Según el Ministerio de Hacienda y Función Pública, el ayuntamiento capitalino tarda un periodo medio de 108 días en pagar a sus proveedores.

La asamblea local de Sí se puede en San Sebastián muestra su preocupación ante el retraso que se está dando en este municipio en el pago a proveedores, que según los últimos datos a los que se ha tenido acceso para su consulta, superan los 108 días para diciembre de 2017.

“Estos datos han ido empeorando durante el pasado año, y están muy alejados de lo que pide la Ley, que es que no se superen los 30 días para realizar estos pagos”, señala Roberto Padrón, portavoz y concejal de la formación en el municipio.

“Esto sitúa actualmente al Ayuntamiento de San Sebastián en los peores puestos entre los municipios de Canarias en cuanto al pago a sus proveedores, con el perjuicio que ello conlleva para las pequeñas empresas y autónomos de nuestro municipio” manifiesta el portavoz de la formación asamblearia.

“Hay que poner soluciones a este grave problema en los próximos meses, porque si no, nos tememos que algunos de ellos podrían llegar a tener serios problemas para mantener su actividad económica” añade Padrón.

Según los datos consultados emitidos por el Ministerio, este es el peor dato de toda la legislatura, lo que se une a las muchas veces que se tienen que realizar reconocimientos extrajudiciales de facturas, que, si bien es verdad que algunas de esas deudas se producen por presentaciones extemporáneas de las facturas, en otras ocasiones no es así.

“Estos aspectos son síntomas de que algo no se está haciendo bien en la gestión económica del Ayuntamiento. Presupuestos aprobados superando ampliamente la fecha de 31 de diciembre, el pago a proveedores, obras que se eternizan…, demasiadas evidencias que apuntan a lo mismo” finaliza su intervención el portavoz.

En 2017, en licencias de construcción solo se cobraron 2.257,34 €, y en concepto de ocupación de terreno de uso público, 7.641,72 €.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey tilda de auténtico despropósito las cifras de recaudación de algunos impuestos y tasas en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey, como son las licencias de construcción, de las que solo se cobraron 2.257,34 €, y los cobros en concepto de ocupación de terreno de uso público que ascendieron a unos 7.641,72 €.

“Entendemos que estas cifras tan pobres son inasumibles y muestran el colapso al que ha llevado el grupo de gobierno al Ayuntamiento de Valle Gran Rey” declara Andrea Witt, portavoz de la formación asamblearia.

Desde Sí se puede se aclara que estas cifras fueron aportadas por el gobierno ante las preguntas dirigidas en pleno por los concejales de la formación. “Aunque estas preguntas fueron hechas en el pleno de febrero, no fueron contestadas hasta el pasado 26 de abril. Pero lo grave no es la tardanza en las respuestas, lo que nos llama poderosamente la atención es que haya cifras tan pobres en dos conceptos que deben ser más importantes en el municipio turístico por excelencia, como decía el eslogan, de La Gomera” considera la portavoz.

Para Witt, “que en uno de los años más prósperos en número de turistas como fue el 2017 solo se obtengan 7.641,72 euros en ocupación de terreno de uso público en mesas y sillas, habiendo como hay una alta densidad de estos elementos en muchos lugares del municipio, es una absoluta falta de respeto a la ciudadanía de Valle Gran Rey, en especial, para los contribuyentes”.

Tampoco mejoran las cifras en licencias de construcción. “La respuesta literal es que por 11 licencias se cobraron en impuestos sobre construcciones y obras: 2.257,34 €, y que queda pendiente de cobro una licencia que asciende a 1.125,14 €. Es decir, en 2017, las licencias de obras -de cobrarse completamente- como máximo van a suponer unos ingresos de 3.382,48 €, en un municipio donde todas las personas podemos ver que hay obras”, abunda la portavoz.

