La asamblea local de la formación política presentó en registro una moción, a incluir en la próxima sesión plenaria, sobre Sistemas de Depuración Natural, propuesta que ha sido presentada previamente en San Sebastián de la Gomera por el concejal de la formación, Roberto Padrón.

Sí se puede ha presentado una moción sobre Sistemas de Depuración Natural en el Ayuntamiento de Vallehermoso, ya que, a juicio de la formación ecosocialista “se hace necesario presentar una moción de esta importancia en un municipio donde la depuración de las aguas brilla por su ausencia y es absolutamente deficiente” afirma el portavoz de la asamblea local Alejandro García Vera.

Los Sistemas de Depuración Naturales son pioneros en la filtración y depuración de las aguas en Canarias. Estos sistemas se han implantado en varios puntos de Gran Canaria y Tenerife, y pueden convertirse en una oportunidad para el desarrollo sostenible del municipio y, para el aprovechamiento de las aguas.

“La contaminación de acuíferos y suelos a través de la infiltración de las aguas negras y grises, es una realidad de la isla y del municipio. Con este sistema de depuración se pueden reutilizar las aguas para riego de jardines o mantenimiento de zonas verdes y evitar seguir dañando al medio” afirma García Vera.

En el caso de Vallehermoso cabe recordar que los únicos sistemas de depuración de aguas son los de la recién “inaugurada” depuradora de Alojera y la depuradora de Vallehermoso. La depuradora de El Cercado, si bien está basada en un sistema de depuración natural, muestra muchas deficiencias constructivas y necesita de inversión. El resto de los núcleos poblacionales tienen sistemas de pozos, donde se acumulan todos los vertidos, como es el caso de Macayo, Pavón o Chipude, o, directamente, carecen de un punto de vertidos y son pozos de viviendas como es el caso de Tamargada, La Dama o La Dehesa.

El portavoz de la formación argumenta “con esta realidad no es de extrañar que Vallehermoso sea el municipio de la isla donde existe el mayor déficit de saneamiento para viviendas, llegando aproximadamente a doscientas catorce”.

Desde Sí se puede, se espera que a partir de esta moción se puedan implantar gradualmente estos sistemas de depuración, que tienen un bajo costo económico, y que se conviertan en una oportunidad para el desarrollo del municipio. “Esperamos también que el alcalde la incluya como punto del orden del día del próximo pleno ordinario que será el 20 de septiembre, pues, aunque no podamos presentarla como grupo político del Pleno, sí consideramos que como iniciativa que apuesta por el bien común, más allá de la dialéctica política, debe ser incluida y debatida en el máximo órgano de representación municipal” matiza García Vera.

“Deseamos que con esta iniciativa logremos mejorar la calidad de vida y medioambiental de Vallehermoso y que se pueda corregir un asunto de máxima gravedad, que lleva años sin tocar; es un buen momento ante el dinero que está llegando al municipio para realizar estas inversiones y así, mejorar la imagen de un municipio que ha descuidado el tratamiento de sus aguas fecales” finaliza el portavoz.

Rubén Martínez, consejero del cabildo por la formación, denunció en su intervención las graves afecciones que puede significar la nueva ley para el modelo turístico sostenible y competitivo que ya existe en la Isla.

Sí se puede La Gomera se congratula de la decisión tomada por el comité de peticiones del Parlamento Europeo de continuar y ampliar el procedimiento de denuncia iniciado con respecto a la ley de turismo de las islas verdes, la llamada “ley gris”, y la ley del suelo.

El pasado jueves, en la sesión plenaria del comité, los representantes de la Plataforma Canaria por un Territorio Sostenible, integrada por diversos colectivos, partidos y organizaciones sociales, defendieron el mantenimiento de los procesos de denuncia. Tomaron la palabra Vanesa Catalán por La Palma, Ramón González en representación de El Hierro, Antonio Pérez y Santiago Pérez en relación a Ley del Suelo, y Rubén Martínez por La Gomera. También estuvo presente una representación de alto nivel del Gobierno de Canarias que defendió el cierre de los expedientes.

