La formación ecosocialista apuesta porque este hotel se convierta en un espacio de servicio a la comunidad y adquiriera el carácter de espacio público que le corresponde.

La asamblea local de Sí se puede en Vallehermoso considera que el establecimiento del hotel debe convertirse en un espacio de servicio a la comunidad y adquirir el carácter de espacio público que le corresponde, por lo que exhorta al grupo de gobierno en el ayuntamiento a que gestione este espacio desde lo público.

En agosto del año pasado el gobierno municipal puso en venta el bien inmueble por un valor de 423.172,12€ después de haberse producido su enajenación, y ya entonces la formación asamblearia criticó la venta del mismo por considerar que era una pérdida del patrimonio municipal. Para el portavoz Alejandro García Vera “la venta del Hotel se ha demostrado que es un callejón sin salida. Seguimos sin comprender cómo el equipo de gobierno no ve que la situación de Vallehermoso no es tan favorable económicamente para una inversión de tal magnitud”.

Cabe señalar que esta semana se ha producido el anuncio para el arrendamiento y la explotación del inmueble, siendo la misma por cinco años y con un precio de 2.115 euros mensuales por el mismo. “Esto lo convierte en un cómputo de 5 años en algo más de 125 mil euros, una cifra que, por desgracia, no se ajusta a la realidad económica del municipio puesto que será difícil que esto sea un negocio rentable. No queremos que nos tachen de pesimistas, pero de continuar tales condiciones dudamos de que pueda funcionar en pleno rendimiento” afirma el portavoz.

Desde Sí se puede se invitar a reconsiderar la viabilidad del mismo y a estudiar su transformación en un espacio de utilidad pública para que pueda funcionar como se merece. García Vera continúa “propuestas puede haber muchas, como que este hotel se convierta en un espacio de formación en Hostelería a través de convenios con Hoteles Escuela de Canarias o que sea un centro de profesionalización laboral de las personas con diversidad funcional que se encuentran en el Centro Ocupacional. Los problemas formativos y laborales de Vallehermoso son muchos como para no intentar paliar esta situación”.

“Además –prosigue el portavoz-, no favorece mucho al endeble tejido empresarial hostelero del Casco que se arriende el Hotel en unas condiciones más favorables que las que han tenido que afrontar aquellas personas que han realizado inversiones privadas. No es justo ni lógico competir con la oferta hotelera de Vallehermoso o con las casas de turismo rural; si este servicio ya existe en el municipio habrá que pensar en otras posibilidades y apostar más por la diversificación económica”.

Con estas propuestas, la formación asamblearia quiere dejar claro que los beneficios que reportaría a las arcas municipales no son cuantiosos. “Sabemos que con los beneficios obtenidos se podría garantizar como mucho el mantenimiento del establecimiento, pero creemos que un equipamiento público no debe atender solo a generar un beneficio económico (que con la propuesta de arrendamiento tampoco es que sea mucho), sino se debe tratar de conseguir que haya una dinamización laboral y pública de la que el pueblo carece”.

Para la formación política de izquierdas “no es de recibo hacer una gestión que se limite a parchear. Se necesita un plan de choque que reactive la economía, un conjunto de acciones coherentes y conectadas. Si ya se hubiera actuado sobre el casco histórico, el jardín botánico y el parque marítimo, si se hubiesen seleccionado y potenciado varios recursos locales adicionales, es probable que un turismo de calidad tuviera muchas razones para alojarse, visitar el casco, comprar…, dando una oportunidad a pequeños negocios, entre los cuales esta instalación podría convertirse en un centro de cualificación e inserción profesional en distintos ámbitos laborales”.

Desde la formación asamblearia se apuesta por un servicio público que genere un beneficio real en la economía municipal y por eso esperan que el gobierno reconsidere la situación del Hotel Triana. “Los estudios confirmaron que no es viable, pero la solución no pasa por la venta del mismo, sino por su reconversión y por una revalorización de las infraestructuras públicas. Son propuestas para mejorar, para poder buscar una salida a la situación de depresión económica que tiene el municipio, uniendo dos ejes fundamentales: revalorizar lo público e impulsar la formación y cualificación profesional de la población” concluye García Vera.