Desde Sí se puede se señala que, si malo es no tener aprobados los presupuestos de 2018 a estas alturas, malo también es mostrar unos índices tan bajos de cobro en impuestos y tasas. “Ahí es donde se demuestra la capacidad de gestión de un gobierno y no solo en el gasto, y el gobierno municipal de Valle Gran Rey en 2017 está demostrando estar en manos de malos gestores” expresa Witt, quien añade, “cuando se saca para fiestas y para subvenciones, pero no se ingresa en conceptos que son indicativos de la buena o mala gestión, tarde o temprano va a haber problemas”.

En este sentido y para finalizar, desde la asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey se señala la deriva de gastos en fiestas del gobierno. “En noviembre de 2017, es decir, sin incluir las fiestas navideñas, llevaban gastados más de cien mil euros. Y solo para las fiestas de Carnavales de este año estimaron gastarse unos 25.000 euros. No parece muy serio que un Ayuntamiento que no llegó a ingresar ni 10.000 euros sumando licencias de construcción y tasas por mesas y sillas, se plantee gastar cantidades tan considerables en festejos”, finaliza su intervención la portavoz.

Advierten que su inexistencia va en menoscabo de un servicio rápido y eficaz, máxime cuando hablamos de una población envejecida.

La asamblea local de Sí se puede en Vallehermoso reclama que se disponga de una base para la ambulancia de soporte vital básico que hace su servicio en el municipio. A juicio de la formación, no se entiende que una prestación que es fundamental para el bienestar de la población no se realice según las garantías mínimas exigidas.

Sí se puede recuerda que Vallehermoso es uno de los tres municipios de Canarias, todos ellos ubicados en La Gomera, que no poseen una base física para este tipo de ambulancias.

Alejandro García Vera, portavoz de la formación, señala al respecto “Se trata de un agravio con respecto a otros lugares: no podemos obviar que Vallehermoso es un municipio disperso geográficamente, donde además hay una población cada vez más envejecida”.

Sí se puede invita al grupo de gobierno del ayuntamiento de Vallehermoso a desarrollar todas las medidas oportunas para disponer de un lugar donde ubicar esa base física. En ese sentido señalan que otro ayuntamiento de la isla, como fue el caso de Alajeró, puso a disposición de dicha prestación un espacio. “Así como se ha puesto una disposición una base para la EIRIF, creemos que esto tiene la misma cabida e importancia” afirma García Vera.

Asimismo, la asamblea local de la formación se suma a las reivindicaciones formuladas por el sindicato Comisiones Obreras para equiparar en derechos a los trabajadores del sector de las ambulancias en La Gomera y de proveer a la población de la isla de servicios dignos en materia de ambulancias.

Para Sí se puede, faltan muchas mejoras sobre los servicios sanitarios en Vallehermoso y sus consultorios. “Es una situación vergonzosa que los Consultorios de La Dama y de Alojera no tengan ni siquiera un ordenador donde poder consultar el historial de los pacientes y emitir recetas electrónicas, que es con lo que opera el Sistema Canario de Salud. Además, en el caso de Alojera, en ocasiones los pacientes no tienen un sitio donde esperar hasta que llegan los profesionales sanitarios de Vallehermoso, teniendo que estar a la intemperie y sin un lugar donde sentarse” señala su portavoz.

Desde la asamblea local se quiere recordar que en diciembre de 2016 presentaron una moción para la presencia de guardias físicas de 24 horas en el Centro de Salud, propuesta que no fue llevada a Pleno municipal y que, sin embargo, sirvió de copia para la moción de ASG sobre la ubicación de una ambulancia medicalizada en Chipude.

“Todas estas apuestas en materia sanitaria son imprescindibles para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía de Vallehermoso, pero sí queremos animar al alcalde que, ya que tanto ha defendido fehacientemente la ambulancia medicalizada en Chipude, que siga haciéndolo, y que ya que su partido tiene tres diputados en el Parlamento de Canarias tan decisivos, que los invite a que hagan algo útil y necesario, que sea más allá de mendigar y sacar notas de prensa” concluye García Vera.

El incremento en la retribución debía haberse aplicado con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2017.

La formación política Sí se puede La Gomera considera una muestra más de la pésima gestión del actual equipo de gobierno del Cabildo el que no se haya incrementado el 1%, tal y como establecieron los presupuestos generales del estado de 2017, en las retribuciones del personal laboral de la institución insular.

