Le recuerdan que las mociones presentadas por otros grupos y aprobadas en el Cabildo deben ser tramitadas desde la institución.

Sí se puede denuncia la apropiación y deslealtad que hace el partido de Curbelo al utilizar las mociones elaborado por otras formaciones políticas y aprobadas en los plenos del cabildo gomero, presentándolas como iniciativas propias en el Parlamento de Canarias.

En tal sentido, advierten sobre lo acaecido en el último pleno del Parlamento con el Proyecto no de Ley presentado por ASG sobre la mejora de la lucha contra el cáncer de colon en las islas no capitalinas. Dicha PNL fue registrada el 28 de julio a las 13:27 horas en el Parlamento canario una vez que fue aprobada con anterioridad y por unanimidad una moción similar de Sí se puede en el Cabildo gomero. La propuesta de la formación ecosocialista instaba al Gobierno de Canarias, y en concreto a la Consejería de Sanidad, a que acabase con la inequidad y se realizase el cribado a toda la población de La Gomera, así como en el resto de Canarias.

“Es muy curiosa esa manera de proceder de Curbelo que, en su incapacidad manifiesta de elaborar propuestas para la mejora de la isla, más allá de mendigar, se dedica a plagiar lo realizado por otras formaciones, presentándolas como propias” señala Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo de La Gomera.

Tal modo de operar no es nada nuevo, recuerdan desde la formación, habituados al proceder de ASG con la presentación de iniciativas similares a las aprobadas en el cabildo gomero por otras formaciones o incluso el apropiarse de las enmiendas elaboradas por otros partidos como ocurrió con la Proposición de Ley sobre el Fondo de Solidaridad Interinsular de Canarias presentadas por el partido de Curbelo como una iniciativa propia.

“En cierta manera nos congratulamos, ya que este comportamiento muestra claramente quiénes se preocupan por la Isla y dedican su tiempo e interés a elaborar mociones que están destinadas a mejorar la calidad de vida de los habitantes de La Gomera. Por otra parte, nos preocupa ver cómo hay una formación política como ASG, que es capaz de plagiar sin vergüenza alguna y presentándolo como propio el trabajo realizado por otros” insiste Rubén Martínez.

Desde la formación de izquierdas, esto, además es muestra de la incapacidad que tiene el partido de Curbelo de hacer propuestas que vayan más allá de las ideas simplonas de obras e infraestructuras.

Para finalizar, desde Sí se puede se entiende que, si de verdad interesa que los habitantes de La Gomera tengan acceso a los medios y el equipamiento necesarios para la detección y diagnóstico del cáncer colorrectal, ASG debe ir más allá de una PNL y conseguir acuerdos concretos del Gobierno de Canarias con partidas presupuestarias cerradas. “Un partido que presume de “influir” en un gobierno, debería presumir de algo más que de una Propuesta No de Ley, que, desgraciadamente con el gobierno de Clavijo, suelen valer poco o casi nada”, finaliza su intervención el portavoz.

La formación ecosocialista vuelve a recoger las quejas de las trabajadoras de limpieza en edificios pertenecientes al Cabildo Insular de La Gomera, servicios adjudicados actualmente a la empresa Ralons Servicios, SL, por el retraso en el cobro de las nóminas.

Sí se puede reclama nuevamente una solución definitiva a la situación de las trabajadoras y trabajadores de la empresa Ralons que no han percibido su salario del mes de agosto pese a mediar ya el mes de septiembre. La empresa citada tiene la adjudicación de los servicios de limpieza, en el Edificio Sede, en las Oficinas de Turismo y en los edificios de Patrimonio Histórico y Museos pertenecientes a Cabildo Insular de La Gomera.

Rubén Martínez, consejero por Sí se puede en el cabildo gomero, señala que “si bien es un conflicto que atañe a una empresa privada con sus trabajadores, no podemos olvidar que es un conflicto que está presente en un servicio que ha sido licitado por el Cabildo gomero por casi 150 mil euros. Entendemos que hay que buscar una solución inmediata y que no se continúe precarizando la situación laboral de las personas afectadas”.

Sí se puede recuerda que el mes pasado el colectivo de trabajadores que prestaban dicho servicio recibieron su nómina a mitad de mes y muestran su preocupación ya que parece ser que el atraso a la hora de recibir sus nóminas se ha convertido en lo habitual y no en algo excepcional.

