La formación ecosocialista desea que la preocupación que muestra por el sector primario en Canarias, se transforme en políticas activas en defensa de la agricultura, ganadería y pesca en La Gomera.

Ante las recientes declaraciones de presidente del Cabildo gomero y portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento regional acerca de su apuesta por diversificar la economía canaria y avanzar hacia un nuevo modelo productivo, Sí se puede La Gomera espera que Curbelo, al menos, sea coherente y comience a aplicar esas medidas en La Gomera.

La formación ecosocialista se hace eco del reciente discurso de Curbelo donde instaba a recuperar el medio rural y apostar por la agricultura, la ganadería y la pesca y no depender únicamente del sector turístico.

Rubén Martínez, consejero de Sí se puede en el cabildo gomero, comenta al respecto “Más que solicitar que otros hagan en otros lugares, debería el señor Curbelo ser menos demagógico y comenzar a aplicar medidas concretas para favorecer el desarrollo del sector primario en La Gomera”.

La formación recuerda a Curbelo que el presupuesto del Cabildo gomero del 2018 solo le dedica el 3,74% a la agricultura, ganadería y pesca. Desde Sí se puede se entiende que el apoyo a un sector tan maltrecho y en un proceso importante de decadencia en los últimos años, exige tener un adecuado peso y tratamiento en las políticas desarrolladas por el Cabildo Insular, cuestión que no se refleja en los próximos presupuestos.

Asimismo, señalan que en el total de los 262 millones presentados en el Programa Desarrollo de La Gomera 2016-2025 con el objetivo de ser financiados con los 90 millones del FDCAN, solo se programan 6 millones de euros al sector primario, es decir apenas el 2,3% del total.

Advierten que incluso la mayor parte de ese dinero programado para la creación, mejora y/o modernización de infraestructuras y equipamientos en el sector primario se dedica al acondicionamiento de pistas, incluso en lugares donde no hay población residente. Por el contrario, las inversiones en actividades productivas son prácticamente inexistentes salvo la reconstrucción del invernadero de la finca experimental insular de la Cruz Chiquita, el acondicionamiento eléctrico de una (sic) finca ganadera y la limpieza y reposición de muros en fincas de medianía.

Sí se puede ha presentado a lo largo de la legislatura dos mociones en el pleno del Cabildo gomero en defensa del sector primario que han sido aprobadas por unanimidad. En el año 2015, una relativa a la defensa de los recursos pesqueros en la Isla instando a la toma de medidas concretas. La otra durante el pasado año respecto al impulso de la agroecología en La Gomera, en la que se insistía en la necesidad de articular propuestas para la revitalización de la agricultura insular mediante políticas activas.

Rubén Martínez concluye: “Algunos, los que ahora quieren convertirse en defensores del sector primario, han despilfarrado y derrochado millones de euros en obras innecesarias como la quesería de Alajeró, la casa de la miel de abeja de Agulo o la cochinera de Arure mientras nuestro sector primario agonizaba por falta de políticas eficaces. Nunca fue un problema de recursos económicos lo fue siempre de intereses mezquinos y de voluntad política”.