  • La Gomera ha sido la isla con los mayores precios en gasolina de 95 octanos y en gasóleo de automoción en 2017.
  • Solo en gasolina de 98 octanos el precio en El Hierro ha sido superior, pero solo en 0,379 euros respecto al precio de ese combustible en La Gomera.

Sí se puede ha presentado moción en el Cabildo Insular en la que se promueve la convocatoria y realización entre representantes de la Corporación Insular y del Gobierno de Canarias con el fin de tratar la problemática del sobreprecio de los hidrocarburos en La Gomera, dando traslado a las partes interesadas, como pueden ser las asociaciones de consumidores y los representantes del sector. También se insta a la Consejería de Economía, Industria, Comercio del Gobierno de Canarias a que realice labores continuadas de vigilancia sobre el cumplimiento de las reglas de la competencia en el sector de las gasolineras y estaciones de servicio de La Gomera.

“El motivo de esta moción es la preocupación que nos trasladan conductores y que todas las personas que utilizamos vehículos en La Gomera sufrimos: el precio de los combustibles está altísimo y con evidentes diferencias con otras islas” explica Rubén Martínez Carmona, consejero de la formación ecosocialista en el cabildo gomero.

“En La Gomera el precio medio de los combustibles es el más alto de todas Canarias, con sobrecostes cercanos a los 20 céntimos de euro por litro. Esta diferencia aumenta de manera significativa si utilizamos como baremos comparativos las gasolineras computadas individualmente, las cifras nos muestran una mayor diferencia entre las más baratas de una isla como Tenerife o Gran Canaria con cualquiera de las estaciones de servicio de nuestra isla” argumenta el portavoz.

Para Sí se puede, la justificación de la llamada “doble insularidad” para explicar estas diferencias no se sostiene. “Utilizando ese razonamiento, se interpreta que los gastos serían mucho mayores en caso de islas más lejanas como Fuerteventura, Lanzarote o La Palma, y eso no es así. Pero el caso herreño es aún más significativo: con apenas 10 mil habitantes y sin la incidencia tan masiva de visitantes que utilizan vehículos que sufre La Gomera, presenta un mercado de consumo mucho menor y está más lejos, lo que debería traducirse con mayores precios, pero los precios son más bajos que aquí” razona Martínez.

Desde la formación de izquierdas se pretende, más allá de encontrar una causa para este hecho, que desde el Gobierno de Canarias se trabaje con más continuidad y rigor en el cumplimiento de las reglas de la competencia en el sector de las gasolineras y estaciones de servicio de La Gomera.

“Estamos hablando de unas diferencias que inciden en el resto de precios de los productos: una buena parte de responsabilidad en que tengamos la cesta más cara del archipiélago la tiene este hecho ya que los distribuidores y comercializadores sufren estos precios. También lo sufren los taxistas y otros profesionales del sector transporte” abunda el portavoz.

Sin embargo, para Sí se puede, quienes más lo están sufriendo son las personas trabajadoras. “Muchas personas se trasladan diariamente entre los pueblos de la Isla para trabajar y a la precariedad de los salarios se ha de sumar un sobrecoste insolente debido a los combustibles” añade Martínez, quien para finalizar expone: “nos sorprende que nunca se haya trabajado una moción similar porque estos precios llevan sufriéndose muchos años y esta situación ha castigado fuertemente la economía de las familias gomeras durante mucho tiempo”.

La formación ecosocialista desea que la preocupación que muestra por el sector primario en Canarias, se transforme en políticas activas en defensa de la agricultura, ganadería y pesca en La Gomera.

Ante las recientes declaraciones de presidente del Cabildo gomero y portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento regional acerca de su apuesta por diversificar la economía canaria y avanzar hacia un nuevo modelo productivo, Sí se puede La Gomera espera que Curbelo, al menos, sea coherente y comience a aplicar esas medidas en La Gomera.

La formación ecosocialista se hace eco del reciente discurso de Curbelo donde instaba a recuperar el medio rural y apostar por la agricultura, la ganadería y la pesca y no depender únicamente del sector turístico.

Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el cabildo gomero, comenta al respecto “Más que solicitar que otros hagan en otros lugares, debería el señor Curbelo ser menos demagógico y comenzar a aplicar medidas concretas para favorecer el desarrollo del sector primario en La Gomera”.

La formación recuerda a Curbelo que el presupuesto del Cabildo gomero del 2018 solo le dedica el 3,74% a la agricultura, ganadería y pesca. Desde Sí se puede se entiende que el apoyo a un sector tan maltrecho y en un proceso importante de decadencia en los últimos años, exige tener un adecuado peso y tratamiento en las políticas desarrolladas por el Cabildo Insular, cuestión que no se refleja en los próximos presupuestos.

Asimismo, señalan que en el total de los 262 millones presentados en el Programa Desarrollo de La Gomera 2016-2025 con el objetivo de ser financiados con los 90 millones del FDCAN, solo se programan 6 millones de euros al sector primario, es decir apenas el 2,3% del total.

Advierten que incluso la mayor parte de ese dinero programado para la creación, mejora y/o modernización de infraestructuras y equipamientos en el sector primario se dedica al acondicionamiento de pistas, incluso en lugares donde no hay población residente. Por el contrario, las inversiones en actividades productivas son prácticamente inexistentes salvo la reconstrucción del invernadero de la finca experimental insular de la Cruz Chiquita, el acondicionamiento eléctrico de una (sic) finca ganadera y la limpieza y reposición de muros en fincas de medianía.

Sí se puede ha presentado a lo largo de la legislatura dos mociones en el pleno del Cabildo gomero en defensa del sector primario que han sido aprobadas por unanimidad. En el año 2015, una relativa a la defensa de los recursos pesqueros en la Isla instando a la toma de medidas concretas. La otra durante el pasado año respecto al impulso de la agroecología en La Gomera, en la que se insistía en la necesidad de articular propuestas para la revitalización de la agricultura insular mediante políticas activas.

Rubén Martínez concluye: “Algunos, los que ahora quieren convertirse en defensores del sector primario, han despilfarrado y derrochado millones de euros en obras innecesarias como la quesería de Alajeró, la casa de la miel de abeja de Agulo o la cochinera de Arure mientras nuestro sector primario agonizaba por falta de políticas eficaces. Nunca fue un problema de recursos económicos lo fue siempre de intereses mezquinos y de voluntad política”.

Desde la formación de izquierdas se considera que, aunque no vaya a haber seguimiento de la huelga en la isla, las condiciones laborales de las camareras de piso en La Gomera son muy mejorables.

Sí se puede en La Gomera apoya las reivindicaciones de las kellys, que han sido convocadas a una huelga general por parte del sindicato mayoritario en la hostelería en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Sindicalistas de Base para los días 25 de diciembre y el 1 de enero. Del mismo modo, desde la formación de izquierdas se pide que se estudie y se haga pública la situación de estas trabajadoras en la isla.

“Aunque probablemente no vaya a haber seguimiento de esta huelga en La Gomera, las condiciones laborales de las camareras de piso aquí son muy mejorables, sobre todo en carga de trabajo, y entendemos que estas condiciones han de ser expuestas y conocidas por toda la población, con el propósito de que se mejoren”, señala Carlos Pérez Simancas, portavoz de la formación.

La huelga general en el subsector de las camareras de piso en Canarias ha sido convocada en protesta por las duras condiciones de trabajo, la ausencia de seguridad y salud laboral y la baja calidad del empleo. Las conocidas como kellys, que piden que se mejore su situación, son más de 20.000 trabajadoras en esta comunidad y realizan una media superior a las 20 habitaciones diarias.

“La carga de trabajo que sufren estas trabajadoras es brutal y no es tanto un tema de salario, que también, pero consideramos que, en La Gomera, si no se negocia la carga de trabajo, tienes a personas destrozándose físicamente y calladitas porque tienen un contrato temporal. Y ya sabemos que pasar por un comité de empresa o sindicato es casi un sacrilegio y una tacha para futuras renovaciones” insiste el portavoz.

