El pasado 4 de diciembre apareció en el BOP el aumento de las retribuciones de la corporación municipal y desde Sí se puede se ha criticado esta política. El alcalde intenta responder a la formación asamblearia, que no a la ciudadanía, dejando muchos interrogantes que Sí se puede quiere aclarar.

La formación ecosocialista no quiere en entrar en dialécticas de acusaciones sinsentido, pero ante las afirmaciones vertidas por Emiliano Coello en prensa, considera que debe haber una justa respuesta. “Pensar que criticar una decisión política es hacer demagogia es un síntoma claro de la cultura política que tiene el alcalde de Vallehermoso” señala Alejandro García Vera, portavoz de la asamblea local.

Sí se puede quiere recordar que la Ley General de Presupuestos del Estado de 2017 (no de 2018 que están en elaboración y no han sido aprobados aún), en su disposición adicional trigésimo segunda establece el máximo que pueden cobrar los cargos públicos, habiendo aumentado este año para las corporaciones locales. Sin embargo, desde la formación se quiere remarcar al alcalde, que la aplicación no tiene porqué ser obligatoria tal y como señala la Ley de Bases del Régimen local en su artículo 75 bis.

“El aumento retributivo no es porque lo obligue la ley de presupuestos, es porque el pleno y, por tanto, el equipo de gobierno, lo decidió, poniéndose el máximo que les permite la ley. El verbo “poder” no es igual a “tener que”. Que no cuenten que es una subida salarial para empleados públicos, porque como cargos electos que son, no son considerados ni personal laboral ni funcionarios” afirma el portavoz

García Vera continúa “aquí lo que sucede es que cuando se critica una decisión política se está acostumbrado a que se tome como un ataque personal y, en este caso, nada más lejos de la realidad. Verdaderamente lo que nos interesa es que se hagan las cosas bien, y no consideramos que subirse los sueldos, con la situación en la que se encuentre el municipio, sea una decisión apropiada. Si el alcalde se lo toma como una ofensa, siempre puede responder a la invitación que le hicimos el año pasado de reunirnos para debatir sobre el municipio, invitación de la que todavía esperamos respuesta”.

“Desde Sí se puede queremos dejar claro – continúa el portavoz -, que la formación también ha realizado propuestas constructivas y ha presentado mociones, que el alcalde declina en llevar al pleno, simplemente porque no tenemos representación. Confunde el alcalde la labor política con la institucional, será porque su partido siempre ha estado en ese limbo. De todas formas, para nuestra formación la democracia es criticar, proponer, denunciar, sugerir públicamente, más allá del organigrama institucional”.

Para concluir García Vera indica “seguiremos con una línea de trabajo que consideramos que es adecuada, pese a quien le pese, pero nunca caeremos en el descrédito personal, porque lo que nos interesa, que hacemos sin cobrar gustosamente, es que el municipio funcione y que los cargos electos, que cobran de nuestros impuestos, hagan lo mejor posible su trabajo. Consideramos que esa labor fiscalizadora a la que no están acostumbrados, ni les interesa, es sana y necesaria para cualquier sistema democrático”.