El que fuera vertedero municipal desde principios de los años 80 hasta 2004 ha ido quedando olvidado por las Administraciones Públicas sin que hasta el momento se sepa nada de su posible restauración.

En el último pleno ordinario del Ayuntamiento de Valle Gran Rey, se aprobó unánimemente una moción de Sí se puede en la que se reclama la restauración del vertedero de La Lomadilla, el que fue vertedero municipal desde principios de los años 80 hasta febrero de 2004, que ha ido quedando olvidado por las Administraciones Públicas sin que hasta el momento se sepa nada de su posible restauración.

Para Guzmán Correa, portavoz y concejal de la formación ecosocialista, “a pesar de que en mucha documentación ambiental y de ordenación territorial se recoge este vertedero y pese a que se sitúa próximo al que probablemente sea uno de los senderos más populares de La Gomera, el que transcurre entre Arure y La Calera atravesando La Mérica, no hay constancia de que este vertedero vaya a restaurarse y hemos entendido necesario que el Ayuntamiento reclame esto”.

Desde Sí se puede se señala que este vertedero está recogido en el Plan Integral de Residuos de Canarias 2000-2006 (PIRCAN), en el Plan Insular de Ordenación de La Gomera (PIOG) o en el Plan Rector de Uso de Gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey. “En todos estos documentos, como no puede ser de otra manera, se apuesta por su restauración. Sin embargo, pasan los años, y vertederos mucho menos prioritarios desde el punto de vista medioambiental se han restaurado o se está procediendo a ello, pero el que fue durante más de 20 años el vertedero municipal de Valle Gran Rey va quedando atrás sin que se acometa ninguna actuación sobre él”.

En tal sentido, desde la asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey que como vertedero municipal de residuos urbanos y chatarras que fue, esta zona contiene materiales muy contaminantes que siguen, desde 2004, provocando daños al medio ambiente y contaminando el entorno y las aguas: basuras orgánicas, envases, plásticos, vehículos, amianto, electrodomésticos… fueron vertidos en esta zona durante los años que estuvo siendo utilizado por el Ayuntamiento de Valle Gran Rey.

En este punto se hace interesante señalar que, si bien la mayor parte del vertedero se encuentra fuera de espacios naturales o Red Natura 2000, por su disposición en cabecera de cauce, afecta indudablemente al Área Importante para las Aves (IBA), con código “Área 378. Costa Meridional de La Gomera” donde se incluye la desembocadura del barranco de Heredia y acantilados colindantes.

Además, hay que reseñar que la boca del vertedero se encuentra a solo 22,5 m de la Zona Especial de Conservación Valle Alto de Valle Gran Rey (ES7020104), y que una parte del mismo se encuentra dentro del Parque Rural de Valle Gran Rey. Del mismo modo, es interesante señalar que la zona del vertedero podría ser, de restaurarse convenientemente, el hábitat de dos especies amenazadas: Convolvulus subauriculatus (En peligro de extinción) y Ceropegia dichotoma krainzii (Régimen de protección especial).

“Esperamos que el Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, proceda, a la mayor brevedad, a la restauración completa de este vertedero que, al igual que los que se están restaurando ahora mismo en La Gomera y otros puntos de Canarias, incumple la normativa estatal, autonómica y europea en materia ambiental al respecto de los vertederos”.