En tal sentido, desde Sí se puede se pide que los sindicatos con presencia en el sector turístico de La Gomera, apoye la defensa de los derechos laborales de estas trabajadoras. “En el siglo XIX el trabajo en las fábricas era demoledor, se luchó sindicalmente y se consiguieron derechos laborales. Sin embargo, estamos en el siglo XXI y parece que no se puede ni secundar una huelga totalmente legitimada”, reclama Pérez Simancas.

“Pedimos que los sindicatos y los partidos de izquierda se impliquen en este tema en la Isla y apoyen a estas trabajadoras: no podemos esperar a que trabajadoras, la mayor parte de las veces, mujeres que desconocen la normativa laboral, se organicen solas. Estas trabajadoras tienen miedo y no tienen el respaldo adecuado de los sindicatos que trabajan en la Isla. Y esto, la defensa de las clases trabajadoras, también es responsabilidad de los partidos de izquierda” considera el portavoz.

Al respecto, desde Sí se puede se reclama que este apoyo a la defensa de las kellys sea real y franco. “Declaraciones y discursos sentidos como los que hemos visto en esta legislatura en el Parlamento de Canarias pueden estar muy bien, pero no aportan soluciones ni respuestas a los problemas más allá de los cortes en televisión. El mismo Parlamento de Canarias, donde se han escuchado palabras bonitas, rechazó en su día la propuesta de reforma de la Ley de Turismo para determinar las plantillas mínimas necesarias en base a la categoría y régimen de clientes y ocupación en los hoteles y apartamentos de Canarias”.

Para finalizar, Pérez Simancas insiste: “Todo el mundo sabe que este trabajo es demoledor para la salud de las trabajadoras, pero nada se hace al respecto de la precarización y el empeoramiento de sus condiciones laborales. Tenemos unas cifras magníficas de llegadas de turistas, pero esto no se traduce en mejoras laborales, sino en lo contrario. En el mejor de los casos, las kellys tienen los mismos sueldos y mucho más trabajo”.

Considera que estos presupuestos no responden a las necesidades reales de la Isla de transformación de su modelo productivo y social.

Para Sí se puede, los presupuestos del Cabildo Insular de La Gomera para el ejercicio 2018 presentados por el equipo de Gobierno y que están en información pública, no apuestan por un cambio en el modelo productivo de la isla. En ese sentido señalan que se trata de unos presupuestos continuistas.

Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo gomero, señala al efecto: “No entendemos cómo el discurso de ASG en el Parlamento Canario consiste en criticar el modelo productivo y en una supuesta apuesta por la transformación, mientras que aquí, donde tienen responsabilidades institucionales y de gestión, optan por el continuismo y dejar todo como está. No parece que sea muy coherente ese doble discurso, a no ser que la situación de La Gomera sea inmejorable y por lo tanto no tengan razón de ser sus continuos lloros en el parlamento.”

Desde Sí se puede se señala que el Cabildo, como máxima institución insular, debería poner las bases para una transformación del modelo económico y social de la isla, apostando por reforzar determinados sectores productivos y por afianzar un modelo social que no se base en la caridad ni en el asistencialismo.

Para Sí se puede, el proyecto de presupuestos para 2018 se trata de un presupuesto que sobredimensiona el gasto político y otros gastos diversos de funcionamiento. En tal sentido señalan que existe una partida de 6.414.939,83€ (14,4% del presupuesto) destinada, entre otras cuestiones, a gastos protocolarios y de publicidad y propaganda, que supone una especie de “fondos reservados”.

La formación ecosocialista denuncia que en el presupuesto solo se dedican 1.667.375,03€ a agricultura, ganadería y pesca, lo que significa solo un 3,74% del total. Señalan que con ello no se apuesta por corregir la situación del sector primario que en la isla está sumido en una profunda crisis y marginalidad.

Advierten sobre el escaso aumento para acción social, solo 10.000 € en prestaciones sociales y 149.890,9€ en servicios sociales y promoción social, cantidades que poco tienen que ver con las necesidades reales de la población insular, con un importante índice de envejecimiento y de precarización social.

Desde la formación de izquierdas se teme que las importantes partidas destinadas a infraestructuras, un 11,08% del presupuesto, sigan con la política tradicional de invertir en grandes y mediáticas obras que no responden a las necesidades reales de la población y que con posterioridad quedan abandonadas.