Recuerdan que tal compromiso se hizo público en el pleno de la insularidad, celebrado en marzo pasado, al ser presentada una propuesta de resolución por el Grupo Mixto que fue aprobada por unanimidad.

“No cumplen con los compromisos que asumen, ni con los representantes de los trabajadores ni con la cámara de representación de la ciudadanía gomera” señala el consejero de Sí se puede en el Cabildo insular de La Gomera, Rubén Martínez.

La formación ecosocialista señala que tal incremento en las retribuciones, en un 1% como máximo, está recogido para el personal del Sector Público por la Ley 3/2017, de 27 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2017.

Señalan que el Cabildo de La Gomera aplicó tal incremento para el personal funcionario, pero incomprensiblemente no lo ha hecho con el personal laboral dando lugar a un evidente agravio entre los trabajadores de la corporación.

Para Sí se puede es inaceptable que ASG, grupo que integra el grupo de gobierno del Cabildo de La Gomera, exigiese en otras instituciones tal incremento, criticando públicamente el que no se llevase a cabo tal medida, y sin embargo no la aplique en aquellos lugares donde ellos pueden hacerlo.

“Una muestra más del doble discurso y la falta de coherencia de un partido que dice una cosa y hace otra, que defiende en el Parlamento de Canarias lo contrario que hace en La Gomera, o que exigió en el ayuntamiento de Valle Gran Rey que se pagara el 1% al personal laboral en esa institución y mientras se lo niegan para el personal laboral del cabildo” advierte el consejero.

Sí se puede considera que no se puede estar continuamente retrasando las decisiones que afectan a la ciudadanía gomera en aras de criterios electoralistas, como el presidente dejó bien claro en el pleno de la insularidad, o a sus propios trabajadores que ya habían acordado en reuniones la aplicación de ese incremento del 1% a su salario base.

“Nuevamente los tiempos corren de manera distintas para los responsables del cabildo gomero, lo que había que haberse hecho hace casi un año, se sigue retrasando de manera incomprensible”, manifiesta Rubén Martínez.

La formación considera incomprensible la dejadez del gobierno del Cabildo en materia de gestión cinegética.

La formación política Sí se puede requiere al grupo de gobierno del Cabildo de La Gomera que gestione la caza en la isla y reclama que se lleve a pleno la aprobación definitiva del Plan Insular de Caza. En tal sentido, recuerdan al gobierno de ASG que la gestión de la caza no se trata solo de percibir una importante cantidad de dinero en materia de tasas por las tarjetas de caza, sino de aplicar medidas, entre otras acciones, para mejorar una actividad que desarrollan más de 400 cazadores gomeros.

“La caza es una actividad importante en la isla. Llevamos dos décadas sin criterios para su ordenación y esto a pesar de que todo el marco legal obliga. Ya es hora de hacer las cosas con seriedad y responsabilidad y no seguir posponiéndolas” manifiesta Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el Cabildo de La Gomera.

Sí se puede señala que el plan Insular de caza es el documento esencial para planificar la actividad cinegética en la isla, entre otros objetivos plantea y determina la ordenación de los recursos existentes y su gestión con criterios científicos. Para esta formación política, en una isla donde se habla de sostenibilidad y que está declarada Reserva de la Biosfera es incomprensible que no se organice con criterios racionales la actividad de la caza. Recuerdan que las competencias en dicha materia están en manos de los cabildos.

En ese sentido, Sí se puede presentó, en mayo de 2016, una moción en el pleno de Cabildo Insular de La Gomera para la elaboración del plan técnico de caza que fue aprobada por unanimidad. Cabe señalar que a lo largo de estos últimos 25 años la única gestión de los recursos cinegéticos que se han realizado en La Gomera han sido las órdenes anuales de Veda. La formación ecosocialista, a este respecto, señala que se han tratado de medidas carentes de planificación y con una visión a corto plazo.

Insisten en que la normativa exige a la institución insular la planificación de la actividad cinegética. Así hay que señalar que, en el Plan de Ordenación de La Gomera, aprobado en el año 2011, estaba como norma de obligado cumplimiento la puesta en marcha del Plan insular de caza.

