La actividad tendrá lugar en el local de Sí se puede situado en c/Real, 44 en San Sebastián, este viernes, 30 de junio, a partir de las 19:00 horas.

El encuentro, organizado por la formación ecosocialista, se enmarca en la semana de celebraciones con motivo del Día del Orgullo, y es una muestra del compromiso de Sí se puede con los derechos del colectivo LGBTI.

El Día del Orgullo LGBTI es una fecha donde se conmemora la lucha política y social de este colectivo. Esta celebración tiene su origen en las marchas que se convocaron en la ciudad de Nueva York en rechazo a la acción policial durante una redada contra la comunidad gay (Stonewall), el 28 de junio de 1969. Las manifestaciones se extendieron durante varias semanas dando comienzo a este movimiento que lucha por la igualdad de derechos de las personas LGTBI.

Para la formación de izquierdas, en el estado español, como en otras partes del mundo, esta comunidad sigue siendo víctima de actos de discriminación, intolerancia y odio. Se ha avanzado mucho, somos una sociedad mucho más tolerante, pero hoy la homofobia vuelve a ser noticia y muchos países siguen criminalizando la homosexualidad.

“Nos llama la atención y nos avergüenza la ausencia de actos institucionales solidarios con estas reivindicaciones en nuestra Isla. Para Sí se puede, con esta insolidaridad de quienes gobiernan hoy en La Gomera, se silencia aún más esta realidad. Con el silencio y el ninguneo, las minorías son más minorías y sus derechos menos tenidos en cuenta” comenta la portavoz, Ada García.

Desde Sí se puede se entiende que la visibilidad de las personas LGTBI y la igualdad real, son el desafío a nivel insular, y eso requiere un poco más de sensibilización por parte de los responsables. Para la portavoz, “en La Gomera necesitamos ser más permeables y transmitir, en nuestras calles y en nuestros hogares, la tolerancia y el respeto a la pluralidad sexual y de identidad, y normalizar estas otras realidades desde lo público ayudaría indudablemente”.

Por tal motivo, la asamblea local de San Sebastián ha decidido celebrar este día con un encuentro que aporta un sencillo gesto para alcanzar un mundo donde no se vulneren los derechos de las personas LGTBI.

A las 19:00 horas dará comienzo Miradas, con la proyección del largometraje SHORTBUS, (No Recomendado para menores de 18 años) de John Cameron Mitchell, obra seleccionada porque cuestiona nuestra forma de mirar y mirarnos. “La película aborda valientemente la diversidad sexual, invitándonos a entender que las normalidades son muchas y muy distintas, y que la realidad no es binaria, ni es siempre en blanco y negro, sino que es más bien, un arcoíris de posibilidades” explica la portavoz.

Tras la proyección, alrededor de las 21:00 horas, dará comienzo la charla debate: “Identidad y sexualidad”. “Invitamos a todas las personas interesadas a que se acerquen y participen. En La Gomera, aunque para quienes gobiernan no sea un asunto “importante”, vivimos personas que apoyamos la justa lucha del movimiento LGTBI y estamos orgullosas de ello” finaliza García.

La moción presentada al pleno del Cabildo, requería el desarrollo de un plan Insular de atención y medidas para la inserción laboral y social de las personas con discapacidades.

En el último pleno del Cabildo de La Gomera, celebrado el pasado viernes 2 de junio, fueron aprobadas, por unanimidad, las líneas generales de la moción presentada por Sí se puede, para llevar a cabo un plan insular de atención a las personas con discapacidad y promover la contratación de personas con diversidad funcional en el sector público y la empresa privada.

La formación ecosocialista muestra su satisfacción ante las implicaciones que se derivan de esa aprobación. “Entendemos que a partir de ahora se van a desarrollar medidas que ayudarán a la inserción social y económica de las personas con diversidad funcional en la Isla”, señala Rubén Martínez, Consejero de Sí se puede en el Cabildo gomero.

En la moción, Sí se puede subrayaba la necesidad de desarrollar un plan de atención a las personas con discapacidad, señalando que era incomprensible que el Cabildo Insular no contase con uno. En dicho plan se deberán establecer las líneas maestras para efectuar y desarrollar políticas activas que favorezcan la integración de personas con diversidad funcional.

Entre las medidas a tomar, está el desarrollo de las bases para la concesión de ayudas individuales que han de convertirse en una herramienta importante para el colectivo, ya que se trata de ayudas que contemplan aspectos fundamentales como la rehabilitación, la asistencia, el transporte, la formación, la eliminación de barreras arquitectónicas, ayudas complementarias, etc.

