Para la formación asamblearia, la constitución de este órgano puede ayudar a mejorar el funcionamiento de los Plenos y de la propia corporación, así como la transparencia del Ayuntamiento.

En esta semana Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey ha presentado un escrito dirigido al alcalde en el que solicita que se lleve al Pleno la constitución de la Junta de Portavoces conforme a lo dispuesto en el artículo 38 de la Ley 7/2015 de los municipios de Canarias.

Para Guzmán Correa, portavoz y concejal de Sí se puede, “desde principio de legislatura, pero más en la actual situación de gobernabilidad, en el Ayuntamiento hay circunstancias suficientes que aconsejan la creación urgente de este órgano. Creemos que la Junta de Portavoces puede ayudar para consensuar los asuntos de interés municipal y para promover la transparencia en Valle Gran Rey”.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey, un gobierno que quiera adaptarse a la legislación debería apostar de una forma más clara y decidida por el diálogo con el resto de formaciones políticas, máxime cuando recientemente el grupo de gobierno se encuentra en minoría.

“La Junta de Portavoces haría las funciones de órgano auxiliar del pleno”, explica el Correa, “y cabría esperar que ayudará a mejorar la deficiente e insuficiente comunicación que muestra el grupo de gobierno con las formaciones políticas que estamos en la oposición”.

Según el artículo 38 de la Ley 7/2015, las funciones específicas de la junta de portavoces son el debate y propuesta sobre los asuntos relativos al desarrollo de las sesiones plenarias, la determinación de la duración de los turnos de intervención en el pleno y en las comisiones, la propuesta al pleno de mociones institucionales consensuadas por todos los grupos políticos, la fijación del calendario de sesiones de las comisiones o la propuesta de convocatoria de sesiones plenarias extraordinarias, incluida la de debate de la gestión del gobierno municipal o debate del estado del municipio.

“La voluntad de Sí se puede es la de proponer y apoyar aquellas iniciativas que supongan el desarrollo de la transparencia, la participación, así como profundizar en la democratización del Ayuntamiento”, apunta Correa, quien entiende que “la Junta de Portavoces puede ser un buen espacio para fomentar el debate y el consenso”.

Desde Sí se puede se entiende que el alcalde, aceptando y llevando a cabo esta propuesta, está ante la oportunidad de demostrar que, al menos en la actual situación con la que afronta su gobierno, apuesta por la transparencia y por la participación activa del resto de partidos.

“Hace más de un mes que los representantes de ASG abandonaron el gobierno, pero en ese tiempo no hemos visto cambios en el proceder del gobierno municipal y existen asuntos que se aventuran a corto plazo que requieren de que haya una mayor participación de quienes componemos el pleno municipal” apunta para finalizar el portavoz de la formación de izquierdas.

  • Obra del artista lanzaroteño César Manrique, este mirador es el mejor lugar desde donde apreciar el paisaje de Guadá, uno de los paisajes rurales más espectaculares de Canarias.
  • Desde la formación se espera que el Cabildo Insular incoe y tramite con celeridad el expediente de declaración de bienes de interés cultural, y se eleve al Gobierno de Canarias para su aprobación a la mayor brevedad.

Sí se puede logró, el pasado jueves 28 de septiembre, el acuerdo unánime del pleno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey para que el Mirador del Palmarejo, obra de César Manrique, sea declarado Bien de Interés Cultural. “Este mirador, que es un bien de titularidad municipal que no ha terminado nunca de ser tratado como merece, y queremos que sea eso, un bien, y no el problema en el que lo han convertido decisiones erróneas en el pasado. Un lugar del que las personas que vivimos en Valle Gran Rey nos sintamos orgullosas” declara Guzmán Correa, portavoz y concejal de la formación.

Desde la formación de izquierdas, se espera que el Cabildo Insular incoe y tramite con celeridad el expediente de declaración de bienes de interés cultural, y se eleve al Gobierno de Canarias para su aprobación a la mayor brevedad.

