La Asamblea local opina que después de las innumerables obras de las que ha sido objeto se hace necesaria una implicación formal de todas las personas usuarias potenciales de este espacio emblemático de la isla

El pasado 13 de marzo se emitía una nota de prensa en la que el Ayuntamiento de Vallehermoso, por boca de su alcalde, Emiliano Coello, anunciaba la adjudicación de la redacción del proyecto de reforma y mejora de la Plaza de Chipude. A lo largo de toda la nota se explican las bondades del encargo de remodelación del citado espacio al que cada 3 ó 4 años se le somete a reformas, sin que parezca que se dé con la clave para lograr funcionalidad y estética adecuada al entorno al que pertenece.

Para la asamblea local de Sí se puede en Vallehermoso es necesario que en esta ocasión se tenga en cuenta la opinión de las personas que viven en el pueblo, así como de los comerciantes que desarrollan su actividad en ella y, por qué no, de un grupo considerable de la ciudadanía gomera, ya que la plaza de Chipude es un enclave característico de la zona alta de la isla.

Para el portavoz de la asamblea local, Alejandro García Vera, “es necesario que se acometan mejoras, pero estas no pueden pasar sin tener en cuenta a la opinión de los interesados y usuarios, que son quienes mejor conocen las necesidades y las carencias, de lo contrario se puede derivar en una obra que lejos de mejorar, se deba volver a reformar”.

“Según creemos no se pueden hacer mejoras en espacios públicos cargados de tanto simbolismo sin tener en cuenta a las personas que más lo conocen: la gente de Chipude en este caso” continúa García Vera. “De hecho, creemos también que las administraciones públicas deben hacer un uso constante de herramientas de participación ciudadana y vemos que ni el ayuntamiento de Vallehermoso ni el resto de administraciones gomeras están trabajando en este sentido”.

Las últimas reformas que se acometieron sobre la plaza de Chipude tuvieron lugar en 2014 con fondos derivados de las ayudas tras el incendio de 2012. Asimismo, durante el año 2017 se realizaron mejoras en el parque infantil que se sitúa en la plaza y, cuya ubicación, según la nota de prensa emitida por el Ayuntamiento, puede cambiar. “Si llegara a ocurrir esto, es una demostración palpable de una auténtica ausencia de planificación. Por eso se hace preciso hacer consultas públicas, para que la ciudadanía no llegue a considerar que se le toma el pelo y de que se sienta partícipe de la vida de su barrio más allá de las elecciones” matiza el portavoz.

Sí se puede quiere recordar que el pasado 1 de febrero se proyectó la reforma prevista con la demolición del Parque Infantil de Vallehermoso, de una manera informativa, pero no participativa, mismo proceder con el que se han planteado y desarrollado las distintas reuniones que han mantenido en los barrios.

“Nos parece importante que se hagan reuniones vecinales para informar de proyectos, pero creemos que carecen de un fundamento básico que es la participación. Estar gobernando no significa solo tomar decisiones ejecutivas, también debe informarse a la ciudadanía y, respectivamente, consultarse sobre aspectos de interés general” afirma el portavoz.

Desde Sí se puede se insta al equipo de gobierno municipal a que en la elaboración de los proyectos se contemple la participación ciudadana, citando como precedente el ocurrido en el año 2004 cuando se reformó la Plaza de la Constitución en el casco, donde la ciudadanía valoró y votó por un proyecto. “Entendemos que esto puede retrasar determinadas actuaciones, sin embargo, por un principio democrático y por un principio de responsabilidad gobernativa, se hace preciso que haga partícipe a la ciudadanía, puesto que es a quien va dirigida la mejora, quien la financia con sus impuestos y quién disfrutará o sufrirá de ella” manifiesta García Vera.

Esta presa es fundamental para el mantenimiento de las cosechas de la vega de Arure que siguen sin tener clara su viabilidad a pesar de las lluvias.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey considera que, de haber estado finalizado y operativo el trasvase de agua desde Garanduy, la presa de La Quintana, principal depósito de agua para toda la vega de Arure, tendría mejores niveles que los que muestra actualmente.

