La propuesta intenta mitigar los efectos de la regularización catastral que está realizando la Gerencia Territorial de Catastro y los incrementos en los valores catastrales que se traducirán en unas importantes subidas en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles que van soportar las familias y empresas de Valle Gran Rey.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey ha trabajado en una moción presentada al pleno municipal para que se baje el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, conocido como “contribución”, en el municipio, y que se pase del 0’5 actual al 0’4%, mínimo que permite la Ley de Haciendas Locales.

Esta moción se presenta con el fin de atenuar los sustanciales incrementos que va a tener este impuesto ante la de la regularización catastral que realiza actualmente la Gerencia Territorial de Catastro y los incrementos en los valores catastrales.

“Desde que empezó la crisis económica, los impuestos no han parado de subir, y además estas subidas han estado acompañadas de recortes de gasto público. La presión fiscal sobre los contribuyentes de Valle Gran Rey ha crecido durante los últimos años, y ahora con el incremento en los valores catastrales, la economía de las familias del municipio va a sufrir más” señala Carlos Hernández, portavoz y concejal por Sí se puede en Valle Gran Rey.

Para el portavoz, “si hacemos caso al alcalde sobre la salud financiera del Ayuntamiento, se estaría en disposición de propiciar una disminución de la presión fiscal sobre los ciudadanos y con ello mejorar sus economías y la posibilidad de generar más actividad económica, y bajar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles puede ser un alivio importante para muchas personas, especialmente para los pensionistas”.

Desde Sí se puede se recuerda que “la contribución” es el Impuesto más importante desde el punto de vista de la hacienda local, que grava el valor de la titularidad dominial y otros derechos reales que recaen sobre bienes inmuebles localizados en el municipio. “En el caso de Valle Gran Rey, su importancia es tal que, en la mayor parte de los ejercicios presupuestarios, este ingreso representa más del 15% del total de ingresos, llegando a alcanzar en los últimos años porcentajes del 22%” explica Hernández, a lo que añade “si en 2007 el ayuntamiento recaudaba 478.710 € por este impuesto, en 2015 esa cantidad llegó a 1.199.606 €”.

Para Sí se puede, esta situación se agrava ante la revisión que está realizando la Gerencia Territorial de Catastro en Valle Gran Rey, y que va a suponer un incremento sustancial en el valor catastral de la mayor parte de las edificaciones afectadas. “Ese incremento en nuestra opinión no se adapta a la realidad socioeconómica de nuestro municipio”, insiste el portavoz.

Además, se da la circunstancia de que, por esta revisión catastral, muchos ciudadanos de Valle Gran Rey hayan recibido comunicaciones en las que la Gerencia del Catastro reclama el ingreso de 60€ en concepto de “liquidación de tasa de Regularización Catastral”. “En opinión de Sí se puede en Valle Gran Rey, esta cantidad es en realidad una sanción o una multa que pretende sancionar con carácter retroactivo no haber declarado algo que en su momento no tenía costo alguno, y lo peor es que, en algunos casos, no ha habido alteraciones volumétricas ni de espacio habitable en el que basar las supuestas modificaciones”.

“Entendemos que el Ayuntamiento debe asesorar bien a las personas afectadas y defender a quienes injustamente les ha llegado una comunicación de este tipo”, afirma Hernández.

En tal sentido, los acuerdos de la moción propuesta giran en torno a la bajada del IBI y al asesoramiento ante las comunicaciones que realiza la Gerencia del Catastro reclamando el ingreso de 60€ en concepto de “liquidación de tasa de Regularización Catastral”.

Por último, la moción también recoge la necesidad de que las referencias que Catastro utiliza para algunas calles de Valle Gran Rey respeten el actual callejero y no sigan nombres como General Franco, José Antonio o Carrero Blanco en cartas y comunicaciones. “Entendemos que las administraciones deben ser ejemplares en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, por lo que, ya que está revisando, la Gerencia de Catastro además debe revisar muy bien las referencias al régimen franquista y eliminarlas del callejero de Valle Gran Rey” finaliza su intervención el portavoz de la formación de izquierdas.