Sandra RamosPara el Comité Local, la situación es prácticamente de colapso en los barrios de La Playa, La Calera y Vueltas.

Sí se puede en Valle Gran Rey manifiesta su preocupación ante la situación generada en la zona baja del municipio en la temporada turística ante la ausencia de plazas suficientes de aparcamientos. “Es una buena noticia que el pueblo esté lleno durante estos días de agosto, pero el tema de la falta de aparcamientos es un hándicap que debemos resolver para evitar molestias a vecinos y visitantes” señala Sandra Ramos, portavoz de la formación ecosocialista.

La situación más grave se da en los barrios de La Playa, la zona de Vueltas-El Llano y La Calera. “Además de la costumbre que solemos mostrar todos de querer aparcar al lado de casa o en la puerta de donde compramos, lo cierto es que la situación en estas zonas es prácticamente de colapso, y aparte de las molestias de dar vueltas y vueltas en busca de una plaza de aparcamiento, se dan situaciones de cierto peligro para la seguridad del tráfico” explica la portavoz.

Para Ramos, “la situación se agrava ya que en Vueltas, por ejemplo, con la Zona Comercial Abierta, se eliminó una cantidad importante de plazas de aparcamientos que, a pesar de las promesas de que se iban a habilitar plazas en la zona del puerto, no han sido habilitadas. El Cabildo prometió plazas de aparcamientos y hasta la fecha no ha cumplido con Vueltas”.photo_2016-08-07_10-59-23

También desde Sí se puede se señala que en las obras del encauzamiento del barranco se perdió una oportunidad de generar plazas de aparcamientos para satisfacer la demanda del barrio de La Calera. “Desde la rotonda del Caidero hasta la zona de La Pista en los distintos proyectos se preveía zonas de parking, pero ahora hay unas jardineras y un paseo que no tiene mayor atractivo”.

Para el comité local, con la ZCA de la Calle Vueltas y el encauzamiento del barranco se cometieron múltiples errores, pero “no habilitar zonas de aparcamientos es de juzgado de guardia, sobre todo en fechas como éstas en las que el pueblo está lleno de visitantes y vecinos que retornan desde otras islas donde residen”.

Un aspecto que en opinión de Sí se puede empeora esta situación, es la ocupación por elementos extraños de plazas de aparcamientos. “Basta con darse una vuelta por el pueblo y ver embarcaciones, caravanas, vehículos en estado de abandono  o grandes vehículos como guaguas y camiones que ocupan plazas de aparcamientos, y entendemos que algunos de esos elementos no deberían estar en vía pública tan alegremente” insiste Ramos.

“Esperamos que los gobernantes municipales e insulares trabajen para resolver este tipo de problemas que pueden influir negativamente en la imagen del municipio y que tantas molestias provocan a vecinos y visitantes” finaliza la portavoz.