La moción se fundamenta en los incumplimientos de esa empresa con los pagos de las nóminas y propone que la rescisión no perjudique a las personas trabajadoras.

Rubén Martínez Carmona, consejero de Sí se puede en el Cabildo, ha presentado una moción que, por una parte, pretende analizar la situación de las y los trabajadores que hacen sus labores en las subcontratas del Cabildo, y, además, que se estudie rescindir el contrato con la empresa Ralons Servicios, que tiene contratada la limpieza de algunos edificios de la institución, si prosigue sin pagar en tiempo y forma a las personas empleadas.

“Lo hemos dicho en otras ocasiones: una Administración Pública no puede ser cómplice de la precarización laboral, máxime cuando esta merma de derechos laborales se hace con dinero público de por medio. La situación de las personas trabajadoras que desempeñan las tareas de limpieza en las dependencias del cabildo no es admisible y el gobierno del Cabildo de La Gomera tendría que actuar para solucionar que las personas empleadas por Ralons para desempeñar estos servicios lleven meses sin cobrar” manifiesta el portavoz y consejero de la formación de izquierdas.

Por eso, Sí se puede La Gomera propone que el Cabildo dé un ultimátum a la empresa, y en caso de no pagarles a sus trabajadoras, tome como medida la rescisión del contrato. A su vez, como medida compensatoria, expone que se publique un nuevo expediente de contratación, en el que se exija a las empresas que se presenten a concurso que haya subrogación de la plantilla y que adelanten una parte de los salarios a los trabajadores.

“Entendemos que dicha actuación es viable desde el punto de vista jurídico, y que aporta solución a la situación de los trabajadores de la empresa, que no se verían afectados por la pérdida de su empleo, y al propio Cabildo, que pondría fin a un servicio que es, a todas luces, deficiente”, insiste Martínez, que añade, “tal vía de emergencia es un procedimiento de carácter extraordinario que está previsto para circunstancias muy concretas que requieren de la aprobación del Servicio de Intervención”.

Desde Sí se puede se entiende que con esta propuesta “se abre una vía para solventar la situación de las trabajadoras y trabajadores de la empresa Ralons que prestan sus servicios en el Cabildo de La Gomera a través de un procedimiento de carácter extraordinario. Habría que hacer una negociación con Ralons para poner fin al contrato e iniciar un nuevo procedimiento de contratación, en el que la empresa adjudicataria asuma la subrogación de los trabajadores que hasta ahora prestan los servicios de limpieza”.

La moción presentada por la formación asamblearia va más allá de las circunstancias específicas de Ralons y propone además que se haga un análisis profundo para conocer la situación de las condiciones laborales de las personas trabajadoras de las subcontratas del Cabildo de La Gomera.

“Somos conocedores de que el Cabildo de La Gomera es la mayor empresa de la isla en cuanto a generación de empleo, pero eso no basta: la Corporación Insular debe asumir un compromiso no solo con el servicio que se presta a la ciudadanía sino con los trabajadores y trabajadoras que lo realizan. Debe interesarse y preocuparse por la calidad de ese empleo” reclama Martínez.

Para ello, desde Sí se puede se considera necesario realizar, como primer paso, un mapa que clarifique la realidad de las personas trabajadoras de las subcontratas, en el que se explique el servicio prestado y la calidad del mismo. Este mapa de las subcontratas debe incluir, entre otras cosas, el número de puestos ocupados por personal externo, el grado de cumplimiento de la ley de igualdad, el empleo generado, la estadística de siniestralidad laboral y el grado de representación sindical.

“Los gestores públicos deben preocuparse, además de porque se realicen los servicios públicos, por la calidad del empleo que generan las inversiones y fondos públicos. No puede ser que con dinero público se den circunstancias de precarización de las condiciones laborales. Eso no es admisible para gobernantes responsables” finaliza su intervención el portavoz.