Para la asamblea local, este mirador es uno de los mejores sitios desde donde apreciar el paisaje de Guadá, que, pese al abandono de la agricultura, sigue siendo uno de los paisajes rurales más espectaculares de Canarias, por la profusión de bancales y la presencia de palmas y otros elementos, que hablan de un pasado duro, repleto de penurias y de escasez de tierras de cultivo.

“En este mirador, cuyo proyecto data de 1989 y que fue inaugurado en 1995, por lo que es una de las últimas joyas del legado del artista, Manrique aunó elementos canarios y modernos y camufló el edificio entre rocas circundantes, añadiendo una mezcla muy original de flora exótica y de flora autóctona en los jardines anexos, utilizando materiales propios del lugar y logrando la plena integración en el entorno de la edificación, que alberga un mirador proyectado para que los vecinos y turistas que visitan el municipio pudiesen disfrutar del paisaje” explica el portavoz.

Desde Sí se puede se insiste en que, mientras esta obra sufre un grave abandono y no ha podido ser disfrutada plenamente por la ciudadanía de Valle Gran Rey, siendo actualmente más un problema que un bien para la gestión municipal, en El Hierro, una instalación similar, el Mirador de La Peña, también obra de César Manrique, se mantiene abierta y en uso.

“Además ahí sí se ha logrado que la instalación sea un referente en la gastronomía y en la dinamización social y económica de aquella isla. Como dato, señalar que el Cabildo de El Hierro, propietario y gestor de este mirador, ha obtenido una subvención directa de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, que asciende a 150.000 euros para la reforma y adecuación del Espacio Turístico “Mirador de La Peña”, declarado por el Gobierno de Canarias como Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento” argumenta Correa.

En este contexto, desde Sí se puede en Valle Gran Rey se ha valorado la conveniencia de que la instalación del mirador del Palmarejo sea declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento, ya que, por una parte, este reconocimiento pondría en valor una edificación y sus zonas anexas que hasta el momento no han sido valoradas ni tratadas convenientemente.

“También esta declaración podría ser un fundamento y un apoyo para que el Ayuntamiento pudiese a acceder a subvenciones para ejecutar las intervenciones lógicas que necesita la instalación por el paso del tiempo y el mal uso para asegurar su apertura al público en óptimas condiciones, y que este espacio logre ser un referente del sector turístico insular y regional, y un espacio de uso de la ciudadanía de Valle Gran Rey.

Una obra de esta categoría no debe seguir siendo una instalación dada a la improvisación, el parcheo y la chapuza. El Mirador del Palmarejo debe ser un referente de Valle Gran Rey y de La Gomera, un modelo de excelencia y una apuesta por la economía local y la formación empresarial, donde sea posible generar sinergias entre el turismo y el sector primario y artesanal, y donde se valore el paisaje natural y cultural que hicieron de Guadá merecedora de ser parte del Parque Rural” finaliza Correa su intervención.

La obra, cuya denominación oficial es “taller de formación artesanal y centro de ventas de Valle Gran Rey”, es para la formación asamblearia otro ejemplo más de la falta de planificación con la que se hacen las infraestructuras en La Gomera.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey señala que el Centro de Artesanía de Guadá, edificio conocido como “mamotreto de San Antonio”, carece de medidas de seguridad que impidan o limiten el acceso a la instalación, siendo frecuente su utilización por niños y jóvenes de las zonas cercanas.

Fuera de la utilidad del equipamiento y de las ingentes cantidades de dinero mal invertidas en él, desde la asamblea se advierte que la ausencia de medidas de seguridad y vigilancia, unida al deterioro que sufre la instalación, puede provocar algún accidente grave. “Vidrieras caídas, puertas rotas y altos muros pueden dibujar el estado actual del Centro de Artesanía, y pueden ser el escenario de un accidente ya que vecinos de las zonas aledañas nos han indicado que es frecuente la presencia de niños y jóvenes en la instalación”, explica Guzmán Correa, portavoz de Sí se puede en Valle Gran Rey.