Tras sus intervenciones, la mayoría de los parlamentarios expresaron sus dudas sobre dichas leyes, y la presidenta dictaminó la continuidad de las denuncias y su remisión a la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo que analizará si se ajustan o no al marco jurídico europeo.

“Nuestras dos visitas a Bruselas, con intensas jornadas de trabajo y reuniones donde explicábamos los peligros que se ciernen sobre nuestra riqueza natural y sobre la legislación europea, han tenido su efecto, y queremos mostrar nuestra enorme satisfacción ante la decisión tomada por los parlamentarios europeos integrantes de la comisión” comenta Rubén Martínez.

Durante su intervención, el consejero de Sí se puede señaló el importante patrimonio natural de La Gomera, para acto seguido advertir sobre los peligros que se ciernen respecto a su conservación tras la aprobación de la nueva Ley del Suelo en septiembre pasado. Asimismo, advirtió que esa nueva normativa va en contra de los objetivos, el marco de acción y los principios desarrollados por la Agenda para un Turismo Europeo Sostenible y Competitivo desarrollados por la Comisión Europea.

Sí se puede recuerda que la nueva legislación que compone la Ley de Islas Verdes y la Ley del Suelo, permite la implantación, prácticamente sin restricciones, de construcciones y urbanizaciones turísticas en suelo rústico, incluyéndose el suelo rústico de protección ambiental, deroga los límites y controles de crecimiento y prioriza los proyectos sobre los proyectos de ordenación.

“Seguiremos apostando por un modelo turístico que defienda nuestras singularidades y valores, que sea competitivo y de calidad. Estamos en contra de trasladar el modelo de turismo de sol y playa al espacio rural, que nuestros paisajes agrícolas se llenen de construcciones sin control y masivas. Parece ser que algunas autoridades insulares siguen priorizando el cemento a nuestra naturaleza, la masa de turistas a la calidad en el turismo”, concluye Rubén Martínez.

El consejero de la formación ecosocialista en el Cabildo Insular, preguntará en el pleno correspondiente al mes de septiembre el dinero empleado y destinado por parte de la institución para las tareas de control de esta planta invasora.

Sí se puede La Gomera muestra su profunda preocupación ante la alarmante expansión que se observa en la Isla del ‘rabo de gato’ (Pennisetum setaceum). Por tal motivo, Rubén Martínez, consejero de la formación en el Cabildo Insular, preguntará sobre las actuaciones efectuadas y los presupuestos destinados para su control por parte de la corporación insular, administración con competencias en la protección del medio ambiente.

“Lo vemos desde Sí se puede y también nos lo dicen personas que conocen el territorio y el comportamiento de esta especie. El ‘rabo de gato’ se está extendiendo por La Gomera a un ritmo mucho mayor que el que se ejecutan actuaciones de control. El municipio de San Sebastián está completamente invadido y lo peor es que la especie prolifera en algunos de los espacios naturales como el Monumento Natural del Barranco del Cabrito o en el Parque Natural de Majona” explica Martínez.

El ‘rabo de gato’ va formando colonias aisladas y desde que esa planta se instala se corre el riesgo de expansión ya que, tras madurar, produce cientos de miles de semillas con lo que logra un radio de acción grande.

“El tema es complicado, y mucho nos tememos que no se está trabajando en la profundidad que requiere. Estamos hablando de una especie que prácticamente estaba erradicada en 2002, en el momento en que el Cabildo asumió las competencias en medio ambiente, pero de unos años hasta ahora, hay lugares completamente invadidos y su expansión, lejos de frenarse, está alcanzando una situación prácticamente irreversible”, afirma.

