El Comité Local de Sí se puede en Valle Gran Rey espera que el Cabildo Insular asuma y respete la reclamación de los vecinos de La Calera, que se tradujo en un acuerdo plenario municipal en 2015, ahora que por fin comienzan las obras.

photo_2016-07-27_12-52-34Sí se puede en Valle Gran Rey manifiesta su preocupación ante la indefinición que muestran tanto el Cabildo Insular como el grupo de gobierno municipal para que el Centro de Interpretación del Lagarto Gigante se ubique en Juan Rejón, una propuesta que emana de la inteligencia colectiva de las vecinas y vecinos del barrio de La Calera.

“Hemos visitado el barrio para conocer las distintas acciones que promueven las empresas de La Calera para dinamizarlo, y consideramos que la piedra angular de todo proyecto que se plantee lleva consigo que se ubique el Centro de Interpretación del Lagarto Gigante en la antigua escuela de Juan Rejón” manifiesta el portavoz y concejal de la formación ecosocialista, Guzmán Correa.

“Esperamos que los gobernantes municipales e insulares apuesten por defender esta propuesta vecinal tan interesante, pero nos preocupa el gran silencio que hay en torno a este proyecto”, insiste el portavoz, quien añade “máxime cuando sabemos que existen intenciones de trasladar ejemplares de lagarto gigante al Mirador del Palmarejo, lo cual entendemos que sería un error garrafal ya que extraería un valor de primer orden de Valle Gran Rey para ser expuesto fuera del valle, probablemente para satisfacer al turismo de excursiones de un día”.

Para el comité local de Sí se puede no es la primera vez que un gobierno municipal no sabe defender los acuerdos alcanzados ante determinadas actuaciones promovidas por otras Administraciones, y los mejores ejemplos de esto son la Calle Vueltas o el encauzamiento del barranco.

“Las situaciones que se han vivido en esas dos obras, ambas impulsadas curiosamente por el Cabildo Insular, han terminado sin respetar los acuerdos que se habían alcanzado en reuniones con vecinos, y esperamos que esta situación no se repita en Juan Rejón”, señala Correa, quien añade “si se dieran circunstancias similares en La Calera se echará por tierra todo el trabajo que han planteado y realizado las empresas y vecinos para dinamizar la economía de su barrio”.

Por tal motivo, desde el Comité local de Sí se puede se espera que el gobierno municipal esté pendiente de las obras que comienzan y se logre que una edificación tan importante para la historia de Valle Gran Rey, como fue la escuela de Juan Rejón, sea un polo de atracción turística y de desarrollo para La Calera.

“Confiamos además que el gobierno sea coherente con los compromisos municipales con la Carta Europea de Turismo Sostenible e incluya para los presupuestos de 2017 una partida para la Creación de un Centro de Interpretación del Lagarto Gigante en Juan Rejón. Según la ficha comprometida se deben destinar por parte del Ayuntamiento unos 40.000 €”, detalla su portavoz.

Durante la visita al barrio, los miembros del comité local pudieron observar las actividades que ya han llevado a cabo los vecinos para dinamizar La Calera y escucharon atentamente las propuestas que se tienen para mejorar la accesibilidad y movilidad de este núcleo que es cabecera municipal.photo_2016-07-27_12-52-28

“Las empresas y vecinos de La Calera nos han enseñado cómo desde la población se pueden plantear y desarrollar ideas interesantísimas de desarrollo económico que pretenden poner en valor el patrimonio que existe en el barrio, pero hay cosas de las que plantean que por competencias y presupuestos corresponden ser aplicadas y desarrolladas por las Administraciones Públicas. Esperamos que quienes gobiernan en Cabildo y Ayuntamiento sean facilitadores y se lleven a cabo estas ideas que nacen de los vecinos”, declara Correa.

Desde el comité local de Sí se puede en Valle Gran Rey se espera que por parte de vecinos y representantes públicos se sepa defender y apostar por un proyecto que puede cambiar la política de inversiones públicas que se han dado en La Gomera. “La propuesta del Centro de Interpretación está avalada por las empresas y vecinos del barrio y tiene el objetivo claro de revitalizar el barrio de La Calera con la creación de un producto turístico vinculado al lagarto gigante, y tendrá todo nuestro apoyo”, finaliza el portavoz de la formación asamblearia.