La formación de izquierdas recoge las reivindicaciones de las personas afectadas que han mostrado su malestar ante dicha situación. “Muchas de estas personas no pueden permitirse un retraso a la hora de cobrar sus nóminas. Además, el tratamiento que se les está dando a quienes trabajan en la limpieza de los edificios del Cabildo Insular no es en absoluto el adecuado y debe corregirse de inmediato” señala en tal sentido Martínez.

Desde Sí se puede La Gomera se entiende que esta situación, por reiterada, puede provocar mayores problemas laborales. “Lo normal es que, si llega el día 10 de un mes y no se ha cobrado el mes anterior, se presente denuncia en la Inspección de Trabajo, para que conste oficialmente el retraso en el pago de salarios. Lo triste es que esto pase con dinero público, que nunca debería servir para precarizar a las personas trabajadoras”, insiste el portavoz.

Desde la formación asamblearia se recuerda que el expediente de licitación el servicio de limpieza, llevado a cabo por el Cabildo gomero y publicado el 15 de marzo de 2017, se realizó por el procedimiento abierto y trámite urgente, por el precio 160.796,36 €, sin incluir IGIC, que debería ser soportado por la propia Institución. Una vez valoradas las ofertas presentadas en la mesa de contratación del Cabildo, se procedió a la adjudicación a la empresa Ralons Servicios SL, al presentar una mejor oferta económica, por 150.059,16 € con impuestos incluidos.

“Deseamos que la situación laboral de todos los trabajadoras y trabajadores que tengan relación con el Cabildo, ya sean funcionarios o laborales, o quienes lo hacen a través de contratas con empresas externas, se ajuste a derecho y al respeto de los derechos laborales, y que situaciones como estas no sigan repitiéndose” concluye Rubén Martínez.

El consejero de la formación ecosocialista en el Cabildo Insular, preguntará en el pleno correspondiente al mes de septiembre el dinero empleado y destinado por parte de la institución para las tareas de control de esta planta invasora.

Sí se puede La Gomera muestra su profunda preocupación ante la alarmante expansión que se observa en la Isla del ‘rabo de gato’ (Pennisetum setaceum). Por tal motivo, Rubén Martínez, consejero de la formación en el Cabildo Insular, preguntará sobre las actuaciones efectuadas y los presupuestos destinados para su control por parte de la corporación insular, administración con competencias en la protección del medio ambiente.

“Lo vemos desde Sí se puede y también nos lo dicen personas que conocen el territorio y el comportamiento de esta especie. El ‘rabo de gato’ se está extendiendo por La Gomera a un ritmo mucho mayor que el que se ejecutan actuaciones de control. El municipio de San Sebastián está completamente invadido y lo peor es que la especie prolifera en algunos de los espacios naturales como el Monumento Natural del Barranco del Cabrito o en el Parque Natural de Majona” explica Martínez.

El ‘rabo de gato’ va formando colonias aisladas y desde que esa planta se instala se corre el riesgo de expansión ya que, tras madurar, produce cientos de miles de semillas con lo que logra un radio de acción grande.

“El tema es complicado, y mucho nos tememos que no se está trabajando en la profundidad que requiere. Estamos hablando de una especie que prácticamente estaba erradicada en 2002, en el momento en que el Cabildo asumió las competencias en medio ambiente, pero de unos años hasta ahora, hay lugares completamente invadidos y su expansión, lejos de frenarse, está alcanzando una situación prácticamente irreversible”, afirma.

Para Martínez, “hay que ser conscientes del problema que supone la expansión de especies invasoras como esta. El ‘rabo de gato’ elimina completamente todo, poniendo en riesgo la flora y la fauna asociada a esta flora, si ocupa todo un terreno, puede también eliminar plantas e insectos endémicos ligados a ese tipo de vegetación. Y quien quiera ver sus efectos, que mire lo que está pasando en las poblaciones de balos del sur de la isla”.