Además de estos peligros, desde la formación ecosocialista se indican otras evidencias que muestran a las claras el deterioro de la instalación. “Hay una colonia de palomas y al menos un enjambre de abejas, lo que indica que este edificio ni se vigila ni se cuida, y ya nadie en el pueblo se plantea que se pueda ver en uso algún día” argumenta el portavoz.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey, esta obra figura en la larga lista de obras inútiles o pufas que se han implantado en el territorio gomero. “Algún día alguien debería dar explicaciones públicas sobre las cantidades invertidas en las obras pufas de La Gomera y porqué no se han puesto en uso” abunda Correa.

Desde la formación se estima que esta obra supera en inversión el millón y medio de euros, y de seguir deteriorándose, habrá que sumar otras importantes cantidades.

“Según hemos podido averiguar, las obras del centro de artesanía de Valle Gran Rey, a pesar de que su aprobación y ejecución se acordó por el Gobierno de Canarias en 1997, fueron adjudicadas diez años después, en 2007, a Construcciones y Promociones Ramón Arteaga Álvarez, S.L. por importe de 1.220.699,83 euros. En 2010, se firmó el contrato con el mismo contratista para la ejecución del proyecto complementario por importe de 416.302 euros, pero en 2012, la comisión receptora acordó no recibir las obras por no estar ejecutadas de acuerdo con los respectivos proyectos” explica el portavoz.

Posteriormente, a finales de 2014, se encomendó a la empresa pública Gestur Tenerife, S.A. la gestión y ejecución de los trabajos para la terminación del Taller de Formación Artesanal y Centro de Ventas de Valle Gran Rey, por importe de 229.300,00 euros, cantidad a la que habría que añadir 10.000 euros, también en encomienda de Gestur, por los trabajos para la actualización del proyecto inicial y complementario de finalización de obra del taller de formación artesanal y centro de ventas.

“A pesar de haberse gastado una cantidad que supera el millón ochocientos mil euros, es decir, más de 300 millones de pesetas, este edificio no va a poder abrirse hasta que no se arregle su acceso, y cuando esto vaya a producirse, va a tener que invertirse más dinero en solventar el deterioro que ya sufre”, señala el portavoz.

Desde Sí se puede en Valle Gran Rey se pide que de forma inmediata se proceda a vigilar y limitar el acceso a esta instalación, y que posteriormente se trabaje en darle una salida a la instalación. “Al menos, que este edificio no vaya a suponer el lugar de un accidente. Es lo menos que debe hacer un gobierno que es responsable de esta obra”, finaliza su intervención Correa.

La asamblea local de la formación plantea al grupo de gobierno que se devuelvan las tasas del IBI cobradas de forma indebida.

Sí se puede ha propuesto al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey que se dé información a la ciudadanía, a través de una campaña, sobre el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) de los suelos urbanizables y urbanos no consolidados.

“En nuestra opinión, tal y como declaró la sentencia del Tribunal Supremo de 30 de mayo de 2014, los terrenos urbanizables que no cuenten con un plan de Ordenación Urbanístico no pueden ser considerados como urbanos, sino que volverán a tener consideración de terrenos rústicos y, por lo tanto, se debe proceder a la devolución de los tributos locales abonados indebidamente” explica Guzmán Correa, concejal y portavoz de la formación de izquierdas.

Para Sí se puede, la sentencia del Tribunal Supremo del 30 de mayo de 2014 establece que los suelos urbanizables sin planificación urbanística pasan a valorarse como suelo rústico, lo que provoca que, desde aquella fecha, no debe tributarse por el IBI de naturaleza urbana, ni por el impuesto de plusvalía. En la misma situación estarían los suelos urbanos no consolidados sin planeamiento de desarrollo.