Asimismo, la moción plantea la puesta en marcha de actuaciones, junto a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, para dar una respuesta eficaz a todos los jóvenes con algún tipo de diversidad funcional, tanto física como intelectual. En tal sentido, se insiste en estudiar la posibilidad de volver a impartir un Programa de Formación Profesional Básica Adaptada en el IES de San Sebastián de La Gomera

Rubén Martínez señala a respecto: “En las diversas conversaciones mantenidas con los agentes sociales, uno de los principales problemas observados a nivel educativo es la carencia de una formación para una efectiva integración laboral. Desde las administraciones públicas insulares debemos analizar esa situación y dar una respuesta eficaz que impulse y permita que estas personas entren en el mercado laboral atendiendo a la preparación adquirida”.

Otros de los puntos acordados es el desarrollo de una campaña de información en medios de comunicación (radio, televisión, prensa, páginas web oficiales, etc.) y por medio de reparto de folletos informativos, con el fin para dar a conocer a las empresas gomeras al respecto de las ventajas fiscales derivadas de la contratación de personas con discapacidad.

Otro de los acuerdos aprobados, en línea con la concepción política de Sí se puede de contar siempre con los diferentes agentes sociales a la hora de gestionar lo público, fue la creación de una Mesa de Trabajo de Empleo y Discapacidad. En esa mesa tendrán cabida todos los sectores implicados y su objetivo será el diseño de actuaciones que favorezcan la empleabilidad de las personas con discapacidad.

El consejero de Sí se puede, Rubén Martínez, concluye: “vamos a seguir en la línea de proponer actuaciones que sirvan para mejorar la vida de la ciudadanía gomera, apostando por otro modelo de Isla, y lograr que los indicadores sociales y económicos de La Gomera sean mejores, y también vamos a seguir señalando y denunciando aquellas actuaciones que nos parezcan incorrectas”.

La moción presentada en el Cabildo gomero por el consejero Rubén Martínez, se debatirá en el próximo pleno.

Sí se puede La Gomera, a través de su consejero, ha presentado una moción en el Cabildo Insular para llevar a cabo una serie de actuaciones cuyo objetivo es mejorar la situación de los discapacitados de la isla. Entre las propuestas presentadas, está el desarrollo de un Plan Insular de Atención a la Personas con Discapacidad, cuya duración sea de 5 años, y la creación de una comisión constituida por el personal técnico especializado, así como por diferentes agentes sociales que elaboren unas bases consensuadas de ayudas para la discapacidad.

Rubén Martínez señala: “nuestro objetivo es que la discapacidad en La Gomera sea tratada de manera prioritaria y no en base a una serie de actuaciones dispersas y sin orden.  Entendemos que hay que dar una salida digna a nivel educativo y de empleo a las personas con diversidad funcional. Ello solo se puede hacer elaborando un plan, consensuado y a largo plazo, que debe cumplirse y ejecutarse, y no quedarse en la gaveta de algún despacho como es costumbre en esta isla”.

Para Sí se puede es importante promover la contratación de personas con discapacidad en el sector público y en las empresas privadas de la Isla, desarrollando trabajos no marginales que estén de acorde con la formación que obtengan. Para ello se solicita en la moción que se constituya una Mesa de Trabajo de Empleo y Discapacidad con el empresariado, Centros Especiales de Empleo, representantes públicos, sindicatos, asociaciones y personal técnico experto en materia de discapacidad, con el fin de diseñar líneas de actuación que favorezcan su empleabilidad.

Recuerdan que la legislación vigente determina que las empresas públicas y privadas que empleen a un número de 50 o más trabajadores vendrán obligadas a que, de entre ellos, al menos, el 2 por 100 sean trabajadores con discapacidad. En el caso de empleo público, cada Administración reservará un porcentaje de plazas en la Oferta de Empleo Público que aprueba cada año que llega al 7% (5% en general y un 2% para personas con discapacidad intelectual).

La formación ecosocialista señala que el concepto de discapacidad ha ido transformándose a través del tiempo. Lo que en un principio se denominaba minusvalía, pasó a ser discapacidad para utilizarse actualmente el concepto de diversidad funcional. Otro tanto ha pasado con el tratamiento que ha dejado atrás la rehabilitación a otro nuevo donde la discapacidad no es atribuible a propios déficits y limitaciones, sino a las carencias, a los obstáculos y a las barreras que existen en el entorno social.

