Solicita más celeridad a la hora de resolver una petición de los vecinos de esta zona de en Playa de Santiago.

La asamblea local de Sí se puede en Playa de Santiago recuerda que el consejero de su formación en el Cabildo Insular de La Gomera, Rubén Martínez, preguntó en noviembre de 2015 sobre la fecha prevista para trasladar las antenas de telefonía móvil situadas a en la zona de Las Trincheras, Playa de Santiago, hacia su nueva ubicación en la Lomada de Artamache. La repuesta que se dio por parte del presidente del cabildo en febrero de 2016 es que estaba en fase de licitación.

Desde la formación ecosocialista se advierte que, en la actualidad, la caseta y las torretas de telecomunicaciones se encuentran a escasos metros de una zona residencial y en la cercanía de otra de carácter turístico.

En la reciente visita llevada a cabo por el consejero de la formación en el Cabildo, Rubén Martínez y el concejal en San Sebastián, Roberto Padrón, junto a un miembro de la asamblea local, constataron que no se ha hecho nada al respecto.

La asamblea local de Sí se puede en Playa de Santiago señala que desde hace varios años los vecinos vienen solicitando el traslado de esas antenas al considerar que afectan a la salud de los residentes en esa zona.

En tal sentido, en noviembre de 2014, y a petición de los propios vecinos, se reunieron con representantes del Ayuntamiento y del Cabildo Insular para dar solución a dicho problema.

En agosto de 2015 salió a licitación el proyecto que permitía el traslado del centro de comunicaciones situado en Las Trincheras al Lomo de Altamache por un montante de 65 mil euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. El citado Lomo es una zona deshabitada y que por su ubicación puede dar una perfecta cobertura a los habitantes de toda la localidad de Playa de Santiago.

Sin embargo, transcurridos casi dos años, la situación sigue siendo la misma. Para el portavoz de la asamblea local de Sí se puede en Playa de Santiago, Carlos Pérez Simancas, “es inconcebible que un tema que sigue preocupando a las vecinas y vecinos siga sin resolverse tras muchos años de incumplimientos”.

“Es simple y llanamente un problema de voluntad política por parte de los responsables del Cabildo, que no pueden seguir excusándose echándoles la culpa a otros” finaliza su intervención el portavoz.