Destacan la falta de participación pública en el proceso de elaboración. Siendo muy significativo, a su juicio, que no se estableciesen fórmulas para trasladar el borrador presupuestario a otras instituciones insulares, asociaciones, movimientos asociativos y vecinos y vecinas en general. Incluso en ningún momento se contó, en su elaboración, con todas las formaciones presentes en el pleno del cabildo Insular.

Para Sí se puede La Gomera otros de los problemas observados es el relativo a la ejecución presupuestaria. Recuerdan que en la liquidación del presupuesto de 2016 se dejó de ejecutar una parte considerable de las partidas dedicadas a Servicios Sociales y Promoción Social, entre ellas la dedicada a Acción Social Transferencias Corrientes a Familias e Instituciones donde de los 490.000,00€ presupuestado solo se ejecutaron 15.768,74 €.

Rubén Martínez concluye: “Hemos constatado a lo largo de la legislatura y ahora a través de los presupuestos del 2018 que el equipo de gobierno del Cabildo no tiene intención alguna de dotar a la isla de las bases que le permitan apostar por la modernización. Continuamos sumidos en el mismo modelo de hace 25 años”.

El pleno ordinario del Ayuntamiento de Valle Gran Rey, celebrado el pasado 30 de noviembre, aprobó por unanimidad la moción de Sí se puede para la adhesión del ayuntamiento al Pacto Estatal por la Soberanía Alimentaria, la Educación Ambiental y la Sostenibilidad del Territorio.

El Ayuntamiento de Valle Gran Rey, a propuesta de la asamblea local de Sí se puede, se adhiere al pacto por la soberanía alimentaria y la sostenibilidad del territorio. “Estamos muy satisfechos de que, una vez más, todos los concejales votasen a favor de una propuesta como la nuestra que, de llevarse a cabo, puede impulsar la recuperación de los suelos y las actividades agrícolas abandonadas y una defensa activa de la soberanía alimentaria”, explica Guzmán Correa, concejal y portavoz de Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey.

Este pacto, impulsado por la Red Intervegas en noviembre de 2015, se firmó en Granada y nació de la necesidad de proteger, planificar, desarrollar y gestionar los territorios agrarios del Estado. Desde Sí se puede se entiende que, con este acuerdo, el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se compromete a conservar los suelos fértiles y los territorios agrícolas históricos.

“Con este acuerdo unánime, el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se compromete a elaborar y a desarrollar una estrategia para implantar en el municipio una política activa de fomento de la Soberanía Alimentaria, la Educación Ambiental y la Sostenibilidad del Territorio en coherencia con la estrategia 2015-2031 del Pacto Estatal, destinando recursos económicos para ello, por lo que esperamos que en los presupuestos de 2018 haya partidas que lo plasmen”, insiste el portavoz.

Otro de los acuerdos que desde la formación ecosocialista se quiere destacar especialmente es que el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se ha comprometido a contemplar en su planeamiento la determinación de bolsas de suelos representativos que pudieran ser considerados Territorios Agrarios Históricos.

Correa indica “creemos que en el municipio de Valle Gran Rey existen suelos y sistemas agrícolas que son claros ejemplos de Territorios Agrarios Históricos y que los principios de este Pacto se han de desarrollar para conseguir proteger y dinamizar estos espacios y que Valle Gran Rey consiga conservar una de sus señas de identidad: la diversidad paisajística que posee”.

Desde la formación asamblearia se señala que la Vega de Arure, los sistemas de cultivos vinculados a la agricultura de exportación de la zona baja, los andenes de Guadá o Taguluche, con los palmares agrícolas asociados o los paisajes de agricultura de secano de las cercanías de Las Hayas, “son paisajes que nos identifican, que deben reactivarse, que deben ser protegidos y dinamizados antes de que su deterioro, desnaturalización y abandono lo hagan imposible”.

