Son muchos los problemas por resolver en el municipio, como deficiencias en los servicios públicos, desatención a los barrios o la falta de ejecución de varias partidas de presupuesto por encima de lo razonable.

La asamblea local de Sí se puede en San Sebastián de La Gomera califica de deficiente la labor de gestión del actual grupo de gobierno en el municipio capitalino durante el pasado año 2017, lo que, en opinión de la formación de izquierdas, se puede observar en muchos indicadores y de lo que hay ejemplos.

Para el concejal y portavoz de esta formación, Roberto Padrón, “era previsible estos datos dada la tardanza con la que el equipo de gobierno de Adasat Reyes llevó el presupuesto a aprobación, en el mes de abril de 2017, no entrando en vigor hasta muy entrado el mes de mayo. Esto ha hecho que unas cuantas partidas se hayan quedado sin ejecutar total o parcialmente, o que las subvenciones a colectivos se hayan convocado muy tardíamente. Y aunque ya se ha pasado el plazo que establece la normativa, esperamos que este año no se retrase tanto para su entrada en vigor”.

También señala Padrón, que “el equipo de gobierno de ASG sigue sin cubrir la casi una veintena de plazas vacantes entre el personal funcionario y laboral, que pueda agilizar los trámites y mejorar los servicios a los ciudadanos, cuando han pasado ya dos años y medio de legislatura. Tampoco se han puesto en uso ninguna de las muchas concesiones administrativas que llevan varios años cerradas”.

“Asimismo, – continua Padrón -, durante este año tampoco han sido atendidas muchas de las necesidades y mejoras de los diferentes barrios del municipio, contando todos con muchas carencias. Especialmente olvidada, a pesar de tener un concejal de comarca, está la zona Sur del municipio, con barrios como Tecina, Pastrana o Laguna de Santiago, donde muchos de sus vecinos nos manifiestan su malestar durante las visitas que hacemos”.

La asamblea local de Sí se puede también señala su preocupación por los retrasos que acumulan, tanto la puesta en servicio de la nueva guardería municipal, que el grupo de gobierno había prometido para el mes de septiembre de 2017, como la de la Escuela Municipal de folclore. Otra asignatura pendiente es la mejora en los indicadores de transparencia. “Durante el 2017 conocimos los datos del ejercicio anterior, obteniendo la institución local un 3,62 sobre 10” explica el portavoz.

Tampoco en materia de obras y servicios, el 2017 ha sido un año muy positivo dado que “las pocas obras que se han realizado, han sufrido prácticamente todas ellas retrasos, mientras otras que estaban previstas ni siquiera han empezado a ejecutarse. Otras obras muy necesarias como la mejora de la seguridad en la Plaza de Las Américas, las obras de la Pista de Las Palmitas o las necesarias en la carretera de acceso a La Laja siguen sin abordarse. Y, en nuestra opinión, han sido demasiadas las incidencias en el abastecimiento de agua y el alumbrado público a lo largo del año”.

Cabe recordar que, en este año 2017 que ha concluido, el equipo de gobierno se aumentó sus retribuciones llegando a situarse como el gobierno que más cobraba dentro de la categoría de Ayuntamientos en la que se encuentra San Sebastián, aspecto este que desde la asamblea local de la formación ecosocialista no se valora positivamente.

Desde la asamblea local de Sí se puede se espera “que en todos estos aspectos y otros muchos, se mejore en este año 2018, lo que sería positivo para todos los ciudadanos y visitantes del municipio. Nosotros seguiremos trabajando en propuestas para que así sea”, manifestó Roberto Padrón para finalizar.