A pesar de su evidente estado ruinoso, vecinos han detectado con cierta frecuencia la presencia en su interior de niños jugando.

photo_2016-10-05_07-17-18El comité local de Sí se puede en Valle Gran Rey ha presentado en el día de hoy una solicitud en el Ayuntamiento para que de forma urgente se tomen las medidas pertinentes para evitar el acceso de personas al interior del tanque de Abisinia en Vueltas ante su evidente estado ruinoso y el indiscutible riesgo de accidentes.

Según Andrea Witt, portavoz de la formación, “esta infraestructura, que nunca fue puesta en uso, pertenece a Puertos del Gobierno de Canarias, pero entendemos que el Ayuntamiento es el organismo que debe ordenar que se tomen las medidas pertinentes, y mientras, poner todo lo que haga falta para que allí no ocurra ningún accidente que haya que lamentar. Ahora mismo, en este estado, constituye un peligro”.

“Según vecinos de la zona, es relativamente frecuente escuchar voces de niños jugando en el interior de la infraestructura y eso nos parece ya intolerable: salta a la vista que, de un momento a otro, trozos de las paredes o del techo pueden caer, y no queremos que haya ningún accidente que afecte a terceras personas por la dejadez de Puertos del Gobierno de Canarias y del Ayuntamiento de Valle Gran Rey”, explica la portavoz.

Desde el comité local de Sí se puede se recuerda que la demolición de esta infraestructura estaba incluida en alguna fase asociada a las obras de la Zona Comercial Abierta de la Calle Vueltas, pero tal y como señala Witt: “ya sabemos que aquellas obras estuvieron llenas de mentiras, medias verdades y falsedades, y aquí está el tanque para demostrarlo”.

En tal sentido, la portavoz opina “estaría bien saber si el Ayuntamiento, en esas reuniones para determinar los proyectos del Fondo de Desarrollo de Canarias ha podido defender las obras que finalicen esta ZCA o si se ha plegado una vez más a lo que dicten desde el número 2 de la Calle Profesor Armas Fernández”.photo_2016-10-05_07-17-49

Desde la formación ecosocialista se recuerda que en materia de urbanismo se establece como obligación esencial de los propietarios el deber de conservación y rehabilitación, realizando los trabajos y obras precisas para conservar o rehabilitar en ellos las condiciones imprescindibles de uso efectivo y que corresponde al Ayuntamiento declarar la situación legal de ruina, incoando el procedimiento de oficio o como consecuencia de denuncia formulada por cualquier interesado.

“Entendemos que la situación que se da en la entrada del barrio de Vueltas con la presencia de este tanque ruinoso merece ya una solución definitiva y mientras esta no llegue, que al menos evitemos que ocurran accidentes” finaliza su intervención Andrea Witt.