Para Correa, “esta moción es complementaria a los acuerdos aprobados para el impulso de la agroecología en el municipio de Valle Gran Rey y la adhesión del Ayuntamiento a la Asociación Intermunicipal Red Territorios Reserva Agroecológicos, Red TERRAE, que no ha sido trabajada por el gobierno municipal en lo más mínimo, por lo que esperamos que también haya partidas presupuestarias en 2018 que sean coherentes con lo que se acordó desde el año pasado”.

La moción aprobada por el Ayuntamiento de Valle Gran Rey insta al Gobierno de Canarias y al Cabildo Insular de La Gomera a realizar los cambios normativos necesarios para iniciar una clasificación agroambiental de los Territorios Agrarios Históricos y la protección de sus suelos frente a cualquier otro uso no compatible con la actividad agraria, e iniciar los procesos para recuperar los espacios degradados de estos territorios

Finalmente, el concejal de Sí se puede señala que “como administración creemos que es pertinente adherirnos a este tipo de pactos y generar debate y acciones concretas para intentar cambiar los modelos de consumo y producción y lograr un cambio de modelo que sea más beneficioso para todos.”

Para la formación ecosocialista, ninguna de las medidas tomadas por el consistorio favorece la emprendeduría y la autonomía económica de la población respecto a la administración pública.

Sí se puede Vallehermoso hace balance de las últimas declaraciones y acciones realizadas por el ayuntamiento de Vallehermoso en materia de empleo, y manifiesta escepticismo ante la imagen de mejora laboral que se manifiesta desde el consistorio.

Para la portavoz, Guacimara Navarro, “no se puede hablar de mejora laboral cuando el perfil de los puestos de trabajo es el mismo de siempre: temporal, precario y sin posibilidad de ascenso, lo que además provoca que a las personas se les hace auténticos rehenes dependientes de las siglas políticas que gestionan los planes de empleo”.

El pasado lunes el alcalde, Emiliano Coello, declaraba que “Vallehermoso avanza en la creación de empleo” haciendo un uso sesgado de los datos del último informe del OBECAN que reflejan un descenso en la demanda de empleo en el municipio.

“Ese estudio también refleja que la curva de descenso del paro atiende exactamente a las mismas fechas de 2016” explica Navarro, “lo que demuestra que la empleabilidad depende exclusivamente de los planes de empleo sin que se fomente la creación de empresas y el acceso a trabajos profesionales”.

Desde Sí se puede Vallehermoso se critica que el municipio tenga un panorama laboral tan limitado en el que solo se puede aspirar a ser peón durante 6 meses al año.

Además, sigue existiendo otro problema de fondo que no se altera con la creación de los planes de empleo, que es la formación y la cualificación profesional. “Se habla de mejora, pero las acciones formativas en los planes de empleo de ayuntamiento y cabildo, siguen brillando por su ausencia. La mejora técnica y profesional, sigue siendo una asignatura pendiente, que parece no interesarles, para seguir manteniendo la misma estructura de dependencia y precariedad”.

“Había una buena oportunidad de marcar la diferencia en este sentido si se hubiera asignado La Laguna Grande a una empresa local” continúa la portavoz, que añade “no entendemos cómo se habla de cohesión social si las acciones contra el desempleo solo promueven el acceso a trabajo precario y un claro abandono hacia la promoción de las iniciativas empresariales locales”.

Para finalizar Navarro expone “está claro que este es el modelo de municipio que quiere ASG para mantener su posición política a costa de condenar a Vallehermoso y a su gente a depender de estas siglas para poder sobrevivir, sin tener en cuenta que con este tipo de políticas, los pueblos no crecen ni prosperan ni se desarrollan, sino que se les está condenando al abandono y al estancamiento”.

El pasado mes de julio el Ayuntamiento de Vallehermoso sacaba a licitación el restaurante de La Laguna Grande y en estos días se confirmaba lo que parecía un secreto a voces: la concesión a la empresa de Fred Olsen.

Sí se puede en Vallehermoso quiere manifestar una crítica férrea en la gestión que se ha hecho con las dependencias de propiedad municipal que se encuentran en la zona recreativa de La Laguna Grande, ya que cree que desde el consistorio se ha actuado de una manera irresponsable tanto en la forma de desalojar al anterior concesionario como en la de tramitar la actual titularidad.