Por tal motivo, desde Sí se puede se quiere conocer qué actuaciones y qué presupuestos se han empleado hasta ahora en el control de esta especie por parte del Cabildo Insular. “Vemos en prensa que el Cabildo de La Palma plantea invertir seis millones para erradicar el ‘rabo de gato’ en proyectos asociados al FDCAN y aquí desconocemos cuánto dinero se invierte específicamente en el control de esta especie tan dañina”, abunda el portavoz,

Desde Sí se puede se valora enormemente el trabajo realizado por el Club de Caminantes La Taparucha en tareas de control de rabo de gato. “El voluntariado es una herramienta fundamental para afrontar los problemas ambientales, pero desgraciadamente, al menos en el caso del ‘rabo de gato’, no es suficiente. Este asunto requiere una implicación directa de las Administraciones Públicas con la contratación de cuadrillas específicas y continuas, que apliquen rigurosamente las directrices técnicas para el manejo, control y eliminación del Pennisetum setaceum publicadas en el Boletín Oficial de Canarias en junio de 2014”.

Para Sí se puede, también se hace urgente conocer la localización y extensión aproximada de esta especie en la isla. “Debemos conocer a ciencia cierta dónde está y cuál es su dinámica de expansión en La Gomera para actuar convenientemente, y en esto, el conocimiento de los voluntarios es fundamental. Si no, corremos el riesgo de ver estampas poco ejemplarizantes como las que se ven hoy día: en los jardines de la Estación Depuradora de San Sebastián, junto a la carretera general, puede que estén los individuos más exuberantes de esta especie”, finaliza su intervención Martínez.

La formación ecosocialista se hace eco de las quejas de las trabajadoras de limpieza en edificios pertenecientes al Cabildo Insular de La Gomera, servicios adjudicados actualmente a la empresa Ralons Servicios, SL.

Si se puede pide una rápida solución a la situación de las trabajadoras y trabajadores de la empresa Ralons que no han percibido su salario del mes de julio. La empresa citada tiene la adjudicación de los servicios de limpieza, en el Edificio Sede, en las Oficinas de Turismo y en los edificios de Patrimonio Histórico y Museos pertenecientes a Cabildo Insular de La Gomera.

Rubén Martínez, consejero por Sí se puede en el Cabildo Insular, señala “somos conscientes que es un conflicto que atañe a una empresa privada con sus trabajadores, pero no podemos olvidar que es un conflicto que está presente en un servicio que ha sido licitado por el Cabildo gomero por casi 150 mil euros. Entendemos que hay que buscar una solución inmediata”.

Sí se puede recuerda que el mes pasado el colectivo de trabajadores que prestaban dicho servicio recibieron su nómina a mitad de mes y muestran su preocupación ya que parece ser que el atraso a la hora de recibir sus nóminas se está convirtiendo en lo habitual y no en algo excepcional.

La formación ecosocialista se hace eco de las reivindicaciones de las personas que han mostrado su malestar ante dicha situación. Entienden que, debido a la situación económica y social de muchas personas trabajadoras en la isla, estas no se pueden permitir un retraso a la hora de cobrar sus nóminas.

El expediente de licitación el servicio de limpieza, llevado a cabo por el Cabildo gomero y publicado el 15 de marzo de 2017, se realizó por el procedimiento abierto y trámite urgente, por el precio 160.796,36 €, sin incluir IGIC, que debería ser soportado por la propia Institución.

Una vez valoradas las ofertas presentadas en la mesa de contratación del Cabildo, se procedió a la adjudicación a la empresa Ralons Servicios SL, al presentar una mejor oferta económica, por 150.059,16 € con impuestos incluidos.

“Como miembros de la corporación Insular deseamos que la situación laboral de todos los trabajadoras y trabajadores que tengan relación con el Cabildo, ya sean funcionarios o laborales, pero también quienes lo hacen a través de contratas con empresas externas, se ajuste a derecho y al respeto de los derechos laborales” concluye Rubén Martínez.

Aunque consideran que ha llegado muy tarde y apuestan porque los servicios sean públicos y no se privaticen.

La formación ecosocialista considera como una muy buena noticia que haya avances en la insularización de la recogida selectiva. Entienden que ello implicará que, por fin, La Gomera deje de ser la única isla donde no se lleve a cabo tal servicio. Sin embargo, consideran que la medida ha llegado con 17 años de retraso.

