Para la formación ecosocialista, este órgano resulta fundamental para tratar temas de interés como la situación de la Escuela Infantil, la Ludoteca de Navidad 2017 o las deficiencias en el mantenimiento del CEO Nereida Díaz Abreu que han afectado en el comienzo de curso al alumnado y profesorado del centro educativo.

La asamblea local de Sí se puede ha solicitado y propuesto al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey que el Consejo Municipal de Educación se conforme y se convoque a la mayor brevedad para que se normalice su funcionamiento a la mayor brevedad posible y la comunidad pueda ser partícipe de las políticas municipales respecto a los temas relacionados con la enseñanza y la educación.

“Es la tercera vez que solicitamos esto y creemos que ahora que tantas dudas hay sobre el funcionamiento de la Escuela Infantil, la Ludoteca de Navidad 2017 o el servicio de acogida temprana y de tarde, es una oportunidad magnífica para dinamizar este espacio de participación” señala Carlos Hernández, portavoz y concejal de la formación asamblearia en Valle Gran Rey.

“Consideramos que el Consejo Municipal de Educación es el órgano de participación democrática de los distintos sectores de la comunidad, y por lo tanto es el espacio idóneo para conocer, reflexionar y realizar propuestas de mejora de la calidad educativa en nuestro municipio. en todos aquellos temas relacionados con el asesoramiento, consulta, gestión, seguimiento y evaluación de la enseñanza y sus niveles de calidad; estamos en el último trimestre del año 2017 y aún no ha sido convocado” expresa el portavoz de la formación.

Para Sí se puede resulta incomprensible que, a pesar de los patentes y graves problemas que sufren los servicios y equipamientos educativos en el municipio, el grupo de gobierno no haya conformado este interesante espacio de participación pública.

“La Escuela Infantil con problemas de mantenimiento del servicio por escasez de personal, la precariedad con la que se cubren los servicios de acogida temprana y de tarde, las razonables dudas que se ciernen sobre la Ludoteca de Navidad de este año, la paralización de las obras en el nuevo aulario del CEO Nereida Díaz Abreu, el cierre de la Biblioteca Municipal, los problemas de accesibilidad que tienen los centros educativos en el municipio…, el listado es tal que da para muchas reuniones de trabajo, pero el gobierno no parece querer hacer partícipe a la comunidad de la problemática que tiene el municipio en materia educativa” insiste Hernández.

Sí se puede indica que en los estatutos del Consejo Municipal de Educación se señala que el órgano será consultado y podrá elaborar propuestas sobre la participación en el control del dinero que aporte cualquier organismo para construcciones escolares, conservación, mantenimiento, limpieza y actividades complementarias y en general de los gastos en materia educativa, “y sin embargo esto no sucede, nada se sabe de las decisiones que toma el grupo de gobierno en las competencias que el Ayuntamiento tiene en materia educativa ni en las inversiones planteadas en el área”.

Por tal motivo, desde la asamblea local se ha solicitado de nuevo y por tercera vez que se convoque el Consejo. “Notamos claras reticencias para desarrollar más la participación ciudadana por parte del grupo de gobierno. Entienden las opiniones distintas como ataques, se centran más en ver quién da el mensaje que en la información que aporta cualquier propuesta o cualquier crítica. En Sí se puede entendemos que precisamente la participación ciudadana en los asuntos públicos es una de las mayores garantías de éxito para cualquier gestión o proyecto”, explica Hernández.

Para Sí se puede es urgente que se realice la convocatoria del Consejo Municipal de Educación para que se normalice su funcionamiento a la mayor brevedad posible, y que en la primera reunión se trate de forma preferente la situación de la Escuela Infantil, la Ludoteca de Navidad 2017, el servicio de acogida temprana y de tarde, y cuantos asuntos sean trascendentes para la comunidad educativa y la ciudadanía del municipio.