejas. Además, se alude a la obligatoriedad de retirar los restos vegetales, aspecto que algunos guaraperos también incumplen con el evidente riesgo de incendio que eso provoca.

“Concretamente el artículo 11.5. dice: “Proteger con una malla los recipientes de recogida de guarapo para evitar que las abejas mueran al introducirse en ellos””, manifiesta la portavoz, quien añade “lo que está claro es que, en algunos casos, estas medidas no se están llevando a cabo, lo que está originando incontables pérdidas de efectivos entre las colmenas de los apicultores”.

Para la asamblea local de Sí se puede, es obligación del Cabildo Insular de La Gomera velar porque las obligaciones que se establecen en el Reglamento que regula la extracción de guarapo de las palmeras canarias y la obtención del carnet de guarapero, se estén llevando a cabo por parte de las personas autorizadas para la realización de la actividad de guarapeo. “No podemos permitir que dos actividades tan tradicionales y tan importantes en la cultura local entren en conflicto por dejadez de las autoridades” manifiesta Ramos.

Para finalizar, desde Sí se puede se recuerda que la población de abejas melíferas (Apis mellifera) de la isla desempeña un importante papel tanto en la polinización de plantas como en la producción de miel y otros productos apícolas, por lo que las Administraciones Públicas deben velar por establecer medidas de protección que permitan mantener la salud de las abejas y las colmenas.