En la pasada sesión plenaria del Cabildo gomero se aprobó por unanimidad esta iniciativa que servirá para asegurar la transparencia en las subvenciones otorgadas por la Institución Insular.

La proposición de Sí se puede para que el Cabildo Insular de La Gomera elabore un Plan Estratégico de Subvenciones consiguió que todos los consejeros votaran a favor de un documento que ofrecerá garantías para asegurar la transparencia en las subvenciones y ayudas otorgadas por la Institución Insular.

A juicio de Sí se puede, las subvenciones deben servir para ayudar y fomentar aquellas actividades que beneficien el interés público y para facilitar la inclusión social, profesional y laboral a las personas con dificultades de inserción social por medio de ayudas económicas.

Recuerdan desde la formación ecosocialista que la ley señala la necesidad de elaborar, en cada Administración, un Plan Estratégico de Subvenciones. Se trataría de un documento fundamental para asegurar la transparencia en las subvenciones otorgadas por el Cabildo a colectivos sociales, ONG y entidades deportivas. Dicho plan pretende que las subvenciones aprobadas sirvan para alcanzar los objetivos propuestos, incluyendo los costes previsibles y las fuentes de financiación.

Para Rubén Martínez, consejero de Sí se puede el Cabildo Insular gomero, “las subvenciones son una modalidad importante de gasto público y, por tanto, deben ajustarse a las directrices de la política presupuestaria, actualmente orientada por criterios de estabilidad presupuestaria y crecimiento económico”.

Para Sí se puede, las subvenciones deben fomentar determinados comportamientos considerados de interés general e incluso un procedimiento de colaboración entre la Administración pública y los particulares para realizar actividades de interés público.

Desde Sí se puede se considera que el Cabildo Insular de La Gomera, con la cantidad de subvenciones que concede en los distintos ámbitos como son el deportivo, el cultural, social y económico, y máxime teniendo en cuenta las importantes cantidades que se otorgan en la modalidad de subvenciones nominativas, tiene la obligación de elaborar su propio Plan Estratégico.

“Las administraciones, y por supuesto un cabildo tan poco transparente como el gomero, tienen el compromiso de responder a la inquietud social de conocer qué se hace y qué resultados se obtienen con el dinero público que se gasta en subvenciones y en qué medida da respuesta a las demandas socio-económicas vigentes” concluye el consejero de Sí se puede.