“Esto lo vino a confirmar, a nuestro parecer, la Ley 13/2015, de reforma de la Ley Hipotecaria y la Ley del Catastro Inmobiliario. La sentencia del Tribunal Supremo del 30 de mayo de 2014 establece que los suelos urbanizables sin planificación urbanística pasan a valorarse como suelo rústico, lo que provoca que, desde aquella fecha, no debe tributarse por el IBI de naturaleza urbana, ni por el impuesto de plusvalía” abunda el portavoz.

Para la asamblea local de la formación, Valle Gran Rey cuenta una bolsa de suelos en los que concurren estas circunstancias y, por lo tanto, una considerable cantidad de titulares de suelo urbanizable y urbano no consolidado sin planeamiento de desarrollo desconocen las repercusiones de la sentencia 30 de mayo de 2014 y derechos que poseen a partir de su declaración, que revirtió la clasificación de los suelos.

“Entendemos que entre otros derechos está el de poder reclamar a que desde esta Corporación se proceda a la devolución de los tributos locales abonados indebidamente, por lo que creemos que un Ayuntamiento responsable debería comunicar e informar a las personas afectadas de estas circunstancias” insiste Correa.

Sí se puede considera del mismo modo que se debe proceder, en los casos que corresponda, a devolver los tributos locales abonados indebidamente a las personas afectadas, dado que no puede considerarse idéntico desde el punto de vista tributario el suelo que cuenta con todas las dotaciones públicas con el que carece de gran parte de estas.

“Nuestro municipio necesita hacer un ajuste a la realidad urbanística respecto al IBI de los suelos urbanos no consolidados con planeamiento de desarrollo, y por lo tanto debe facilitar a la Dirección General del Catastro la información necesaria para que inicie un procedimiento de valoración colectiva al respecto de las propiedades donde concurran tales circunstancias” finaliza su intervención el portavoz.

El Ayuntamiento de Valle Gran Rey ha obtenido varias subvenciones para la aplicación de medidas de ahorro energético que, en opinión de la formación ecosocialista, pueden verse mejoradas atendiendo a ciertos aspectos.

La asamblea local de Sí se puede ha trabajado en una propuesta presentada al alcalde para que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey tenga varios aspectos que pueden mejorar considerablemente los proyectos para aplicación de medidas de ahorro energético y realización de auditorías energéticas que han sido subvencionados.

“Es una buena noticia que, por fin, el Ayuntamiento haya accedido a subvenciones, pero lo puede ser más si se trabaja con una serie de criterios muy sencillos que le hemos propuesto al alcalde” argumenta Guzmán Correa, portavoz y concejal de Sí se puede en Valle Gran Rey. “Lo primero es que se respeten los acuerdos aprobados por unanimidad para promover la descontaminación lumínica en Valle Gran Rey y limitar y corregir el uso de instalaciones LEDS de luz fría en el alumbrado público del municipio”.

En tal sentido, explican desde Sí se puede, que lo que no debería pasar es que las mejoras en los alumbrados públicos se conviertan en focos de contaminación lumínica. “En Valle Gran Rey hay ejemplos de iluminación inadecuada y contaminante, como es en Lomo del Balo, en la carretera de playa del Inglés o en la avenida litoral, y debemos procurar mantener la calidad de nuestros cielos lo más adecuadamente posible”, insiste el portavoz.

Otra propuesta tiene que ver con las tareas de vigilancia forestal. “Han sido muchas las veces que el personal de vigilancia y extinción de incendios se ha quejado sobre el color inadecuado de las farolas colocadas en los caseríos próximos al monte, ya que cuando hay bruma, la iluminación de este alumbrado puede llegar a confundirse con llamas, por lo que hemos propuesto que se valore la utilización de un color que no lleve a confusión y facilite las tareas de vigilancia”, explica Correa.

La última propuesta presentada por la asamblea local hace referencia a la subvención de auditoría energética. A este respecto, el portavoz indica “hemos pedido que se trabaje en documento resumen expositivo para la ciudadanía, que este documento se cuelgue en la web municipal y que así se permita hacer un seguimiento de las medidas tomadas y la evolución que debiera darse de aplicarse las propuestas de la auditoría”.

