Tres años después de finalizar la primera fase de las obras de la Zona Comercial Abierta ni Ayuntamiento ni Cabildo atienden convenientemente el estado de la calle.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey considera que la situación en la que se encuentra la calle Vueltas es inadmisible, máxime si se tiene en cuenta que solo han pasado tres años de la finalización de la primera fase de las obras de la Zona Comercial Abierta. “Cabildo y Ayuntamiento se tiran la pelota sobre si la obra está entregada y recepcionada, pero el todo es que la calle muestra un nivel de deterioro absolutamente inaceptable” explica Sandra Ramos, portavoz de la formación.

“Hay adoquines sueltos y auténticos socavones en muchos puntos de la calle, donde, además, no hay ni una papelera. Los bancos ya están deteriorados y las plantas elegidas para el ajardinamiento, unos cocos plumosos, están afectadas de una severa plaga de mosca blanca y en ciertas zonas están manchando fuertemente el adoquinado”, argumenta la portavoz.

Desde la asamblea local también se señala la mala calidad de los trabajos realizados en la calle a la hora de colocar las rejillas de drenaje. “Algunas se han soltado y hacen un ruido muy molesto para el descanso al paso de los vehículos, y aunque lo han parcheado, este problema es un claro indicador de que las obras no tuvieron toda la calidad exigible” abunda Ramos.

En tal sentido y ante la opacidad con la que se encuentran los vecinos que han reclamado ante esta situación, los concejales de Sí se puede preguntaron en el pleno de junio sobre si las obras de la Zona Comercial de la Calle Vueltas han sido entregadas y recepcionadas. “La respuesta dada por el alcalde nos preocupa mucho porque argumenta que las obras han sido recepcionadas por el Cabildo, pero no así por el Ayuntamiento, ya que una vez girada visita a la obra en cuestión con técnicos de la Consejería, del Cabildo y del propio Ayuntamiento, se detectaron varias anomalías, y el gobierno municipal ha decidido que hasta que no se subsanen tales deficiencias, el Ayuntamiento no va a recibir las obras” expone la portavoz.

Por tal motivo, desde Sí se puede consideran “inadmisible que las administraciones implicadas no den soluciones a los problemas que se evidencian en la calle y se pasen la pelota entre ellas y confundan a una ciudadanía cada vez más disconforme con el resultado de las obras de la Zona Comercial Abierta”.

Desde la asamblea local se insiste en otro aspecto que están sufriendo quienes viven o trabajan en el barrio de Vueltas que es la escasez de aparcamientos. “Especialmente en fines de semana y en esta época estival, conseguir un aparcamiento en Vueltas se hace muy difícil, y esto, indudablemente repercute negativamente en los comercios del barrio a los que pasados 3 años no se les ha dado ninguna alternativa” manifiesta Ramos.

Por último, desde Sí se puede se insiste que, tanto Cabildo como Ayuntamiento de Valle Gran Rey, deben trabajar para desarrollar una estrategia planificada que permita desarrollar actuaciones y propuestas en la Zona Comercial Abierta de la Calle Vueltas y que esta ZCA se vea beneficiada de la línea de ayudas que el Gobierno de Canarias dirige para dinamizar el comercio local ubicado en estos espacios.

“Las subvenciones que llegan a La Gomera se quedan en la ZCA de San Sebastián, y unos gobernantes responsables deberían trabajar para que este tipo de inversiones también se hagan en Vueltas, sobre todo si se tiene en cuenta que estamos ante un proyecto que ha quedado incompleto y que tiene muchas carencias” finaliza su intervención Sandra Ramos.