“La Ley 1/1999, de residuos de Canarias, estableció la obligatoriedad de los municipios de establecer sistemas de recogida selectiva. Los municipios con más de 5000 habitantes tendrían que hacerlo con medios propios, mientras que los de población inferior, si no los ponían en marcha, debía hacerlo el Cabildo. Es decir, hemos tardado 17 años en asumir una obligación legal”, indica Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo gomero.

Para Sí se puede esta obligación que ahora se asume, corre el riesgo de hacerse mal, sobre todo si se apuesta por la externalización de los servicios. “De los datos que conocemos al respecto de los dos municipios donde se realiza este servicio en la Isla, esto es, San Sebastián y Valle Gran Rey, queda una cosa clara: atender a los servicios públicos desde las administraciones, cuando hay gestión, son la fórmula más adecuada para prestarlos” insiste el portavoz de la formación de izquierdas.

En tal sentido, señalan que, en San Sebastián, donde los servicios son llevados a cabo por una empresa externa, los datos de recogida son francamente mejorables. Por el contrario, en el caso de Valle Gran Rey, donde los servicios se hacen por personal y medios propios, los resultados son muy positivos, especialmente desde los primeros años la legislatura pasada (2011-2012).

“El Ayuntamiento de Valle Gran Rey, a pesar de contar con medios inadecuados, lleva demostrando desde la legislatura pasada que se puede hacer una gestión eficiente de la recogida selectiva desde lo público” recuerda el Consejero.

Para Sí se puede, estos pasos que se dan ahora, deben ahondar en el compromiso que tiene la isla en su conjunto en armonizar su desarrollo socioeconómico con la salvaguarda de su medio ambiente y su patrimonio cultural.

Así, desde Sí se puede se señala que existen otros residuos que necesitan de planteamientos insulares y, por lo tanto, agilidad y compromiso para resolver su recogida.

“Aceites usados, ropa, amianto, escombros, residuos vegetales…, La Gomera necesita de unos planteamientos claros y concretos para afrontar la recogida selectiva y tratamiento de estos materiales antes de que la Unión Europea nos obligue a través de multas y sanciones. Si somos Reserva de la Biosfera, si aspiramos a implantar sostenibilidad en nuestra isla, el problema de los residuos tenemos que afrontarlo con más decisión y con mayor inteligencia que las que hemos mostrado hasta ahora”, finaliza su intervención el portavoz.

El objetivo de la propuesta es aplicar con inmediatez la medida y con ello aumentar las tasas de supervivencia y la calidad de vida de las personas con posibilidades de padecer esta enfermedad.

Sí se puede La Gomera, a través de su Consejero en el Cabildo Insular Rubén Martínez, defenderá una moción en el próximo pleno para la implantación de las pruebas de detección de los casos de cáncer de colon en la Isla. Se trata del cáncer con mayor incidencia entre la población, siendo la segunda causa de muerte en España.

Desde la formación recuerdan que el cáncer de colon es uno de los pocos tumores que se puede diagnosticar precozmente por medio de una prueba que es muy barata. Señalan que su detección en la fase inicial aumenta de manera considerable las posibilidades de curación, que se establece en torno a un 90 % de los casos.

Rubén Martínez indica al respecto “Tal medida debe ser generalizada para toda la población canaria, ya que es viable y presenta costes asumibles. Son pruebas que nos pueden salvar de muchas muertes y sufrimientos”.

Hasta hace poco, esta medida solo se aplicaba en las áreas de referencia del Hospital Insular, en Gran Canaria, y del Hospital Universitario de Nuestra Señora de la Candelaria en la isla de Tenerife, ampliándose el programa el 1 de junio de 2017 a los municipios de Puerto del Rosario y la Oliva en Fuerteventura. En los próximos meses, según la Consejería de Salud del Gobierno de Canarias, se desarrollará en La Palma y Lanzarote. En la actualidad, en Gran Canaria el programa está establecido prácticamente en toda la Isla.

Para el consejero de Sí se puede en el Cabildo de La Gomera “Resulta llamativo que el principal apoyo de Coalición Canaria en el Gobierno de Canarias, ASG, no logre que se implante esta medida en La Gomera y sí se haga en otras islas. Debe ser que el interés de ASG en la Gomera se centra únicamente en hacer carreteras y obras que probablemente queden abandonadas en un tiempo”.