“Para como estaba hace un mes, la presa ha mejorado su nivel, pero es obvio que el agua almacenada es insuficiente. Es lamentable que no estuviera finalizado a tiempo el trasvase ya que, con los datos que da el Consejo Insular de Aguas, la aportación media anual en la cuenca de Garanduy es de unos 28.500 metros cúbicos, es decir, el 28,5% de la capacidad de la presa” explica Carlos Hernández, concejal y portavoz de la formación.

“Dudamos que con el agua que tiene el embalse vaya a lograrse ni siquiera una cosecha, y ya van varios años seguidos que la zona agrícola de Arure ha sido castigada por la escasez de lluvia y de agua embalsada para desarrollar una agricultura con mínimas garantías” argumenta el portavoz.

Para Sí se puede, este proyecto, que lleva anunciándose desde enero del año pasado, y cuyo presupuesto asciende a 355.737,87 euros, consistía básicamente en la colocación de una nueva tubería ya que la actual ha sufrido un alto grado de oxidación y tiene numerosas roturas a lo largo de su recorrido. “Podemos entender que los procedimientos administrativos se demoren, pero no parece muy lógico que una obra, en principio sencilla, se retrase más de un año desde su aprobación provisional y que hayan pasado los meses de más lluvia sin ejecutarse” insiste Hernández, añadiendo “parece que últimamente en esta isla las obras en carreteras se licitan y ejecutan con toda celeridad, mientras que las destinadas al fomento de la agricultura sufren retrasos injustificables”.

Desde la asamblea local se explica al respecto del proyecto de “Actuaciones en tubería de trasvase de agua del barranco de Garanduy a la presa de La Quintana” que su aprobación provisional fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia el 27 de enero de 2017, y no fue hasta el 29 de noviembre que se anunció su licitación en el Boletín Oficial de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife Nº 143.

“En el portal del Cabildo aparece que el anuncio para conformar la mesa de contratación de la obra tiene fecha de 22 de diciembre del año pasado, y a partir de ahí nada más se sabe al respecto. Sea como sea, han pasado los meses en los que potencialmente iba a llover más y del agua que ha caído en Garanduy no ha entrado prácticamente nada a la presa de La Quintana” abunda el portavoz.

“Si no llueve más, la agricultura en Arure puede tener serios problemas a medio plazo, y desde nuestro punto de vista tendría que estar trabajándose ya, no solo en el proyecto de trasvase, sino en ver si se pueden realizar otras medidas adicionales que ayuden a mejorar el nivel de la presa de La Quintana” finaliza su intervención Hernández.

El pasado domingo 4 de marzo, miembros de la asamblea local de Sí se puede en Vallehermoso realizaron una visita a los barrios del Cercado y de Los Manantiales, corroborando lo que parece habitual para el gobierno municipal: abandono y despreocupación por los barrios.

La formación asamblearia continúa con sus visitas por el municipio de Vallehermoso y en esta ocasión se hizo en los barrios señalados, constatando graves deficiencias, entre otras el acceso de la pista de Los Manantiales. La portavoz de la asamblea local Guacimara Navarro García señala “nos sorprende que el ayuntamiento anunciara en los medios que se procedería al asfaltado de la carretera de Los Manantiales y que en una de las partes más deterioradas de la misma no se haya hecho ninguna mejora. Esta es una de las grandes incongruencias del famoso Plan de Barrios de esta legislatura, que ha apostado solo por asfaltar, y encima, o lo hacen mal o lo dejan a medias”.

“En realidad –continúa Navarro García– esto viene a demostrar que el Plan de Barrios carece de una visión estructural poco más allá de asfaltar, que no decimos que no sea necesario, pero no hay una dinamización económica eficaz, las basuras y los enseres se ven por doquier y una estrategia de prevención ante incendios es inexistente”.