Para Sí se puede, los retrasos y la desidia vuelven a constatarse si se tiene en cuenta que fue en sesión plenaria del 7 de junio de 2017 cuando se aprobó el avance y borrador inicial de dicho plan y que casi un año después y con el documento ya elaborado y terminado, sigue sin llevarse a pleno para su aprobación definitiva.

“Una vez más volvemos a confirmar la dejadez y la falta de iniciativas del actual grupo de gobierno del Cabildo que retrasa las decisiones y las medidas a tomar de manera incomprensible, y esto a pesar de afectar a un número importante de personas que se dedican a la actividad cinegética en la Isla” concluye Rubén Martínez.

Para la formación ecosocialista no hay motivos para que no se haya atendido a una demanda de la ciudadanía y turistas de Valle Gran Rey.

Sí se puede en Valle Gran Rey consiguió en el pleno municipal del pasado jueves 26 de abril, el acuerdo unánime para que el Cabildo instale o construya marquesinas de guaguas en la zona baja del municipio, principal núcleo turístico y uno de los polos económicos de La Gomera.

“No entendemos cómo hasta el momento no se haya atendido a una demanda de la ciudadanía y turistas de Valle Gran Rey. En junio de este año se van a cumplir 8 años desde que el Cabildo asumió la gestión de la empresa insular de transportes por carretera GuaguaGomera SAU, y se presume mucho de cómo aumentan las cifras de pasajeros, pero en la zona baja del pueblo los usuarios que van a tomar una guagua de línea no pueden refugiarse bajo una marquesina en caso de lluvia o en caso de fuerte sol” explica Sandra Ramos, portavoz de la formación asamblearia.

Desde la asamblea local de Sí se puede se entiende que buena parte de los buenos datos que los gestores de GuaguaGomera sacan en notas de prensa, dependen de los pasajeros que utilizan la Línea 1 entre Valle Gran Rey y San Sebastián, concretamente de los pasajeros que, desde la zona baja del municipio de Valle Gran Rey, donde se encuentra buena parte de la oferta alojativa de La Gomera, se dirigen de excursión al resto de la Isla, o hacia el puerto de San Sebastián en su viaje de retorno hacia los lugares de residencia. Tampoco es desdeñable el número de habitantes locales que hace uso de la guagua de línea desde la zona baja de Valle Gran Rey, cuyos núcleos conforman en conjunto, el segundo núcleo en número de habitantes de La Gomera.

“Siendo esto así, es llamativo que en la zona baja de Valle Gran Rey no exista ninguna marquesina ni dispositivo similar que permita a las personas usuarias resguardarse de la lluvia o del calor durante la espera por la guagua que desean tomar: ni en La Playa, ni en La Puntilla, ni en Vueltas, ni en La Calera ni en el cruce de Las Orijamas. Año tras año se dan y se ven situaciones vergonzosas y no se ve que el Cabildo, propietario de la empresa y con competencias en transporte y carreteras, tome ninguna medida” abunda la portavoz.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey, esta imagen menoscaba la calidad del servicio y la imagen que tienen los usuarios de GuaguaGomera SAU, algo que choca frontalmente con las cifras de turistas que acoge la Isla en los últimos años. “Valle Gran Rey debe mejorar urgentemente las condiciones de los equipamientos que se ofrecen a los turistas y a los usuarios de las guaguas de línea y por eso esta moción” declara Ramos.

“Es frecuente leer en las notas de prensa que emite el Cabildo Insular al respecto del servicio de guaguas de líneas expresiones altisonantes donde se señala que “las marquesinas de guaguas se han convertido en uno de los elementos más característicos de las carreteras de la Isla”: puede ser cierto, pero paradójicamente no en la zona baja de Valle Gran Rey, principal zona emisora de usuarios de las guaguas” finaliza su intervención la portavoz.

