La valoración que tiene la máxima institución insular, según el informe de 2016 del Comisionado de la Transparencia de Canarias, es un 2,59.

La semana pasada fue presentado en el Parlamento de Canarias el “Informe anual sobre la transparencia del 2016” emitido por Daniel Cerdá, Comisionado de la Transparencia de Canarias. Este informe evalúa el Cumplimiento de la Ley de Transparencia de las distintas instituciones públicas Canarias. En dicha memoria el Cabildo Insular de La Gomera sale muy mal parado con una valoración total de 2,59.

A juicio de Sí se puede La Gomera dicha valoración muestra el nulo interés de la institución insular por convertirse en una administración moderna y al servicio de los ciudadanos. La formación ecosocialista indica que ello es un síntoma claro de opacidad y la constatación de la manera de gestionar lo público por parte de Curbelo y su partido.

Rubén Martínez, consejero del Cabildo Insular de La Gomera, señala al respecto “por mucho que se amparen en la carencia de medios del cabildo, se trata de la voluntad política de hacer una administración diáfana y de entender sus maneras de gobernar. Parece no interesar que se conozcan determinados expedientes.”

El denominado Índice de Transparencia de Canarias es una herramienta que permite conocer que instituciones cumplimentan sus obligaciones de publicidad activa en base a la Ley 12/2014 de transparencia y, en el caso de los cabildos canarios, a la Ley 8/2015 de cabildos.

En cuanto a las solicitudes de información pública realizadas a las instituciones, en el informe se numera que el Cabildo de La Gomera remitió un escrito en el cual se indicaba que en dicha institución no se había presentado solicitud alguna, cuando es público y notorio que desde diversas instancias sí se habían realizado.

Ello queda constatado en que el comisionado recibió 16 reclamaciones a lo largo del 2016 por denegación de información previamente solicitada al cabildo de La Gomera.

Por esto desde Sí se puede se insiste en advertir sobre el doble discurso de ASG, cuyos representantes en el Parlamento de Canarias exigen transparencia, mientras que, en el cabildo gomero, donde gobiernan, han mostrado una gran opacidad a la hora de facilitar los expedientes. Ello ha motivado que el consejero de la formación en el cabildo gomero haya tenido que recurrir al Comisionado de Transparencia para poder consultarlos.

La formación asamblearia invita a los habitantes de La Gomera a que en caso de no recibir la información solicitada por las instituciones públicas presenten las correspondientes reclamaciones a través de la página web del Comisionado por la Transparencia del Canarias. “La transparencia es un derecho que tiene la ciudadanía y una obligación que asumen quienes gobiernan”, apunta Martínez.

Por último, desde Sí se puede se recuerda que el Comisionado es un órgano autónomo e independiente cuyo objetivo es “el fomento, análisis, control y protección de la transparencia y del derecho de acceso a la información pública en el ámbito canario”.

Sus requerimientos al Cabildo gomero han facilitado el poder consultar diversos expedientes cuyo acceso era impedido 

Sí se puede La Gomera, a través de su Consejero en el Cabildo de La Gomera Rubén Martínez, felicita la labor realizada por el Comisionado de Transparencia, Daniel Cerdán, y su equipo de trabajo. Manifiestan que frente a la opacidad del Equipo de Gobierno del Cabildo gomero y gracias a los requerimientos realizados desde el Comisionado han podido acceder a la información que les tenían vetada.

Rubén Martínez afirma al respecto: “Llama mucho la atención que hayamos tenido que recurrir al Comisionado para que nos faciliten la información, una muestra evidente de la falta de transparencia y opacidad que viene definiendo la política del actual Equipo de Gobierno de este Cabildo. Sobre todo, cuando en las comisiones y en los plenos del Parlamento exigen e intentan dar lecciones sobre la transparencia”.

A lo largo del año 2016 el Consejero por Si se puede tuvo que recurrir con 11 reclamaciones al Comisionado ante la negación del equipo de Gobierno a facilitar la información requerida. A juicio de Ruben Martínez se trataba de una vulneración flagrante del derecho a participar en los asuntos público y de obstaculización de la labor de oposición.

A las once reclamaciones presentadas por Sí se puede, tres de las cuales fueron desestimadas, hay que sumar las cuatro presentadas conjuntamente con otros miembros del Grupo Mixto del Cabildo Insular de La Gomera.

Las solicitudes de información trataban diversos aspectos referidos a copias de decretos, convenios firmado en cuanto a dependencia, información relativa a la quesería de Alajeró, planes y comisiones de obligado cumplimiento, apañadas de ganado, etc. Las reclamaciones realizadas con otros miembros del Grupo Mixto atañen a los expedientes de la póliza de decesos, al local sito en la Cañada del Herrero nº34, el seguro de los estudiantes, entre otros.

Las resoluciones del Comisionado han permitido poder obtener el acceso y las copias requeridas de esos expedientes, señalan desde Sí se puede. En cuanto a las desestimadas se trata de planes y comisiones de obligado cumplimiento que el Cabildo gomero no ha formalizado, caso de los planes territoriales presentes en el PIOG y de la Comisión de Seguimiento de la llamada Ley de la isla verdes.

Desde Sí se puede se apuesta por mejorar los mecanismos que el Cabildo posee para acceder a la información pública tanto por parte de los cargos electos como de cualquier ciudadano. Agradecen la diligencia y el buen trato recibido por el personal de Secretaria de la Institución, pero entienden que hay que incorporar los medios digitales para facilitar la consulta.

Por último, advierten en relación a la información remitida por el Cabildo al Comisionado para la elaboración del informe anual 2016 (https://www.transparenciacanarias.org/informeanual2016) donde se señalan que no ha habido solicitudes de información pública en la institución, que el Consejero de Sí se puede, Rubén Martínez,  ha tramitado más de una veintena de solicitudes.