Además, desde Sí se puede se quiere remarcar la absoluta despreocupación por el arreglo de la depuradora de El Cercado, que la misma formación ha denunciado en varias ocasiones desde hace más de dos años, y que, desde abril del año pasado fecha en la que fue aprobada en el Pleno del Cabildo su mejora, no se haya ejecutado. “Realmente nos sorprende que en el programa PICOS se destinara una partida presupuestaria en abril del año pasado y todavía no se haya ejecutado. Podrán contar que las ejecuciones administrativas son lentas o que han buscado convenios de colaboración con el Gobierno de Canarias, pero la realidad es que hay una absoluta desidia ante este problema y en ello son responsables tanto el ayuntamiento, por ser su competencia, como el Cabildo que se comprometió a rehabilitarlo. Sin embargo, presumen de estrecha colaboración” afirma la portavoz.

La formación asamblearia destaca que un pueblo joven como El Cercado merece una planificación económica y estructural de mejor calidad.

Sí se puede quiere recordar que tanto El Cercado como Los Manantiales son núcleos con cierta actividad turística y agraria, aunque esta última en franco retroceso. “Creemos que estos núcleos, como todos, merecen un mejor tratamiento por parte de las administraciones y que esto se podría solucionar mostrando una mayor preocupación y apego hacia el territorio, en definitiva, por la recuperación del mundo rural, por hacer su trabajo debidamente y no solo aparecer en los barrios para procesiones o funerales” argumenta la portavoz.

Para finalizar, Navarro anima a la ciudadanía de todo Vallehermoso a que le traslade sus inquietudes. “Animamos a cualquier vecino o vecina a que si nos encuentra en una de nuestras visitas y quiere manifestar una inquietud lo haga con total naturalidad ya que nuestro objetivo principal es aprender cómo funciona el municipio y cuáles son sus principales carencias y las prioridades para sus vecinos”.

  • Este barrio de la capital gomera sufre un importante olvido.
  • Tras una reciente visita realizada por los cargos públicos de Sí se puede en La Gomera, Roberto Padrón, concejal en el ayuntamiento de San Sebastián, y Rubén Martínez, consejero del Cabildo, se constató las graves deficiencias que en dotaciones públicas sufre el barrio.

Los miembros de la formación recuerdan que se trata de un barrio donde aún no ha llegado la luz eléctrica y esto a pesar de más de treinta años de reivindicaciones por parte de los vecinos y de muchas promesas incumplidas por parte de las administraciones responsables.

Los miembros de Sí se puede pudieron observar cómo ante esa carencia, muchos de los vecinos están instalando placas solares para abastecer sus casas. La formación de izquierda entiende que existe un agravio con respecto a esos vecinos y que las administraciones deben disponer de los medios para facilitar que puedan vivir como cualquier otro conciudadano.

“Desde Sí se puede vamos a proponer que el Cabildo Insular abra una línea de ayudas para contribuir desde la administración insular con los gastos que han realizado estos vecinos a los que durante años no se les ha dado un servicio que es imprescindible” señala Rubén Martínez, consejero en el Cabildo Insular.

“Asimismo propondremos en el Ayuntamiento de San Sebastián una bonificación en el IBI para las viviendas que ya estén usando placas solares para su suministro eléctrico” señala el concejal de Sí se puede en el ayuntamiento capitalino.

Otra de las mejoras que se proponen desde la formación eco-socialista, en voz de su consejero en el Cabildo, Rubén Martínez, sería “que al menos un día a la semana alguna de las guaguas que cubren el recorrido San Sebastián a Playa de Santiago entren en el barrio para facilitar el servicio a las personas que tienen dificultades de movilidad”

Asimismo, se pudo observar que el servicio de recogida de enseres y basuras no se realiza con la frecuencia requerida. En tal sentido indica Roberto Padrón, concejal en el ayuntamiento capitalino “instamos al equipo de gobierno del ayuntamiento capitalino a equipar del servicio de recogidas de basura al barrio de Tejiade con la periodicidad suficiente. No es de recibo que los contenedores de residuos sólidos urbanos estén llenos durante una semana”.

Ambos representantes de la formación coinciden señalando “que Tejiade, como la práctica totalidad de barrios del municipio, siguen siendo muy olvidados tanto por el Cabildo Insular, como por el Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera” y concluyen “no vale con promesas, se deben llevar a cabo acciones concretas para facilitar la vida de los vecinos de esos barrios. Es incomprensible que a día de hoy Tejiade siga sin tener luz”.

