Desde el comité local se llama la atención ante el evidente deterioro de las palmas en la zona de Las Orijamas.

El comité local de Sí se puede en Valle Gran Rey señala que hay evidencias patentes de que el palmar de Las Orijamas se está deteriorando sin que haya actuaciones por parte de las administraciones competentes para corregir esta situación.

El portavoz del comité local, Carlos Hernández, declara que “en la zona que va de Las Orijamas hasta La Pista ha habido pérdidas de ejemplares, sobre todo de palmas asociadas a las acequias en las que hay poca actividad agrícola y que han sido entubadas. Este núcleo de palmas necesita que de forma urgente se haga algún tipo de actuación para impedir más pérdidas”.

Además de los ejemplares ya muertos, desde Sí se puede se llama la atención de varios ejemplares de palmas que muestran unos síntomas de colapso vascular. “No sabemos a ciencia cierta si es alguna enfermedad, si es un síntoma asociado a la sequía o si es la conjunción de varios factores, pero lo cierto es que hay varios ejemplares cuya corona indica que algo no va bien”, matiza el portavoz.

A este respecto, desde el Comité local se recuerda que en el proyecto correspondiente a la actuación “Red de riego de Valle Gran Rey”, realizado en 2008, se señalaba, por parte del Cabildo Insular, que las actuaciones a realizar, consistentes en la colocación de tuberías de riego, no iban a afectar a ningún ejemplar de las palmeras existentes, ya que el proyecto preveía garantizar el agua a los palmerales mediante riego por goteo.

“Con el incendio de 2012, los envenenamientos posteriores y enfermedades vasculares, y durante todo este año la sequía, los palmares de Valle Gran Rey han perdido centenares de ejemplares en tres años, y las administraciones que deben velar por el mantenimiento de este patrimonio demuestran muy poca preocupación”, afirma Hernández.

“Hemos avisado de presencia de plagas como la cochinilla roja en las palmas de jardines municipales. Hemos advertido sobre lo desacertadamente que están practicando las podas los servicios municipales de jardinería, pero vemos que en el tema de las palmas poco o nada se hace en Valle Gran Rey y en La Gomera”, insiste.

Desde el comité local de Sí se puede se advierte de que los mismos síntomas se ven en palmas de Guadá, Taguluche o en la zona del Palmarejo. “Cada vez vemos más ejemplares que evidencian daños vasculares o al menos muestran síntomas muy claros en la corona. Es urgente que los organismos competentes evalúen la situación y expliquen a la ciudadanía qué es lo que ocurre y qué soluciones se pueden dar para mantener la calidad de los paisajes asociados a nuestras palmas”, finaliza su intervención el portavoz ecosocialista.