El pasado 21 de marzo, se aprobó en el Pleno ordinario una modificación presupuestaria para el presente ejercicio en 2018, cuyo plazo de alegaciones finaliza el lunes 30 de abril. La modificación prevé una reducción de 80 mil euros en alumbrado público y cementerios, para incrementar en estudios y trabajos técnicos y en honorarios de proyectos.

Desde la formación asamblearia se cuestiona esta modificación presupuestaria a tan pocos meses de haber sido aprobados los presupuestos, lo que muestra que para ASG este documento es papel mojado. Para el portavoz de la asamblea local, Alejandro García Vera, “una modificación presupuestaria es un recurso legal para los entes locales, pero lo que resulta políticamente extraño, es que, sin que haya transcurrido cuatro meses después de aprobarse se proceda a una modificación. Esto dice mucho del nivel de previsión política que tienen quienes gobiernan el municipio, que se olvidan de pensar en las necesidades reales de la población del municipio”.

La modificación se hace sobre unos 80 mil euros y cabe reseñar que la modificación de créditos se basa en el aumento de 118 mil euros a Honorarios de proyectos y a 66.804€ a Estudios y trabajos técnicos. “El objetivo es engrosar las partidas presupuestarias dedicadas a inversiones. Entendemos que la modificación responde a pura cuestión electoralista. Parece que el gobierno municipal se mueve por interés electoralista: cuando se acerca el año electoral se aumentan las inversiones y hasta ahora, durante el resto de la legislatura, los proyectos han quedado en el olvido” afirma el portavoz.

Sin embargo, los 80 mil euros están “recortados” de la partida destinada a obras y gastos de uso general y cementerios, que tienen un recorte de 60 mil euros, y también en alumbrado público, que se queda en una inversión de 40 mil euros de los 60 mil euros iniciales.

García Vera considera “que se modifique en 60 mil euros en infraestructuras como los cementerios, demuestra la escasa preocupación que tiene el actual grupo de gobierno con la homologación de los cementerios al Decreto 132/2014 de Sanidad Mortuoria, que exige una serie de requisitos a nuestro juicio disparatados para municipios rurales como Vallehermoso, pero que entra en vigor a partir de septiembre del presente año. Afrontar esta normativa requiere de soluciones políticas, pero está claro que quitar dinero a esta partida demuestra una despreocupación por un problema grave que afectará a la vecindad del municipio”.

Desde Sí se puede se cree que es hora de pensar en problemas reales para solucionar a la ciudadanía, que se alejen de las obras y de las inversiones. “Se ha demostrado a lo largo de varios decenios, que la vida política municipal siempre se inscribe en el mismo ciclo: en año preelectoral, más obras y contrataciones. Si se quiere ser serios y pensar en el municipio y no tanto en el sillón, se deben olvidar estas dinámicas y estas prácticas, que han viciado el sistema político para favorecer políticas clientelares, que, en realidad, lejos de beneficiar a la ciudadanía, siguen beneficiando a los mismos, que son pocos” concluye García Vera.

La formación ecosocialista considera que esta medida afectará a muchos usuarios, en especial los del interior de la isla, y que no atiende a los objetivos para los que fue ampliado el muelle en su momento.

La Coordinadora insular de Sí se puede, a través de su portavoz Ada García, critica que la explanada generada en su momento en el puerto de San Sebastián junto al Roque de la Hila, vaya a convertirse en un parking de gestión privada ya que, no solo va a afectar económicamente a las personas usuarias del puerto, sino que vulnera absolutamente los objetivos para los que se hizo, esto es, “un espacio de almacenaje de contenedores”.

Desde Sí se puede se informa que actualmente está abierto el plazo del concurso para el otorgamiento de una concesión administrativa para la gestión, explotación y servicios complementarios de un aparcamiento para vehículos en el Puerto de San Sebastián, por 10 años. “Es decir que durante los próximos 10 años los ciudadanos de La Gomera deberán pagar por aparcar su coche en el puerto de San Sebastián” manifiesta la portavoz.

Para la formación, esto tendrá, sin lugar a dudas, repercusiones en el tráfico y en los aparcamientos en San Sebastián de La Gomera, y perjudicará especialmente también a quienes desde el interior de la isla se desplacen hacia el puerto en sus vehículos particulares.

