Andrea WittPara la formación ecosocialista, este órgano resulta fundamental para la participación democrática, el funcionamiento, la información, el asesoramiento y la consulta sobre el funcionamiento del Sistema Educativo en el municipio.

El comité local de Sí se puede ha solicitado y propuesto al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey que el Consejo Municipal de Educación se conforme y se convoque pronto para que se normalice su funcionamiento a la mayor brevedad posible.

Andrea Witt, portavoz de la formación asamblearia en Valle Gran Rey, señala “el Consejo Municipal de Educación es el órgano de participación democrática de los distintos sectores de la comunidad, en todos aquellos temas relacionados con el asesoramiento, consulta, gestión, seguimiento y evaluación de la enseñanza y sus niveles de calidad; ya estamos en el último trimestre del curso 2015-2016 y aún no ha sido convocado”.

Para Sí se puede resulta incomprensible que, a pesar de que el reglamento estipula que el Consejo Municipal debe reunirse en sesiones ordinarias tres veces al año y pese a que sus representantes públicos han preguntado en varios plenos sobre la convocatoria de este órgano, el grupo de gobierno no haya conformado este interesante espacio de participación pública.

“El Consejo es el espacio idóneo para que la comunidad educativa y el resto de la ciudadanía de Valle Gran Rey compartan información, ideas y propuestas, lo que puede hacer mejorar el funcionamiento del sistema educativo en el municipio”, apunta Witt.

Sí se puede indica que en los estatutos del Consejo Municipal de Educación se señala que el órgano será consultado y podrá elaborar propuestas sobre la participación en el control del dinero que aporte cualquier organismo para construcciones escolares, conservación, mantenimiento, limpieza y actividades complementarias y en general de los gastos en materia educativa, “y sin embargo esto no sucede, nada se sabe de las decisiones que toma el grupo de gobierno en las competencias que el Ayuntamiento tiene en materia educativa ni en las inversiones planteadas en el área”.

Por tal motivo, desde el Comité local se ha solicitado que se convoque el Consejo. “La tercera de las sesiones ordinarias que disponen los estatutos debe hacerse a finales del mes de junio para analizar los resultados del curso escolar, participar en la comisión de escolarización y efectuar la evaluación general del curso y elaborar una memoria, la cual se elevará para su aprobación al Pleno de la Corporación, pero ahora lo que urge es su conformación para que en junio, todas las personas que lo componen se familiaricen con su funcionamiento”, explica Witt.

Para Sí se puede esta tardanza en la convocatoria es indicativa de la deriva que en apenas unos meses muestra el grupo de gobierno con lo que tiene que ver con la participación pública.

“Notamos ciertas reticencias para desarrollar más la participación ciudadana por parte del grupo de gobierno. Entienden las opiniones distintas como ataques, se centran más en ver quién da el mensaje que en la información que aporta cualquier propuesta o cualquier crítica. En Sí se puede entendemos que precisamente la participación ciudadana en los asuntos públicos es una de las mayores garantías de éxito para cualquier gestión o proyecto” finaliza su intervención la portavoz de la formación asamblearia.