La asamblea local muestra una vez más que sus visitas ayudan a que el consistorio haga efectivas las demandas vecinales.

La semana pasada, miembros de la asamblea local realizaron una visita al barrio de Macayo junto con el consejero en el Cabildo de La Gomera por Sí se puede, Rubén Martínez Carmona. Durante la visita, realizada el pasado 8 de agosto, los miembros de la asamblea local se percataron del estado de abandono y descuido del propio acceso al barrio, tanto por el camino, como por la carretera.

Esta semana, varios operarios del Ayuntamiento han comenzado la labor de limpieza de la carretera del barrio que accede a la presa. “Nos alegramos de que nuestras visitas sirvan para visibilizar los problemas que tiene cada barrio y que, al menos se les dé una solución. Teniendo en cuenta de que no parece haber ningún tipo de planificación en las ejecuciones de los planes de empleo, al menos esta es una buena señal” afirma Alejandro García Vera, portavoz de la asamblea local.

Para la formación política de izquierdas, las visitas al territorio son esenciales para el conocimiento de las problemáticas vecinales que aquejan al municipio y, por tanto, deberían ser un compromiso ético y una práctica habitual por parte del alcalde y de los concejales acercarse a los barrios y caminarlos.

El portavoz de la asamblea local indica “no entendemos cómo los concejales y el alcalde no acuden a realizar visitas y hablar con los vecinos y que tenga que pasar que desde Sí se puede se les “marque” una hoja de ruta sobre las necesidades más básicas de los barrios, máxime cuando cobran unos sueldos a nuestro juicio, desproporcionados”.

En este sentido, continúa García Vera “lo que prefieren y lo que entienden por gestión de lo público es que sean los propios vecinos quienes se acerquen al Ayuntamiento, para hacer creer a los ciudadanos que lo que reclaman es un favor, cuando solo están solicitando un derecho. Los gobernantes son servidores públicos, ni más ni menos”.

No obstante, desde Sí se puede en Vallehermoso se anuncia que se continuará realizando visitas a los diferentes barrios del municipio con el fin de visibilizar los problemas que tienen. “Parece que esta es la única manera de que los vecinos sean escuchados y que se les haga caso, porque los gobernantes municipales atienden más a una nota de prensa o a una publicación de las redes sociales de Sí se puede, que a las justas demandas vecinales. Esto resume la acción de gobierno en el municipio” concluye el portavoz.