Para Sí se puede, el sentido de esta propuesta es que la mayor parte de las veces estos documentos de auditorías energéticas quedan en gavetas y no se llevan a cabo, y la ciudadanía desconoce si se ejecutan y qué beneficios y correcciones tienen las acciones que se proponen en estas auditorías.

Desde la asamblea local de la formación de izquierdas se espera que haya celeridad para la ejecución de estos proyectos ya que los plazos de ejecución están bastante ajustados. “Sería una pena que los barrios de Arure, Acardece, Las Hayas y Taguluche no se vean beneficiados de las mejoras en el alumbrado público por no ser trabajados los correspondientes expedientes con celeridad y eficacia”, insiste Correa.

Por último, desde Sí se puede en Valle Gran Rey se espera que, al igual que con estas subvenciones, el grupo de gobierno en el Ayuntamiento apueste por otras líneas de ayudas que promuevan en el municipio la implantación de energías alternativas “Les hemos hecho llegar la información sobre las subvenciones para la concesión directa de ayudas para la adquisición de vehículos de energías alternativas, y para la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en 2017, MOVEA, pero desconocemos si han trabajado en algo al respecto y sería una pena que el municipio se siga quedando atrás en temas tan fundamentales”, finaliza su intervención el portavoz.

En mayo de 2016, el ayuntamiento, por unanimidad, se comprometió a impulsar la agroecología en Valle Gran Rey y adherirse a la Red TERRAE.

Sí se puede critica al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey por no haber participado en las jornadas de agroecología que los pasados 22 y 23 de junio se han celebrado en San Juan de la Rambla (Tenerife). Para Guzmán Correa, portavoz y concejal en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey, “esta es una muestra más de lo incoherente que es el gobierno municipal con las decisiones plenarias y un síntoma de lo poco o nada que el gobierno de CC y ASG apuesta por promover usos sostenibles agrícolas, ganaderos o forestales”

Desde la formación ecosocialista se recuerda que en el pleno del Ayuntamiento del 05 de mayo de 2016, se acordó por unanimidad su moción para el impulso de la agroecología en el municipio y la adhesión de la Corporación a la Asociación Intermunicipal Red Territorios Reserva Agroecológicos, Red TERRAE.

“Resulta curioso que el Cabildo de La Gomera, que aprobó una moción similar con posterioridad (el 01 de julio de 2016), sí haya estado en las jornadas, y el Ayuntamiento de Valle Gran Rey no haya comenzado ni siquiera a preparar los sencillos trámites de adherirse a la Red TERRAE. Tal vez si hubiera sido para una fiesta o para una feria en la que salir en fotografías sí hubiera ido algún miembro del gobierno municipal”, insiste el portavoz.

Para Correa, “con la adopción de los acuerdos de esta moción, el Ayuntamiento se comprometió a impulsar y desarrollar experiencias agroecológicas en el municipio a través de políticas activas, y se obligaba a adherirse a la Red TERRAE. Pero ya sabemos cómo se toma los acuerdos institucionales este gobierno y lo manifiestan cada día”.

Desde la asamblea local de Valle Gran Rey se entiende que en el municipio se debe estimular un giro progresivo en el campo que permita un impulso del sector primario. Este cambio se debe basar en producir alimentos para nuestra población con nuevos métodos, integrados en el medio ambiente y en el territorio, que reactiven la economía local, que generen empleo y mantengan el paisaje.

El portavoz recuerda que “la dinamización agroecológica es una poderosa estrategia de desarrollo local, que ayuda a valorizar los recursos propios de los territorios, minimiza impactos, favorece la adaptación a los nuevos escenarios de cambio climático, y promueve la reutilización de residuos y la recuperación de valores e identidad territorial. Parece que todo eso, al gobierno municipal le interesa poco”.