“Creemos que el modelo turístico de ASG se basa en el dominio del turismo de un día” explica Guacimara Navarro “que es el que practica Fred Olsen, y consideramos que además se están usando las obras de titularidad pública como el Mirador de Abrante y ahora La Laguna Grande, para reforzar ese modelo cuando, a juicio nuestro, estas obras deberían servir para potenciar la economía de la población local”.

La formación ecosocialista echa en falta que desde el Ayuntamiento se haya preparado un pliego de condiciones para que en la contratación primase que fuera una propuesta de carácter local la concesionaria, entre otras cuestiones. En opinión de Sí se puede, se podría haber hecho una propuesta de carácter local, incluyendo también clausulas sociales para promover el empleo entre colectivos desfavorecidos y la igualdad hombre-mujer entre otras.

Para la portavoz Guacimara Navarro García, “en nuestra opinión, el pliego de condiciones favorece que sean grandes empresas como Fred Olsen las que puedan ganar la licitación de un negocio como el restaurante de La Laguna Grande, y ha sido manifiestamente perjudicial para las pequeñas y medianas empresas locales”.

Desde Sí se puede consideran que el canon de 15 mil euros anuales es asequible. Sin embargo, lo que no ven razonable es que el Ayuntamiento no haya acometido ningún tipo de mejoras en la infraestructura obligando así a que sea el empresario adjudicatario quien tenga que realizarlas y, por lo tanto, que sean las grandes empresas quienes pueden presentar mejores ofertas de licitación.

La portavoz matiza “no entendemos tampoco, cómo en un negocio que se encuentra en pleno Parque Nacional, no se haya realizado ningún tipo de adaptación técnica para ir sustituyendo o cubriendo parcialmente el motor de gasoil por otro tipo de energías renovables y respetuosas con el medio ambiente”.

“Este restaurante siempre había sido adjudicado a empresas locales, pero con esta concesión se confirma que el modelo por el que se apuesta desde ASG es por el de beneficiar a las grandes compañías frente a los empresarios locales” comenta la portavoz de la formación.

“Para nosotros la responsabilidad del alcalde de Vallehermoso, Emiliano Coello, en este episodio es doble al ser también consejero del Cabildo gomero” puntualiza Navarro García, que finaliza “está clara la intención de ASG de mantener en Vallehermoso y en toda La Gomera a la ciudadanía sometida a depender de los planes de empleo para sobrevivir, en vez de favorecer el desarrollo de la emprendeduría local”.

La formación ecosocialista se queja de la enorme inversión en infraestructuras sin una planificación económica paralela que garantice la calidad de los servicios para los visitantes.

La asamblea local de Sí se puede Vallehermoso quiere manifestar la enorme preocupación que ha detectado en diversas actuaciones sobre la falta de planificación económica con la que desarrolla su trabajo el actual equipo de gobierno en el municipio.

“No entendemos cómo desde el consistorio se hacen publicaciones sobre la cantidad de proyectos de mejora de muchas infraestructuras del municipio, del alumbrado, del mobiliario urbano, etc., y por otro lado no se está haciendo una valoración de la capacidad de respuesta del sector servicios” declara Alejandro García, portavoz de la formación ecosocialista en Vallehermoso.

Miembros de la formación se han entrevistado con representantes del sector empresarial del municipio además de asistir a algunas de las ferias propuestas en Vallehermoso para poder elaborar un mapa de la acción económica que se pudiera estar desarrollando.

“Hemos llegado a la conclusión de que no se está teniendo en cuenta la opinión del sector empresarial” explica García Vera, y añade “observamos que los propietarios de establecimientos se ven en ocasiones perdidos, obligados por las circunstancias a dar un servicio insuficiente además de echar de menos una planificación económica en la que sean partícipes y en la que el ayuntamiento asuma su papel de hilo conductor entre ellos”.