El pasado domingo 4 de febrero, la asamblea local de Sí se puede en Vallehermoso realizó, en lo que viene siendo una de sus acciones más habituales, una visita a los pequeños núcleos de Gueleica, Guarchico, Casa Junco y Jagüe, con el fin de conocer el perfil de la vida que se desarrolla en esta zona del municipio.

En la visita realizada a Gerián y caseríos próximos, la formación ecosocialista constató la inexistencia de servicios como el alumbrado público o la recogida de basuras en estas zonas del municipio. “Estas zonas no están tan alejadas de las vías centrales de la isla como parece y gozan de un clima estable que las hace atractivas a turistas que buscan tranquilidad” explica Guacimara Navarro, portavoz de la asamblea local de Sí se puede Vallehermoso.

“La primera carencia la apreciamos es la falta de señalización: no existen carteles que indiquen claramente las vías de acceso a estas zonas, han sido los propios vecinos los que han tenido que colocar improvisados carteles en el cruce de Chipude o en los desvíos de acceso a cada pequeño núcleo de viviendas”.

Estos pequeños núcleos de viviendas están situados al sur del municipio de Vallehermoso, cuentan con escasa población estable, pero son varias las familias que los visitan durante el año y que han rehabilitado sus casas. Sin embargo “no encontramos ni una sola farola pública desde pasado el cementerio de Chipude hasta Gueleica” declara la portavoz, quien continúa “tampoco encontramos contenedores de basura o papeleras por lo que la basura que se genera en estas zonas, al no tener dónde depositarse, debe ser cada vecino o visitante el que la traslade al contenedor más cercano que se encuentra en el cementerio viejo de Chipude. No consideramos que sea tan costosa la implantación de farolas fotovoltaicas o de sistemas de depuración naturales, lo que sucede es que las demandas de los barrios ultraperiféricos han sido y son, desatendidas por completo, puesto que la rentabilidad política es poca”.

Otro de los aspectos de abandono que destaca la formación ecosocialista es la ausencia de vallado de seguridad y mantenimiento en gran parte de la carretera. Según Navarro “los vecinos nos contaron que por la zona transitan un alto número de caminantes durante todo el año, sobre todo aquellos días de mejor climatología, incluso observamos la existencia de una vivienda vacacional que parece estar teniendo buena aceptación, pero desde la administración municipal no parece tenerse en cuenta este hecho”.

Desde la asamblea local quieren manifestar que creen necesario que se visiten también estas zonas, aunque estén menos pobladas, porque a efectos de recaudación municipal el consistorio no se olvida de ellas. “Queremos visitar este tipo de lugares ahora y no solo cuando se acerquen las elecciones” manifiesta Navarro, que añade “además de creer que estos lugares por su climatología y condiciones geográficas serían excelentes para producciones agropecuarias y con un alto atractivo para un turismo de un perfil muy habitual en la isla”.

Para finalizar, Guacimara Navarro anima a los responsables públicos a visitar estas zonas y a figurar menos “ya que pudimos ver a toda la corporación municipal junto a la senadora Yaiza Castilla y a la parlamentaria Melody Mendoza el día 2 de febrero durante la celebración de la eucaristía por el día de La Candelaria en Chipude, sentados en la primera fila de la iglesia, también podrían dedicar algo de tiempo a conocer las necesidades reales de todo Vallehermoso, que no son pocas”.

El pasado miércoles 28 de diciembre, miembros de la asamblea local realizaron una visita al barrio de Alojera con el consejero insular de Sí se puede, Rubén Martínez.

La formación asamblearia continúa con las visitas a los diferentes barrios del municipio con la finalidad de seguir conociendo de cerca las problemáticas municipales. En esta ocasión, la ronda fue para el barrio de Alojera, uno de los barrios más dinámicos económica y poblacionalmente del municipio de Vallehermoso. Para la portavoz de la asamblea local, Guacimara Navarro García “estamos ante una de las paradojas más grandes que presenta el municipio: por un lado, una población activa y con un enorme potencial económico, y, por otro, una dejación institucional y política para con los vecinos en cuestiones básicas y sencillas”.