“Nos sorprende que el líder de ASG, Casimiro Curbelo, tan dado a dar opiniones sobre cualquier asunto, no haya hablado sobre este en público o se haya manifestado en los medios. Como tiene esa costumbre en otros muchos temas de menor interés para la ciudadanía de la isla, nos gustaría saber cuál es su posicionamiento y el de su partido ante esto”, declara García.

Para Sí se puede, que se tome una decisión de este calado y no se haya dicho nada por parte del presidente del Cabildo, cuando ha llegado a opinar de puertos de otras islas o, incluso, de instalaciones que no existen como el puerto de Fonsalía, en el que tiene un especial interés, resulta paradójico.

“Quizás haya alguna explicación”, explica la portavoz: “Esta decisión fue tomada por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, donde Casimiro Curbelo está presente al ser presidente del Cabildo Insular de La Gomera”.

Desde Sí se puede se recuerda que Casimiro Curbelo anunció reiteradamente durante años que la ampliación de la nueva explanada en el roque de La Hila serviría para aumentar el “espacio para almacenar contenedores y contribuir a una futura reducción de los precios en la isla como consecuencia de la reducción de las veces en que resulta necesario de acudir fuera a adquirir mercancía”. Ya años más tarde, en 2014, señalaba que esta zona se convertiría en “un amplio parking público con capacidad para 170 vehículos”.

“Lo que no dijo nunca es que ese parking público se iba a dar a una concesión privada y que la ciudadanía gomera, a lo caro que resulta la cesta de la compra, tendrá que añadirle el coste de aparcar en el muelle de San Sebastián” finaliza su intervención Ada García.

La moción que presentó la formación ecosocialista en el último pleno fue aprobada en sus términos generales.

La moción presentada por de Sí se puede tenía como objetivo iniciar los pasos necesarios para que el suministro energético para el Cabildo gomero procediese, íntegramente, de fuentes renovables. Lo acordado entre todos los grupos políticos, en la sesión plenaria celebrada el pasado viernes, fue sustituir el término “íntegramente” por “mayoritariamente”.

Desde la formación de izquierdas se muestra su satisfacción al conseguir que todas las fuerzas del pleno se sumen a iniciativas de este calado. Recuerdan que dicha moción se enmarca dentro de otras presentadas a lo largo de la legislatura donde se plantea una apuesta clara y decidida por cambiar el modelo energético insular.

En el pleno, el representante de la formación en el Cabildo gomero, Rubén Martínez, llevó a cabo una intervención explicando la situación de las energías renovables en La Gomera.

Destacó que, más allá de notas de prensa triunfalistas y de promesas sin fin, la realidad actual nos muestra una isla que está en el furgón de cola de Canarias en la implantación de las energías renovables. Tal situación contrasta con las enormes potencialidades que para el desarrollo de esas fuentes posee La Gomera y que han sido desaprovechadas por la dejadez institucional.

Para Sí se puede, el ejemplo más claro de ese desinterés quedó plasmado en los proyectos presentados para el FDCAN. El Fondo de Desarrollo de Canarias tiene previsto un eje destinado a las energías renovables, siendo muy significativo que los proyectos presentados por La Gomera solo representen el 1% del total de los que se llevarán a cabo en Canarias.

“Muchas veces nuestros responsables institucionales acusan a otros de las carencias, pero la realidad es que cuando se les dan oportunidades para desarrollar un modelo más moderno y avanzado de Isla, el desinterés es absoluto. El ejemplo lo tenemos con el FDCAN, nulo interés en las energías renovables y, encima, una tercera parte del total presupuestado está dedicado a los puntos de recarga en Laguna Grande, incluido el cableado de media tensión desde El Cercado hasta ese lugar” señala el consejero.

Esta situación contrasta con el carácter prioritario mostrado por el equipo de gobierno del Cabildo con el cable submarino de 90 millones de euros que conectará Tenerife con La Gomera. A juicio de la formación ecosocialista, tal gasto de dinero sería absolutamente innecesario si se apostase por las energías renovables en la isla, garantizando la soberanía energética y la no dependencia externa.