Desde Sí se puede se considera que esta impresión se ve refrendada, desgraciadamente, por los datos difundidos por la Agencia Tributaria a partir del análisis de los ingresos declarados en las declaraciones de IRPF de los habitantes de los municipios, de los que se desprende que Vallehermoso es el municipio más pobre de La Gomera. “Con estos datos, cabe hacerse varias preguntas ¿qué se está haciendo por revertir esta situación? ¿Qué estrategia económica hay a corto, medio y largo plazo? La respuesta que nosotros obtenemos es NADA. Este es un municipio en el que está consolidado el desempleo, el empobrecimiento y el descenso demográfico…”.

Para Sí se puede Vallehermoso no es suficiente practicar la cultura del bloque y el cemento para llamar la atención del turista, sino que esas infraestructuras necesitan de proyectos de dinamización vinculados a otros sectores como el primario para que no vuelvan al abandono y posterior deterioro por la falta de uso.

“Sacar notas de prensa sobre el turismo sostenible o el arreglo del casco histórico no es suficiente. Vallehermoso necesita que sus gestores sean operativos en materia económica para que los habitantes del municipio no dependan tanto de un contrato de seis meses” reclama el portavoz.

“Desde Sí se puede Vallehermoso exigimos más empleo y más calidad en el empleo para quienes viven en nuestro municipio y que el gasto público se haga de manera más eficiente e inteligente con el fin de que la economía del municipio crezca en gasto turístico y local” finaliza García Vera.

Rubén Martínez, consejero del cabildo por la formación, denunció en su intervención las graves afecciones que puede significar la nueva ley para el modelo turístico sostenible y competitivo que ya existe en la Isla.

Sí se puede La Gomera se congratula de la decisión tomada por el comité de peticiones del Parlamento Europeo de continuar y ampliar el procedimiento de denuncia iniciado con respecto a la ley de turismo de las islas verdes, la llamada “ley gris”, y la ley del suelo.

El pasado jueves, en la sesión plenaria del comité, los representantes de la Plataforma Canaria por un Territorio Sostenible, integrada por diversos colectivos, partidos y organizaciones sociales, defendieron el mantenimiento de los procesos de denuncia. Tomaron la palabra Vanesa Catalán por La Palma, Ramón González en representación de El Hierro, Antonio Pérez y Santiago Pérez en relación a Ley del Suelo, y Rubén Martínez por La Gomera. También estuvo presente una representación de alto nivel del Gobierno de Canarias que defendió el cierre de los expedientes.

Tras sus intervenciones, la mayoría de los parlamentarios expresaron sus dudas sobre dichas leyes, y la presidenta dictaminó la continuidad de las denuncias y su remisión a la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo que analizará si se ajustan o no al marco jurídico europeo.

“Nuestras dos visitas a Bruselas, con intensas jornadas de trabajo y reuniones donde explicábamos los peligros que se ciernen sobre nuestra riqueza natural y sobre la legislación europea, han tenido su efecto, y queremos mostrar nuestra enorme satisfacción ante la decisión tomada por los parlamentarios europeos integrantes de la comisión” comenta Rubén Martínez.

Durante su intervención, el consejero de Sí se puede señaló el importante patrimonio natural de La Gomera, para acto seguido advertir sobre los peligros que se ciernen respecto a su conservación tras la aprobación de la nueva Ley del Suelo en septiembre pasado. Asimismo, advirtió que esa nueva normativa va en contra de los objetivos, el marco de acción y los principios desarrollados por la Agenda para un Turismo Europeo Sostenible y Competitivo desarrollados por la Comisión Europea.

Sí se puede recuerda que la nueva legislación que compone la Ley de Islas Verdes y la Ley del Suelo, permite la implantación, prácticamente sin restricciones, de construcciones y urbanizaciones turísticas en suelo rústico, incluyéndose el suelo rústico de protección ambiental, deroga los límites y controles de crecimiento y prioriza los proyectos sobre los proyectos de ordenación.

“Seguiremos apostando por un modelo turístico que defienda nuestras singularidades y valores, que sea competitivo y de calidad. Estamos en contra de trasladar el modelo de turismo de sol y playa al espacio rural, que nuestros paisajes agrícolas se llenen de construcciones sin control y masivas. Parece ser que algunas autoridades insulares siguen priorizando el cemento a nuestra naturaleza, la masa de turistas a la calidad en el turismo”, concluye Rubén Martínez.