El barrio de Alojera alberga varias empresas de industria agroalimentaria, entre otras, dedicadas a la elaboración de la miel de palma. La sequía está afectando gravemente a los palmares, donde se detectan muchos ejemplares de palma muriendo. A este respecto, la portavoz afirma, “no queremos ser alarmistas, pero estamos ante un problema ambiental y económico grave. Creemos que deberían estar buscándose acciones que de alguna manera puedan paliar esta situación. El panorama derivado de la sequía es complicado y, a nuestro parecer, la economía de los productores de miel de palma podría estar corriendo riesgos importantes”.

La visita se realizó por la zona del barranco del Mono y aledaños constatando un abandono en estos núcleos, con falta de asfaltado sobre las pistas vecinales o sin el más mínimo mantenimiento de caminos. Navarro García declara que “no consideramos que haya que realizar grandes obras e inversiones inútiles, como la que se ha hecho en la Plaza, sino en facilitar la vida a los vecinos, manteniendo en buenas condiciones firmes de carreteras o arreglando muros y entradas para los caminos que dan acceso a viviendas. Se trata más bien de algo muy sencillo: es que los concejales muestren más compromiso a su trabajo como cargos públicos y que no solo estén para figurar y subirse el sueldo en cuanto puedan”.

Por otro lado, desde la formación política se critica la dejación del ayuntamiento hacia el núcleo durante muchos años, como se demuestra en la parálisis de la estación depuradora, así como también los grandes gastos de dinero en la plaza. A su vez, la asamblea local quiere recordar “nos sorprende que en la actual legislatura en Alojera no se haya hecho poco más que arreglar problemas heredados. Creemos que este núcleo tiene mucho potencial económico que se desaprovecha y que no se incentiva. Basta con ver la cantidad de turistas que hay en estas fechas y que reportan pingües beneficios económicos para la localidad. Sin embargo, desde el equipo de gobierno no se ven acciones que proyecten un impulso económico, así como tampoco promocionar suficientemente el Centro de Interpretación de Miel de Palma, un importante atractivo del turismo cultural” matiza la portavoz.

Desde la formación asamblearia se quiere invitar a que los cargos electos caminen por el territorio y que, al menos, establezcan listas de prioridades para la mejora de los barrios, porque lo que no tiene ningún sentido es que se arreglen caminos o vías con escasa utilidad vecinal y que en otras infraestructuras que sí la tienen, no se ejecute ningún tipo de actuación acciones.

“Esperemos que con estas visitas se sigan visualizando las problemáticas vecinales y que se tomen medidas para mejorar en la calidad de vida de los vecinos de Alojera” concluye Navarro García.

La asamblea local de Playa de Santiago apuesta por buscar mecanismos que faciliten su concesión a empresas locales.

La asamblea local de Sí se puede en Playa de Santiago reclama al Ayuntamiento de Alajeró que el Hotel Rural de Imada empiece a generar riqueza y empleo, y, para ello, entiende que se deben buscar mecanismos que faciliten su concesión a empresas locales.

Desde Sí se puede en Playa de Santiago se recuerda que en el año 2009 salió a licitación las obras de remodelación del Hotel Rural Imada a partir de la renovación del edificio donde se albergaba la antigua escuela unitaria y la casa del maestro. Posteriormente, la obra es adjudicada a la empresa Moncobra S.A por un importe de 259.623 euros en base a fondos del Plan de Infraestructuras y Calidad Turística de Canarias, cofinanciado por los fondos europeos FEDER.

En enero de 2010 comenzaron las obras que tuvieron un plazo de ejecución de 15 meses y consistieron en la rehabilitación de la edificación.

El portavoz de la Asamblea local de Playa de Santiago, Carlos Pérez Simancas, comenta al respecto: “la obra de rehabilitación culminó con una edificación muy bien integrada en el caserío, y permite el desarrollo de un pequeño hotel rural que dispone de una recepción, cafetería, solárium y siete habitaciones dobles dotadas con baño privado y terraza.”

Es en julio de 2016 cuando el ayuntamiento de Alajeró, propietario del edificio, saca a licitación el arrendamiento del Hotel Rural Imada por 25.216 euros con una duración de tres años.