El cribado se realiza en las personas entre 50 y 69 años, y consiste en una prueba donde se detecta sangre en las heces de los pacientes, para una vez descubierta hacerse las respectivas colonoscopias. Desde Sí se puede recuerdan que la realización del cribado está incluida en la cartera básica de servicios sanitarios del Estado, lo que, en teoría, obliga a las comunidades autónomas a proveer este servicio a toda su población.

La formación ecosocialista señala que, según algunos autores, es mucho más barato asumir mil pruebas de este tipo que el tratamiento médico de una sola persona que padezca una fase tumoral más avanzada, que muchas veces se torna en irreversible.

Rubén Martínez concluye “entendemos que desde todas las instituciones se debe exigir a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias que apliquen con celeridad dichas medidas en todo el territorio canario, sin exclusiones ni dilaciones”.

Sus requerimientos al Cabildo gomero han facilitado el poder consultar diversos expedientes cuyo acceso era impedido 

Sí se puede La Gomera, a través de su Consejero en el Cabildo de La Gomera Rubén Martínez, felicita la labor realizada por el Comisionado de Transparencia, Daniel Cerdán, y su equipo de trabajo. Manifiestan que frente a la opacidad del Equipo de Gobierno del Cabildo gomero y gracias a los requerimientos realizados desde el Comisionado han podido acceder a la información que les tenían vetada.

Rubén Martínez afirma al respecto: “Llama mucho la atención que hayamos tenido que recurrir al Comisionado para que nos faciliten la información, una muestra evidente de la falta de transparencia y opacidad que viene definiendo la política del actual Equipo de Gobierno de este Cabildo. Sobre todo, cuando en las comisiones y en los plenos del Parlamento exigen e intentan dar lecciones sobre la transparencia”.

A lo largo del año 2016 el Consejero por Si se puede tuvo que recurrir con 11 reclamaciones al Comisionado ante la negación del equipo de Gobierno a facilitar la información requerida. A juicio de Ruben Martínez se trataba de una vulneración flagrante del derecho a participar en los asuntos público y de obstaculización de la labor de oposición.

A las once reclamaciones presentadas por Sí se puede, tres de las cuales fueron desestimadas, hay que sumar las cuatro presentadas conjuntamente con otros miembros del Grupo Mixto del Cabildo Insular de La Gomera.

Las solicitudes de información trataban diversos aspectos referidos a copias de decretos, convenios firmado en cuanto a dependencia, información relativa a la quesería de Alajeró, planes y comisiones de obligado cumplimiento, apañadas de ganado, etc. Las reclamaciones realizadas con otros miembros del Grupo Mixto atañen a los expedientes de la póliza de decesos, al local sito en la Cañada del Herrero nº34, el seguro de los estudiantes, entre otros.

Las resoluciones del Comisionado han permitido poder obtener el acceso y las copias requeridas de esos expedientes, señalan desde Sí se puede. En cuanto a las desestimadas se trata de planes y comisiones de obligado cumplimiento que el Cabildo gomero no ha formalizado, caso de los planes territoriales presentes en el PIOG y de la Comisión de Seguimiento de la llamada Ley de la isla verdes.

Desde Sí se puede se apuesta por mejorar los mecanismos que el Cabildo posee para acceder a la información pública tanto por parte de los cargos electos como de cualquier ciudadano. Agradecen la diligencia y el buen trato recibido por el personal de Secretaria de la Institución, pero entienden que hay que incorporar los medios digitales para facilitar la consulta.

Por último, advierten en relación a la información remitida por el Cabildo al Comisionado para la elaboración del informe anual 2016 (https://www.transparenciacanarias.org/informeanual2016) donde se señalan que no ha habido solicitudes de información pública en la institución, que el Consejero de Sí se puede, Rubén Martínez,  ha tramitado más de una veintena de solicitudes.

La organización ecosocialista considera perdidos estos cinco años por la inacción del gobierno de Curbelo en el Cabildo Insular de La Gomera

Sí se puede recuerda que la Unesco considera Reserva de la Biosfera a un territorio en el que se ha de armonizar la conservación de la biodiversidad y el desarrollo económico y social. Son espacios que han de convertirse en lugares de experimentación y estudio del desarrollo sostenible. Fue una iniciativa puesta en marcha y liderada por Aider La Gomera, una asociación cuyo objetivo es el desarrollo rural de la isla. Sin embargo, la formación política de izquierdas considera que han sido cinco años perdidos, protagonizados por la inacción de los actuales responsables del Cabildo Insular.