Sí se puede insiste en que la agricultura y las actividades asociadas son uno de los principales atractivos turísticos que tiene Valle Gran Rey y La Gomera. “Los turistas que se asoman a los miradores quieren apreciar nuestros paisajes, pero quienes habitamos aquí no somos conscientes de ello. Cada vez hay más abandono agrícola y mayor deterioro paisajístico, y la agroecología puede ser una herramienta para combatir esto”.

En ese sentido, desde la formación asamblearia recuerdan el trascendental papel que tienen los terrenos cultivados para la prevención y atenuación de grandes incendios. “Parece mentira que un municipio que sufrió tanto el terrible embate del incendio de 2012 no apueste más decididamente en utilizar cuantas herramientas haya para que esto no vuelva a ocurrir, pero cuando uno analiza el devenir de este gobierno, se da cuenta que su comportamiento es coherente con su incoherencia” finaliza el portavoz.

La moción presentada por Sí se puede, relativa a la recuperación de la especie Arthroides obesus gomerensis, que solo habita en los arenales del Charco del Conde y de la Playa del Inglés, fue aprobada por unanimidad.

En el pasado pleno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey, celebrado el pasado 4 de mayo, fueron aprobados, por unanimidad, los acuerdos que planteaba la moción de Sí se puede, relativa a la recuperación de un escarabajo endémico de los arenales de Charco del Conde y Playa del Inglés, que se encuentra catalogado como “en peligro de extinción” por la Ley 4/2010 del Catálogo Canario de Especies Protegidas.

“Estamos muy satisfechos de que el resto de representantes del pleno hayan entendido la importancia que tiene, para el patrimonio natural de Valle Gran Rey, la pervivencia de esta especie de escarabajo, que solo ha sido encontrado en la costa del municipio, concretamente en el Charco del Conde y en playa del Inglés”, explica Guzmán Correa, portavoz y concejal de la formación ecosocialista en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey.

Para Sí se puede, es muy probable que esta especie sufra un importante declive ya que en las últimas décadas y como consecuencia del desarrollo urbanístico y turístico habido en Valle Gran Rey, los arenales de la plataforma costera del valle han sufrido un importante retroceso.

En tal sentido apuntan que, aunque sus poblaciones se encuentran dentro de espacios de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos como el Parque Rural de Valle Gran Rey, el Sitio de Interés Científico Charco del Cieno y el Sitio de Interés Científico Charco del Conde, la ausencia de gestión en estos espacios provoca que haya problemas graves de conservación en las especies que se pretenden proteger.

Para Correa, “si se tiene en cuenta que estos espacios son muy utilizados por bañistas, y que en ocasiones sufren la presencia de campistas que pernoctan allí durante semanas, lo que sin duda influye en la calidad medioambiental por plagas, pisoteo o alteraciones por del hábitat por residuos, es lógico pensar que la especie se pueda estar siendo muy afectada y corra un considerable y grave riesgo de desaparición”.

“Puede que para buena parte de la población y por tanto de los políticos, la desaparición de una especie de escarabajo importe poco o nada, pero hay que señalar que hoy en día esta especie se encuentra en muchísimo peor estado de conservación que el lagarto gigante”, ahonda el portavoz, “por lo que, a nuestro entender, los municipios deben promover, resolver e impulsar políticas de sostenibilidad y trabajar en la conservación y mejora de la biodiversidad a escala local”.

En tal sentido, con la aprobación de esta moción, el Pleno del Ayuntamiento acordó instar a la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias para la redacción y aprobación de un Plan de Recuperación para la especie Arthrodeis obesus gomerensis, a la mayor brevedad posible, así como a la adopción de las medidas preventivas para la protección de su hábitat hasta su entrada en vigor.

