En una visita realizada el pasado domingo 26 de agosto por la asamblea local se recogió la inquietud y el malestar que muestran las personas titulares de los puestos con la gestión del Mercadillo por parte del gobierno municipal.

En una visita realizada al Mercadillo Municipal por parte de la asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey, en compañía del consejero de la formación en el Cabildo Insular, Rubén Martínez, el pasado domingo 26 de agosto, se pudo recoger la inquietud y el malestar que muestran las personas titulares de los puestos con la mala gestión que efectúa el gobierno municipal con este servicio y que pone en serio riesgo la continuidad del mismo.

“El caos que demuestra el gobierno municipal en prácticamente todas sus actuaciones, también ha alcanzado y con fuerza al Mercadillo Municipal, donde la situación está a punto de dar al traste con un servicio que se lleva prestando todos los domingos desde hace más de tres legislaturas y que pese a la desidia del gobierno, es un atractivo turístico de nuestro municipio” declara la portavoz de la formación asamblearia, Sandra Ramos.

“Lo hemos dicho ya en varias ocasiones y la situación, lejos de mejorar, se agrava. A lo largo de la presente legislatura, el funcionamiento del mercadillo ha ido empeorando por la falta de gestión de los gobernantes municipales, pero la situación actual es insostenible. Y no solo lo ha dicho Sí se puede, también la asociación de artesanos Tacalcuse denunció en mayo la falta de respeto, desidia y abandono total que muestra el gobierno municipal con el mercadillo” abunda la portavoz.

Desde la formación recuerdan que precisamente tras la denuncia pública de la asociación fue cuando el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey con su alcalde se reunieron con representantes del mercadillo. “En esa reunión se tomaron una serie de acuerdos que por lo que manifiestan las personas con puestos ha quedado en palabrería” aclara Ramos.

Así, no se ha dotado de nuevo material al mercadillo ni se han dado pasos para adaptar y mejorar la ordenanza municipal del mercadillo para ajustarla a la realidad actual y las demandas que el colectivo solicita y que cumplan los requisitos técnicos y legales.

“Lejos de eso, el Ayuntamiento de Valle Gran Rey ni siquiera ha entregado las cartas de asignación de puestos y no ha habido control de quiénes han ocupado los puestos, observándose muchos puestos libres en la época de verano mientras que hay personas en una lista de reserva esperando a quede un puesto vacante” explica la portavoz de la formación.

En tal sentido, desde Sí se puede se recuerda que, según las ordenanzas vigentes, ningún puesto puede quedar más de dos fines de semanas sin ser ocupado por el titular o sus ayudantes, con el fin de que el ambiente del Mercadillo sea atractivo en cantidad y calidad de productos. “Hay que recordar que la temporada alta turística de invierno empieza en octubre y es ésa la mejor época desde el punto de vista comercial para el mercado. Es injusto que quienes no han estado trabajando por el Mercadillo durante la época más floja, aparezca en cuanto empieza a aproximarse la época de mayores ventas” manifiesta Ramos.

Desde la asamblea local se ha dado traslado de la situación recogida a sus representantes en el pleno municipal para que trasladen las pertinentes preguntas y para que impulsen desde sus cargos cuanta propuesta redunde en el correcto funcionamiento del Mercadillo.

“Estamos hablando de un servicio que es vital para la economía de las personas que explotan sus puestos y muy importantes para sus unidades familiares. Notamos muy poca sensibilidad hacia las personas que han apostado porque todos los domingos la plaza de Lomo Riego sea un atractivo para los turistas y para la gente que quiere ver y adquirir productos artesanos” finaliza su intervención Ramos.