Ante ello, el Consejero del Cabildo por Sí se puede ha registrado seis requerimientos que están motivados por el silencio de la institución ante solicitudes presentadas con anterioridad.Rubén Martínez

El consejero del Cabildo de La Gomera por Sí se puede, Rubén Martínez Carmona, ha dado registro de entrada a seis requerimientos ante la falta de respuesta a solicitudes presentadas con anterioridad.

En tal sentido, recuerda que en la Ley de Cabildos de 1 de abril de 2015 se señala que las solicitudes de información deberán resolverse por el presidente del Cabildo Insular en un plazo no superior a cinco días naturales a contar desde su presentación. “Al haber pasado dicho plazo sin ningún tipo de contestación y ante la patente falta de transparencia nos hemos visto forzados a recurrir a este acto administrativo” apunta Martínez.

A lo largo de estos dos últimos meses se solicitaron a la presidencia del Cabildo que se facilitase por medios digitales o en su defecto fotocopias, y de acuerdo con lo previsto en la Ley 19/2013 de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno, diversas documentaciones referidas al Centro de Incendios (CECOPIN), al Plan de Ordenación del Personal, al proyecto de presupuesto de 2016, así como los expedientes relativos a la quesería de Alajeró, diversos informes que certifican la presencia de muflones en La Gomera, la memoria de actividades de fomento del silbo del año 2011, y las actas de la Comisión Insular de Silbo.

“Hasta la fecha presente el grupo de gobierno no ha dado respuesta a las solicitudes presentadas. Demuestran la absoluta opacidad y la falta de transparencia en la manera de  gestionar  la institución”, manifiesta Martínez.

Por esto Sí se puede acusa a la Agrupación Socialista Gomera de Curbelo de concebir el cabildo gomero como un coto privado donde solo pueden acceder a la información con facilidad los miembros de ASG.

Al existir, a juicio de Rubén Martínez, obstrucción al derecho constitucional del libre ejercicio de cargo público, en caso de persistir en dicha actitud contraria a la Ley de transparencia y buen gobierno se procederá a formular recurso contencioso administrativo por vulneración del derecho fundamental a la participación pública.

“No nos van a llevar a la inacción con su actitud de desprecio sobre los derechos de los consejeros. Hemos sido elegidos para defender otra concepción de isla, más transparente, democrática y abierta. No cejaremos en nuestra labor de conocer la entrañas del cabildo y aportar propuestas para mejorar su funcionamiento”, concluye el consejero.