Del mismo modo, la moción reclama del Cabildo Insular de La Gomera a tener en cuenta la presencia de esta especie en los arenales de Playa del Inglés y de Charco del Conde, en toda actuación que vaya a realizarse en tales zonas, toda vez que están incluidas en la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos (Parque Rural de Valle Gran Rey, Sitio de Interés Científico Charco del Cieno y Sitio de Interés Científico Charco del Conde), cuya gestión le corresponde.

“Tenemos la responsabilidad y la oportunidad de demostrar que sabemos proteger nuestro patrimonio natural y a la vez hacer de él una posibilidad de desarrollo en torno al ecoturismo y las actividades económicas respetuosas con el medio ambiente”, finaliza su intervención Correa.

El céntimo verde es una iniciativa propuesta inicialmente por PROFOR Canarias que plantea generar, a través del impuesto de combustibles, un mecanismo fiscal estable y adecuado que financie la política de biodiversidad y bosques del archipiélago con el fin último de preservar y potenciar nuestros montes.

El comité local de Sí se puede ha presentado al pleno de la corporación una moción para que el municipio de Valle Gran Rey muestre su apoyo a la iniciativa de la FECAI, el Gobierno de Canarias y la Asociación de Profesionales Forestales de España (PROFOR), para la implantación del Céntimo Verde en Canarias.

Según Guzmán Correa, portavoz y concejal de la formación asamblearia, “conocíamos esta propuesta desde hace tiempo y pudimos profundizar en ella durante la ‘Jornada sobre Incendios forestales: prevención a través de la agricultura y el pastoreo’, que tuvo lugar en Valle Gran Rey el 11 de noviembre de 2016, y entendimos que es necesario que desde los municipios se apoye la iniciativa para que no se pierda en el limbo de la burocracia”.

La propuesta del Céntimo Verde consiste en derivar un céntimo de euro por litro de combustible de consumo privado, para implementar políticas de compensación de las emisiones de CO2 a la atmósfera.

“El ‘céntimo verde’ es la implantación de un gravamen sobre los combustibles para, en un sentido finalista, financiar políticas relacionadas con la biodiversidad, la recuperación de suelos erosionados o desérticos, tratamientos hidráulicos para la mejora de los hábitats, gestión de los ecosistemas, tratamientos selvícolas y prevención de incendios, entre otros asuntos” expone el portavoz.

Desde la formación ecosocialista se insiste en que su uso debe ser totalmente finalista. “Es importante que esta propuesta mantenga su espíritu y sea una verdadera inversión y no un gasto: el céntimo verde debe destinarse a inversiones directas sobre el territorio y no a incrementar las estructuras de las administraciones públicas, que ya con todas las obras pufas hechas y que se plantean con el FDCAN en La Gomera tenemos de sobra”, dice Correa.

Para Sí se puede, este gravamen “debe fomentar la creación de un sector forestal y ambiental local, innovador y dinámico, superando el modelo de planes públicos de empleo que tanto gustan en esta isla, y apostando por empresas locales que creen empleo verde”.

En cuanto al impacto del céntimo verde sobre el sector de los transportes, la propuesta aboga por seguir un planteamiento similar al actual céntimo de carreteras, que excluye a los consumidores «mayoristas». “Se evita el impacto de la medida sobre la competitividad de los sectores económicos más sensibles y así su aplicación no se traduce en un incremento de la cesta de la compra de productos básicos, que ya bastante sufrimos en La Gomera” declara el portavoz.

Desde Sí se puede en Valle Gran Rey se considera que la implantación del Céntimo Verde puede propiciar la reforestación de las hectáreas forestales que actualmente en el municipio y en toda la isla estén baldías. “En definitiva, si esta propuesta se lleva a término, se podrán tomar medidas de prevención de incendios en los actuales bosques, contribuyendo de forma importante a la recuperación ambiental del municipio y de la isla de La Gomera, y puede influir positivamente en la creación de empleos estables relacionados con la economía verde” finaliza su intervención el concejal ecosocialista.

