Un buen número de obras acumulan un retraso importante en su ejecución y finalización.

El Comité local de Sí se puede en San Sebastián de La Gomera, a través de su portavoz y concejal, Roberto Padrón, muestra su preocupación por los numerosos retrasos que están afectando a las obras públicas en el municipio capitalino. “Desde el inicio de la legislatura se van acumulando retrasos en las ejecuciones y entregas en la mayoría de las obras públicas, especialmente entre las promovidas por el Ayuntamiento de San Sebastián, gobernado por ASG, ya sea con financiación propia o de otras instituciones.”

“Casos como el de la obra “I Fase de la mejora y reutilización del frente litoral de la Bahía de San Sebastián de La Gomera” que debía haberse entregado el pasado 13 de agosto de 2016, o la obra “Ampliación del Parque Infantil del Parque de La Torre”, que debía haberse finalizado el pasado 18 de enero de 2017, son algunos de los ejemplos de las obras que aún continúan sin poder ser disfrutadas por los vecinos”.

Otras, añade Padrón “se quedaron sin finalizar como fue la “Optimización de la Red de Saneamiento del final de la Calle Ruiz de Padrón con la Plaza de Las Américas” que está inacabada desde finales del 2015, o las obras en el Parque de Las Eras en Tecina”.

“Algunas ni tan siquiera han comenzado como por ejemplo la “Reforma y Ampliación del Saneamiento de la Pista de las Palmitas”, explica Padrón, quien continúa señalando: “esto nos hace dudar sobre la capacidad organizativa de los miembros del consistorio, que cada vez parecen más desbordados”.

“Desde Sí se puede”, matiza el concejal de la formación, “entendemos que en alguna obra puede ocasionarse un retraso puntual, pero no que la práctica totalidad sufran retrasos, tanto que hasta duplican y triplican los plazos de los periodos de entrega”.

“Desgraciadamente las obras que dependen del consistorio capitalino no son las únicas que van con retraso en nuestro municipio”, señala el portavoz de la formación ecosocialista, “puesto que también se encuentra con mucho retraso el Mirador del Cristo, obra dependiente del Gobierno de Canarias, o varias dependientes del Cabildo Insular, como la Casa de los Leones, o la más sangrante de todas que es el Audillón, ejemplo de obra interminable en nuestra isla”.

Además, cabe señalar que “algunas de las que a día de hoy se encuentran entregadas acumularon también amplios retrasos, como el acceso a la nueva guardería municipal, las obras en el mercado municipal, las obras del Tanatorio municipal o las de urbanización de la Calle Ruiz de Padrón”.