Para Martínez, “hay que ser conscientes del problema que supone la expansión de especies invasoras como esta. El ‘rabo de gato’ elimina completamente todo, poniendo en riesgo la flora y la fauna asociada a esta flora, si ocupa todo un terreno, puede también eliminar plantas e insectos endémicos ligados a ese tipo de vegetación. Y quien quiera ver sus efectos, que mire lo que está pasando en las poblaciones de balos del sur de la isla”.

Por tal motivo, desde Sí se puede se quiere conocer qué actuaciones y qué presupuestos se han empleado hasta ahora en el control de esta especie por parte del Cabildo Insular. “Vemos en prensa que el Cabildo de La Palma plantea invertir seis millones para erradicar el ‘rabo de gato’ en proyectos asociados al FDCAN y aquí desconocemos cuánto dinero se invierte específicamente en el control de esta especie tan dañina”, abunda el portavoz,

Desde Sí se puede se valora enormemente el trabajo realizado por el Club de Caminantes La Taparucha en tareas de control de rabo de gato. “El voluntariado es una herramienta fundamental para afrontar los problemas ambientales, pero desgraciadamente, al menos en el caso del ‘rabo de gato’, no es suficiente. Este asunto requiere una implicación directa de las Administraciones Públicas con la contratación de cuadrillas específicas y continuas, que apliquen rigurosamente las directrices técnicas para el manejo, control y eliminación del Pennisetum setaceum publicadas en el Boletín Oficial de Canarias en junio de 2014”.

Para Sí se puede, también se hace urgente conocer la localización y extensión aproximada de esta especie en la isla. “Debemos conocer a ciencia cierta dónde está y cuál es su dinámica de expansión en La Gomera para actuar convenientemente, y en esto, el conocimiento de los voluntarios es fundamental. Si no, corremos el riesgo de ver estampas poco ejemplarizantes como las que se ven hoy día: en los jardines de la Estación Depuradora de San Sebastián, junto a la carretera general, puede que estén los individuos más exuberantes de esta especie”, finaliza su intervención Martínez.

Insta a las diferentes administraciones a desarrollar proyectos que potencien un nuevo modelo energético no dependiente del exterior.

La coordinadora Insular de Sí se puede en La Gomera entiende que la Isla debe desarrollar un plan estratégico concreto y viable para transformar el modelo energético existente. En tal sentido, sostienen que la apuesta de Curbelo y su partido por el cable de interconexión eléctrica entre Tenerife con La Gomera va en claro detrimento de lo que son las energías renovables en la Isla.

Recuerdan que el proyecto del cable submarino está respaldado por Red Eléctrica Española “REE”, sobre la que ejercen una gran influencia el llamado grupo de las cinco grandes productoras de energía de España: Endesa, Fenosa, Iberdrola, EDP España y Viesgo, que concentran el 90% de la comercialización.

Desde Sí se puede se señala que tanto el partido de Curbelo como la REE, argumentan que la necesidad del cable submarino es acabar con la “dependencia” de un solo punto de abastecimiento en La Gomera que en la actualidad se ubica en la central eléctrica de El Palmar (San Sebastián de La Gomera).

Sin embargo, a juicio del portavoz y Consejero en el Cabildo por la formación ecosocialista, Rubén Martínez, esa construcción no va significar una mejora significativa del sistema energético en La Gomera. “Nos vamos a gastar en torno a 90 millones de € para seguir dependiendo, ahora en vez de un punto lo haremos de dos, pero curiosamente con el mismo gestor, en fin, acabaríamos prácticamente igual.”

Para Sí se puede es necesario apostar e ir poniendo las bases de un nuevo sistema energético. “También en esta cuestión nuestros gestores políticos siguen con una visión de hace 20 años. Mientras en otras islas como El Hierro y La Palma se dan pasos o se apuesta decididamente por un nuevo modelo energético, en La Gomera seguimos anclados en la dependencia del exterior y de los combustibles fósiles” insiste el portavoz.

