Rubén en campaña 2015Para la formación, el presupuesto no se ha ajustado a los trámites legalmente establecidos al crear y suprimir puestos de trabajo a través de la plantilla orgánica del presupuesto, sin que los mismos estén previstos en la vigente Relación de Puestos de Trabajo (RPT).
Sí se puede ha presentado reclamación contra el presupuesto del año 2016 del Cabildo Insular de La Gomera, que ha sido aprobado inicialmente en pleno del 23 de noviembre de 2015, al no haberse ajustado su elaboración y aprobación a los trámites legalmente establecidos.
Para Rubén Martínez, consejero de la formación, el Cabildo Insular “viene creando y suprimiendo puestos de trabajo a través de la plantilla orgánica del presupuesto, sin que los mismos se hayan previstos en la vigente Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del año 1996. Para 2016 se crean 18 plazas de funcionarios más sobre la plantilla orgánica del presupuesto del 2015 y se aumenta de la misma manera la plantilla del personal laboral. Para que ello pueda tener cobertura legal se debe elaborar una nueva RPT y ha de ser negociada con los representantes sindicales de los trabajadores”.
En opinión de la formación asamblearia, “la plantilla orgánica de funcionarios y personal laboral reflejada en el Presupuesto de 2016, no puede ni debe legitimar la actuación que el Cabildo ha venido realizando en los tres últimos años. Se han modificado los puestos de trabajos suprimiendo, creando y reconvirtiendo plazas de funcionario, sin que previamente se haya modificado y negociado la Relación de Puestos de Trabajo (RPT)”
Para Rubén Martínez, “lo verdaderamente escandaloso es que esta circunstancia ha sido denunciada expresamente ante esta Corporación por los representantes sindicales, sin que se hayan modificado tan ilegítimos procederes”.
Por todo ello, Sí se puede ha procedido a realizar esta reclamación con la intención de que “se corrijan de forma inmediata estas graves fallas que se saltan la legislación y la jurisprudencia que hay al respecto de la Relación de Puestos de Trabajo como único instrumento técnico y ordenador a través del cual se realiza la ordenación del personal”.
Rubén Martínez considera que “el actual equipo de gobierno está ante la obligación de respetar el procedimiento administrativo y el derecho de los trabajadores públicos, y negociar obligatoriamente los cambios en la Relación de Puestos de Trabajo con los representantes sindicales”, y que no hacerlo así obligaría a Sí se puede “a tomar otras medidas que irán más allá de las reclamaciones administrativas en defensa de los derechos laborales de los trabajadores públicos y de la misma legalidad”.