“El Plan Estratégico inicial de la Reserva fue elaborado a través de un proceso participativo consistente en varias jornadas de trabajo para las que fue convocado personal técnico de distintas administraciones, entidades y organizaciones de la isla, interviniendo hasta 58 personas” continúa el portavoz. “Este plan proponía desarrollar una serie de actividades que no se ejecutaban o lo hacían insuficientemente, y que eran consideradas imprescindibles para desarrollar las funciones de la Reserva. Sin embargo, aún contando con este plan, el Cabildo insular no ha avanzado durante estos cinco años prácticamente en nada. Por lo tanto no se ha tratado de un problema de no saber qué hacer, sino de voluntad política. Ahora se plantean crear un nuevo plan estratégico, pero no se dice nada de lo ejecutado en el anterior, y sobre su indiscutible vigencia”.

El plan inicial se componía de ocho líneas estratégicas, incluyendo acciones encaminadas a disminuir el éxodo rural, a reorientar las estrategias públicas de empleo, a fomentar la emprendeduría y la formación, a la mejora de la calidad ambiental y paisajística, incluyendo la mejora del tratamiento de aguas residuales, la aplicación fórmulas de custodia del territorio, el inicio del compostaje de residuos, el inicio de la gestión activa de los espacios naturales protegidos, la gestión del patrimonio cultural, y el aumento los beneficios del turismo para la población local.

“Sin embargo, solamente se ha trabajado en informar sobre la reserva de la biosfera a la población local, mediante talleres y unidades didácticas destinadas a escolares, y también en alguna acción sobre el control de animales asilvestrados, que han sido claramente insuficientes, y que se ha convertido hoy en uno de los más graves problemas medioambientales y patrimoniales de la isla” continúa el portavoz.

“Basta mirar la página web de la Reserva de la Biosfera de la Palma para tener un claro ejemplo de proyectos reales que se podrían ejecutar en La Gomera si hubiera un mínimo de sensibilidad, voluntad política y capacidad: El “Plan Estratégico de Custodia Integral del Territorio en Reservas de Biosfera”, el proyecto “Patrimonio Inmaterial. Elaboración de Líneas Estratégicas y Proyectos de Desarrollo”, el “Plan Territorial Especial de Ordenación del Paisaje (PTEOP)”, el “proyecto MARCOPALMA con el objetivo de incrementar el estado de conservación que presentan las regiones marinas de La Palma”, por mencionar algunos”, finaliza Rubén Martínez.

La formación entiende que ello promovería el desarrollo económico de la capital gomera y garantizaría la conservación de su casco histórico.

El pasado mes de junio, Sí se puede presentó una moción en el Cabildo para declarar Bien de Interés Cultural al casco histórico de San Sebastián, al entender que el expediente de declaración que se publicó en agosto de 2004 había caducado. Sin embargo, en el informe recibido desde el Cabildo se señala que el expediente sigue en estado de tramitación.

“A lo largo de nada menos que trece años el expediente de declaración de BIC ha estado en fase de incoación, sin concluirse y elevarse al Gobierno de Canarias. Eso significa que, durante ese tiempo y en la actualidad, no pueden otorgarse licencias municipales de obra en la zona que abarca desde la Iglesia de la Asunción hasta el cabildo Viejo y la calle Panamá. Lo que significa indudables perjuicios a los residentes y negocios de la zona” señala Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo de La Gomera.

La formación ecosocialista, ante la incomprensible pasividad y dejadez de los responsables políticos del Cabildo, retoma y amplia en contenidos la propuesta formulada en agosto de 2004.

Desde Sí se puede se entiende que la declaración puede ser fundamental para reactivar la economía y fomentar el casco histórico capitalino, tal y como ha pasado en otras poblaciones de Canarias. En tal sentido, recuerdan que la declaración como Conjunto Histórico de los cascos de Agüimes, Garachico, Betancuria, La Laguna, Teror o La Orotava, entre algunos ejemplos, ha servido de acicate para, no solo restaurarlos, sino para convertirlos en lugares de establecimientos de negocios de diversa índole.