  • El mercadillo municipal de Valle Gran Rey sufre abandono y deterioro ante el desinterés del grupo de gobierno.
  • La apertura del bar que existe en la instalación aneja se antoja, en opinión de Sí se puede, una prioridad para revitalizar el mercadillo.

El comité local de Sí se puede señala que el deterioro que sufre el Mercadillo Municipal y la inacción que muestra el grupo de gobierno para corregirlo se sufre entre los vendedores titulares de los puestos y también entre los visitantes que se acercan los domingos a la Plaza de Lomo del Riego.

Para Sí se puede, las soluciones a corto plazo son muy sencillas: “arreglar la fijación de los puestos, dotarlos de material adecuado, mejorar la publicidad que se hace por parte del Ayuntamiento y, sobre todo, tratar con respeto a los usuarios”. Otra acción que señalan como urgente es la reapertura de la concesión pública del bar que se encuentra en la plaza.

“Hay varias personas que han contactado con nosotros para conocer el estado de esta concesión que lleva cerrada desde el año 2015 sin que haya visos de que se vaya a abrir a corto plazo. Es una falta de respeto que, habiendo personas interesadas, no se saque con mayor agilidad la concesión para que pueda ser explotada y pueda aportar ingresos al Ayuntamiento, máxime en temporada alta” señala el portavoz del comité local, Guzmán Correa.

El también concejal por la formación ecosocialista declara que “la situación de abandono del mercadillo empieza a ser preocupante y se nota cuando hay puestos que tienen los tubos rotos o sueltos. Esta situación se añade a la escasez de tablas, burras y carpas de puestos que provoca conflictos entre los titulares de los puestos”.

Desde el comité local de la formación ecosocialista se considera igualmente necesario colocar algún tipo de carpa o lona que ofrezca sombra a vendedores y clientes, ya que tras las excesivas podas que sufrieron los árboles de la plaza en octubre de 2015, los vendedores sufren por no tener espacios de sombra mientras trabajan y atienden a las personas que se acercan hasta aquí.

Otra propuesta que se hace desde Sí se puede para mejorar la situación actual del Mercadillo es la realización de una adecuada publicidad del Mercadillo. “Habría que reponer la lona anunciadora que ya se encuentra en mal estado. También entendemos interesante realizar intensas campañas de anuncios en papel para esta promoción, así como en la página web municipal”.

Desde Sí se puede se afirma que el desinterés que muestra el grupo de gobierno llega a que la responsable de la Concejalía de Comercio no visita el mercadillo con la más mínima frecuencia y a que a pesar de que los titulares se han dirigido al Alcalde con propuestas sencillas y asumibles no se les ha hecho el más mínimo caso.

“Los vendedores del Mercadillo pagan un canon por estar aquí, y precisamente por esto se les debe tratar con un mínimo de respeto. Este mercado complementa la economía de las personas que venden aquí, y en muchos casos, es fundamental para sus ingresos” insiste Correa.

Sí se puede en Valle Gran Rey recuerda al grupo de gobierno en el Ayuntamiento que “el Mercadillo municipal ha llegado a constituirse como un atractivo turístico del pueblo, pero la ausencia de gestión pone en riesgo su continuidad.

“Esperamos que en los Presupuestos de 2017 se recojan partidas que ayuden a corregir todas las deficiencias que, por simple dejadez, llevan al mercadillo a la situación de precariedad en la que está ahora mismo, y que a la mayor brevedad posible se saque a licitación la concesión pública del bar” finaliza el portavoz.

Los desprendimientos del pasado 5 de noviembre evidencian la necesidad de tomar medidas informativas y de prevención en la playa de Vueltas y la pista de Argaga, y analizar la estabilidad de los acantilados.

photo_2016-11-10_11-46-40En la comisión informativa del pasado 7 de octubre, el portavoz de Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey, Guzmán Correa, comunicó al grupo de gobierno la necesidad de mejorar las medidas de prevención y seguridad en la playa de Vueltas y la pista de acceso de Argaga. (más…)