Señalan, desde Sí se puede, que el programa de inversiones presentado para el FDCAN por el Cabildo gomero es muy elocuente. En tal sentido advierten que los proyectos relacionados con las energías renovables solo representan el 0’8% del total de inversiones, mientras en otras Islas se presentó como una de las principales apuestas.

“Tenemos muy claro que, por encima de las declaraciones y de las notas de prensa de Curbelo, está presente la realidad gomera y en tal sentido los proyectos presentados por el Cabildo son muy significativos. No existe interés por dotarnos de un sistema energético sostenible y no dependiente del exterior”, razona Martínez.

Recuerdan que las principales acciones presentadas en materia de energías renovables son la conversión del alumbrado convencional al fotovoltaico, en concreto el de las marquesinas de las guaguas y la zona costera del municipio de Agulo, y la creación de un parque de energía fotovoltaica asociado a una explotación ganadera.

“La cuestión es que incluso a nivel de gastos la apuesta por las energías renovables es muchos más económica”, recuerda el portavoz, y en tal sentido añade “Solo con la mitad de presupuesto para el cable de interconexión, si lo derivásemos a parques eólicos, se obtendría energía suficiente para 130.000 personas”

Para Sí se puede La Gomera está demostrado que las instalaciones asociadas a las energías renovables, generan mucho más puestos de trabajo que el modelo basado en combustibles fósiles, a la vez que se apuesta por un modelo más sostenible y menos contaminante.

“Debemos hacer realidad una isla que derive a la no dependencia energética del exterior, a las energías limpias y al respeto medioambiental. En Canarias otras islas lo están haciendo, no podemos estar siempre en el furgón de cola en cuanto a modernización” concluye Martínez.

El Ayuntamiento de Valle Gran Rey ha obtenido varias subvenciones para la aplicación de medidas de ahorro energético que, en opinión de la formación ecosocialista, pueden verse mejoradas atendiendo a ciertos aspectos.

La asamblea local de Sí se puede ha trabajado en una propuesta presentada al alcalde para que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey tenga varios aspectos que pueden mejorar considerablemente los proyectos para aplicación de medidas de ahorro energético y realización de auditorías energéticas que han sido subvencionados.

“Es una buena noticia que, por fin, el Ayuntamiento haya accedido a subvenciones, pero lo puede ser más si se trabaja con una serie de criterios muy sencillos que le hemos propuesto al alcalde” argumenta Guzmán Correa, portavoz y concejal de Sí se puede en Valle Gran Rey. “Lo primero es que se respeten los acuerdos aprobados por unanimidad para promover la descontaminación lumínica en Valle Gran Rey y limitar y corregir el uso de instalaciones LEDS de luz fría en el alumbrado público del municipio”.

En tal sentido, explican desde Sí se puede, que lo que no debería pasar es que las mejoras en los alumbrados públicos se conviertan en focos de contaminación lumínica. “En Valle Gran Rey hay ejemplos de iluminación inadecuada y contaminante, como es en Lomo del Balo, en la carretera de playa del Inglés o en la avenida litoral, y debemos procurar mantener la calidad de nuestros cielos lo más adecuadamente posible”, insiste el portavoz.

Otra propuesta tiene que ver con las tareas de vigilancia forestal. “Han sido muchas las veces que el personal de vigilancia y extinción de incendios se ha quejado sobre el color inadecuado de las farolas colocadas en los caseríos próximos al monte, ya que cuando hay bruma, la iluminación de este alumbrado puede llegar a confundirse con llamas, por lo que hemos propuesto que se valore la utilización de un color que no lleve a confusión y facilite las tareas de vigilancia”, explica Correa.

La última propuesta presentada por la asamblea local hace referencia a la subvención de auditoría energética. A este respecto, el portavoz indica “hemos pedido que se trabaje en documento resumen expositivo para la ciudadanía, que este documento se cuelgue en la web municipal y que así se permita hacer un seguimiento de las medidas tomadas y la evolución que debiera darse de aplicarse las propuestas de la auditoría”.

