Insta a las diferentes administraciones a desarrollar proyectos que potencien un nuevo modelo energético no dependiente del exterior.

La coordinadora Insular de Sí se puede en La Gomera entiende que la Isla debe desarrollar un plan estratégico concreto y viable para transformar el modelo energético existente. En tal sentido, sostienen que la apuesta de Curbelo y su partido por el cable de interconexión eléctrica entre Tenerife con La Gomera va en claro detrimento de lo que son las energías renovables en la Isla.

Recuerdan que el proyecto del cable submarino está respaldado por Red Eléctrica Española “REE”, sobre la que ejercen una gran influencia el llamado grupo de las cinco grandes productoras de energía de España: Endesa, Fenosa, Iberdrola, EDP España y Viesgo, que concentran el 90% de la comercialización.

Desde Sí se puede se señala que tanto el partido de Curbelo como la REE, argumentan que la necesidad del cable submarino es acabar con la “dependencia” de un solo punto de abastecimiento en La Gomera que en la actualidad se ubica en la central eléctrica de El Palmar (San Sebastián de La Gomera).

Sin embargo, a juicio del portavoz y Consejero en el Cabildo por la formación ecosocialista, Rubén Martínez, esa construcción no va significar una mejora significativa del sistema energético en La Gomera. “Nos vamos a gastar en torno a 90 millones de € para seguir dependiendo, ahora en vez de un punto lo haremos de dos, pero curiosamente con el mismo gestor, en fin, acabaríamos prácticamente igual.”

Para Sí se puede es necesario apostar e ir poniendo las bases de un nuevo sistema energético. “También en esta cuestión nuestros gestores políticos siguen con una visión de hace 20 años. Mientras en otras islas como El Hierro y La Palma se dan pasos o se apuesta decididamente por un nuevo modelo energético, en La Gomera seguimos anclados en la dependencia del exterior y de los combustibles fósiles” insiste el portavoz.

Señalan, desde Sí se puede, que el programa de inversiones presentado para el FDCAN por el Cabildo gomero es muy elocuente. En tal sentido advierten que los proyectos relacionados con las energías renovables solo representan el 0’8% del total de inversiones, mientras en otras Islas se presentó como una de las principales apuestas.

“Tenemos muy claro que, por encima de las declaraciones y de las notas de prensa de Curbelo, está presente la realidad gomera y en tal sentido los proyectos presentados por el Cabildo son muy significativos. No existe interés por dotarnos de un sistema energético sostenible y no dependiente del exterior”, razona Martínez.

Recuerdan que las principales acciones presentadas en materia de energías renovables son la conversión del alumbrado convencional al fotovoltaico, en concreto el de las marquesinas de las guaguas y la zona costera del municipio de Agulo, y la creación de un parque de energía fotovoltaica asociado a una explotación ganadera.

“La cuestión es que incluso a nivel de gastos la apuesta por las energías renovables es muchos más económica”, recuerda el portavoz, y en tal sentido añade “Solo con la mitad de presupuesto para el cable de interconexión, si lo derivásemos a parques eólicos, se obtendría energía suficiente para 130.000 personas”

Para Sí se puede La Gomera está demostrado que las instalaciones asociadas a las energías renovables, generan mucho más puestos de trabajo que el modelo basado en combustibles fósiles, a la vez que se apuesta por un modelo más sostenible y menos contaminante.

“Debemos hacer realidad una isla que derive a la no dependencia energética del exterior, a las energías limpias y al respeto medioambiental. En Canarias otras islas lo están haciendo, no podemos estar siempre en el furgón de cola en cuanto a modernización” concluye Martínez.

La organización ecosocialista considera perdidos estos cinco años por la inacción del gobierno de Curbelo en el Cabildo Insular de La Gomera

Sí se puede recuerda que la Unesco considera Reserva de la Biosfera a un territorio en el que se ha de armonizar la conservación de la biodiversidad y el desarrollo económico y social. Son espacios que han de convertirse en lugares de experimentación y estudio del desarrollo sostenible. Fue una iniciativa puesta en marcha y liderada por Aider La Gomera, una asociación cuyo objetivo es el desarrollo rural de la isla. Sin embargo, la formación política de izquierdas considera que han sido cinco años perdidos, protagonizados por la inacción de los actuales responsables del Cabildo Insular.

“El Plan Estratégico inicial de la Reserva fue elaborado a través de un proceso participativo consistente en varias jornadas de trabajo para las que fue convocado personal técnico de distintas administraciones, entidades y organizaciones de la isla, interviniendo hasta 58 personas” continúa el portavoz. “Este plan proponía desarrollar una serie de actividades que no se ejecutaban o lo hacían insuficientemente, y que eran consideradas imprescindibles para desarrollar las funciones de la Reserva. Sin embargo, aún contando con este plan, el Cabildo insular no ha avanzado durante estos cinco años prácticamente en nada. Por lo tanto no se ha tratado de un problema de no saber qué hacer, sino de voluntad política. Ahora se plantean crear un nuevo plan estratégico, pero no se dice nada de lo ejecutado en el anterior, y sobre su indiscutible vigencia”.

El plan inicial se componía de ocho líneas estratégicas, incluyendo acciones encaminadas a disminuir el éxodo rural, a reorientar las estrategias públicas de empleo, a fomentar la emprendeduría y la formación, a la mejora de la calidad ambiental y paisajística, incluyendo la mejora del tratamiento de aguas residuales, la aplicación fórmulas de custodia del territorio, el inicio del compostaje de residuos, el inicio de la gestión activa de los espacios naturales protegidos, la gestión del patrimonio cultural, y el aumento los beneficios del turismo para la población local.

“Sin embargo, solamente se ha trabajado en informar sobre la reserva de la biosfera a la población local, mediante talleres y unidades didácticas destinadas a escolares, y también en alguna acción sobre el control de animales asilvestrados, que han sido claramente insuficientes, y que se ha convertido hoy en uno de los más graves problemas medioambientales y patrimoniales de la isla” continúa el portavoz.

“Basta mirar la página web de la Reserva de la Biosfera de la Palma para tener un claro ejemplo de proyectos reales que se podrían ejecutar en La Gomera si hubiera un mínimo de sensibilidad, voluntad política y capacidad: El “Plan Estratégico de Custodia Integral del Territorio en Reservas de Biosfera”, el proyecto “Patrimonio Inmaterial. Elaboración de Líneas Estratégicas y Proyectos de Desarrollo”, el “Plan Territorial Especial de Ordenación del Paisaje (PTEOP)”, el “proyecto MARCOPALMA con el objetivo de incrementar el estado de conservación que presentan las regiones marinas de La Palma”, por mencionar algunos”, finaliza Rubén Martínez.