Miembros de la asamblea local visitaron el pasado sábado 21 de octubre junto al consejero insular de Sí se puede, Rubén Martínez Carmona, los caseríos de Tazo y Cubaba.

La formación política asamblearia continúa con su programa de visitas por el municipio y, en esta ocasión, se trasladó a dichos caseríos para conocer de cerca los problemas que aquejan a los vecinos. Para el portavoz de la asamblea local, Alejandro García Vera, “con las visitas logramos conocer la realidad y las problemáticas cotidianas, así como estudiar posibles soluciones, además de visibilizar los problemas de los barrios”.

Desde Sí se puede se considera que debe ser una prioridad el pavimentado de la carretera de Tazo y Cubaba para el tránsito de vehículos. “No se entiende cómo se lleva años dejando este problema de lado en una isla donde se presume de buenas carreteras y de buenos asfaltados. Sin embargo, se han olvidado por completo de esta situación que sufren diariamente los vecinos de Tazo” afirma el portavoz.

Para la asamblea local la situación de Tazo es sangrante “ya que ni siquiera una ambulancia puede acceder al caserío, teniendo que costearse los propios vecinos su traslado al centro médico o al hospital insular. No se entiende que esta realidad exista en La Gomera, donde se malgasta el dinero en obras que no han tenido ninguna utilidad y sin un sentido económico”.

Desde la formación de izquierdas se señala que “también han expresado su descontento los vecinos al respecto de la recogida de enseres ya que este mismo verano, este tipo de residuos ha estado depositados junto a la pista durante más de tres meses sin que se procediera a su retirada” continúa García Vera.

Además de esto, se pudo constatar la acumulación de residuos vegetales en los palmerales de Cubaba sin que se haya retirado por parte del Ayuntamiento o haya colaborado en su eliminación. García Vera afirma “queremos recordar que esta zona ya sufrió un fuerte incendio en el año 2010. Con la acumulación de la necromasa de palmeras y la fuerte sequía que sufre la zona, se dan las condiciones para que se vuelva a repetir un incendio”.

Para concluir, desde Sí se puede se invita a que desde el Ayuntamiento se dé celeridad en la resolución de los problemas del caserío y que no solo se acuerden de estos solo cuando hay fiesta o cuando hay elecciones.

“Esta es la realidad de barrios como Tazo, que sufren el ostracismo no solo de la lejanía física del territorio gomero, sino también las políticas de improvisación y parcheo imperantes en la isla y en el municipio de Vallehermoso” finaliza García Vera.