Para Sí se puede, el sentido de esta propuesta es que la mayor parte de las veces estos documentos de auditorías energéticas quedan en gavetas y no se llevan a cabo, y la ciudadanía desconoce si se ejecutan y qué beneficios y correcciones tienen las acciones que se proponen en estas auditorías.

Desde la asamblea local de la formación de izquierdas se espera que haya celeridad para la ejecución de estos proyectos ya que los plazos de ejecución están bastante ajustados. “Sería una pena que los barrios de Arure, Acardece, Las Hayas y Taguluche no se vean beneficiados de las mejoras en el alumbrado público por no ser trabajados los correspondientes expedientes con celeridad y eficacia”, insiste Correa.

Por último, desde Sí se puede en Valle Gran Rey se espera que, al igual que con estas subvenciones, el grupo de gobierno en el Ayuntamiento apueste por otras líneas de ayudas que promuevan en el municipio la implantación de energías alternativas “Les hemos hecho llegar la información sobre las subvenciones para la concesión directa de ayudas para la adquisición de vehículos de energías alternativas, y para la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en 2017, MOVEA, pero desconocemos si han trabajado en algo al respecto y sería una pena que el municipio se siga quedando atrás en temas tan fundamentales”, finaliza su intervención el portavoz.

La asamblea local considera que este continúa siendo un servicio muy deficiente en el municipio capitalino.

El 23 de julio de 2016, es decir, hace más de un año, con Registro de Entrada 6.442, la formación de izquierdas presentó un informe en el que no sólo se analizaba el estado de estos dispositivos de limpieza, sino que además se hacían propuestas para mejorar los servicios que se prestan en este aspecto, y hasta la fecha el grupo de gobierno no ha tomado ninguna medida, por lo que la situación no ha hecho más que empeorar.

“Para hacer aquel informe hicimos un intenso trabajo de campo y se contrastó la información obtenida con la “Guía técnica de residuos municipales y limpieza viaria” publicada por la Federación Española de Municipios y Provincias y de la Red Españolas de Ciudades por el Clima” señala Roberto Padrón, portavoz y concejal de Sí se puede en la corporación municipal.

“De los datos, tomados calle a calle, se desprendió que solo en esta zona del casco urbano hay un déficit que se sitúa en 50 papeleras para llegar a la ratio de papeleras por metro que recomienda la guía. Además, se muestran otras deficiencias en cuanto a la limpieza de estos dispositivos y otras situaciones a corregir” abunda el portavoz. “También proponíamos realizar la limpieza de estas zonas entre 3 y 6 veces al año, dependiendo de la localización de la papelera”.

“Volvemos a instar al grupo de gobierno de ASG que se realice una campaña de colocación de nuevas papeleras urbanas tanto en el casco urbano como en los distintos barrios que pueda contribuir a mejorar la limpieza en nuestro municipio. Del mismo modo, pedimos que se establezca un calendario de limpieza de las papeleras y su entorno, que podría unirse a la de la limpieza de las zonas donde se colocan los contenedores de recogida de residuos urbanos” afirma el portavoz de Sí se puede.

“Además hemos solicitado que se realice una recogida correcta de los contenedores de recogida selectiva que se han colocado en la Playa de San Sebastián, y que hasta ahora se está haciendo de una forma muy alejada de lo adecuado”, finaliza Padrón.

Aunque consideran que ha llegado muy tarde y apuestan porque los servicios sean públicos y no se privaticen.

La formación ecosocialista considera como una muy buena noticia que haya avances en la insularización de la recogida selectiva. Entienden que ello implicará que, por fin, La Gomera deje de ser la única isla donde no se lleve a cabo tal servicio. Sin embargo, consideran que la medida ha llegado con 17 años de retraso.

“La Ley 1/1999, de residuos de Canarias, estableció la obligatoriedad de los municipios de establecer sistemas de recogida selectiva. Los municipios con más de 5000 habitantes tendrían que hacerlo con medios propios, mientras que los de población inferior, si no los ponían en marcha, debía hacerlo el Cabildo. Es decir, hemos tardado 17 años en asumir una obligación legal”, indica Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo gomero.