Por ello, entienden desde Sí se puede, que conseguir la igualdad de este colectivo requiere cambios en los entornos inmediatos (hogar, escuela, centros de trabajo, establecimientos comerciales, etc.), en los existentes en la comunidad (transporte, comunicaciones, seguridad social, políticas laborales, etc.) y transformaciones en las normas, criterios y prácticas que rigen e influyen en el comportamiento y en la vida social de las personas.

“En La Gomera debe resolverse”, asegura Rubén Martínez, “la continuidad educativa de aquellos alumnos que terminan su estancia en las llamadas aulas Enclave, que atienden al alumnado con necesidades educativas especiales”. En el presente curso están escolarizados en aulas Enclave dos alumnos en el CEIP Ruiz de Padrón, dos en el CEIP Temocodá de Chipude y cinco alumnos en el IES de San Sebastián de La Gomera. La mayoría de este alumnado no suele titular en la ESO, lo que corta su continuidad educativa, al haberse eliminado el ciclo profesional adaptado, los llamados Programas de Formación Profesional Básica Adaptada.

Otro problema, señalan, es la inexistencia de conexión entre el ámbito educativo y laboral. “Muchas de estas personas se quedan en sus respectivos hogares sin optar por entrar en diversos trabajos que sí podrían realizar. En otros lugares se opta por mecanismos, en base a organizaciones coordinadas con la Consejería de Educación, que preparan y tutelan al alumnado una vez que finalizan la enseñanza obligatoria, favoreciendo el acceso con éxito al mundo laboral y en La Gomera se podría llevar este tipo de experiencias”, propone Rubén Martínez.

“En Sí se puede no nos conformamos con buenas palabras y promesas genéricas, con inversiones millonarias que no sirven para nada, entendemos en nuestra actuación política la presentación de planes concretos que son viables y ayudan a mejorar la vida de los vecinos de la isla sin discriminaciones de ninguna índole, porque al final, no hay personas minusválidas, solo administraciones que minusvaloran a las personas” concluye el Consejero de Sí se puede.

  • Apoyó, en el Pleno del Cabildo, el acuerdo adoptado por el ayuntamiento de Valle Gran Rey de adhesión a la Carta Europea para la Igualdad.
  • La moción fue presentada por los concejales de Sí se puede en el ayuntamiento de Valle Gran Rey, Guzmán Correa y Carlos Hernández, el pasado 17 de noviembre y fue aprobada por unanimidad en el pleno de la corporación municipal.

El apoyo a esta moción, aprobada y propuesta por el ayuntamiento de Valle Gran Rey, fue debatido en el pleno del cabildo Insular de La Gomera que tuvo lugar este viernes día 5 de mayo. La propuesta tiene como objetivo la adhesión a la Carta Europea por la Igualdad de Hombres y Mujeres en la Vida Local, pretendiendo así que los gobiernos locales y regionales de Europa adopten una postura pública sobre el principio de igualdad de mujeres y hombres.

Para la formación ecosocialista, la igualdad de hombres y mujeres en la vida cotidiana es una asignatura pendiente, ya que, a día de hoy, siguen existiendo desigualdades políticas, económicas y culturales. Señalan que esa realidad es el resultado, entre otras cuestiones, de numerosos estereotipos presentes en la familia, la educación, la cultura, los medios de comunicación, el mundo laboral, la organización social, etc.

A juicio de Ada García, portavoz de Sí se puede, una consecuencia de la desigualdad es la violencia machista. En tal sentido, recuerda que las cifras asociadas a la violencia machista en Canarias la convierten en uno de los problemas más importantes de las mujeres y, por lo tanto, de toda la sociedad. Advierte que en Canarias el Dispositivo de Emergencias para Mujeres Agredidas recibe una media de 38 llamadas diarias, y señala que durante el año 2015 fueron atendidas un total de 4.542 llamadas, de las cuales, el 68.8% fueron realizadas por las usuarias, un 27.8% por familiares y 3,4% por otras personas.

Esas macabras cifras hacen de Canarias la segunda comunidad con tasa más elevada de víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, después de Baleares (datos de 2015). A los cinco homicidios de ese año, hay que sumar los delitos juzgados relacionados con la violencia de género, que fueron 609 por lesiones, 309 por torturas e integridad moral y 264 por amenazas.

