La propuesta pretende recuperar la memoria de una de las instituciones más significativas que ha tenido este pueblo de pescadores del sur de la isla.

Carlos P. SimancasEl comité local de Sí se puede en Playa de Santiago presentará solicitud para que la Casa de la Cultura situada en la Avenida Marítima, haga mención al pósito de pescadores que funcionó en el pueblo en época de la II República, por haber sido esta institución una de las más significativas por el compromiso que demostraron sus socios en la mejora de las condiciones de vida de los vecinos.

Un pósito es una asociación formada para la cooperación mutua o ayuda entre trabajadores, y el que hubo en la comarca de Playa de Santiago alcanzó gran auge desde 1932 hasta el golpe de estado franquista de 1936. A su vez fue una evolución del Gremio de Obreros Marítimos-terrestres que se formó en la zona en 1924 para “practicar la solidaridad y la cooperación” entre sus asociados.

Para Carlos Pérez Simancas, portavoz de la organización de izquierdas, “el Pósito de pescadores de Playa de Santiago fue una institución obrera de la que deberíamos sentir mucho orgullo todos los habitantes de esta comarca, porque en un contexto muy difícil se preocupó por mantener unidos a los trabajadores del mar para poder defender sus intereses ante los abusos de los grandes  propietarios y de los intermediarios”.

Desde Sí se puede se destaca cómo el pósito de pescadores buscaba incansablemente la formación académica y cultural de sus asociados y sus familias, creando escuelas nocturnas, bibliotecas, llegando a editar periódicos y revistas e incluso construyendo y dotando una escuela para que los hijos de los pescadores recibieran una educación digna.

“Es preocupante que esta parte tan significativa de la historia de nuestro pueblo permanezca en el más triste de los olvidos, tras ponerse fin a esta experiencia con el triunfo de la dictadura franquista. No podemos, ni debemos, dejar que el paso de los años se encargue de borrarla de nuestro acervo. Tenemos la obligación de recuperar esta página gloriosa de luchas y reivindicaciones por una vida mejor que escribieron nuestros antepasados”, señala Pérez, añadiendo: “Recuperar esa parte de nuestra historia es lo que motiva esta iniciativa, que trasladaremos al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Alajeró y a los grupos de la oposición para que la hagan suya”.playa de santiago año 1920

Desde Sí se puede explican: “además de dedicar el nombre de una instalación cultural al Pósito de pescadores de Playa de Santiago, institución que tanto hizo por la cultura de la gente humilde del pueblo, resulta oportuno porque el edificio que lo albergó estaba muy próximo a la actual Casa de la Cultura de Playa de Santiago”.

Carlos Pérez Simancas concluye: “En la propuesta que trasladaremos al Ayuntamiento, además de pedir que se denomine a la Casa de la Cultura con el nombre del pósito de pescadores, vamos a solicitar que se vaya más allá en la difusión de lo que esa institución significó para las vecina y vecinos de Playa Santiago, realizando charlas, elaborando folletos o/y publicación didáctica, para que la población, especialmente las generaciones más jóvenes, tenga conocimiento de ese hecho histórico que aconteció en nuestra comarca en las primeras décadas del pasado siglo, y que es equiparable a los acontecimientos que protagonizó el movimiento obrero en el norte de la Isla como la creación de las Federaciones Obreras o los sucesos de Hermigua de 1933 o el “Fogueo” de Vallehermoso en 1936”.