Para Sí se puede esta obligación que ahora se asume, corre el riesgo de hacerse mal, sobre todo si se apuesta por la externalización de los servicios. “De los datos que conocemos al respecto de los dos municipios donde se realiza este servicio en la Isla, esto es, San Sebastián y Valle Gran Rey, queda una cosa clara: atender a los servicios públicos desde las administraciones, cuando hay gestión, son la fórmula más adecuada para prestarlos” insiste el portavoz de la formación de izquierdas.

En tal sentido, señalan que, en San Sebastián, donde los servicios son llevados a cabo por una empresa externa, los datos de recogida son francamente mejorables. Por el contrario, en el caso de Valle Gran Rey, donde los servicios se hacen por personal y medios propios, los resultados son muy positivos, especialmente desde los primeros años la legislatura pasada (2011-2012).

“El Ayuntamiento de Valle Gran Rey, a pesar de contar con medios inadecuados, lleva demostrando desde la legislatura pasada que se puede hacer una gestión eficiente de la recogida selectiva desde lo público” recuerda el Consejero.

Para Sí se puede, estos pasos que se dan ahora, deben ahondar en el compromiso que tiene la isla en su conjunto en armonizar su desarrollo socioeconómico con la salvaguarda de su medio ambiente y su patrimonio cultural.

Así, desde Sí se puede se señala que existen otros residuos que necesitan de planteamientos insulares y, por lo tanto, agilidad y compromiso para resolver su recogida.

“Aceites usados, ropa, amianto, escombros, residuos vegetales…, La Gomera necesita de unos planteamientos claros y concretos para afrontar la recogida selectiva y tratamiento de estos materiales antes de que la Unión Europea nos obligue a través de multas y sanciones. Si somos Reserva de la Biosfera, si aspiramos a implantar sostenibilidad en nuestra isla, el problema de los residuos tenemos que afrontarlo con más decisión y con mayor inteligencia que las que hemos mostrado hasta ahora”, finaliza su intervención el portavoz.

A través de esta solicitud, la formación ecosocialista recoge el planteamiento de vecinos de La Hurona, en La Calera, que sufren plagas y molestias por el vertido de aguas residuales sin tratar. 

Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey ha presentado una solicitud para que a la mayor brevedad posible se ejecute la obra de saneamiento necesaria para evitar el vertido directo de aguas residuales sin tratamiento que se está produciendo en la zona de La Hurona, en el barrio de La Calera.

“Este vertido está afectando a unas 15 viviendas de la zona, provocando molestias a la vecindad debido a la fuerte presencia de plagas (ratas, cucarachas y mosquitos), de malos olores y otras afecciones y contrariedades originadas en este vertido” explica Andrea Witt, portavoz de la formación.

Para la asamblea local de la formación ecosocialista, este vertido puede estar provocando graves afecciones al medioambiente colindante, ya que el punto de vertido se encuentra a apenas 50 metros del límite del Parque Rural de Valle Gran Rey. “Además, es probable que el vertido cause daños al palmeral del Entullo, una formación vegetal que se supone debería estar protegida”.

Desde Sí se puede se recuerda que la Ley 7/1985, de Bases del Régimen Local en su artículo 25.2 determina en el ejercicio de competencias municipales el “…alcantarillado y tratamiento de aguas residuales” y que el municipio deberá ejercer como organismo gestor a escala local, en los términos de la legislación del Estado y de las comunidades autónomas, incluyendo entre tales la prevención ambiental. Igualmente, en su artículo 26.1.a de esa misma Ley se establece la obligación de los municipios a prestar el servicio de alcantarillado.

“Entendemos que el gobierno municipal del Ayuntamiento de Valle Gran Rey tiene el deber de adoptar las medidas necesarias para que los servicios de alcantarillado y saneamiento sean atendidos satisfactoriamente y que se eviten molestias tan graves como las que se está ocasionando a los vecinos de La Hurona por culpa de estos vertidos” insiste la portavoz.

