La formación ecosocialista presentó una moción en el ayuntamiento junto a un reciente Informe sobre experiencias y resultados de estas instalaciones

Este tipo de instalaciones pueden resolver los graves problemas de aguas residuales que padecen varios barrios del municipio capitalino. 

La Asamblea local de Sí se puede en San Sebastián de La Gomera ha presentado una iniciativa para la implantación, a corto y medio plazo, de Sistemas de Depuración Natural en los barrios de La Laja, Pastrana, El Cabezo, Lo del Gato y Tejiade, o cualquier otro que no disponga de un sistema de tratamiento para las aguas residuales. Incluyen en la moción aquellos que conectados a la red de saneamiento es recomendable la instalación de uno de estos sistemas.

“Con ello pretendemos que se resuelvan los problemas que podrían derivar en una multa millonaria desde Europa por incumplir la Directiva del Agua en materia sanitaria. Cabe recordar que todos estos núcleos de población carecen del tratamiento adecuado de aguas residuales, con lo que contribuyen actualmente a la contaminación de los acuíferos y del medio ambiente” señala Roberto Padrón, concejal de la formación en el ayuntamiento capitalino.

Sí se puede advierte que, según los últimos datos de la Encuesta de Infraestructura y Equipamientos Locales, en el municipio de San Sebastián de La Gomera existe un déficit de saneamiento que afecta a unas 205 viviendas y a una población total de 472 habitantes. Ello lo convierte en el municipio con más población con déficit de saneamiento dentro de la isla de La Gomera.

A la moción presentada para el próximo pleno ordinario del Ayuntamiento se adjunta un reciente Informe sobre experiencias y resultados en la aplicación de Sistemas de Depuración Natural (SDN) de aguas residuales del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) de marzo de 2017.

En el estudio  del ITC se analizan las ventajas de los sistemas de depuración natural, entre las que se encuentran la demostración de que son una alternativa fiable para el tratamiento de aguas residuales a pequeña escala. Se explica, en el citado estudio, que los sistemas de depuración natural son fácilmente integrables en el territorio y la extensión que ocupan se puede ver sobradamente compensada con la ausencia de consumo energético externo. En estas instalaciones no es necesario extraer con frecuencia los lodos; además tienen un mantenimiento sencillo y no demasiado exigente, y no sufren averías.

Roberto Padrón afirma “como se señala en ese informe, son sistemas que se adaptan bien a las fluctuaciones de caudal y carga, como es propio de las áreas rurales, incorporando incluso vertidos no asimilables a urbanos, y además pueden promover la creación de empleo. Por otra parte, las áreas ocupadas por los SDN pueden convertirse en espacios multiusos, donde se pueden combinar la integración paisajística, la potenciación de la biodiversidad, la producción de biomasa vegetal y la producción de agua regenerada para reutilización, por lo menos, en los usos menos exigentes como riego localizado de frutales, restauración ambiental o selvicultura”.

Cabe recordar que hace ya más de una década se proyectó implantar depuradoras naturales en la parte alta del barranco de San Sebastián, y que incluso se obtuvo financiación exterior para su construcción, pero finalmente no se llegaron a realizar, a pesar de contar con el respaldo vecinal.

“Entendemos que este puede ser un buen momento para la implantación de estas plantas, dado que son proyectos que encajan dentro de los que se puede financiar con el FDCAN, o bien con la aportación de otras administraciones, y resolver por fin un problema que se ha enquistado en el tiempo en nuestro municipio y en nuestra isla”, finaliza Padrón.