El pasado mes de julio el Ayuntamiento de Vallehermoso sacaba a licitación el restaurante de La Laguna Grande y en estos días se confirmaba lo que parecía un secreto a voces: la concesión a la empresa de Fred Olsen.

Sí se puede en Vallehermoso quiere manifestar una crítica férrea en la gestión que se ha hecho con las dependencias de propiedad municipal que se encuentran en la zona recreativa de La Laguna Grande, ya que cree que desde el consistorio se ha actuado de una manera irresponsable tanto en la forma de desalojar al anterior concesionario como en la de tramitar la actual titularidad.

“Creemos que el modelo turístico de ASG se basa en el dominio del turismo de un día” explica Guacimara Navarro “que es el que practica Fred Olsen, y consideramos que además se están usando las obras de titularidad pública como el Mirador de Abrante y ahora La Laguna Grande, para reforzar ese modelo cuando, a juicio nuestro, estas obras deberían servir para potenciar la economía de la población local”.

La formación ecosocialista echa en falta que desde el Ayuntamiento se haya preparado un pliego de condiciones para que en la contratación primase que fuera una propuesta de carácter local la concesionaria, entre otras cuestiones. En opinión de Sí se puede, se podría haber hecho una propuesta de carácter local, incluyendo también clausulas sociales para promover el empleo entre colectivos desfavorecidos y la igualdad hombre-mujer entre otras.

Para la portavoz Guacimara Navarro García, “en nuestra opinión, el pliego de condiciones favorece que sean grandes empresas como Fred Olsen las que puedan ganar la licitación de un negocio como el restaurante de La Laguna Grande, y ha sido manifiestamente perjudicial para las pequeñas y medianas empresas locales”.

Desde Sí se puede consideran que el canon de 15 mil euros anuales es asequible. Sin embargo, lo que no ven razonable es que el Ayuntamiento no haya acometido ningún tipo de mejoras en la infraestructura obligando así a que sea el empresario adjudicatario quien tenga que realizarlas y, por lo tanto, que sean las grandes empresas quienes pueden presentar mejores ofertas de licitación.

La portavoz matiza “no entendemos tampoco, cómo en un negocio que se encuentra en pleno Parque Nacional, no se haya realizado ningún tipo de adaptación técnica para ir sustituyendo o cubriendo parcialmente el motor de gasoil por otro tipo de energías renovables y respetuosas con el medio ambiente”.

“Este restaurante siempre había sido adjudicado a empresas locales, pero con esta concesión se confirma que el modelo por el que se apuesta desde ASG es por el de beneficiar a las grandes compañías frente a los empresarios locales” comenta la portavoz de la formación.

“Para nosotros la responsabilidad del alcalde de Vallehermoso, Emiliano Coello, en este episodio es doble al ser también consejero del Cabildo gomero” puntualiza Navarro García, que finaliza “está clara la intención de ASG de mantener en Vallehermoso y en toda La Gomera a la ciudadanía sometida a depender de los planes de empleo para sobrevivir, en vez de favorecer el desarrollo de la emprendeduría local”.