Para Rubén Martínez “la ampliación y reactivación del BIC persigue convertir al casco de San Sebastián en un polo de atracción para los visitantes y para el establecimiento de negocios. No debemos perder la oportunidad que nos brinda el que San Sebastián sea el principal punto de llegada y partida de la mayoría de los visitantes a la Isla. Debemos apostar por valorar e impulsar las dotaciones que hay en el casco y no por desplazar a los visitantes a infraestructuras turísticas fuera de él, como es el caso del mirador del Cristo, que beneficiarán a una concesionaria y no a los muchos negocios que hay en el pueblo.”

Desde Sí se puede se apuesta porque esta medida de protección vaya acompañada de una serie de actuaciones, siguiendo el modelo exitoso llevado a cabo en otros conjuntos de Canarias, consistente en planes de desarrollo, de revitalización, de restauración, etc. Para ello, recuerdan, se disponen de vías de subvenciones, escuelas-talleres, etc. Señalan que los importantes fondos del FDCAN, cuyo destino se están improvisando salvo los consignados a carreteras, podrían servir para realizar dichas actuaciones.

La formación entiende que este tipo de propuesta u otras similares de revitalización de los centros históricos deben ser aplicadas en los cascos históricos más singulares de la Isla. Tales son los casos del centro histórico de Vallehermoso que sufre un importante proceso de deterioro o el de Agulo que requeriría de su dinamización.

Rubén Martínez concluye “La gestión del patrimonio, el reclamo fundamental que permite que nos visiten, es absolutamente deficiente tanto en el ámbito natural como cultural. No hay interés en él. Entendemos que, frente a la actual dejadez, debemos reforzar y fidelizar a los visitantes y salvaguardar para los residentes nuestra propia identidad. Y para ello es imprescindible cuidar y gestionar con seriedad y criterio nuestro patrimonio”.

Desde la Asamblea Local trasladan una pregunta al pleno del Cabildo gomero a través del consejero de su formación.

La Asamblea Local de Sí se puede en Vallehermoso preguntará en el pleno del Cabildo, a través del consejero de la formación Rubén Martínez, sobre las obras que se realizan en el Jardín Botánico de Vallehermoso.

El objetivo es conocer qué tipo de obras se están llevando a cabo. Asimismo, se quiere saber si se están cumpliendo los acuerdos establecidos en la moción presentada por el consejero Manuel Herrera y aprobada por unanimidad en el pleno del Cabildo en junio de 2016. Entre dichos acuerdos estaba el realizar un estudio para elaborar una propuesta de gestión de las instalaciones, concretar convenios con las universidades canarias y desarrollar programas de carácter educativo.

Alejandro García, portavoz de la Asamblea Local de Sí se puede en Vallehermoso, señala al respecto. “Nos cuestionamos si realmente esta obra que se está realizando va acompañada de un estudio sobre cómo hacer viable y rentabilizar dicha infraestructura. Nos tememos que sea lo de siempre, hacer obras para después abandonarlas, siguiendo ese ciclo que ya caracteriza a los gobernantes de esta isla.”

La formación ecosocialista señala que el Jardín Botánico del Descubrimiento se ha convertido en un ejemplo más de cómo se derrocha el dinero público en La Gomera. Construido a finales del siglo pasado con una superficie de más de 16 mil metros cuadrados, nunca permaneció abierto de manera continuada al público.

Recuerdan que en febrero de 2005 salió a información pública el reglamento de la concesión administrativa, en la que se estipulaban las condiciones del contrato, y que en octubre del 2005 fue licitado por un valor de 100 mil € por 20 años.

La Asamblea Local de Sí se puede en el municipio norteño prosigue con sus preocupaciones e inquietudes trasladando preguntas o ruegos a los plenos del Cabildo Insular de La Gomera, como se ha hecho en otras ocasiones al respecto de la situación del Parque Marítimo, la tala de palmeras o la carretera de Tazo.

Desde Sí se puede en Vallehermoso se invita a la vecindad del municipio para que sigan haciéndole llegar sus preguntas. En tal sentido su portavoz, Alejandro García, señala “Las democracias se construyen desde abajo, participando, preguntando sin miedo, con espacios dialogados; ese es el modelo que nosotros defendemos y defenderemos, frente al personalismo dominante e insostenible que impera en la isla.”