En el barrio hubo hasta este año una marquesina con graves deficiencias constructivas que fue demolida.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey reclama que se instale a la mayor brevedad una marquesina de guaguas para el caserío de Acardece, donde, hasta este año, hubo una marquesina de fábrica con unas deficiencias constructivas tan graves que fue demolida al correr riesgo de caerse y caer en propiedades privadas.

“No vamos a entrar en el riesgo al que se expuso a las personas usuarias de la marquesina, muchas de ellas menores que utilizaban la instalación para esperar la guagua escolar, ya que desconocemos desde cuándo se tuvo constancia de esos defectos y porque eso debe ser analizado por los responsables de la instalación y depurar responsabilidades si las hubiera, pero sí exigimos que, ante la demolición de este equipamiento, se instale otro a la mayor brevedad para que el barrio pueda contar con una marquesina en la que se pueda esperar a las guaguas sin sufrir las difíciles condiciones meteorológicas que se dan en la zona” argumenta el portavoz y concejal de la formación ecosocialista, Carlos Hernández.

Desde Sí se puede se señala que al menos dos niños residentes en el barrio esperan por el transporte escolar diariamente y habría que asegurarles las mejores condiciones. “Si queremos evitar el despoblamiento de las zonas rurales, habría que empezar por las cosas más básicas. No es un gran número de niños los afectados, pero, aunque sea así, no es de recibo que tengan que esperar la guagua a la intemperie o que sus padres se vean forzados a realizar el transporte por su cuenta” insiste el portavoz.

De la misma manera se indica la relevancia que tiene una infraestructura así para los senderistas que quieren caminar por la Vega de La Quintana y utilizar los senderos que conectan la zona con el Parque Nacional de Garajonay o con otros puntos de la zona alta del municipio de Valle Gran Rey. “Los senderos que vienen del Jardín de Las Creces y del Raso de la Bruma pasando por Cañada de Jorge, que son de los más utilizados por los senderistas, desembocan o arrancan desde Acardece, y en muchas ocasiones se hacía uso de la marquesina como parada de guagua o simplemente como punto de referencia” abunda Hernández.

Desde la asamblea local de Sí se puede se espera que ante el comienzo del curso escolar no se retrase en demasía la instalación de una marquesina que puedan disfrutar vecinos y visitantes que necesiten esperar por el transporte público.

“Es una pena que Acardece no tenga actualmente este equipamiento en el que el Cabildo empleó una cantidad importante de recursos públicos, desde su construcción a los remozamientos en sucesivos planes de empleo, además de la instalación de luz con energías renovables. Esperamos que esta situación se resuelva cuanto antes y también deseamos que los técnicos revisen el resto de marquesinas de la Isla, no sea cosa que haya más equipamientos de este tipo con deficiencias que pongan en riesgo la seguridad de sus usuarios” finaliza su intervención el portavoz de la formación de izquierdas.