Por último, desde la asamblea local de Sí se puede se indica que en el Presupuesto Municipal 2017 se recoge, dentro del Capítulo 6 de Inversiones Reales, la partida 609.160. Ejecución de obra de saneamiento de La Calera que asciende a quince mil euros (15.000,00 €). “Este dinero debería emplearse para la resolución de esta circunstancia y cuya ejecución habría de tratarse con carácter de urgencia” finaliza su intervención Witt.

El comité local ha recibido varias denuncias de vecinos preocupados por la tala de varios ejemplares de palmas canarias en distintos barrios del municipio de Vallehermoso.

La formación asamblearia quiere mostrar su preocupación por lo que considera una acción desproporcionada de la tala de palmas canarias en varios puntos del municipio, para la limpieza del tendido eléctrico ejecutado por una empresa. Varias de esas talas se han realizado en barrios como Pavón o Rosa de las Piedras.

En palabras del portavoz local, Alejandro García Vera, “consideramos que la limpieza de vegetación para la prevención de tendidos eléctricos se ajusta a la normativa, tal y como recoge el Decreto 141/2009, que aprueba el Reglamento por el que se regulan los procedimientos administrativos relativos a la ejecución y puesta en servicio de las instalaciones eléctricas en Canarias. Sin embargo, nos preocupa que muchos de esos tendidos se hagan sin tener en cuenta las especies que puedan cortarse, como en este caso la palma, una de las especies vegetales, que en La Gomera y en Canarias, están protegidas por su alto valor ecológico, paisajístico y cultural”.

Sí se puede quiere poner sobre la mesa la posibilidad de abrir un debate sobre el soterramiento de las líneas eléctricas, que suponen un impacto visual, así como un riesgo de incendios importantes. “Queremos recordar que en Vallehermoso en 2007 se produjo un incendio en el barranco en dirección a la Playa por cuenta de un temporal de viento, que hizo que originara un incendio por el roce de los cables eléctricos”, explica García Vera, “a su vez y, sigue todavía pendiente de esclarecer, el 26 de abril de 2008 se produjo un incendio de grandes proporciones desde Macayo hasta el Casco de Vallehermoso, que se supone que fue causado por el choque de cables del tendido eléctrico”.

La formación política puede llegar a entender la necesidad de talar algunas especies de vegetación para el mantenimiento de la línea, sin embargo, muestra cierto escepticismo en cuanto a la tala de palmeras. García Vera indica “hemos preguntado a través del Consejero insular de Sí se puede, Rubén Martínez, en el Pleno del Cabildo Insular, por qué se ha concedido este permiso y si se han planteado la posibilidad de realizar estudios del soterramiento de cables. Entendemos que esto requeriría de inversiones o al menos de estudios para ver el coste de esto”.

“No obstante, el FDCAN puede ser una buena oportunidad para impulsar proyectos de energías renovables o también de soterramiento de líneas de alta y media tensión, y no solo para convertir la Isla en un sinónimo de asfalto como está planteado actualmente” continúa su exposición el portavoz de la formación ecosocialista.

Además de esto, cabe recordar que las medidas en materia de prevención de incendios han sido cuanto menos deficientes en el municipio de Vallehermoso, “ya que la limpieza de los cañaverales próximos al Casco, por poner un ejemplo de donde se han llevado acciones, no se han continuado, ni se ha establecido un plan estratégico para la prevención en caso de incendios”, matiza el portavoz.

