En la presente semana, el comité local de ASG organiza un curso para profesionales de la construcción, que supone, a juicio de la asamblea local ecosocialista, una utilización perniciosa de la necesidad de formación en el empleo al confundir partido con institución.

El pasado 18 de mayo se anunció en los medios de comunicación que el comité local de ASG organizaría, durante esta presente semana, un curso para afiliados y demás interesados, sobre la tarjeta profesional de la construcción, un requisito indispensable para poder trabajar en el sector público. “Parece lógico que, en un municipio castigado por el desempleo donde hay escasa oferta formativa, se quiera dar la formación, lo que no entendemos, es que esto se impulse desde el partido ASG y no se haga desde el ayuntamiento, donde precisamente ASG gobierna en mayoría” apunta Alejandro García Vera, portavoz de la asamblea local de Sí se puede.

Para la formación asamblearia, los datos de empleo en Vallehermoso son estremecedores, si bien es cierto que han mejorado con respecto al año pasado. Apuntan que esta leve mejoría se debe al Plan Extraordinario de Empleo Social llevado a cabo por el Ayuntamiento y no porque se haya generado una economía productiva.

“Si nos fijamos en las estadísticas de OBECAN (Observatorio Canario de Empleo), durante el mes de mayo, había inscritas en el paro 261 personas, de las que 128 eran trabajadores no cualificados. Ante estos datos, desde el equipo de gobierno tendrían que tomarse medidas para la realización y desarrollos de cursos desde la institución, y no a nivel de partido político, porque esto nos muestra el interés por mezclar partido con institución” añade el portavoz.

García Vera puntualiza “con datos como estos, más que trabajarse como comité local, se debe trabajar desde el gobierno y ofertar cursos en colaboración con otras administraciones y, empresas de formación, con el objetivo de revertir la realidad de la empleabilidad. No cuestionamos la realización de los cursos de formación, cuestionamos las formas en las que se hacen, que nos recuerdan a tiempos en los que el “Partido” se confundía con el “Estado”, y con un tema tan sensible como el empleo debe primar el interés común y no el interés de un partido”.

A su vez, la asamblea local de Sí se puede quiere recordar, que los datos de nivel de estudios por petición de empleo, sitúan al municipio en 155 personas con estudios primarios. “En vez de hacer cursos para garantizar fidelidades políticas, desde el equipo de gobierno de ASG en el ayuntamiento, se debería tener en cuenta todos datos y exigir en las administraciones educativas y laborales que se mejore la oferta formativa y educativa del municipio, para poder mejorar la empleabilidad, evitando que la realización de un curso se transforme en un acto propagandístico” analiza su portavoz.

Para la asamblea local, es llamativo que haya pocos casos de cursos de formación dentro de las diferentes organizaciones políticas a nivel estatal, como puede ser el caso del PP en Dos Hermanas en los años 2011 y 2012, en un ayuntamiento que no gobernaban. Tal y como declara el portavoz, “esta es una manifestación más de la anomalía democrática en la que vivimos en La Gomera. Se busca afianzar aún más un poder personalista que está incrustado en todas las áreas de la vida pública y privada insular: desde cualquier funeral hasta las fiestas populares de la isla. Es el modelo político y socioeconómico que tanto atrasa a los pueblos en donde se instala”.

Tampoco existen referencias para Canarias de partidos que ofrezcan cursos formativos para la ciudadanía general. Sí se suele impartir formación para afiliados para la acción política. Pero este no es el caso. “Quizá ASG pretende apropiarse también de los procesos educativos llevando su presencia hasta los centros educativos. ASG es el gran proveedor, el que pone el maná en nuestra boca. ASG nos facilita la formación. Está presente en nuestros entierros. Está presente en nuestras fiestas. Promueven la dependencia instalándose en la anomalía democrática del poder único. El modelo del atraso allí donde se implanta” enfatiza García.

Por otro lado, hay que señalar que, las políticas de inserción laboral y de formación de los trabajadores llevadas a cabo por el Cabildo, en el que lleva gobernando más de 30 años la misma persona (antes en el PSOE y desde 2015 como ASG), no han llevado a una verdadera mejora de la competitividad y de la formación de los trabajadores. “Lo que no se puede entender, es que se hable de mejorar de la competitividad y de la empleabilidad mediante formación, cuando en la práctica se utilizan los planes de empleo no como una necesidad paliativa de formación y cualificación, sino como un semillero de votos” señala el portavoz.

Desde Sí se puede, se invita al comité local de ASG a que desarrollen esas propuestas desde el gobierno municipal y que impulsen las mejoras que redunden en beneficio de la mayoría, sin caer en estrategias tan zafias y partidistas. “Consideramos que toda acción formativa se debe impulsar a nivel público, facilitando las herramientas: no debe ser sea un partido político el que certifique unas horas de curso, con un claro fin partidista. Nos posicionaremos siempre a favor del beneficio común, no solo en el de unos pocos” finaliza García Vera.