“Por la información que hemos recabado, parece ser que la licitación quedó desierta, estando la edificación a expensas del mantenimiento que realiza el ayuntamiento, pero sin aportar beneficio alguno” afirman desde Sí se puede.

Para la formación asamblearia cabría buscar fórmulas que favoreciesen que jóvenes emprendedores pudiesen asumir dicha licitación. Señalan que hay que procurar que este edificio, que ha supuesto un importante coste de rehabilitación y que se ubica en un caserío emblemático de La Gomera, pueda favorecer la economía local.

“El hotel Rural de Imada debe ser una apuesta por el turismo sostenible que sea capaz de integrar los recursos locales: ecológicos, culturales, paisajísticos, gastronómicos, etc., en un lugar singular que tiene enormes potencialidades y que es un sitio donde ya existe una oferta importante de senderismo. Es por ello que debemos articular las medidas necesarias, y por supuesto legales, que posibiliten que la concesión sea asumida” insiste el portavoz.

Desde Sí se puede señalan que dicha obra va en consonancia con un modelo de desarrollo defendido por la formación, que frente a la apuesta por grandes edificaciones de hasta 200 plazas como las que permite la ley de las islas verdes incluso en Espacio Naturales Protegidos, se presenta como una pequeña actuación, respetuosa con las formas tradicionales.

El concejal de la formación ecosocialista pudo comprobarlo durante la visita nocturna realizada el pasado miércoles.

La asamblea local de Sí se puede en San Sebastián de La Gomera, tras realizar una visita nocturna por el barrio de El Calvario, señala deficiencias en el alumbrado público.

Para la formación, muchas de las calles del barrio de El Calvario, al igual que ocurre en otros barrios capitalinos, presentan carencias en cuanto al alumbrado público, que además de ser mayoritariamente muy antiguo y de baja eficiencia energética, puede carecer del número suficiente de luminarias.

“Entendemos que en los presupuestos del próximo año del Ayuntamiento podría incluirse una partida que de forma plurianual vaya renovando y mejorando este aspecto, con un estudio previo sobre la situación en cada barrio” señala el concejal de Sí se puede Roberto Padrón.

“Buena parte de las calles de El Calvario son escaleras y caminos peatonales en la que, de faltar luz, se dan condiciones que pueden propiciar accidentes por caídas, más propensos en personas de avanzada edad o con problemas de visión” señala el concejal.

Algunas de las zonas afectadas son algunos tramos del Camino de Las Nieves, la Calle Ipalán, la calle de La Concepción, la calle Mulagua, la calle San Pedro, y algunos otros tramos de escaleras que comunican el interior del barrio.

“Además, en la visita pudimos comprobar que al menos dos farolas estaban averiadas o necesitaban el cambio de las lámparas, cosa que hemos comunicado desde la mañana posterior a la visita al grupo de gobierno para que pudiera solventarse” apunta Padrón.

Desde Sí se puede se destaca la necesidad de realizar este tipo de visitas nocturnas a los barrios para comprobar las deficiencias de iluminación y promover mejoras adaptadas a la realidad que se da durante las horas de la noche.

Para finalizar, desde la formación ecosocialista se insiste en la necesidad de ir promoviendo la instalación de luces eficientes que permitan el ahorro energético y la conveniencia de evitar luces que contaminen lumínicamente los cielos de la Isla.

La moción presentada en el último pleno del cabildo fue aprobada por unanimidad.

Sí se puede presentó en el pasado pleno del Cabildo Insular de La Gomera una moción para que se tomen las medidas oportunas para colaborar con los ayuntamientos insulares en la implantación de Sistemas de Depuración Natural en aquellos barrios que carecen de sistemas de tratamiento adecuado para sus aguas residuales, o en aquellos en los que hay conexiones a la red, sea recomendable la instalación de esos métodos.

La moción fue aprobada por unanimidad por todas las formaciones que integran la corporación durante el último pleno celebrado en el cabildo de La Gomera.