Recordó que a nivel energía eólica el grado de implantación a lo largo de los últimos años ha sido nulo y solo se ha observado un incremento de la fotovoltaica.

“Esta dependencia casi absoluta de los combustibles fósiles que alimentan la central ubicada en San Sebastián, que dota de energía eléctrica a toda la Islas, contrasta con declaraciones como Reserva de la Biosfera que deben obligarnos a ser más meticulosos en cuanto a nuestra gestión de los recursos y a la hora de garantizar políticas energéticas más acordes y coherentes al contexto de cambio climático en el que nos encontramos” concluye Rubén Martínez.

Preocupa, además de la situación de las personas empleadas y las posibles incidencias de las inspecciones que ha hecho el Gobierno de Canarias en los últimos meses, el hecho de que no se sepa cuándo se abre el plazo de inscripción para el curso que viene.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey, a través de sus concejales, ha presentado preguntas al respecto de la situación de la Escuela Infantil municipal para ser vistas en la próxima sesión de pleno ordinario del Ayuntamiento. La formación ecosocialista recoge la preocupación existente entre muchos vecinos sobre la situación de las personas empleadas y las posibles incidencias de las inspecciones que ha hecho el Gobierno de Canarias en los últimos meses, cuestiones que pueden tener efectos perjudiciales para la viabilidad de este servicio.

“Hemos sabido de que se han hecho, al menos, dos inspecciones por parte de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias y queremos saber, visto que a los concejales de la oposición no se nos comunica nada, si ha habido actas de incidencias de estas inspecciones y si se ha detectado alguna irregularidad o falta, y, por supuesto, si de haberlas se han resuelto” explica el concejal de la formación asamblearia, Carlos Hernández.

A Sí se puede en Valle Gran Rey también le llama la atención el hecho de que no se tenga ninguna noticia al respecto de cuándo se abrirá el plazo de inscripción para el curso que viene, 2018-2019. “Estamos viendo que en Agulo, San Sebastián y Vallehermoso han abierto plazo de inscripción, y aquí en Valle Gran Rey nada se sabe sobre la apertura de ese procedimiento” argumenta el portavoz.

Desde la formación de izquierdas se insiste en que este servicio público es fundamental para la conciliación laboral de muchas unidades familiares del municipio. “Muchas personas de Valle Gran Rey necesitan saber si va a existir este servicio el curso que viene y en qué condiciones. El mismo personal de la escuela debe planificar ya el curso sabiendo aproximadamente cuántas niñas y niños van a ser atendidos y en qué franjas de edad” insiste Hernández.

Sobre la necesidad de llevar a pleno la situación de esta instalación y sus servicios, desde Sí se puede se llama la atención ante las numerosas deficiencias en la gestión y funcionamiento de los servicios públicos municipales, especialmente, en el servicio de la Escuela Infantil, el servicio de acogida temprana y de tarde y el servicio de refuerzo escolar. “Son temas que son trascendentales e indicativos del funcionamiento del Ayuntamiento” expone el portavoz.

Para la asamblea local de Sí se puede, estos y otros asuntos vinculados a la educación y a la enseñanza en el municipio y, por lo tanto, a la Escuela Infantil municipal, tendrían que tratarse con más profundidad en el Consejo Municipal de Educación, órgano que, en noviembre de 2017, se acordó por unanimidad que debe constituirse a la mayor brevedad.

“Entendemos que el Consejo Municipal de Educación permite la participación democrática de los distintos sectores de la comunidad en todos aquellos temas relacionados con el asesoramiento, consulta, gestión, seguimiento y evaluación de la enseñanza y sus niveles de calidad, en el ámbito del municipio de Valle Gran Rey, y que por lo tanto puede ser un instrumento muy válido para la comunicación y la resolución de estos y otros problemas desde la comunidad” explica Hernández, quien para finalizar apunta “en su momento propusimos que a ese Consejo se debía incorporar una representación del personal de la Escuela Infantil y otra de las familias con hijos en ese servicio, y seguimos insistiendo en esa necesidad”.