Por lo tanto, para la portavoz de Sí se puede en La Gomera, “las instituciones públicas deben velar por la protección de las víctimas de malos tratos o de agresiones sexuales. Deben estar al servicio de la gente y por eso deben tener como prioridad visibilizar todas las formas de violencia machista y mejorar las leyes para combatirlas eficazmente”.

Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo insular, señala que su formación apuesta por la elaboración y aplicación de planes reales de acción de igualdad entre mujeres y hombres. En tal sentido matiza, “en dichos documentos se deben especificar los objetivos y prioridades, así como las medidas que se tienen que aplicar con la consignación de los recursos económicos correspondientes”, y concluye: “no se trata de buenas palabras y de un discurso fácil, se trata de hacer y gestionar”.

Guacimara NavarroEn uno de esos pocos momentos que me da mi cotidianeidad para reflexionar, he estado pensando por qué seguimos las personas siendo maltratadas… Y hay tantas respuestas y ninguna a la vez, que siempre termino preguntándome ¿por qué?

¿Por qué seguimos utilizando el rosa para las niñas y el azul para los niños? ¿Por qué se sigue exigiendo en algunos centros educativos faldas en el uniforme de las niñas y pantalón en el de los niños? ¿Por qué siguen muchas religiones poniendo a las mujeres como objeto de fragilidad y de pecado? Porque la violencia simbólica existe.

¿Por qué la publicidad sigue anunciando muñecas modelo para niñas y coches rápidos y fuertes para niños? ¿Por qué seguimos encontrando en los establecimientos la ropa para niños y para niñas bien diferenciada y nunca hay un pasillo o perchero unisex? ¿Por qué, en vez de dejar de usar el cuerpo de la mujer como reclamo publicitario, cada vez aparecen más hombres desnudos como si eso nos igualara? Porque la violencia mediática existe.

¿Por qué siguen en pleno siglo XXI continúan siendo más bajos los sueldos de las mujeres? ¿Por qué seguimos siendo las mujeres objeto de los mayores índices de paro? ¿Por qué no existen bajas de maternidad, paternidad, lactancia, crianza… para que podamos las personas criar a nuestros cachorros sin sentirnos culpables? Porque la violencia económica existe.

¿Por qué las mujeres seguimos temiendo pasear por una calle oscura? ¿Por qué seguimos disfrutando hombres y mujeres de canciones sexistas llenas de mensajes discriminatorios? ¿Por qué se sigue señalando a las mujeres si van con escote o falda corta? ¿Por qué se bombardea con la imagen depilada, maquillada, entaconada… como estereotipo de feminidad? Porque la violencia sexual existe.

¿Por qué se sigue tratando a las embarazadas como si estuviesen enfermas sometiéndolas a miles de pruebas protocolarias, que no siempre son imprescindibles, sin tener en cuenta su estado natural de salud? ¿Por qué se nos sigue obligando a parir para favorecer la actividad médica sin tener en cuenta nuestra capacidad natural? ¿Por qué se nos miente y se nos infunde el miedo aludiendo a la muerte de nuestros bebés o la nuestra propia sin basarse en la evidencia científica? ¿Por qué? Porque la violencia obstétrica existe.

¿Por qué las mujeres gomeras seguimos teniendo miedo a decir lo que pensamos o a “el qué dirán”? ¿Por qué si queremos estudiar y/o trabajar en la edad adulta no hay facilidades específicas para un sector tan castigado? ¿Por qué algunas de nuestras representantes públicas parecen maniquíes manipulados y se alejan tanto del perfil de la mujer gomera real? Porque la discriminación en La Gomera existe.

¿Por qué los índices de maltrato hacia la mujer no descienden? ¿Por qué se permite todo lo anteriormente expresado desde las instituciones públicas? ¿Por qué se permite ejercer a políticos que insultan, utilizan y trafican con mujeres en puestos de responsabilidad? Porque la violencia física solo es la punta del iceberg.

La moción presentada por la formación ecosocialista plantea la necesidad de que el Ayuntamiento ponga en marcha un plan local de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y un plan municipal contra la violencia machista.

photo_2016-09-16_17-51-37El comité local de Sí se puede en Valle Gran Rey, a través de sus concejales electos, ha presentado para el pleno ordinario de este mes de noviembre una moción para la adhesión del municipio a la Carta Europea por la Igualdad de Hombres y Mujeres en la Vida Local y para la elaboración de los planes municipales de igualdad y contra la violencia machista. (más…)