A juicio de la formación ecosocialista, todas las aguas de abastecimiento deben recibir un tratamiento adecuado para poder ser reintegradas al ciclo hidrológico sin que las masas de aguas costeras, las subterráneas o las zonas protegidas se vean afectadas por dicha contaminación.

Señalan que, si bien la prestación de estos servicios compete a los respectivos ayuntamientos, otras Administraciones Públicas, como los cabildos, tienen competencias en materia de auxilio técnico y financiero a los municipios.

La normativa europea, a través de sus directivas, señala que las aglomeraciones urbanas de menos de 2000 habitantes deben someter sus aguas residuales a un tratamiento adecuado. El incumplimiento de esta directiva ya ha supuesto al Reino de España varias sanciones. “La última de que tenemos constancia fue de 46,5 Millones de Euros, más una multa si se mantiene el incumplimiento de 171.217 € diarios, a finales de 2016” apuntan desde Sí se puede.

En datos recogidos en el 2º ciclo del Plan Hidrológico de La Gomera (2015-2021) se señala que en La Gomera hay un total de 241 viviendas con déficit de saneamiento. Con 1645 personas, entre población estacional y residencial, sin disponer de un tratamiento adecuado de sus aguas residuales. Ello determina la contaminación de los acuíferos y del medio ambiente, y provoca un riesgo sanitario importante.

Rubén Martínez, consejero del cabildo gomero por Sí se puede, señala: “Hemos propuesto que se lleven a cabo convenios de colaboración con los diversos ayuntamientos que beneficien a todos los barrios de la isla que lo requieran”.

Los Sistema de Depuración Natural han demostrado ser una alternativa fiable para el tratamiento de aguas residuales a pequeña escala. Son fácilmente integrables en el territorio, su mantenimiento es sencillo y el agua regenerada puede ser reutilizada para diferentes usos, destacando, especialmente por no generar malos olores, ni ruidos.

“Esperamos que la implantación de estos sistemas sean una realidad antes de que finalice la legislatura, y que pronto podamos presumir de una isla más sostenible de lo que es ahora” finaliza su intervención Martínez.

El pasado martes, miembros de la asamblea local visitaron, junto al consejero insular por Sí se puede, Rubén Martínez Carmona, el barrio de Igualero.

La formación de izquierdas continúa con el programa de visitas por los barrios del municipio de Vallehermoso, haciéndose eco de los problemas que padecen, siendo Igualero el más reciente en ser visitado. En este caserío del centro de la Isla vuelve a evidenciarse que por parte del Ayuntamiento se carece de planificación desarrollado a partir de un plan de barrios.

“Nos hacemos eco de la situación de Igualero, que pese a ser un lugar céntrico, muy visitado y transitado por visitantes y turistas, sufre graves problemas de gestión como la recogida de basuras y enseres, algo que parece endémico de la gestión actual municipal, así como los problemas con la telefonía y los gravísimos riesgos de incendios” se afirma desde la asamblea local.

Para la organización asamblearia no tiene sentido que se hayan colocado postes en zona del Parque Nacional y que, sin embargo, no se instalen los cables para la incorporación de la fibra óptica para el barrio, tal y como como está sucediendo en otros puntos de La Gomera.

“Bajo nuestro punto de vista, desde el Ayuntamiento se debe trabajar en conjunto con el Parque Nacional de Garajonay con el fin de que se intente resolver este problema y que así, los vecinos no tengan que instalar sus propios repetidores personales al poderse contar con una instalación general para optar a la fibra óptica. Somos conscientes de que no es una demanda prioritaria, pero, sin embargo, si esto se está llevando a cabo en otros barrios del municipio, en Igualero también debería hacerse, máxime cuando se instalaron los postes de telefonía después del incendio de 2012” continúa la formación.

Desde Sí se puede “consideramos que Igualero puede tener muchas oportunidades para evitar el despoblamiento, para que se desarrollen experiencias turísticas de calidad en uno de los puntos más emblemáticos de la isla y que así el barrio sea tenido en cuenta para el Ayuntamiento no solo cuando hay fiesta, que es la lógica que parecen aplicar para los barrios: existen en las fiestas o en las elecciones” finalizan desde la asamblea local.