Para la formación asamblearia, la constitución de este órgano puede ayudar a mejorar el funcionamiento de los Plenos y de la propia corporación, así como la transparencia del Ayuntamiento.

En esta semana Sí se puede en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey ha presentado un escrito dirigido al alcalde en el que solicita que se lleve al Pleno la constitución de la Junta de Portavoces conforme a lo dispuesto en el artículo 38 de la Ley 7/2015 de los municipios de Canarias.

Para Guzmán Correa, portavoz y concejal de Sí se puede, “desde principio de legislatura, pero más en la actual situación de gobernabilidad, en el Ayuntamiento hay circunstancias suficientes que aconsejan la creación urgente de este órgano. Creemos que la Junta de Portavoces puede ayudar para consensuar los asuntos de interés municipal y para promover la transparencia en Valle Gran Rey”.

Para Sí se puede en Valle Gran Rey, un gobierno que quiera adaptarse a la legislación debería apostar de una forma más clara y decidida por el diálogo con el resto de formaciones políticas, máxime cuando recientemente el grupo de gobierno se encuentra en minoría.

“La Junta de Portavoces haría las funciones de órgano auxiliar del pleno”, explica el Correa, “y cabría esperar que ayudará a mejorar la deficiente e insuficiente comunicación que muestra el grupo de gobierno con las formaciones políticas que estamos en la oposición”.

Según el artículo 38 de la Ley 7/2015, las funciones específicas de la junta de portavoces son el debate y propuesta sobre los asuntos relativos al desarrollo de las sesiones plenarias, la determinación de la duración de los turnos de intervención en el pleno y en las comisiones, la propuesta al pleno de mociones institucionales consensuadas por todos los grupos políticos, la fijación del calendario de sesiones de las comisiones o la propuesta de convocatoria de sesiones plenarias extraordinarias, incluida la de debate de la gestión del gobierno municipal o debate del estado del municipio.

“La voluntad de Sí se puede es la de proponer y apoyar aquellas iniciativas que supongan el desarrollo de la transparencia, la participación, así como profundizar en la democratización del Ayuntamiento”, apunta Correa, quien entiende que “la Junta de Portavoces puede ser un buen espacio para fomentar el debate y el consenso”.

Desde Sí se puede se entiende que el alcalde, aceptando y llevando a cabo esta propuesta, está ante la oportunidad de demostrar que, al menos en la actual situación con la que afronta su gobierno, apuesta por la transparencia y por la participación activa del resto de partidos.

“Hace más de un mes que los representantes de ASG abandonaron el gobierno, pero en ese tiempo no hemos visto cambios en el proceder del gobierno municipal y existen asuntos que se aventuran a corto plazo que requieren de que haya una mayor participación de quienes componemos el pleno municipal” apunta para finalizar el portavoz de la formación de izquierdas.