Desde el comité local se insiste: “debemos reflexionar sobre el modelo de municipio y de isla que queremos y, sobre todo, debemos exigir de nuestros gobernantes que tengan un mínimo de coherencia, ya que no es lógico que en prensa o a través de conferencias, charlas o mesas de debate se reconozca el importante patrimonio vegetal y cultural, y el destacado protagonismo de la cultura de la palma para el municipio y para La Gomera, y luego no se haga nada al respecto, desde no actuar con seriedad para la defensa del nombre de la miel de palma, hasta permitir la tala desproporcionada de palmas, pasando por la dejadez que se tiene en el control de la plaga de picudo en San Sebastián. Queremos hechos, no palabras” finaliza el portavoz.

La moción presentada por Sí se puede, relativa a la recuperación de la especie Arthroides obesus gomerensis, que solo habita en los arenales del Charco del Conde y de la Playa del Inglés, fue aprobada por unanimidad.

En el pasado pleno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey, celebrado el pasado 4 de mayo, fueron aprobados, por unanimidad, los acuerdos que planteaba la moción de Sí se puede, relativa a la recuperación de un escarabajo endémico de los arenales de Charco del Conde y Playa del Inglés, que se encuentra catalogado como “en peligro de extinción” por la Ley 4/2010 del Catálogo Canario de Especies Protegidas.

“Estamos muy satisfechos de que el resto de representantes del pleno hayan entendido la importancia que tiene, para el patrimonio natural de Valle Gran Rey, la pervivencia de esta especie de escarabajo, que solo ha sido encontrado en la costa del municipio, concretamente en el Charco del Conde y en playa del Inglés”, explica Guzmán Correa, portavoz y concejal de la formación ecosocialista en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey.

Para Sí se puede, es muy probable que esta especie sufra un importante declive ya que en las últimas décadas y como consecuencia del desarrollo urbanístico y turístico habido en Valle Gran Rey, los arenales de la plataforma costera del valle han sufrido un importante retroceso.

En tal sentido apuntan que, aunque sus poblaciones se encuentran dentro de espacios de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos como el Parque Rural de Valle Gran Rey, el Sitio de Interés Científico Charco del Cieno y el Sitio de Interés Científico Charco del Conde, la ausencia de gestión en estos espacios provoca que haya problemas graves de conservación en las especies que se pretenden proteger.

Para Correa, “si se tiene en cuenta que estos espacios son muy utilizados por bañistas, y que en ocasiones sufren la presencia de campistas que pernoctan allí durante semanas, lo que sin duda influye en la calidad medioambiental por plagas, pisoteo o alteraciones por del hábitat por residuos, es lógico pensar que la especie se pueda estar siendo muy afectada y corra un considerable y grave riesgo de desaparición”.

“Puede que para buena parte de la población y por tanto de los políticos, la desaparición de una especie de escarabajo importe poco o nada, pero hay que señalar que hoy en día esta especie se encuentra en muchísimo peor estado de conservación que el lagarto gigante”, ahonda el portavoz, “por lo que, a nuestro entender, los municipios deben promover, resolver e impulsar políticas de sostenibilidad y trabajar en la conservación y mejora de la biodiversidad a escala local”.

En tal sentido, con la aprobación de esta moción, el Pleno del Ayuntamiento acordó instar a la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias para la redacción y aprobación de un Plan de Recuperación para la especie Arthrodeis obesus gomerensis, a la mayor brevedad posible, así como a la adopción de las medidas preventivas para la protección de su hábitat hasta su entrada en vigor.

Del mismo modo, la moción reclama del Cabildo Insular de La Gomera a tener en cuenta la presencia de esta especie en los arenales de Playa del Inglés y de Charco del Conde, en toda actuación que vaya a realizarse en tales zonas, toda vez que están incluidas en la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos (Parque Rural de Valle Gran Rey, Sitio de Interés Científico Charco del Cieno y Sitio de Interés Científico Charco del Conde), cuya gestión le corresponde.

“Tenemos la responsabilidad y la oportunidad de demostrar que sabemos proteger nuestro patrimonio natural y a la vez hacer de él una posibilidad de desarrollo en torno al ecoturismo y las actividades económicas respetuosas con el medio ambiente”, finaliza su intervención Correa.